BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Archivo de marzo, 2017

This Is Us, el melodrama sigue funcionando

Cuando se estrenó This Is Us las redes sociales comenzaron a llenarse de apelativos como «gran drama», «obra maestra», «maravilla sin parangón» y lo cierto es que a mí el piloto me dejó bastante fría. Reconocí en ella todos los clichés de las series melodramáticas que había visto desde mi infancia como La casa de la pradera o Autopista hacia el cielo, donde se apela a los sentimientos de una manera muy convencional, los personajes son estereotipos con patas y se usan recursos como un ser querido que se pone enfermo y/o está al borde de la muerte o peleas familiares que al final se resuelven de una manera edulcorada gracias a la bondad de sus protagonistas.

This Is Us conoce los recursos del melodrama y los emplea muy bien, pero con ciertas cualidades como su estructura o su banda sonora que la convierten en un producto mejor acabado. Sin embargo, como sus antecesoras, sigue al cien por cien las características de su género: es lacrimógena y todos los personajes (además de algo planos) poseen un gran corazón y se desviven por sus seres queridos. ¿Resulta previsible? Sí. ¿Sigue funcionando y enganchando a las grandes audiencias? Por supuesto.

No nos engañemos: This Is Us no es una serie de HBO o AMC. No es un drama complejo y narrativamente sofisticado. Es una serie de NBC para un público generalista. Y es droga. Porque a pesar de verle las costuras y reconocer la intención de hacernos llorar, no puedes evitar que se te haga un nudo en la garganta donde ellos quieren. El melodrama sigue funcionando. 

Lee el resto de la entrada »

De Sex and the City a Girls: la evolución de los personajes femeninos en la Edad de Oro de la televisión (2ª parte)

Todos tenemos en mente esta imagen: un hombre entra en casa tras un largo día de trabajo. Su mujer (perfectamente peinada, maquillada y vestida) lo recibe con una sonrisa en los labios y un «¿has tenido un buen día, cariño?». La suculenta cena termina de hacerse en el horno. El marido se deja caer en el sofá mientras ella le sirve una copa. Los niños revolotean alrededor un momento y van a acostarse sin armar demasiado jaleo. Este es el estereotipo de la buena esposa en los años 50, un modelo tan irreal como imperante que, sin embargo, sigue calando a la hora de construir personajes femeninos, aunque en la actualidad con una vuelta de tuerca: centrándose en la insatisfacción o frustración femenina. 
Lee el resto de la entrada »

De Sex and the City a Girls: la evolución de los personajes femeninos en la Edad de Oro de la televisión (primera parte)

Desde que Carrie Bradshaw irrumpió en nuestras pantallas con su colección de manolos y sus «brunch», donde hablaba sin tapujos de sexo con sus amigas, ha pasado la friolera de dieciséis años. Aunque Sex and the City (HBO, 1998) supuso una revolución al tocar temas como la masturbación, el sexo anal, los tríos, el lesbianismo, el fetichismo de pies e, incluso, la lluvia dorada, lo cierto es que en la serie seguía subyaciendo una idea arcaica y algo machista: sin un hombre la vida es triste, aunque te lo pases de muerte sorbiendo cosmopolitans.
Ni siquiera la llegada de la televisión por cable, donde las cuotas de los suscriptores liberaron del yugo a los guionistas —atados a convenciones políticamente correctas—, supuso un giro radical en la imagen de la mujer que proyectaba el medio. Desde luego significó un soplo de aire fresco, pero no un cambio significativo.
Lee el resto de la entrada »