BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Homeland, una de las mejores series en emisión

Homeland no murió tras su tercera temporada. Al revés, aprendió de sus errores para consagrarse como uno de los dramas/thrillers políticos más apasionantes que se emiten en la actualidad. La historia sobre la dualidad moral de un prisionero político, un remake de la fantástica serie israelí Hatufim con la que se inauguró esta ficción, ha dejado paso a la complejidad de las relaciones políticas internacionales de Estados Unidos y las alcantarillas del espionaje, plasmando de una manera actual las diferentes manifestaciones del terrorismo y la lucha contra él.

Una de las bazas de Homeland, al igual que ocurría con The Good Wife, es la capacidad de simbiosis entre realidad y ficción. La actualidad informativa, los conflictos internacionales, la manipulación de los medios de comunicación y la división ideológica están patentes en cada una de sus temporadas. Si en la cuarta se centró en la lucha terrorista en Afganistán y Pakistán (con alguna de las escenas más brutales de la serie), la quinta dio un salto de calidad para convertirse en una historia de espionaje clásico en Berlín, menos efectista y más sutil, a la manera de las novelas de Graham Green, con un personaje extraordinario: Allison Carr, interpretado por Miranda Otto.

La sexta temporada ha devuelto la acción a la madre patria, con una historia de conspiración donde se han dado la mano la política del odio, la xenofobia tras el 11-S, YouTube, las redes sociales y un cabo suelto: la presidenta electa de Estados Unidos. Las predicciones sobre la victoria de Hillary Clinton no resultaron como se esperaban, y en este sentido Homeland se ha descolgado de la actualidad. Sin embargo, y pese a un inicio de temporada un tanto irregular y poco veraz (sobre todo en cuanto a la locura de Quinn en casa de Carrie), la segunda mitad ha sido altamente eficaz y emocionante, con algunas escenas brillantes de espionaje y la paranoia de Elisabeth Keen (estupenda Elizabeth Marvel), aislada en su torre de marfil sin saber en quién confiar. (Atención, spoilers)
El cliffhanger con el que se cierra la temporada, a diferencia de años anteriores donde las historias han sido autoconclusivas, tiende un puente muy interesante de cara a la séptima y establece las bases en las que Homeland brilla más: la conspiración dentro de casa, las traiciones a puerta cerrada y el destino incierto para Carrie y Saul, con una presidenta que, a pesar de su ideología, puede convertirse en un agente caótico y despótico debido a la inseguridad y el miedo. Además, la lucha de Carrie por recuperar a su hija, otorga a la serie un componente emocional que ha funcionado a la perfección.
Asimismo, obviar la bipolaridad (que en ocasiones hacía que la actuación de Danes se balancease al borde de la sobreactuación y que constituía el cliché «inteligente pero loca») ofrece un nuevo rumbo y elimina los tics más desgastados de la serie. Con Quinn fuera de juego —el fin para este personaje ha sido una decisión correcta, ya que su faceta «depresiva» hubiera constituido un lastre de alargarse—, Homeland puede centrarse en el binomio Saul-Carrie unidos en el mismo bando, ofreciéndonos más escenas de una de las relaciones más carismáticas de la tele.
Big Little Lies y 13 Reasons Why
Como me voy de vacaciones un par de semanas y no actualizaré el blog (cuando regrese hablaremos sin falta de la despedida de Girls), os comento algunas impresiones sobre dos series que he visto últimamente: Big Little Lies y 13 Reasons Why. Pese a que me lo he pasado bastante bien con la serie protagonizada por Nicole Kidman, y he sentido escalofríos con la trama de violencia machista, lo cierto es que de nuevo se vuelve a caer en personajes femeninos estereotipados: mujeres florero, desesperadas e histéricas, que actúan de una forma bastante inverosímil en cuanto a la resolución de conflictos y con quienes es harto difícil empatizar, mientras que los maridos (excepto ya sabéis quién) representan la estabilidad y el control. Eso no quiere decir que la serie no esté bien: es entretenida y los episodios pasan volando. Pero es importante que aprendamos a mirar los personajes femeninos con ojo crítico a fin de no perpetuar una falsa imagen de la mujer. 
Respecto a la nueva serie de Netflix tengo sentimientos encontrados. La historia, con su toque vintage de cassettes y drama adolescente, engancha y hace caer en el binge-watching. Sin embargo, adolece de un exceso de metraje y, una vez que la acabas, tienes la impresión de que las primeras historias son de relleno, menos fundamentales y decisivas para la resolución del conflicto que las últimas. Es una serie «teen» que, aunque trata temas importantes como el acoso escolar o el suicidio, están dibujadas con cierta superficialidad, pensadas para un target joven más que para un espectador adulto y exigente. Que todos sean guapitos y guapitas tampoco ayuda mucho a la verosimilitud de la historia. Eso sí, como vacíacocos funciona a la perfección.
Bueno, amigos. En un par de semanas nos vemos para llorar la despedida de Girls. Pasadlo bien y relajaros. ¡Nos vemos a la vuelta!

Nota en Mis Puntuaciones

Ya sabéis que por un módico precio tenéis a vuestra disposición Las series de mi vida, donde disecciono algunas ficciones con la que he disfrutado muchísimo como Doctor en Alaska, Twin Peaks, Los Soprano, Mad Men o Breaking Bad.

Y esperando que os sumerjáis en bosques oscuros, viajes en el tiempo y magia, Araneida sigue brillando al son de una pretérita canción.

31 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Homeland y The Americans: esas dos grandes y maravillosas series, tan abandonadas por el público en general…
    Y los haters de Homeland son abominables…

    11 abril 2017 | 10:29

  2. La última temporada me está costando. :'(

    11 abril 2017 | 10:33

  3. Dice ser A ver series

    La segunda y la tercera fueron flojas, pero después es una de las que más disfruto. Es inteligente, con grandes actuaciones y muy entretenida. Me encanta. The Americans es una MARAVILLA. Qué pena que no la vea mucha gente.

    11 abril 2017 | 10:35

  4. Dice ser A ver series

    Arranca un poco más lenta, pero concluye muy bien. Continúa, que te gustará.

    11 abril 2017 | 10:36

  5. Dice ser Cristi Alonso

    Yo he decidido dejar de seguir la página de Homeland aquí en facebook, ayer me hicieron el megaspoiler. Que digo yo que se podrían esperar un par de días, o todo el mundo en USA puede verla en directo??

    11 abril 2017 | 10:43

  6. Dice ser A ver series

    Yo no sigo páginas de series para que no me ocurra justo eso. Es muy usual.

    11 abril 2017 | 10:44

  7. Dice ser Cristi Alonso

    Pues me lo he comido de pleno jajaja, ay

    11 abril 2017 | 10:49

  8. Pues la retomaré…porque fui de los que abandonó en la tercera.

    11 abril 2017 | 10:51

  9. Dice ser Toñi Arroyo

    Comparto tu opinión, es de lo mejorcito que hay hoy en día, a pesar del final de temporada que me ha matado

    11 abril 2017 | 11:00

  10. Dice ser A ver series

    Ha sido intenso. sí 😉

    11 abril 2017 | 11:01

  11. Dice ser A ver series

    No veas la tercera. Empieza por la cuarta y disfruta!

    11 abril 2017 | 11:02

  12. Pues tendrian que ver the americans

    11 abril 2017 | 11:10

  13. Dice ser A ver series

    Otra serie imprescindible. Me fascina

    11 abril 2017 | 11:12

  14. Dice ser Monica Sangrador

    Pues tendré que remendar ese error 😉 programada para el verano que llevo unas cuantas temporadas de retraso….

    11 abril 2017 | 11:16

  15. Dice ser A ver series

    Ya verás, querida Mónica. Es apasionante. Y cada temporada muy diferente entre sí 😉

    11 abril 2017 | 11:26

  16. Dice ser Monica Sangrador

    Te creo te creo 😀

    11 abril 2017 | 11:28

  17. Dice ser Xavi Carceller

    Esta última temporada es de 5 estrellas

    11 abril 2017 | 15:45

  18. Dice ser A ver series

    Me gustó más la de Berlín, pero esta ha estado muy bien también 😉

    11 abril 2017 | 15:48

  19. Dice ser Raimundo Rubio

    Billions es más real.

    11 abril 2017 | 16:20

  20. Dice ser A ver series

    Quizás la retome en algún momento.

    11 abril 2017 | 16:35

  21. Dice ser Panfilo

    Concuerdo en que no es necesario hacer ver a Carrie como una psicótica para que sea un personaje, aqui ha estado mas equilibrada y la serie en general gana puntos con esto.

    Ya sin Peter pues la serie entra en su recta final donde nos queda el duo original y su desenlace.

    11 abril 2017 | 16:52

  22. Totalmente de acuerdo con el artículo y el titular. Yo la sigo desde el principio y jamás se me paso x la cabeza dejarla jejeje

    11 abril 2017 | 19:26

  23. me temo que cometí un gran error jajaja

    11 abril 2017 | 20:01

  24. Dice ser Alex

    Tengo que retomar esta última temporada de Homeland, que abandone porque su comienzo no me convencía del todo, pero tras leer lo que dices tengo que darle una segunda oportunidad

    Lo que me sorprende es tu opinión sobre Big Little Lies, en la que parece que te has quedado en la superficie de lo que cuenta, cuando es una de las series más interesantes sobre mujeres y la violencia de todo tipo que gira en torno a ellas (y no sólo en la historia más obvia), además de que parte de estereotipos a los que se van añadiendo capas de complejidad y en donde ellos, los maridos, distan muchos de ser dibujados la estabilidad y el control.

    11 abril 2017 | 21:15

  25. Dice ser A ver series

    Hiciste bien _

    12 abril 2017 | 06:21

  26. Dice ser A ver series

    Es muy fácil enmendarlo. Además, lo vas a pasar genial.

    12 abril 2017 | 06:22

  27. Sí, creo que a base de repetir el tic se ha vuelto un cliché (aparte del de “inteligente pero loca”). El personaje gana en profundidad cuando desarrolla otros aspectos de su personalidad. Vamos a ver cómo enfocan la séptima temporada, pero de momento pinta muy interesante. Un abrazo!

    12 abril 2017 | 08:22

  28. Hola Alex. De hecho, como comento en el artículo, el comienzo de la temporada me pareció bastante irregular, pero después gana mucha intensidad. Está bien que le des otra oportunidad (aunque me sigo quedando con la anterior temporada).
    En cuanto a lo que comentas de Big Little Lies, creo que para una mujer es muy difícil empatizar con esas histéricas. No creo que el revanchismo con el que actúan sea el denominador común de las madres (estas están locas y desesperadas, como cierta serie pero sin humor). Hay otras muchas maneras de actuar frente al acoso escolar. De hecho, me cuesta creerme casi todas las historias excepto la de Nicole Kidman, que sí muestra de forma compleja el problema de la violencia machista y de la reacción de la mujer. Sin embargo, la trama de Jane me resulta muy impostada, así como su resolución, que es un deus ex machina en toda regla. Y el final tampoco me convence. Según me comentaron, en el libro Bonnie sufre maltrato de su padre y de ahí su reacción, pero en la serie parece que sale de la nada (cuando tampoco tiene especial amistad con las otras mujeres). En fin, que para mí sí se queda un poco en la superficie. Me ha gustado, pero no la considero una serie de diez. Un saludo y gracias por las impresiones!

    12 abril 2017 | 08:33

  29. Dice ser Cesar

    Hola Cecilia, sin intención de hacer spam, en otra web (puesto en mi nick) en los comentarios impresiona ver cómo son diferentes aquí con la otra.

    13 abril 2017 | 11:33

  30. Dice ser Alex

    Personajes femeninos estereotipados en Big Little Lies? En serio piensas eso? Ocurre todo lo contrario!

    Sólo puedo estar de acuerdo con el análisis de 13 Reasons Why.

    La última temporada de Homeland me ha parecido la más floja. FOX estira demasiado las series (TWD) hasta incluso resucitarlas (Prison Break).

    04 mayo 2017 | 10:37

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.