BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Narcos, la increíble (pero cierta) historia de Pablo Escobar

narcos_netflixAunque no me apetecía mucho por la temática, hace unas semanas comencé a ver Narcos, la nueva serie de Netflix basada en la vida de Pablo Escobar. Reconozco que no conocía en profundidad la historia del famoso narcotraficante y este desconocimiento me ha llevado a quedar anonadada ante los sucesos que se relatan y la propia figura de Escobar, un hombre de orígenes humildes que consiguió en pocos años convertirse en uno de los personajes más ricos del mundo gracias a sus diabólicos métodos y falta de escrúpulos, poniendo en jaque a una nación entera.

Como siempre sucede, la realidad supera a la ficción. Tanto es así que, a su lado, Tony Soprano, Walter White o Vic Mackey parecen auténticas nenazas. Además, la complejidad psicológica de Escobar, que lo llevó a ayudar a los pobres al mismo tiempo que ejercía su tiránico poder, lo convirtió en una figura tan controvertida como mesiánica: un Robin Hood de doble rostro, capaz de lo mejor y lo peor. Si, como yo, desconocéis los detalles de la vida de don Pablo Emilio Escobar Gaviria, creedme: tenéis que verla. (Podéis leer tranquilos, SPOILERS FREE)

Aunque Narcos no llega a ser una ficción sobresaliente debido a una serie de errores de planteamiento, que analizaremos a continuación, y a una cierta carencia de estilo, su verdadero interés reside en hacer llegar al gran público el retrato de este personaje hiperbólico, la génesis del cartel de Medellín y, por extensión, lo que supuso el nacimiento del tráfico internacional de cocaína, que llevó a que Colombia fuera tomada literalmente por un ejército de mafiosos que defendían sus intereses a base de «plata y plomo», y que obligó a Estados Unidos a desplegar sus alas sobre el país.

El piloto y la primera mitad de la serie son trepidantes. El estilo narrativo, con la voz en off que contextualiza la época y presenta a los personajes principales, recuerda al Scorsese más dinámico de ‘Casino’, retrotrayendo al espectador a los años 80, una época donde los métodos para cercar delincuentes eran bastante rudimentarios en comparación con los actuales. De esta manera, el arranque crea una fascinante atmósfera de anticipación, que hace que sonriamos con deleite mientras nos acomodamos en nuestros sillones, preparándonos para asistir a una historia de caza sorprendente y, lo más importante, verídica:

«Hoy, el gobierno de Estados Unidos puede escuchar todo lo que digas. Sabe dónde estás, con quién hablas, y, créeme, con quien jodes. Si enciendes un móvil o un ordenador, estás perdido. Pero en la Colombia de 1989 no era tan fácil».

Para reforzar la veracidad de la historia, el montaje emplea imágenes documentales (fotografías y vídeos de los asesinatos, atentados, políticos y del propio Escobar y otros señores de la droga), que consiguen un tono documental muy efectivo. Y, sobre todo, constatan que los hechos relatados, en ocasiones tan descabellados e increíbles, sucedieron en realidad pese a algunos elementos ficticios. De hecho, la serie comienza con esta advertencia: «El realismo mágico se define como un entorno realista y detallado que se ve invadido por algo que resulta difícil de creer. No por nada el realismo mágico nació en Colombia». Pero los sucesos no fueron mágicos. Fueron una dura y sangrienta realidad.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=U7elNhHwgBU[/embedyt]

Perspectiva fallida

A pesar de lo impactante y desorbitada que es la historia, el guion de Narcos no llega a ser redondo debido, fundamentalmente, a dos aspectos: un desequilibrio de calidad entre la historia del narcotráfico, que es potente y está muy bien hilada, y la de los agentes de la DEA y el ejército colombiano, que carece de la fuerza suficiente para equilibrar la balanza. Si a este punto añadimos una falta de mirada autoral en la dirección y un cierto caos narrativo en la segunda mitad de la temporada, tendremos los elementos que debilitan la narración.

El primer punto es, quizás, el más relevante. Frente a la fascinación que ejerce el retrato de Escobar, los antagonistas quedan desdibujados. Sus descafeinados caracteres y su historia, carentes de interés, restan tensión a la historia debido a que en ningún momento sentimos que puedan ejercer oposición a la espiral de violencia a la que se enfrentan. Este hecho es todavía más evidente al estar contada la historia desde la perspectiva de Steve Murphy, el agente de la DEA, que constituye un error de planteamiento. Quizás sucediera así en la realidad, pero en una ficción, aun basada en hechos reales, necesitamos sentir la tensión de la caza con la que nos engancharon al principio.

Al contrario que los olvidables agentes de la DEA, tanto Escobar como algunos de sus hombres (mención especial merecen Roberto Urbina como Fabio Ochoa y Alberto Ammann como Pacho Herrera), poseen un gran carisma que diluye todavía más el de sus adversarios. Asimismo, tampoco se puede obviar un detalle que, aunque personalmente no me molestó demasiado, es un elemento a tener en cuenta y que puede lastrar el visionado de la serie en versión original: la elección del brasileño Wagner Moura como protagonista. Aunque es innegable la preparación del actor y su parecido físico, la pronunciación un tanto robótica, sin fluidez, disminuye la veracidad interpretativa para el público hispanohablante y desluce el resultado final.

Aun así, Narcos es una serie notable, muy interesante para profundizar en esta figura demencial de la historia del crimen internacional, cuya deriva os dejará (igual que me sucedió a mí) con los ojos como platos. La segunda temporada se estrenará en 2016.

PD: Si os gustan los insultos cañís, Narcos os dará una buena retahíla: ¡gonorrea, malparida, hideputa!

Nota en Mis Puntuaciones

Ficha técnica

Título original: Narcos
Creada por: Chris Brancato, Eric Newman, Carlo Bernard
Dirección: José Padilha
Cadena: Netflix
Año de creación: 2015
Temporadas: 1 (10 episodios)

Cecilia García Díaz es autora de ‘Araneida, la fortaleza de los deseos’, una novela de fantasía oscura y terror. Hasta el 31 de octubre solo 0,99 € en Amazon. 

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Nacho Macho

    De acuerdísimo en absolutamente todo. Al parecer, la idea de los creadores de la serie es ir saltando de Cártel en Cártel en las sucesivas temporadas, mostrando a más “Narcos Célebres”. Si se marcaran un “Narcos” a la gallega, el tema podría ser mítico.

    13 octubre 2015 | 10:47

  2. Dice ser panfilo

    Que bueno que te haya gustado mi estimada Cecilia, es una de las mejores series del año con sus adeptos y detractores como toda serie que se respete.

    Te cuento que los hermanos colombianos están divididos con la serie, a unos les gusto mucho y otros han criticado mucho el tema de los acentos de los actores, es verdad que se ve muy forzado el de Wagner Moura pero para mi fuera de eso me pareció que hizo un trabajo estupendo.

    A mi en lo personal si me gusto que haya sido narrada desde el punto de vista de la DEA y no el cartel, pues aca en Sudamérica estamos hartos de las novelas en donde lejos de hacer critica se hace apología descarada al mundo del narcotrafico.

    No esta de mas como ya lo hiciste en el presente post una reflexion acerca del personaje de la vida real, sin exagerar pienso que no es descabellado poner a Escobar al lado de los peores psicópatas que haya tenido este mundo,daño para siempre la imagen de Colombia, uso tanto a ricos y pobres para sostener su cartel y de haber tenido el poder que tuvieron Hitler, Franco, Stalin etc habria sido incluso hasta peor, como anecdota tragica empezo su carrera delictiva en mi pais Ecuador en los 70 viniendo a comprar quimicos para preparar la cocaina.

    Para terminar este comentario, te recomiendo encarecidamente dos libros biográficos que de seguro te gustaran mucho, el uno es “La parábola de Pablo” y el otro se llama “amando a Pablo y odiando a Escobar” que te ayudaran a profundizar mas sobre este siniestro personaje ademas de una telenovela de factoría colombiana llamada “el patrón del mal” de 113 episodios y que te cuento que es mucho mejor que la serie de Netflix, no pierde el tiempo en tramas como la de la DEA, y esta llena de esas groserías que tanto te desbarataron en Narcos jajaj.

    Un abrazo

    13 octubre 2015 | 16:48

  3. Sí que podría ser interesante, sí… La verdad es que, en parte, me fastidia la fascinación que pueden ejercer en nosotros estos psicópatas sin escrúpulos. Cuando son de ficción siempre tienes la sensación de que lo que te está haciendo disfrutar es ficticio, pero cuando sabes que es en serio empiezas a cuestionarte cosas :S Por otra parte, está bien conocer los hechos. Es parte de la historia y está bien saber hasta qué punto puede llegar el hombre por alcanzar poder y dinero. Me pone los pelos de punta. ¡Veremos cómo sigue la historia! Un abrazo, Nacho.

    14 octubre 2015 | 09:30

  4. Hola Panfilo! Qué bueno tenerte por aquí otra vez. ¿Te acuerdas que me recomendaste la serie? Es uno de los factores que me impulsó a verla, saber que te había gustado 🙂 Todo lo que me cuentas es muy interesante. Buscaré los libros que me dices. Pero, sobre todo, me gusta que reflejes lo que sucede en Sudamérica con el tema del narcotráfico en cine y televisión. Conozco lo que sucede en México (imagínate que son como santos o mártires y así los tratan) y comprendo que, por ese motivo, la perspectiva elegida te parezca adecuada. ¡No lo había pensado así! Sin embargo, la historia de a DEA debería estar mejor desarrollada. Si hubiera sido así, el punto de vista podría verse como un acierto.
    Mi amigo Lorenzo Mejino (autor del blog Series para Gourmets que te recomiendo) ya me había hablado de El patrón del mal, pero creo que me veo incapaz de enfrentarme a 113 episodios, jejeje, aunque lo de los tacos (groserías, como tú dices), me tira bastante. ¿Sabes que le decía a mi marido gonorrea, malparida y nos partíamos? Qué bueno! Un beso fuerte y hasta la próxima. Oye, cuéntame que estás viendo. ¿Mr Robot? ¿In Treatment? Saludos!!

    14 octubre 2015 | 09:38

  5. Dice ser panfilo

    Respecto de la trama de la DEA, es como se dice en internet, “gringos siendo gringos”, y me temo que en la segunda temporada esto se va a intensificar.

    Ojala tengas te animes a ver el patron del mal, es una novela con producción de primera. Te cuento que me puse con I Robot, y pronto estare por ahi dándote mis impresiones.

    Un abrazo grande

    14 octubre 2015 | 18:22

  6. Me gustó mucho la primera. Claro que la veré!

    02 septiembre 2016 | 13:45

  7. Dice ser A ver series

    A mí no me pareció del todo sobresaliente sobre todo por la parte de los agentes de la DEA, que es más irregular. Sin embargo, todo lo concerniente a Pablo Escobar me impactó y gustó mucho. Tengo ganas de ver cómo sigue la historia 🙂

    02 septiembre 2016 | 13:48

  8. La historia y la fotografía es tremenda pero es verdad que al conocer su historia en 120 cap en El patrón del mal, esta serie no me llena tanto

    02 septiembre 2016 | 15:36

  9. Dice ser A ver series

    No la he visto, pero otras personas me dijeron lo mismo, que El patrón del mal era mejor serie. Si no conoces la historia de Pablo Escobar Narcos impacta mucho más.

    02 septiembre 2016 | 15:44

  10. Dice ser A ver series

    Claro! No es una pasada absoluta pero es muy entretenida. Y la historia de Escobar te deja flipando 😉

    02 septiembre 2016 | 18:14

  11. Dice ser Nazaret Perenzo

    Me da pereza esta serie… Y mira que he leído cosas buenas de ella.
    No sé.

    02 septiembre 2016 | 19:27

  12. Dice ser A ver series

    No es una obra maestra pero es muy entretenida. Anímate!

    02 septiembre 2016 | 19:48

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.