Ausentarme del mundo, curar las heridas

Six-Feet-Under-finaleHay veces en la vida en que las circunstancias te golpean de tal modo que te das cuenta de que no estás en una ficción. Que las personas que te rodean pueden desaparecer y ocasionarte un dolor tan profundo que ni por asomo se aproxima a las emociones que las películas o las series nos hacen sentir. Que la vida es efímera y que, en muchas ocasiones, malgastamos nuestro tiempo en cosas que realmente carecen de importancia, que nos evaden de la realidad y nos alejan de pensar sobre nosotros mismos.

Cuando la existencia te sacude con una pérdida de un ser muy querido te das cuenta de que, aunque parezca un cliché —o realmente lo sea, qué más da—, hay que establecer prioridades, reflexionar sobre las cosas que nos hacen felices e intentar liberarse de vanidades y falsas ilusiones que, en muchas ocasiones, sólo nos causan desazón. La existencia puede darte un puñetazo (¿a quién no se lo da?), pero podemos levantarnos y mirar a nuestro alrededor, ver todas las cosas positivas que tenemos y dejar de centrarnos en aquellas de las que carecemos.

En los últimos meses me he sentido desorientada, triste; pero esta sacudida emocional (parece mentira, pero es así) me ha ordenado la mente, me ha recolocado de tal manera que me ha hecho sentirme más libre que nunca. Y todos estos pensamientos sobre lo que soy, sobre lo que quiero ser y hacer, sobre la vida siempre cambiante e inaprensible, han fluido por mi mente mientras en mi ordenador veía las series con otra óptica, desde otra dimensión, sabiendo que lo que ahí presenciaba no eran más que meras imitaciones de la vida, y que ninguna de esas escenas de funerales, velatorios y muertes que tantas veces hemos visto en el cine o en televisión se podían aproximar a mis sentimientos, a lo que había experimentado. Sólo una escena permanecía en mi memoria como verdadera, y era de ‘Treme’.

En un comentario me pidieron que hablase sobre el famoso episodio 5×15 de ‘The Good Wife’. No puedo ser objetiva. En otra ocasión quizás lo hubiera visto de otra manera, pero en mis circunstancias lo vi pensando que sólo era eso: una ficción. Sólo una escena me pareció verídica: la de Alicia aturdida en la cama, ante la pantalla de televisión. Yo también estaba como ella: viendo series con la mente en otro planeta, intentando evadirme de las emociones que me aplastaban el pecho. Y en ese estado, como ya me sucedió en otra ocasión cuando alguien a quien quiero mucho estuvo muy enfermo, algunas series me han servido para ausentarme del mundo, mientras otras, las mejores, me han hecho pensar que las buenas historias ayudan a curar nuestras heridas, y que son una de las razones por las que es maravilloso vivir y seguir caminando.

Sin embargo, al igual que amo las buenas historias, sé que en la afición desmedida a ver series hay un peligro: el de vaciar nuestro cerebro cuando, realmente, lo que deberíamos hacer es bucear en nuestro interior. A mí me ha pasado. Seguro que a muchos de vosotros también. He convertido el ver series en una vía de escape. En estas circunstancias me ha ayudado a lidiar con mi pena, pero no he podido evitar sentir que me ponía episodio tras episodio como el que se inyecta una droga para no pensar, para no sentir. Y ha funcionado. Lo malo es que, cuando apagabas el ordenador, la aplastante realidad de lo que había sucedido te caía encima con toda su fuerza, indiferente de tus esfuerzos por apartarla. No era el camino, o no el único.

De todo lo que he visto en este último mes, que es como una película borrosa en mi cabeza, lo único que me ha hecho centrarme en la pantalla ha sido ‘Orphan Black’ y ‘Game of Thrones’. Aún estando tan fuera de todo, he podido disfrutar de ‘Orphan Black’, de su historia bien urdida a pesar de algunos clichés, del humor negro, de esa Tatiana Maslany que está estupenda en todos sus roles. Y, por supuesto, de esa serie magnífica que es ‘Game of Thrones’, que ha tenido un arranque de temporada capaz de mantenerme en la burbuja por una hora y dar gracias por ello. Pero de este último mes no puedo decir realmente que haya disfrutado de ver series. He hecho otras cosas más importantes y que me han ayudado a sentirme mejor: jugar con mi hijo y reír con él, cuidar de mi familia, pasear bajo el sol de primavera, hablar con otras personas que habían pasado por lo mismo…

Ha transcurrido un mes ya. Y las ganas de escribir han vuelto. Intentaré estar aquí semana tras semana, como hasta ahora. Os quería dar las gracias de corazón por vuestros comentarios tan cariñosos, por seguir visitando el blog pendientes de una próxima publicación, por los tuits de apoyo, de “te echábamos de menos”. El vínculo que me une a muchos de vosotros es más fuerte de lo que nunca imaginé al abrir esta bitácora, y por ello es importante para mí intentar hablaros de mis sentimientos y experiencias personales que, inevitablemente, van unidas a ver series. A muchos os he desvirtualizado ya. A otros espero hacerlo pronto. Tanto si es así como si no, gracias por estar ahí, por darme cada día un poquito de alegría y compartir conmigo esta pasión que nos une. Aunque la vida no sea una ficción, la ficción nos ayuda a encontrar amigos, a disfrutar, a saber que no estamos solos con nuestras emociones, a seguir adelante.

21 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Álvaro Onieva

    Muy bonito artículo Cecilia. Sincero y acertado. Yo siempre digo que por lo que más me gusta la televisión es precisamente por la capacidad que tiene para entretenernos y alejarnos de otras cosas, lo cual no significa que debamos encerrarnos en ella como una burbuja. La vida hay que vivirla, pero está bien tener una vía de escape. Eso sí, sin olvidar que lo es, siendo conscientes de ello. Hay muchas cosas por disfrutar y un mismo final para todos, lo que hagamos con nuestro tiempo es cosa nuestra. Intentemos ser felices, e intentemos encontrar ese algo más debajo de las personas o de las obras audiovisales. Las hay que nos alejan de nuestros pensamientos y las que nos hacen removerlos, y otras que hasta consiguen otras cosas… Ver series no es una carrera por ver quién marca más capítulos en una web como vistos, es un disfrute, y eso muchos lo olvidan.

    Gracias por escribirlo, lo siento por tu pena, me alegro de que estés de vuelta con la mente fuerte. Un abrazo enorme y mucho ánimo.

    22 abril 2014 | 13:38

  2. Dice ser vienna guitar

    Yo también te echaba de menos. Y bueno, entiendo lo que dices muy bien. Yo misma me he visto metida en tsunami desde hace tres años casi, y ahí se sigue, con turbulencias y con oasis en los que te ausentas, pero sí, sólo con buenas series o pelis, no vale cualquier cosa.

    Un beso

    22 abril 2014 | 13:53

  3. Un abrazo muy fuerte, me parece impresionante que vuelvas a escribir. Te queremos.

    23 abril 2014 | 10:04

  4. Gracias, Álvaro. Me has emocionado con tus palabras. Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Para mí es importante ser consciente de las cosas que hago y por qué las hago, y desde luego el que ve series por el simple hecho de marcar episodios en una web tendría que replantearse un par de cosas. A mí, la televisión que más me gusta es aquella que me acerca a mi interior, aunque a veces viene bien alejarse un poco de uno mismo. Pero hay que tener cuidado, porque si te alejas mucho puedes acabar perdido. Un beso y muchas gracias por los ánimos.

    23 abril 2014 | 12:15

  5. Gracias por tus palabras, Vienna. Como me decía Raimundo, otro lector del blog, así es la vida. Son experiencias por las que todos, antes o después, hemos de pasar. Es jodido. Mucho. Pero tenemos que encontrar la fortaleza en aquellas cosas que valen la pena de la vida, aunque es inevitable tener esos altibajos de los que hablas. Las buenas series o películas, como bien sabes, nos ayudan a disfrutar un poco incluso cuando estamos más tristes. Un beso y ánimo para ti también. Si necesitas algo, aquí me tienes.

    23 abril 2014 | 12:19

  6. Jo, Almaciguero. Eres un cielo. Muchas gracias y un enorme abrazo. Tenemos que encontrar un momento para la desvirtualización porque es impresionante las ganas que tengo de conocerte y tomarme una cerveza contigo. Un beso de corazón

    23 abril 2014 | 12:21

  7. Dice ser JJJM

    Hola Cecilia, lamento tu pérdida. He descubierto tu blog hace poco y además de gustarme tus opiniones, me has tratado muy bien, lo cual valoro mucho más ahora que sé que estabas pasando por esta situación.
    Aunque dicen que el tiempo lo cura todo, yo nunca me lo creo pues siempre quedan cicatrices. Espero que al menos el paso del tiempo te alivie.
    Lo que sí creo profundamente es que sólo el amor hacia otras personas queridas será capaz de curar las heridas. Por ello te recomiendo te vuelques en esas personas y disfrutes de ellas al máximo. En mi caso, sólo así puedo volver después a intentar saborear las series, libros, aire libre, etc.
    Un cordial saludo y ánimo.

    24 abril 2014 | 04:02

  8. Hola Juanjo, qué bonitas palabras y qué acertadas. Pienso exactamente lo mismo que tú, que las cicatrices siempre quedan, pero que el tiempo conseguirá hacerlas más llevaderas. Pero, sobre todo, creo profundamente en lo que comentas de volcarte en las personas que quieres. Siempre lo he hecho, pero sí que es verdad que estos palos te ayudan a darte cuenta de que nada es para siempre y a ser mejor persona, más generosa y atenta con tus seres queridos (y en general con la gente que está a tu alrededor -también de manera virtual, of course-). Me conmueve y ayuda ver que personas sensibles como tú han pasado por lo mismo y han llegado a parecidas conclusiones: una conciencia tranquila y saber que has hecho todo lo que estaba de tu mano es lo que más ayuda a sobrellevar la pérdida y el dolor, y a volver a disfrutar de series, lectura, etc. Un abrazo fuerte y ánimo para ti también. Por cierto, retomando el último comentario que me dejaste tengo pendiente This is England. La tengo en el disco duro, junto con la película, pero por la temática dura no me apetecía mucho, aunque me han hablado muy bien de ella. Ah! Y aunque no uso tablet, si me compro una tendré en cuenta la app que me comentas que seguro mola mucho. Un abrazo muy fuerte y gracias de verdad por el apoyo. Esto es un ejemplo excelente de lo que hablaba al final del post, la conexión con gente estupenda que la bitácora me ha dado.

    24 abril 2014 | 12:33

  9. Dice ser Anónimo

    A veces no queremos ver esa realidad que nos rodea porque en cierto modo sabes que la vida depara acontecimientos que aunque los esperas, no los quieres ver llegar, pero en esos momentos duros de la vida por los que irremediablemente hay que pasar sólo cabe la manera de saber afrontarlos. Ahí entras tú y quienes permitas que compartan ese dolor. Entiendo ese trance por el que has pasado y en principio decirte “lo siento” y en segundo, que lo poquito que te conozco, has mostrado ese saber estar y una mente fuerte (y sabia xD).
    El refugiarnos en las series (un ejemplo de muchos) como arma para olvidar puede aparentar frialdad, egoísmo, indiferencia… pero soy de los que piensa que ese dolor está por dentro y no hay que demostrar cuan triste está uno o ver quien llora más por la pérdida de un ser querido. No.
    Esas personas que hemos perdido hay que recordarlas siempre y vale que no son insustituíbles pero hay muchos motivos-personas (aunque sean pocos) que merecen nuestra atención y con los que seguir disfrutando de la vida. Si es con series mejor 😀
    Espero que tu vuelta a twitter y a las entradas no decaiga. Añadamos Mad Men y Fargo a las grandes series que has citado (Game of Thrones y Orphan Black) para ver 🙂

    Un saludo, un besito y hasta pronto!

    P.D. Como me pongo a escribir de manera espontánea, si no ME se ha entendío te comento por DM 😀

    05 mayo 2014 | 00:02

  10. Dice ser ConquerDG

    A veces no queremos ver esa realidad que nos rodea porque en cierto modo sabes que la vida depara acontecimientos que aunque los esperas, no los quieres ver llegar, pero en esos momentos duros de la vida por los que irremediablemente hay que pasar sólo cabe la manera de saber afrontarlos. Ahí entras tú y quienes permitas que compartan ese dolor. Entiendo ese trance por el que has pasado y en principio decirte “lo siento” y en segundo, que lo poquito que te conozco, has mostrado ese saber estar y una mente fuerte (y sabia xD).
    El refugiarnos en las series (un ejemplo de muchos) como arma para olvidar puede aparentar frialdad, egoísmo, indiferencia… pero soy de los que piensa que ese dolor está por dentro y no hay que demostrar cuan triste está uno o ver quien llora más por la pérdida de un ser querido. No.
    Esas personas que hemos perdido hay que recordarlas siempre y vale que no son insustituíbles pero hay muchos motivos-personas (aunque sean pocos) que merecen nuestra atención y con los que seguir disfrutando de la vida. Si es con series mejor 😀
    Espero que tu vuelta a twitter y a las entradas no decaiga. Añadamos Mad Men y Fargo a las grandes series que has citado (Game of Thrones y Orphan Black) para ver 🙂

    Un saludo, un besito y hasta pronto!

    P.D. Como me pongo a escribir de manera espontánea, si no ME se ha entendío te comento por DM 😀

    05 mayo 2014 | 00:03

  11. Muchas gracias por tu cariñoso, amable y reconfortante comentario, querido Conquer. Creo, como tú, que la vida es maravillosa y que hay que compartirla con la gente que queremos. Las buenas series, que son una de nuestras debilidades, nos ayudan a sentirnos mejor y a hacer que la vida valga un poquito más la pena. Y, por supuesto, añadimos a la lista Mad Men y Fargo (que me la estoy guardando para hacerme maratón, jeje). Un besico muy grande y gracias de nuevo.

    10 mayo 2014 | 11:20

  12. Dice ser Criticon

    Cecilia. Hacia mucho que no entraba al blog y después de varias semanas sin saber que serie mirar, entré al blog de mi “recomendadora preferida”, y me encuentro con articulo como estos, que aparte de darme un “sacudon”, me has hecho pensar y sentir. No puedo acotar nada que no se ha dicho en esta página.
    Solamente mandarte un fuerte abrazo desde Argentina, y decirte las palabras de un tango nuestro:

    “Resistiré, erguido frente a todo
    me envolveré de hierro para endurecer la piel
    y aunque los vientos de la vida soplen fuerte
    soy como el junco que se dobla pero siempre sigue en pie…”

    11 mayo 2014 | 14:38

  13. Muchas gracias, Criticon. Se agradece mucho ese abrazo virtual allende los mares y los versos que me mandas, tan emotivos (por cierto, ya conocía la canción, que es de El dúo dinámico). Una recomendación para un seriéfilo exquisito como tú: The Slap. No sé si leíste el post que escribí en el blog, pero es de lo mejor que he visto últimamente, una miniserie de diez. También me ha gustado mucho la S01 de Orphan Black, y ahora estoy viendo la S02. Un abrazo fuerte, que ya te echaba de menos por aquí 🙂

    11 mayo 2014 | 18:02

  14. Dice ser Criticon

    Cecilia!!!… Ayer, apenas ví la entrada de “The slap”, leí los primeros párrafos y enseguida me puse a descargarlos…
    Cuando se me bajó el primero, lo comencé a ver para hacer tiempo, ya que venían amigos a cenar. Vi tan solo 10 minutos y me enganchó como no te imaginas. Hasta no quería bajar a abrirles a mis amigos… jaja.
    Me parece que es una serie que me va a encantar. Esta noche la empiezo si o si…

    Sé que me va a gustar mucho… te sigo con los ojos cerrados en tus opiniones!!!

    12 mayo 2014 | 22:17

  15. Dice ser Criticon

    Me olvidaba…Que tal Orphan Black??
    vale la pena???

    12 mayo 2014 | 22:32

  16. Ya verás! Es una miniserie impresionante, con una música espectacular que dice mucho de cada personaje. Cuando termines me dices qué personaje te ha gustado más y yo te digo el mío, ok? Un abrazo y ENJOY! (eso de no quererles abrir a los amigos lo comprendo muy bien, jejeje).

    13 mayo 2014 | 08:10

  17. La primera temporada es entretenidísima si te va la SF (además tiene un humor bastante negro, cosa que me va mucho). No es una serie de asombrosa calidad y tiene algunos clichés, pero merece mucho la pena. Yo ahora estoy viendo la S02. Un saludo!

    13 mayo 2014 | 08:12

  18. Dice ser Criticon

    Cecilia, que buena que esta The slap.
    Voy por el cap 3. Genial.

    de paso te pregunto (aunque en breve arranco con Game of thrones y Mad Men),.
    Has visto “Marchlands” y “Demages”? Que opinion te merecen? Valen la pena empezar a mirarlas?
    Beso grande.

    16 mayo 2014 | 15:03

  19. Hola! Me alegro que te esté gustando. A mí me pareció sorprendente. Te dejo un enlace sobre Marchlands, una miniserie que si te van las casas encantadas te va a gustar (http://www.averseries.com/2013/10/casas-encantadas-muy-british-y-otras-recomendaciones-terrorificas.html). Respecto a Damages te diré que es otra de las grandes series que he visto. Buenísima (con un par de temporadas más flojas, pero interesantes) y uno de los personajes protagonistas femeninos más inmensos de las series de tv: Patty Hewes. DEBES verla. Un abrazo!

    17 mayo 2014 | 15:36

  20. Dice ser Javier Romero

    Querida Ceci,
    Tu escribes este articulo tan especial en abril y yo dejo un comentario en agosto. Quizas algo tarde, pero entremedias hemos hablado, y hemos cruzado emails y muchos abrazos. Aquí otro mas, muy fuerte. Gracias por compartir tus emociones y tu pasión por las series de manera tan sincera. Y ojala tu “terremoto o peligro con patas” te este dando mucha guerra estos días, ja.

    24 julio 2014 | 15:30

  21. Ay, Javi. Qué dura es la vida a veces. Tú lo sabes tan bien como yo. Sin embargo, gracias a amigos como tú es más fácil tirar para adelante y constatar la cantidad de cosas que hace que la vida valga la pena, pese a sus amarguras. Un abrazo enorme (y sí, me da mucha guerra, pero también INFINITO AMOR). Besooooossssss

    27 julio 2014 | 17:52

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.