BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

This Is Us, la muerte de Jack y el terrorismo emocional

Finalmente, llegó. El leitmotiv de This Is Us durante casi dos temporadas ha sido cómo murió el patriarca de la familia, el querido y llorado Jack Pearson. Aunque se ha hecho esperar, en el episodio Super Bowl Sunday (S02E14) —qué americana es esta serie— hemos sabido de qué manera se producía el fallecimiento después de un cliffhanger de infarto y las llamas lamiendo la casa familiar.

¡Spoiler Alert! Si no has visto la serie, lee bajo tu responsabilidad y no digas que no te lo advertí.

El angelical Jack (aunque alcohólico en recuperación, que algún defectillo debía tener el buen señor del bigote) sufría un ataque al corazón después de haber inhalado el humo de su casa en llamas y haber salvado a sus hijos (excepto Kevin, que estaba de parranda), su esposa, el fxxing dog y, válgame Dios, hasta los álbumes de fotos.

Debo confesar que, aunque sea un melodrama clásico, esta serie es uno de mis vacíacocos favoritos y les tengo cariño a los personajes pese a ser más buenos que Michael Landon en La casa de la pradera. Sin embargo, llevaba tanto tiempo esperando este momento que, como Mónica Naranjo, no lloré.

Me  comentaban en Twitter con razón que lo de esta serie es “terrorismo emocional” y, aunque viene muy bien para desahogarse (podéis hacer combo con El hombre elefante de Lynch), el esfuerzo para dejarnos jadeantes y con la cara roja es too much Y aguanté como una jabata mientras que, por ejemplo, con la conversación entre Kevin y Rocky (momentazo) parecía Sansa cuando Ned… AY.

La secuencia de la chocolatina fue casi peor que la Boda Roja, con todo lo que sucedía detrás y Rebecca tan feliz, introduciendo las monedas en la máquina. Y ya la escena de “Miguel, lárgate si no eres fuerte que tengo que hablar con mis hijos” fue de las que tensan cada fibra de tu ser antes de partirte en dos.

A pesar de que este efectismo melodramático es lo que consigue que la serie sea un fenómeno en Estados Unidos (este tipo de series lacrimógenas siempre han funcionado muy bien), los guionistas de This Is Us son inteligentes y, aunque llevan las emociones al límite, son capaces de alternarlas con otros momentos más sutiles que suavizan el conjunto, como la escena de futuro entre Randall y su hija.

La pregunta es: ¿una vez resuelta la principal cuestión que mantenía la serie en pie podrán seguir suscitando interés los dramas familiares? Porque me sé de unos cuantos que no aguantan tanta intensidad y se han bajado del carro.

Personalmente, creo que la serie es capaz de seguir ahondando en las heridas emocionales de la familia, aunque mi lado racional me dice que han pasado veinte años y que ya es hora de dejar de hacer la croqueta y madurar.

Pero si los guionistas pensaran como yo nos quedábamos sin los Pearson y, al menos, sabemos que habrá tercera temporada. Además, tenemos ganas de saber si Kate se quedara embarazada, cómo funcionará al bloque de viviendas de Randall y Beth y si Kevin se reconciliará con el amor de su vida.

Qué blanditos somos.

Mis Puntuaciones


Ya sabéis que he escrito un par de libros que esperan ansiosos que les echéis un ojo. Las series de mi vida, donde hablo de ficciones como The Wire, Los Soprano, Mad Men, Breaking Bad y otras joyas que quizás queráis descubrir.

 

O, si lo preferís, fantasía oscura y terror con deseos, obsesiones, viajes en el tiempo y un lugar más allá del tiempo y el espacio llamado Araneida.

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.