‘The Shield’, la moral en la cuerda floja (segunda parte)

shane_vic_theshieldEl dramatismo que hace de ‘The Shield’ una de las mejores series de la televisión se va forjando a fuego lento, dentro de una espiral de tramas que en ocasiones pecan de enrevesadas, con giros argumentales imprevisibles y que sorprenden (y marean) en igual medida al espectador. De hecho, el mayor defecto que podemos atribuirle es un exceso de historias secundarias que no aportan demasiado a la principal, y que convierten algunos episodios en procedimentales donde la narración de fondo apenas se desarrolla, prolongando innecesariamente la serie.

Sin embargo, esta capacidad de transportarnos por vericuetos insospechados, hacer fintas en las fintas y dejarnos literalmente colgados del abismo es también su mejor baza. Shawn Ryan y su equipo son maestros en el arte de los «cliffhangers». Cada episodio de ‘The Shield’ nos deja con ganas de saber más y, en numerosas ocasiones, con un gesto de asombro en la cara por lo imprevisible de los acontecimientos. Pero no puedo dejar de recalcar que, un poco más cohesionada, ‘The Shield’ podría haber sido absolutamente redonda. (Atención, SPOILERS)

De hecho, cuando echas la vista atrás, muchas de las historias procedimentales se han desvanecido de nuestro recuerdo, dejando lugar a los hechos importantes que van a desencadenar la tragedia final. E, incluso personajes que tuvieron fuerza, como la capitana Monica Rawling (grande Glenn Close) en la cuarta temporada, quedan desdibujados y solo se recuerdan como parte integrante del significado final. Esto es: la imposibilidad de cambiar el sistema y la supervivencia de los más despiadados. ‘The Shield’ juega así en dos ligas: las tramas menores y episódicas, con un villano de temporada, donde peca de dispersión, y la historia de fondo, que logra atrapar al espectador con sus impactantes hechos y conducirlo hacia delante en una carrera desesperada.

Incluso la quinta temporada, que me parece estupenda debido al duelo de las maquiavélicas inteligencias de Vic y Kavanaugh, no es sino una manera de demorar el esclarecimiento de la muerte de Lem y la desintegración final del grupo anteponiendo un nuevo obstáculo. A pesar de eso, la quinta temporada acentúa todavía más, si cabe, esa dureza argumental que no nos permite posicionarnos de parte de nadie. Kavanaugh es sibilino y sus métodos son tan deleznables como los de Vic. En su disputa aflora la soberbia y la lucha se convierte en un juego de machos alfa por ver quién la tiene más grande. Sin embargo, la gran pregunta de la serie continúa planteándose con fuerza: ¿Es necesario un tipo amoral como Kavanaugh para cercar a Vic y hacerle pagar por sus crímenes? ‘The Shield’, aun prolongándose excesivamente en el tiempo, no pierde el rumbo.

Un trayecto demoledor

La derrota de Kavanaugh, que se produce a la mitad de la sexta temporada, clarifica un aspecto relevante: la casi imposibilidad de encontrar un rival para Vic. Las piezas de ajedrez están sobre la mesa y la explosión final está a punto de producirse. Sobre Vic pende un retiro forzoso y la amistad con Shane está a punto de saltar por los aires. El final de la sexta temporada prepara al espectador para uno de los viajes más agotadores y demoledores que he visto nunca. Ya sabíamos de lo que era capaz Shane cuando se sentía acorralado (¡una granada!), pero, aún así, no estaba preparada para lo que vendría. ‘The Shield’ siempre encuentra la manera de superarse a sí misma, de ir un paso más allá y de hacer que nos mesemos los cabellos con furia.

shane_vic_theshield2

Así sucedió con la séptima temporada, una huida hacia delante, una carrera demencial hacia el abismo donde incluso un personaje tan desagradable como Shane (un chulo con placa, un fanfarrón, un embustero empedernido, un asesino) se convierte en un personaje trágico que, en su locura, arrastra con él a seres inocentes. El dramático periplo de Shane con Jackson enfermo, Mara herida y embarazada, es una de las historias más tristes que he visto nunca. «¿Crees que cuando sea mayor me casaré con una princesa?», dice Jackson, mientras Shane cierra los ojos con el veneno en el bolsillo, en una conmovedora actuación que nos hace derramar lágrimas amargas en el último episodio, “Family Meeting” (S07E13).

«¿Cuánta memoria tiene eso?»

Y antes de conocer el destino de Shane, “Possible Kill Screen” (S07E12) nos ofrece una de las mejores escenas de la serie: la de la confesión de Vic tras la obtención de la inmunidad. La serpiente vuelve a conseguirlo dejando a Ronnie Gardocki a su suerte, demostrando una vez más su egoísmo e hipocresía. El castillo puede desmoronarse a su alrededor, pero Vic solo es fiel a sí mismo. Los ojos cerrados, un suspiro. Unos segundos de silencio que parecen eternos mientras pone en orden sus ideas. Luego, la demencial lista de crímenes tras confesar el más importante, el que nos devuelve al inicio en un brillante cerramiento de círculo: el asesinato de Terry, que se plasma en pantalla mediante un potentísimo plano detalle de su boca. «¿Cuánta memoria tiene eso?», espeta Vic en una devastadora réplica dirigiendo su mirada a la grabadora.

La confesión constituye un espléndido resumen de las andanzas del equipo de asalto y de la serie misma: cómo se quedan con la droga en los allanamientos para ponerla en circulación asociándose con narcotraficantes y bandas; la imposibilidad de Aceveda y Kavanaugh de probar que fue Vic quien disparó a Terry con la pistola de Two-Times; el dinero robado a la mafia armenia, la conciencia de Lem, las subsiguientes peleas, la suerte de Margos, la granada, la tortura y muerte de Guardo Lima… Mientras tanto, Claudette lo observa al otro lado del cristal sin poder hacer nada ya, con el consiguiente derrumbamiento en el pasillo, lanzando acusaciones sin sentido a Dutch, presa de la impotencia y la sinrazón que le provoca su enfermedad.

El gran final

Creemos que los fuegos artificiales han llegado a su máximo apogeo y, a estas alturas del episodio, no tenemos claro si Vic será castigado por sus crímenes y traiciones. Sin embargo, Ryan todavía guarda parte de la artillería pesada: la lectura de la carta de Shane manifiesta, en una sola línea, la relación entre ellos: «Los culpables éramos nosotros, Vic y yo. Vic mostraba el camino, pero yo siempre lo seguía. No creo que ninguno fuera peor que el otro, pero cada uno hizo del otro algo peor de lo que era por separado. Desearía no haberlo conocido» (¿no os recuerda a ‘Breaking Bad’?). Luego, Claudette, el último resquicio moral al que aferrarnos, pone encima de la mesa las fotos de Mara y Jackson, muertos en la cama, en uno de los momentos televisivos más intensos que jamás se han filmado.

Mientras tanto, Ronnie, el gran damnificado de la historia, que creyó hasta el final el cuento de los mosqueteros, es detenido por Ducth frente a sus compañeros. «¿Por qué?», dice Ronnie. «¡Por los últimos tres años!», contesta Dutch, más enojado de lo que lo hemos visto nunca. Y mientras Ronnie forcejea, desesperado, lanzando improperios contra Vic, Claudette le dice con desdén: «Ahora puedes marcharte». De repente la escena cambia. El sucio ambiente de la comisaría se transforma en elegantes pasillos blancos. Un cubículo para Vic. Dejar la pistola y la calle. Ponerse un traje. Ocho horas frente al ordenador. La inmunidad se convierte en su peor cárcel.

De su familia solo quedan las fotos sobre el escritorio. Sin amigos, familia ni arma Vic parece derrotado. Sonreímos ante su suerte. Pero, en un giro magistral, cuando parece que el león ha sido tumbado, Vic saca una pistola del cajón y se la guarda. Un gesto resolutivo en la mirada cuando se pone la chaqueta. Sabemos que piensa: «Si creéis que me habéis vencido, todavía no habéis visto nada». Vic jamás se rinde y, de una manera u otra, volverá a las calles e intentará recuperar a su familia. Un final impactante, coherente y agridulce. El mejor que podían haber escrito.

Nota en Mis Puntuaciones

Ficha técnica
Título original: The Shield
Creada por: Shawn Ryan
Género: drama criminal
Cadena: FX
Año de creación: 2002
Temporadas: 7 (88 episodios)

Cecilia García Díaz es autora de ‘Araneida, la fortaleza de los deseos‘, una novela de fantasía oscura y terror

19 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lledó Horne

    Y los sufridores en casa? XD
    Mencanta que te haya gustado… A mi personalmente me dejó bastante fría el final pero eso no quita que no haya disfrutado la serie como una loca fanática… Y ahora la siguiente cuál es?

    05 marzo 2015 | 09:55

  2. Dice ser AlbertoNahum

    Jo, solo de recordar lo de Shane me emociono. A mí me sigue pareciendo el mejor capítulo final de una serie (aunque, obviamente, no he visto todas las series del mundo). Qué bueno recordarla contigo.

    Solo discrepo (siempre nos pasa, jeje), en esto: “la imposibilidad de cambiar el sistema y la supervivencia de los más despiadados”. Creo que precisamente esa frase, que sería aplicable a “The Wire”, no la incluiría en “The Shield”. De hecho es una de las diferencias esenciales, desde mi punto de vista, de la lectura sociopolítica de ambas series. En The Shield el sistema puede funcionar cuando la gente que lo ejecuta es honesta (Claudette y Dutch). De hecho, ellos, cogiendo con todas las pinzas el verbo, son quienes “ganan”, quienes demuestran que se puede quebrar a los sospechosos haciendo las cosas bien. Y Vic paga, paga por todo lo que ha hecho quedándose solo, perdiendo el trabajo, arrastrando a sus dos familias al abismo.

    Pero, eso, que disfruto mucho leyéndote sobre The Shield. Gracias por recordárnoslo.

    P.S. (Los capítulos 11 y 12 que pones de la séptima son el 12 y el 13).

    05 marzo 2015 | 10:03

  3. Gracias, Alberto. Es una serie que nos ha dado grandes momentos de una intensidad dramática inusitada. Cómo se nota lo bien que la estudió Vince Gilligan y los suyos para ‘Breaking Bad’. Sin embargo (qué bueno es poder discutir de una forma tranquila y constructiva), creo sinceramente que Vic gana al sistema pese a perder todo a nivel personal. Todos sus crímenes (y mira que comete, y terribles) quedan sin castigo. No es suficiente por todo lo que ha hecho. Además, la supervivencia política de Aceveda (qué personaje más deleznable) deja entrever la corrupción endémica del sistema. No hay lugar para la esperanza. Tampoco sabemos si Dutch atrapará al asesino en serie o, de nuevo, el sistema será burlado, y a Claudette (¡qué pocos policías como ella!), no le queda mucho tiempo de vida… Creo que es una serie desesperanzadora porque nos hace ver que la violencia seguirá en esas calles haga lo que haga la policía, y que los métodos más efectivos para atajarla no son precisamente los correctos. Por eso me ha parecido una serie tan dura y terrible. Me ha gustado mucho, pero es cierto que no siempre me apetecía verla. Un abrazo y gracias por comentar y por animarme a ponerme con ella. El viaje ha valido la pena. Por cierto, tu artículo en Jot Down es enorme. Un beso

    10 marzo 2015 | 10:33

  4. ¡Y arreglado lo de episodios! Lapsus. Estás en todo 😉

    10 marzo 2015 | 10:34

  5. Hola Lledó! Comento aquí que ha sido especialmente gratificante y divertido poder compartir el sufrimiento de la serie con los otros “sufridores en casa” mediante Twitter. Solo el que sabe lo que va a pasar puede ponerse en el pellejo del otro. Gracias por estar ahí para hablar de esta serie tan genial. A veces quieres gritar o morder el cojín de rabia, y teneros a vosotros ahí es estupendo para desahogarse. Besos!

    10 marzo 2015 | 10:36

  6. Dice ser panfilo

    Y bueno ya estoy aqui, y si, la tv lo ha hecho de nuevo, maravillosa serie con un grandisimo final, es la primera vez que me toco ver su ultimo capitulo casi hasta la una de la madrugada y no fue una buena eleccion, ya que casi no dormi nada.

    Junto a The Wire son las mejores series policiacas de todos los tiempos sin discusion, y aunque los fans de The Wire me quieran matar, The Shield no tiene ni un solo capitulo malo, y no digo que The Wire los tenga pero hay que admitir que por lo menos en su primera temporada tenia unos bastante monotonos, en fin esas comparaciones seran eternas.

    The Shield nos regala al mejor antiheroe de la historia de la tv en el señor Vic Mackey, ojo que mi corazon sigue dividido entre Tony y Walter como los mejores personajes de la historia, pero en materia de antiheroes Vic no tiene comparacion.

    ¿Somos unos malditos retorcidos por idolatrar antiheroes o es la magia de la tv que nos obliga a ello? he ahi la cuestion, el estilo narrativo y la forma en la que esta serie destruye los topicos es sublime, nunca pense que encontraria tanto parecido en esta serie a Breaking Bad pero vaya que los tiene, la relacion Vic-Shane con las de Jesse-Walter, las justificaciones morales de Vic con las de Walter y un largo etc.

    Y bueno ya hablando del final, es un capitulazo que te tiene al borde del colapso nervioso, en lo personal no me gusto que cabronazos como Vic y Aceveda se queden sin pagar sus crimenes, pero por lo demas fue maravilloso, el desenlace de Shane sin palabras, llegando a provocar que el espectador llore a mares y se perturbe de por vida al ver su sacrificio, la carta final de Shane casi me hace levantarme de la cama y colgarme del techo, que bestialidad y la manera que la lee Claudette, actriz maravillosa como todos por cierto.

    Al pasar las horas ves las cosas con cabeza fria y el final te gusta mas, es maravilloso, la toma de Julien viendo aquella pareja gay viviendo su amor sin importarle la opinion de los demas es EPICA, los muchachos que ni siquieran pueden apagar las velitas de pastel porque el deber llama, el bueno de Dutch que quizas por fin ligue con alguien, y ese silencio final con la toma en la mirada de Vic sentado en la frialdad del escritorio, ufff sin palabras.

    Gracias a la vida por poder ser parte una vez mas de la magia de la tv, extrañare demasiado a Vic y a sus muchachos, esas calles de Los Angeles, las oficinas de la central policiaca que fueron mi hogar estas ultimas 5 semanas, a Shawn Ryan y a su elenco de actores los llevare por siempre en mi corazon.

    Gracias por tomarte la molestia de leer estas lineas.

    09 julio 2015 | 13:43

  7. Hola Panfilo! Regreso del fin de semana y me encuentro que ya has terminado The Shield. Sabía que no te iba a defraudar. ¿Cómo podría? La última temporada es fascinante. La deriva a ninguna parte de Shane y la confesión de Vic están entre los momentos televisivos más potentes y dramáticos que he visto nunca. Es sencillamente formidable. Te deja sin respiración. Y, bueno, hay otros grandes momentazos a lo largo de toda la serie como el final de la S05 (que me hizo tirarme de los pelos como Ozymandias) o el asunto kodak de Aceveda (jejeje). Rescato tu frase “¿Somos unos malditos retorcidos por idolatrar antihéroes o es la magia de la tv que nos obliga a ello?”, y respondo: es que están muy bien construidos. Vic, al igual que luego con Walter White, son capaces de mostrar su mejor y peor parte. Y, queramos o no, empatizamos con ellos en ciertos momentos aunque luego se conviertan en monstruos de pura maldad. Vic es egoísta y manipulador, un asesino, pero, como ocurría con Walter, tiene dos hijos autistas y el valor de enfrentarse con criminales abyectos. De ahí lo difícil en ocasiones de poner en tela de juicio sus acciones.
    Como siempre, te agradezco mucho que compartas tus pensamientos sobre estas ficciones que tanto nos apasionan. Espero que regreses para contarme que es lo que tienes pensado ver próximamente. ¿Treme? Me encantaría 🙂 Un fuertísimo abrazo!

    13 julio 2015 | 08:38

  8. Dice ser panfilo

    Leyendo tus comentarios previos, estoy muy de acuerdo con el caso Aceveda, si el mundo es una espiral despreciable de corrupcion se debe en gran medida a que estamos gobernados por tipos como el.

    Ahora me encuentro viendo Breaking Bad en alta definición, te lo recomiendo bastante, y no se cuando terminas de ver una serie como The Shield es como que necesitas tomarte un respiro y ver algo mas ligero, acerca de Treme, OBVIO que la vere, no se si inmediatamente pero no te sorprenda verme comentar por ahi mas temprano que tarde.

    13 julio 2015 | 13:34

  9. Dice ser PETTER

    Creo que Vic Mackey es un personaje que solo conoce una forma de hacer las cosas, y esta es a su manera, él es el fuego que combate el fuego. ¿Cómo hubiera podido Dutch lidiar con todos los mal vivientes a los que Vic y su equipo se enfrenta a diario? Recuerden aquel episodio cuando Claudette y Dutch no podían hacer confesar a aquel pedófilo que se burlaba de ellos en los interrogatorios, Aceveda decide ante la incapacidad de estos recurrir a Vic para hacerlos confesar, y es cuando nace aquella célebre frase de Vic: “Lo del poli bueno y el poli malo se acabó por hoy. Yo soy un tipo de policía diferente” ,e inmediatamente hace confesar al degenerado con sus propios métodos.
    Vic es un residuo del sistema, como un mutante, un espécimen que se resiste a desaparecer, debido a los efectos negativos que imperan y envenenan. Mackey solo fortalece la idea de “lo que no te mata te vuelve más fuerte”, es solo un padre con niños con necesidades especiales, el cual no tiene con que satisfacerlas, sin ser un modelo o un ejemplo Vic nos muestra un lado tan humano en situaciones tan insospechadas, que podríamos enumerarlas, pero recogiendo solo el final, el último episodio, el traiciona a su ultimo compañero Ronnie, por salvar a sus hijos y a la traidora de su ex esposa.
    Para mi es uno de los personajes más honestos, sin necesidad de ser rebuscado de la tv que he llegado a conocer, no como ahora, que aparecen muchos en un afán de copiar su tipo en nuevas series,

    07 octubre 2015 | 18:06

  10. Hola Peter, estoy de acuerdo en que Vic es un tipo de policía diferente e, incluso, necesario para lidiar con ciertas situaciones. De ahí que sintamos empatía hacia él incluso cuando sabemos que es un criminal (no olvides el tiro en la cabeza del piloto). Su situación familiar, como ocurriría con Walter White, es necesaria para que el espectador se ponga de su parte y “pase por alto” las tropelías que comete. Pero, como Mr. White, llega un punto de criminalidad injustificable. Vic, con sus grises, es un villano en toda regla, y delata a su compañero no para salvar a su mujer e hijos, sino para salvarse a sí mismo en primer lugar. Tiene que elegir y lo hace. No tiene escrúpulos morales. Sin embargo, la grandeza de The Shiled reside justamente en eso: en hacernos dudar de su moral y llevarnos hasta situaciones donde no es fácil valorar lo que es correcto o incorrecto. Se podría decir que es un personaje honesto en su doblez moral. Un saludo y gracias por comentar sobre esta gran serie.

    10 octubre 2015 | 16:37

  11. Dice ser PETTER

    Encantado Cecilia, esta serie está en mi top 3, porque es cierto que Vic es criminal, pero en medio de eso el personaje muestra ser más humano que los demás, la verdad no hay justificación por los crímenes que comete en ocasiones, pero al ver el episodio donde investiga la muerte de “Sally” la prostituta infantil encontrada boca abajo, donde se preocupa por su amiga prostituta, a la cual tiene que golpear para simular el homicidio en defensa propia de un cliente porque ella pensó equivocadamente era el asesino en serie. Cuando ella le suplica que le ayude por su pequeño hijo, ya que es todo lo que le queda, ahí se muestra a alguien que puede sentir compasión por personas del tipo que casi nadie sentiría por ellos, además, recuerda cuando ayuda a la novia de un traficante cuando se da cuenta que su pequeño hijo padece de una insuficiencia congénita, Vic se apiada de ella y su hijito, en otra ocasión, en uno de los episodios donde aparece Carl Weathers como la antigua pareja de trabajo de Mackey, cuando tienen que ir donde un traficante para cobrarle, el acompañante de Weathers se sobrepasa humillando al traficante al que le cobran, Vic desmaya de un golpe al abusón…Pero en realidad tienes toda la razón Shawn Ryan es un genio, Saludos!!

    16 octubre 2015 | 20:27

  12. Dice ser Jack

    Yo la estoy viendo ahora mismo. Estoy a punto de terminar la segunda temporada y la verdad es que me está gustando bastante, pero hay una cosa que no me termina de convencer. Armadillo me parece un enemigo a la altura de Vic, alguien en las calles que no va a saco a por él sin dejarse amedrentar. Pero no se por qué al equipo les preocupa tanto que cante por las quemaduras que Vic le hizo. Armadillo no tenía pruebas de que Vic se las hizo, sería la palabra de él contra la de Vic y todo su equipo, de modo que no se por qué se le daba tanta importancia a eso. Igual se me ha pasado algo por alto, pero no recuerdo que Armadillo tuviese ninguna cámara que grabase lo ocurrido (sería lo lógico si tenemos en cuenta que Armadilla buscaba ser agredido). Sin pruebas todo queda en palabras y esto no suele ser suficiente. Yo creo que podían haber dado más juego con la persecución que Armadillo hacía sobre Vic, amenazando a su familia y a sus compañeros.

    03 noviembre 2016 | 13:10

  13. Hola Jack, en realidad ese detalle que comentas se me escapa por el tiempo que hace que la vi, pero creo que es más importante que la valores en conjunto, cuando acabes de verla. Es entonces cuando se percibe más claramente las historias que son realmente relevantes más allá de estos giros de la trama que al final se acaban olvidando. Saludos y gracias por pasarte por aquí y dejar tus impresiones.

    05 noviembre 2016 | 18:44

  14. Dice ser Pillo

    Yo no me quede en ese final, no se me hizo suficiente, asi que siempre tengo en la cabeza la continuacion de The Shield, antes de The Shield empeze a ver 24, se me hizo emocionante, y que bueno que vi 24 antes de The Shield, porque si hubiera sido al reves, no me hubiera gustado 24, ya voy 3 veces que veo completa la serie de The Shield, y 24 nunca la volvi a repetir, por cierto, si vieron la segunda parte del final de The Shield?, donde Lem compite con un grandulon fuertote en pulso?, obvio era basado en un recuerdo de VIc, pero a lo que voy es que la continuacion de The Shield generalmente me la imagino juntandola con la serie 24, en donde me imagino a Jack Bauer, cayendo siempre en el error de poner su patriotismo por encima de su vida, buscando ayuda de alguien que pueda resolver tan enredadisimo caso, y quien mejor que VIc, en fin, me imagino la demanda de VIc si el gobierno quiere que ayude a CTU, ver a sus hijos y obvio sacar a Ronnie de la carcel y darle total inmunidad, pero ahi me quedo, ojala y tu con tu habilidad de escritora, puedas contarme toda la serie que me he inventado jejeje, saludos!

    15 noviembre 2016 | 05:44

  15. Me lo pones muy difícil, Pillo! Un saludo 🙂

    21 noviembre 2016 | 12:58

  16. Dice ser Jack

    Hola de nuevo Cecilia. He terminado de ver la serie y bueno… ¿Qué voy a decir que no hayas dicho tú ya? Sufres tanto por Vic como por Shane. A pesar de todo lo que han hecho, no puedes evitar verlos como personas humanas que son, que han pasado por circunstancias muy difíciles. Sin duda, la serie es buena, no cabe duda de eso, pero aún así le veo sus errores como el que cité en su día. Aunque tienes razón en que esto es algo que luego olvidas, no en el sentido literal de olvidar, sino que lo pasas por alto. Pero el hecho de que al final no se resuelva el caso de Lloyd si que me parece un error imperdonable. ¿Para qué nos muestran a ese adolescente tan psicópata, con tanto control sobre sí mismo capaz de poner en jaque a Dutch? ¿Para que vemos la obsesión de este último por cazarle, si luego no vamos a saber como acaba todo? La serie puede ser muy grande, pero cosas como está hace que pierda puntos. También me parece innecesario lo del rival político de Aceveda que sale en el último capítulo. No voy a decir que la serie sea mala por esto, ni mucho menos, pero es difícil dejar pasar estas cosas, sobretodo cuando forman parte del final. Estos cabos sueltos y detalles innecesarios hacen que no pueda ponerla a la altura de otras series.

    09 diciembre 2016 | 20:38

  17. Hola Jack, estoy completamente de acuerdo con lo que dices. Para mí The Shield tampoco está a la altura de las más grandes por eso y porque, desde mi punto de vista, hay bastantes tramas de relleno (también, por cierto, porque no es de las series más acordes con mi personalidad). Sin embargo, y pese a eso, cuando haya pasado un tiempo olvidarás estos detalles y te quedarás con las grandes historias y momentos. Personalmente me acuerdo mucho de la historia de Shane, de la confesión y de ese grandísimo final. Hay pocas series que sean perfectas (¿hay algo que lo sea?). Incluso The Wire tiene temporadas mejores y peores. Un saludo y espero que me comentes qué nueva aventura seriéfila vas a emprender ahora.

    11 diciembre 2016 | 08:45

  18. Dice ser Jack

    Bueno… Tienes razón, tiene mucho relleno y si bien, algunas de esas tramas son interesantes, otras no lo son tanto. También pienso que personajes como Danny y Julien han estado desaprovechados. No digo que fueran el colmo de la originalidad, pero si que creo que les podrían haber sacado más partido. Pero bueno… Como tú dices, no existe la serie perfecta.

    Ahora mismo en cuento termine de escribir este comentario, tengo pensado volverme a ver The Wire. La vi el año pasado y me gustó bastante, pero creo que no le presté la debida atención. Hay series y películas que necesitan un segundo o incluso un tercero visionado para apreciar mejor los detalles y creo que esta es una de ellas.

    Una pregunta, por curiosidad. ¿Por qué dices que The Shield no va acorde con tu personalidad? ¿Quizás por qué no compartes los métodos de Vic y su equipo?

    11 diciembre 2016 | 16:47

  19. Hola de nuevo, Jack.
    Qué bien que emprendas de nuevo la aventura de The Wire. Yo este verano volví a ver las dos primeras temporadas y es magnífica, muy profunda y entretenida. Seguro que en este revisionado la disfrutas más ahora que conoces los personajes y las tramas. Hay tantos buenos diálogos!
    Y respecto a lo que te decía sobre The Shield, aunque es una serie que me gusta no es de las que disfruto más. Me gusta la acción y la testosterona pero hasta cierto punto. Reconozco que es buena y la vi con gusto, pero prefiero series más intimistas como Treme, Mad Men, Transparent…
    Espero que me cuentes impresiones sobre la revisión de The Wire! Un saludo, amigo 🙂

    13 diciembre 2016 | 10:32

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.