BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

¿Versión original o doblaje? Yo lo tengo claro

VOSNo voy a entrar en estériles polémicas sobre si es mejor el doblaje o la versión original. Que cada uno haga lo que quiera. Lo que sí voy a hacer es relatar mi propia experiencia y ofrecer ciertos datos que creo conveniente que conozcas. Para empezar a hablar sobre el doblaje y la versión original hemos de remontarnos bastantes años atrás, cuando esta niña criada en los 80 no había visto jamás una película en su lengua original. Pero llegó un día en que esta niña, ya con unos diecinueve o veinte años, descubrió que esas películas que ponían en TVE2 de madrugada le encantaban. Y algunas de ellas llevaban subtítulos. Sin embargo, por el momento nada cambió.

En ese tiempo (con el inicio de la carrera) empecé a ver todo el cine que caía en mis manos, orientada por la pasión de mis padres (sobre todo de mi padre), que me sirvió de guía. Sin embargo, yo quería profundizar más. Como era estudiante y no tenía mucho dinero, me compré una enciclopedia de cine de segunda mano y, más adelante, la ‘Historia del Cine’ de Román Gubern. En aquel entonces, y aunque pueda sonar a historias de la abuelita cebolleta, no había Wikipedia, ni blogs especializados, ni almas gemelas en Filmaffinity, ni mucho menos Twitter. Internet era un asunto todavía en pañales. Pero las pasiones son las pasiones, y cuando se ama algo de verdad, no hay obstáculos insalvables. Así que empecé a comprar películas en VHS. La mayoría de ellas dobladas, aunque yo todavía no le daba demasiada importancia a este hecho.

Recuerdo la exaltación al ver ‘Las uvas de la ira’, ‘Apocalypse Now’, ‘El Padrino’, ‘El crepúsculo de los dioses’, ‘Perdición’ y muchas otras maravillas cinematográficas que me dejaron completamente extasiada. En aquel tiempo también me compré en VHS (doblada, claro), ‘Twin Peaks’ por entregas. Cada mes una cinta, que esperaba como agua de mayo. También empecé a frecuentar la Filmoteca en Valencia (vi ‘Nosferatu’ acompañada de piano, una sesión que recuerdo con mucho placer), pero la epifanía respecto a la versión original no llegó hasta un par de años más tarde, cuando tuve la suerte de irme a estudiar los últimos años de carrera a Barcelona. Allí mi mundo cinéfilo se abrió de par en par gracias a la Filmoteca y a los Cines Méliès (gracias, gracias por tantos momentos inolvidables).

Las dos edades de Vito Corleone

Las dos edades de Vito Corleone


La REVELACIÓN
¿Qué fue lo que pasó? En la Filmoteca iban a poner El Padrino I y II. Yo las había visto dobladas, pero nunca en pantalla grande ni en versión original. Salí del cine trastornada, estupefacta, alucinada. Por primera vez en mi vida había podido escuchar la voz, la interpretación, del gran Marlon Brando; pero lo que más impresión me causó (y que en la versión doblada se pierde por completo) fue el fascinante trabajo de Robert de Niro haciendo de joven Vito, imitando la voz de la actuación de Brando de una manera tan portentosa, que yo, directamente, flipé como sólo lo pueden hacer los jóvenes cuando descubren algo nuevo que les apasiona. Ahí fue cuando me di cuenta de lo que me había estado perdiendo. Y ahí comenzó mi intento desesperado por ver las películas en versión original, así como el descubrimiento del verdadero talento de muchos actores que tanto asombro y deleite me han proporcionado a lo largo de los años.

Hasta que empecé a descargarme pelis y series de Internet pasó un montón de tiempo de comprar DVDs (menos mal que muchos de ellos empezaron a incorporar subtítulos) y buscar desesperadamente títulos en VOSE. Como ya trabajaba, con mi sueldo adquiría pelis (todas las que me podía permitir, con subtítulos claro; y algunas sin ellos si tenía muchas ganas de ver algo y no estaba en VO) y me suscribí a Canal Plus, donde descubrí el canal Cinematk (CTK), donde (¡menos mal, un oasis en el desierto!), exhibían películas (no todas) en VOSE. Incluso en un canal como TCM las películas estaban dobladas. Después pasé mucho tiempo suscrita a ONO y contraté un paquete que no me interesaba mucho (debido a la cantidad de veces que repetían las películas), sólo porque tenía CTK (VOSE y películas de arte y ensayo). Pero no podía evitar sentirme timada: no sólo la publicidad era cada vez más sonrojante (¡en un canal de pago!) sino porque la oferta era muy poco variada y la versión original brillaba por su ausencia. Sin embargo, seguí suscrita porque no tenía otras opciones si quería ver (un poco) de buena televisión en VOSE (además de las pelis que sacaba de bibliotecas, aulas de cine, etc, mirando catálogos y rebuscando en estantes cual posesa). De la televisión pública y privada mejor ni hablamos, excepto los programas ‘¡Qué grande es el cine!’ y, posteriormente, ‘¡Qué grande es el cine español’, dirigidos por José Luis Garci, que me descubrieron nombres tan importantes como Dreyer o Bergman, e hicieron una labor impagable por la divulgación del séptimo arte.
¡Y se hizo la luz!
Y entonces Internet llegó a mi vida. Cuando mi novio (ahora mi marido), me mostró que con sólo abrir un programa y tener ADSL podía conseguir cualquier cosa que antes buscaba desesperadamente sin éxito alguno, el mundo se abrió ante mí (ya con treinta años, señores). ¡Y también podía conseguir pelis raras en VOSE! La locura. Evidentemente le dije a ONO que se fuera a hacer puñetas, y empecé a ver una verdadera televisión a la carta según mis gustos, mis intereses y preferencias. Y, poco a poco, he dejado de ver cosas dobladas. En realidad, sólo veo películas dobladas cuando son «blockbusters» en los que las interpretaciones dan exactamente lo mismo, o cuando me apetece mucho ir al cine a ver algo en pantalla grande. En Alicante, excepto los mínimos ciclos de la pseudo Filmoteca (no hay una línea programática, ni interés didáctico), algunas cositas de la Universidad o alguna sesión a horas extrañas en centros comerciales distantes, no se puede ver nada en su lengua original.

La gran familia

La gran familia


No se lo contéis a nadie…
Respecto a las series (sí, voy a haceros una confesión), la primera vez que vi ‘Los Soprano’ fue doblada (y amamantando a mi hijo). Y me encantó. Aunque luego la volví a ver en VOSE y la interpretación de Gandolfini fue (es que no aprendo) una revelación para mí. Sin embargo, desde hace un tiempo, veo todo lo que puedo en versión original, y cada día que pasa me resulta más difícil (me sangran los oídos) ver una peli o serie que no sea en su idioma original. La imposición del doblaje, como a muchos de nosotros, me creó una costumbre que, incluso, puede provocarme nostalgia (la voz de Constantino Romero, por ejemplo). Pero ahora que puedo elegir, me quedo con la versión original. Siempre.

Mi marido sigue prefiriendo ver películas y series dobladas por comodidad, porque de esta forma puede escuchar mientras su mente multitarea navega en Internet. Y yo le sigo queriendo igual aunque piense (se lo digo) que se lo está perdiendo. Para él no es una prioridad, y yo respeto su punto de vista, aunque no lo comparta.

Y, ahora, algunos datos que quizás os resulten de interés

¿De dónde viene el doblaje en España?

¿De dónde viene el doblaje en España?


Una normativa de Franco y el menoscabo del cine español
Según Diego Galán en su artículo ‘La lengua española en el cine’, apartado 3 “El doblaje obligatorio”: «El origen (del doblaje) fue la normativa promulgada por el gobierno de Franco en 1941, a imitación de la Ley de Defensa del Idioma de su compañero Mussolini (…) que rezaba en su famoso apartado 8.º: «Queda prohibida la proyección cinematográfica en otro idioma que no sea el español, salvo autorización que concederá el Sindicato Nacional del Espectáculo, de acuerdo con el Ministerio de Industria y Comercio y siempre que las películas en cuestión hayan sido previamente dobladas. El doblaje deberá realizarse en estudios españoles que radiquen en territorio nacional y por personal español».

Galán también hace referencia a un hecho que nunca antes me había planteado: al doblar las películas extranjeras éstas pudieron competir al mismo nivel con las españolas, con el menoscabo que esto significa para la industria autóctona. O sea, que no sólo hay que tener en cuenta los problemas artísticos que supone el doblaje (para mí fundamentales, quizás a otros no les importe tanto), sino que económicamente no favorece nuestra industria. Imaginaos: dado el gusto por el doblaje, si las películas extranjeras se exhibieran en versión original con subtítulos, ¿no incrementaría este hecho la asistencia de espectadores a las salas donde se proyectasen títulos en castellano? Habría que ver.

Galán lo explica muy bien, y añade el tema de la censura: «El cine español, desde entonces, no pudo ya plantar cara a la competencia del cine norteamericano. Si hasta entonces los subtítulos habían desanimado a numerosos espectadores que preferían las películas de su país por estar habladas en su propia lengua, el doblaje obligatorio igualó a todas ellas, provinieran de donde fuese. Muchos son los historiadores que consideran que la promulgación de esta orden constituyó el principio del fin de una industria tan popular como lo había sido durante los años de la II República. (…)

«Pero el doblaje obligatorio —continúa Galán— no significó sólo el regalo del idioma a las películas extranjeras, ni el destrozo artístico que significa suprimir las voces originales de los intérpretes, sino un medio perverso para ampliar las largas garras de la censura. Es sabido que el doblaje permitió que los censores camparan a sus anchas al concederse ellos mismos el depravado privilegio de alterar las películas, trastocando los diálogos o escribiéndolos de nuevo».

Como veis, un tema que da mucho que pensar…

38 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lledó

    Totalmente de acuerdo!! Biba a VO!!

    10 diciembre 2013 | 14:03

  2. Dice ser Hatsuan

    Yo nunca le hecho ascos al doblaje, quizás por la cantidad de anime que veía a través del Canal 33, 3xl, TV3… El doblaje catalán es bastante decente y en ocasiones aciertan la voz. Y claro cuando veía series, mi internet era taaaaaaaaan lento que para ver un episodio de 300mb tardaba más de un día (y a veces aun tardo), así que si podía ver por televisión series, bienvenidas sean.

    Luego me iba bajando algunos episodios por internet y descarga directa, en vose, yo también flipé, más que nada porque descubrí que algunas voces de doblaje no tenían nada que ver con la del actor!!! Cuando lo de la descarga directa se fue a pique, me quedé en 0 porque a mi el emule no me tiraba, hasta que un gurú de las series hizo un tutorial paso por paso de como bajar por bittorrent. Y vi que sí me funcionaba el programa y podía bajarme varios episodios a la vez aunque me tardara un poco igual.

    Cuando dan por la tele algún episodio de una serie que ya he visto, la pongo doblada y voy haciendo cosas por internet como hace tu marido 😛

    Tenemos muy buenas voces de doblaje, la pena es que a veces no se escoge bien, es decir, no puedo imaginarme a terminator o Mufasa sin Constantino Romero, pero poner a Sherlock de Benedict Cumberbatch el mismo que Castle es una buena cagada. La voz no concuerda ni con el actor ni con el personaje. Recuerdo verlo de nuevo por Antena 3 y no aguantar ni 5 min que pasé al vose por la tele. Vaya perdición!! Y encima entrevistaron al que le dobla y lo siento mucho pero prefiero otras voces. Al menos en catalán se parece un poco más y lo hace mejor. Eso sí como la original nada.

    En el cine, por ejemplo Harry Potter en inglés es otro panorama!! al menos no me reí como loca al ver en vose la última peli como sí hice en el cine…

    Y ya está, dejo el rollazo xD

    10 diciembre 2013 | 14:11

  3. Versión original siempre. Con la doblada nos estamos perdiendo demasiadas cosas.

    10 diciembre 2013 | 14:21

  4. Dice ser Fernando

    Solo un apunte al artículo, por otro lado muy interesante. El canal de por aquel entonces Canal Sátelite Digital era Cineclassics

    10 diciembre 2013 | 14:30

  5. Totalmente de acuerdo contigo. El artículo es de 10 sobre 10. Yo iría mucho más lejos, quiero poder ver los Blockbusters en el cine. El inglés de Lord of the rings es shakesperiano, pero de todos no solo de Sir Ian Mckellen. Quiero ver Avengers en el cine y escuchar las voces de Scarlett, de Hemsworth, de Downey Jr. Quiero ver a dos colosos del cine de acción con sus poderosas voces en Escape Plan. En Rocky Balboa le pusieron una voz de sonado que ni de coña tiene en el original. Quiero apreciar ese tosco acento austriaco que pese a 45 años en USA no ha logrado limar. Y quiero esa posiblidad en todas las ciudades, no sólo Madrid y Barcelona. Gente que dice “Veo Breaking Bad pero doblado al español que no me gusta leer” y luego no dejan de leer wassaps ni conduciendo”. Y un apunte al estilo de lo de Mogambo, en la peli de Sly: Bullet to the head cambian la relación del protagonista con un personaje femenino para crear un falsa tensión sexual no resuelta. Y todo lo del artículo sin contar lo beneficioso que sería para la población española dominar un poquito mejor los idiomas familiarizando el oído….

    10 diciembre 2013 | 15:02

  6. A todo esto, te recomiendo que veas deadwood….

    10 diciembre 2013 | 15:02

  7. Gracias, la versión original aporta mucho más que el doblaje. Qué me vas a decir tú, amiguita! 😉

    10 diciembre 2013 | 17:08

  8. Hola Hatsuan! No sabía que las pelis de Harry Potter fueran tan distintas en VO, porque sólo las he visto en el cine (dobladas) y no soy muy fan. Respecto a lo que dices de los actores de doblaje, siempre se suele defender (el doblaje) diciendo que ellos son muy profesionales, muy buenos. Yo no digo que no hagan bien su trabajo, pero yo lo que quiero es ver al actor original con sus peculiaridades, no otra cosa. De hecho, creo que un grandísimo porcentaje del trabajo actoral reside en la voz (el que no lo quiera entender, allá él). Y el doblaje me parece bien para determinados momentos (como el caso que comentas), pero poco más. Ya estoy muy acostumbrada a la VO. Un abrazo enorme y gracias por tu comentario!!

    10 diciembre 2013 | 17:16

  9. Hola Almaciguero Mayor. Totalmente de acuerdo. Nos perdemos muchos matices, inflexiones, tonos… Sólo de imaginarme no poder haber escuchado la verdadera voz de Walter White me estremezco de rabia. Y así con otros grandes actores y actrices de series y tv. Un saludo y gracias por pasarte por aquí!!

    10 diciembre 2013 | 17:19

  10. Hola Fernando, ¿era Cineclassics en vez de TCM? La verdad es que no lo recuerdo bien, pero si tú lo dices será verdad 🙂 Gracias a ti por la corrección y por comentar.

    10 diciembre 2013 | 17:23

  11. Hola Vincenzolaguardia,
    tienes razón. Yo también preferiría ver blockbusters en VO (hasta esas pelis de consumo rápido ganarían). Desde luego, El señor de los anillos gana infinitamente en VO, pero es que esta peli no es uno de los blockbusters a los que me refería, jeje. Lo de Breaking Bad es alucinante. Yo tampoco puedo entenderlo. Quizás es que nunca la han visto en VO y no saben lo que se pierden. Yo vi un par de episodios doblados y casi muero de horror… ah, y lo de los guasaps es cierto! Una buena forma de rebatirles cuando digan que no quieren leer. De los idiomas sólo puedo decir que desde que veo todo en versión original mi inglés ha mejorado muchísimo. Mi siguiente paso va a ser verlo todo subtitulado pero en inglés. Un saludo y gracias por comentar!!

    10 diciembre 2013 | 17:30

  12. La he visto, y me encanta, sobre todo la S01. Tienes en el blog un apartado de Puntuaciones donde puedes echarle un vistazo a las series que he visto y lo que han parecido, con enlaces a los posts. Un saludo!

    10 diciembre 2013 | 17:32

  13. Dice ser Julieta451

    En clave de series: por el gozo que se siente al escuchar las imponentes voces de Derek Jacobi (Claudio), Peter Dinklage (Tyrion Lannister) o Clancy Brown (Hermano Justin), por esos acentos británicos que te hacen desear trasladarte a Oxford, por la jerga que impera en los bajos fondos de Baltimore o el “erudito” Omar Little en “The Wire”, por lo bien que suena el francés en “Les Revenants”… Porque, en definitiva, la voz es interpretación, siempre versión original.

    10 diciembre 2013 | 18:06

  14. Interesante el hilo de debate. Yo estoy bastante a favor de ver los contenidos en V.O., pero reconozco que los actores de doblaje que tenemos en España han sido, son, y espero que sigan siendo unos profesionales como la copa de un pino. No obstante sí comenzaría una política gradual para hacer desaparecer el doblaje de los productos importados.
    ¿si el cine español mejoraría sus ratios si el americano estuviese doblado? Sinceramente creo que no, más que nada porque creo que el público madrileño que asiste a las salas de V.O. es igualmente, y precisamente, el que no para de dar oportunidades al cine español.
    También apuntar mi pequeña teoría del daño que ha hecho a mi generación la manía de doblar todo, no sólo peliículas y series, sino también telediarios, reportajes..etc. en el extranjero, raro es el país en el que se doblan los contenidos, así que desde pequeños, nuestros vecinos acostumbran el oído a otras lenguajes, ya sea en la tele viendo telediarios o en las salas de cine, y eso creo que les ha facilitado el aprendizaje de otros idiomas. A nosotros, en cambio, el que todo estuviese doblado quizás haya influido en esa legendaria dificultad que tenemos los españoles en aprender otras lenguas. Aquí el que habla inglés es un fuera de serie mientras que en países vecinos es normal manejar con soltura dos o más idiomas…Tendrá algo que ver el doblaje en este estancamiento lingüístico?
    Sólo es una teoría:)

    10 diciembre 2013 | 20:02

  15. Dice ser Iván

    Genial entrada, Cecilia. Sin duda, la V.O. siempre (¿quién lo duda?). Por cierto, te envidio profunda y sanamente por haber disfrutado de “El Padrino” en la gran pantalla.
    ¡Saludos!

    11 diciembre 2013 | 08:38

  16. Juelieta, tu comentario me ha emocionado, y citas a unos actores que admiro mucho (qué grandes son Jacobi, Dinklage o Michael K. Williams). La voz es la parte más importante de la interpretación, y es lo que hace características las diferentes actuaciones de los actores. Por ejemplo, no es lo mismo ver a Marlon Brando haciendo de Vito Corleone que de Marco Antonio en ‘Julio César’. Por no hablar de la riqueza cultural que supone para el espectador escuchar diferentes acentos, diferentes lenguas… No entiendo muy bien como alguien puede preferir el doblaje, aunque sé que la costumbre y la comodidad marcan mucho. Muchas gracias, de corazón 🙂

    11 diciembre 2013 | 11:41

  17. Hola Alfonso, pues yo no estoy tan segura de que no repercutiera beneficiosamente en taquilla. Piensa que en ciudades que no sean Madrid o Barcelona (y en estas cada vez menos) la VOS brilla por su ausencia, y a la gente le gusta ir al cine (a unos precios asequibles, claro está). Es algo que me gustaría comprobar. Como tú, también creo que, paulatinamente, deberíamos deshacernos del doblaje o que éste fuera minoritario (por ejemplo para invidentes). Respecto a los actores de doblaje, todos los cambios siempre conllevan la transformación de la industria (mira la situación del periodismo, por ejemplo), y desde luego que ganaríamos en habilidades idiomáticas. Yo lo he experimentado en mis propias carnes, y eso que ya tengo una edad. Un niño español criado con VO desarrolla una capacidad de comprensión y de expresión tan buena como la de críos de otros países. ¡Imagínate la de horas que la gente pasa (pasamos) frente a la tele o al ordenador! Así que yo sí que creo que es una de las causas de nuestro estancamiento lingüístico. Un saludo y gracias por tan interesante comentario.

    11 diciembre 2013 | 11:50

  18. Muchas gracias, Iván! jejeje, la verdad es que ver ‘El Padrino I y II’ en pantalla grande y en VOSE fue una auténtica maravilla. Y no te imaginas los ciclos tan interesantes que vi en el Cine Méliès. Recuerdo especialmente uno de Billy Wilder en el que descubrí esa joya llamada “Ace in a hole” (El gran Carnaval) y en el que también vi en pantalla grande ‘Sabrina’, ‘Sunset Boulevard’ y tantas otras. Esa etapa de mi vida fue genial en cuanto a descubrimiento del cine. Y es lo único que echo de menos de la gran ciudad 🙂 Un abrazo enorme!!

    11 diciembre 2013 | 11:55

  19. Dice ser Sr. Watanabe

    Un tema siempre polémico. Leer tu post me ha recordado mucho a mi propia historia. Para mí fue fascinante descubrir por ejemplo a Meryl Streep. Yo antes cuando era más jovencito (jejeje) pronto me convertí en un autentico talifan de la VOS. Ahora soy mucho más permisivo, de hecho veo mucho doblado y lo disfruto casi tanto como en versión original. Seamos sinceros, tampoco hay tantas interpretaciones increíbles que mejoren al excelente doblaje que tenemos (eso sí, en la mayoría de ocasiones, porque hay algunos realmente horrorosos). En cuanto a series, muchas las veo dobladas por una cuestión de tiempo (bajar subs y eso), y posiblemente también por algo de pereza. En mí caso la mayoría de comedias. En los dramas suelo acudir más a la versión original (intolerable perderse, por ejemplo, a Bryan Cranston en Breaking Bad). Resumiendo, lo ideal es que todo se pueda ver de las dos formas y que cada uno elija la que quiera (ideal que la mayoría de gente se fuera educando en la VOS). En mí caso, para algunos casos dobladas (Blockbusters pelis o series de entretenimiento ligero), y para otros (principalmente grandes actores) VOS siempre.

    13 diciembre 2013 | 19:31

  20. ¡Yo también vi Nosferatu en la Filmoteca de Valencia con piano!!!!!!!! Hemos coincidido en una sala de cine, en los noventa, sin saberlo :-O
    ¡Excelente entrada, Cecilia (como siempre)
    Yo descubrí mi pasión por el cine en V.O.S., precisamente, en Valencia, en mis años universitarios. En los desaparecidos Cines Albatros, en la Filmoteca, en los Cinestudios D’Or… ¡qué tiempos! Recuerdo, con triste nostalgia, aquella época. Cuando en los Albatros no estaba permitido comer ni beber en la sala y que se cerraba la entrada una vez comenzada la proyección……………… Lo que daría por volver a sentir, en sala de cine, el silencio y el respeto que se tenía por aquel entonces. Bueno, en las proyecciones de #BirraSeries nadie come 😀

    13 diciembre 2013 | 20:17

  21. Hola! Estoy contigo en que cada uno deba elegir lo que prefiera y en que la gente debería irse educando en la VOS. Respecto a las comedias, no sé por qué pero casi el doblaje les afecta más a ellas. Yo he visto mucho tiempo TBBT doblada (tampoco pierde tantísimo), pero por ejemplo ‘Modern Family’ o ’30 Rock’ las empecé a ver dobladas y me parecieron malísimas. Luego leía a la gente las alabanzas, los premios, y las empecé a ver en VOSE. ¡Eran series completamente diferentes! Por eso ahora ya no me fío, y sólo veo doblado lo que no me importa mucho. Como utilizo el ordenador la mayor parte del tiempo, los subtítulos me los descarga automáticamente el reproductor BSPlayer, así que es inmediato (yo también soy una madre agotada, jeje). Lo que sí me fastidia es no poder ver una buena peli en pantalla grande. Un abrazo y gracias por el comentario!

    14 diciembre 2013 | 08:21

  22. ¡Qué bueno, Héctor! Fue una sesión absolutamente genial. Nunca antes había visto cine mudo con piano y me encantó. ¡Y en los Albatros recuerdo perfectamente ver Azul! En esos cines también pasé buenos ratos, aunque nunca fui a los Cinestudios D’Or (o no lo recuerdo). Yo también echo de menos ese tiempo de descubrimiento del cine, de quedarme hasta las tantas de la madrugada viendo películas, devorando todo lo que caía en mis manos… Primero en Valencia y después en BCN. Respecto a lo que dices del silencio, como ahora las pocas veces que voy al cine es en sesión 16.30 no suele haber casi nadie, jeje, aunque cuando la sala está llena suele ser insoportable por la gente pesada. También es verdad que me gusta ver una peli con la sala llena y sentir la emoción o cómo la gente grita en una peli de miedo… No sé, depende del día. Y he disfrutado mucho en el cine de verano comiendo bocatas y chuches… Depende de la ocasión! Cuando volvamos a vernos ya hablaremos más detenidamente de esos días… Un abrazo y gracias por comentar!!

    14 diciembre 2013 | 08:34

  23. Dice ser mfal

    V.O. 4 ever.
    Y eso que yo antes veía muchas series dobladas. Pero eso fue hace años 🙂

    14 diciembre 2013 | 12:25

  24. Dice ser panfilo

    este no es un tema de debate, voces originales de por vida, a menos que una persona no sepa leer o tenga problemas con la vista, no hay justificacion para elegir el doblaje, y lo digo vivendo en latinoamerica de donde nos preciamos de tener el mejor doblaje del mundo, en anime lo puedo tolerar porque escuchar las voces japonesas en dolor de cabeza, y ademas los dibujos animados ya vienen doblados de por si, pero en peliculas y en series prefiro no ver nada antes que ver en doblaje, es mas, eso fue un motivo para alejarme de los cines, porque precios altos y peliculas dobladas espantan a cualquiera, pero como señalas esta la maravilla de internet con utorrent en especial y ahi encuentras de todo, solo hay que tener paciencia

    un abrazo

    14 diciembre 2013 | 22:48

  25. Cuando empiezas ya no hay retorno 😉

    15 diciembre 2013 | 17:33

  26. Hola Panfilo,
    yo también prefiero la VO, pero creo que cada cual debe hacer lo que quiera (por eso he contado mi propia experiencia). Sobre todo porque hay mucha gente que puede combinar perfectamente doblaje con VOS y no por eso dejar de amar las series o el cine. Suele ser, por encima de todo, una cuestión de comodidad. Yo, como tú, también voy ya poco al cine, sobre todo porque al tener un niño pequeño no tengo mucho tiempo libre. Pero también me influye el hecho de que sólo se exhiban pelis dobladas (en mi ciudad casi no hay posibilidad de VO) y los precios, que son excesivos. Por cierto, ayer vi “12 años de esclavitud” doblada y escuchar a los negros hablando de la misma manera que los blancos fue penoso. ¡Perdió todo el color de las diferencias sociales, culturales, el ambiente que crean las voces originales, etc.! Pero tenía muchas ganas de ir al cine y no tenía más remedio. Menos mal que nos queda Internet! En fin… Un abrazo y gracias por comentar 🙂

    15 diciembre 2013 | 17:41

  27. Dice ser jokinlar

    hola cecilia,

    he discutido varias veces sobre este tema, aquí va mi opinión:

    en la actuación original de un actor/actriz observamos básicamente dos cosas: su comunicación no verbal (movimientos, expresiones, miradas, gestos,…) y su comunicación verbal (entonación, acento, voz, sollozos, risas, gritos,…) ; al ver una peli/serie doblada estamos alterando completamente el segundo apartado,… lo cual en mi opinión, es una total injustica para la actuación del actor/actriz, que se supone ha cuidado/trabajado al detalle su comunicación verbal.

    por otra parte, creo que es un error inexcusable que en este país (a diferencia de otros) no tengamos la cultura de ver los productos SIEMPRE y directamente en VOSE,… mejoraría sin duda el nivel de inglés general sin mayor esfuerzo que la costumbre,… y nos haría disfrutar de cada actuación tal como el artista la llevó a cabo,…

    entiendo que a las personas con nivel no muy alto de inglés les pueda dar pereza estar leyendo todo el rato, pero poniendo en la balanza lo que ganas y lo que pierdes, en mi opinión no hay color: siempre VOSE

    PD (algunos personajes con voces imperdibles):
    Omar Little, Stringer Bell, Lester Freamon, Bubbles, Tony Soprano, Paulie, Chris Stevens, Holling Vincouer, Ruth Anne Miller, David Fischer,…… Antoine Batiste,….

    Saludos, jokin

    16 diciembre 2013 | 10:55

  28. Hola Jokin! Tienes razón en cuanto a la expresión verbal y no verbal. Ambas son importantes, pero la verbal es especialmente relevante (joder, cómo dicen sus frases los actores, ni más ni menos!!). La actuación que se curra el actor con el doblaje se pierde en gran parte, y si encima son actores como los que citas, con esas voces tan especiales, pues la pérdida es más considerable todavía. Pero a lo que vamos: hay gente para la que este hecho no es tan importante, y que se queda a gusto con el entendimiento global o viendo las series o pelis más cómodamente dobladas y también aman el cine. De ahí a relatar mi experiencia personal. Por ejemplo, a mi padre, que es un gran cinéfilo, le cuesta leer los subtítulos porque tiene la vista mal, y te puedo asegurar que ama y disfruta del cine. También es verdad que disfruta de las voces reales de los actores, pero el esfuerzo no compensa a su vista. En fin, siempre grises… Un abrazo y gracias por aportar tu opinión! 😉

    18 diciembre 2013 | 07:45

  29. Dice ser Clara Soler

    Dónde puedo descargar The Wire vose, subtitulos inglés? Dispuesta a pagar por calidad hd.
    No lo encuentro!Help me! Clara

    27 diciembre 2013 | 15:29

  30. Hola Clara, puedes utilizar The Pirate Bay y descargar suntítulos de Subtitulos.es. Espero haberte ayudado. Un saludo

    27 diciembre 2013 | 18:37

  31. Dice ser Oscar

    Primero – Mussolini no inventó el doblaje en 1941, como afirma su colaborador, ni Franco lo copió. Llevaba más de una década inventado.
    El doblaje no vino a España porque Franco quisiera legitimar la censura, por la guerra civil, ni por ninguna otra cuestión relacionada: comenzó en 1.931 , año de la proclamación de la II República, con un casting en el hotel Palace de Madrid, organizado por la Paramount.
    Los actores elegidos fueron a trabajar a París, a los estudios Joinville, y su primer director fue Luis Buñuel, poco sospechoso de franquismo. En el año 32 se dobló la primera película en su totalidad por actores españoles y en el 34 se crearon los dos primeros estudios de doblaje en España, uno en Madrid y otro en Barcelona, y los actores de doblaje regresaron a nuestro país.
    Todo el episodio fundacional del doblaje tuvo lugar durante la II República, lo que queremos subrayar tras más de cuarenta años de padecer una identificación con el franquismo grosera y basada en falsedades, dañina para cualquier demócrata.
    Claro que el doblaje padeció la censura franquista, como también lo hicieron el cine, la televisión, el teatro, la radio y la prensa escrita, y a nadie se le ocurre decir que sean franquistas o estén contaminadas de franquismo por ello.

    Segundo – En una encuesta del instituto Gallup, encargada y pagada por el sindicato Unión de Actores de Madrid, llevada a cabo en Diciembre de 2004 y enero de 2005, el 82 % de los españoles declara que prefiere la versión doblada a la subtitulada. Alrededor de un 7 % “no sabe, no contesta”, y el 11 % restante prefiere la subtitulada.
    Si ocho de cada diez españoles apuesta por el doblaje, dentro de una actividad de ocio pagada por los ciudadanos de su propio bolsillo, pedir a los políticos que prohíban o restrinjan el doblaje por decreto nos parece escasamente democrático y a la vez poco prudente.

    Tercero – El doblaje forma parte del cine español.
    Si se prohibiera el doblaje, no solo dejarían de rodarse coproducciones, que son un porcentaje muy significativo de nuestra industria. También quedarían mutiladas docenas de películas de los mejores directores en las que se dobla a niños, actores extranjeros, actores españoles (Desde Pepe Isbert a Antonio Banderas), ambientes, o la película en su totalidad (“Los Otros”, de Amenabar, recaudó más de 4.000 millones de pesetas, la inmensa mayoría en su versión doblada).
    ¿A qué se refieren exactamente los que, como Joel Joan, Presidente de la Academia Catalana de Cine, hablan de prohibir el doblaje en España?
    ¿Se prohibiría el doblaje en el cine español? ¿Se prohibiría entre las distintas lenguas del Estado Español?
    ¿Se prohibiría el doblaje del cine Comunitario? ¿Quien doblaría a los actores extranjeros en las coproducciones?…
    Ojalá este debate tan necesario, acabe conduciéndonos a un encuentro que nos ayude a mejorar la calidad de la interpretación en el medio audiovisual español: cine, televisión y doblaje.
    No solo en interés del espectador, al que nos debemos como profesionales, sino porque mejorar lo propio es la primera manera de competir, incluso en un mercado injusto.
    Y si hay otras maneras, tenemos por delante la tarea de encontrarlas.

    14 marzo 2014 | 00:38

  32. Hola, en ningún momento, si has leído con detenimiento el texto, hablo de suprimir el doblaje. Creo que es parte de la oferta y que cada cual debe elegir lo que más le conviene. Este artículo está centrado es mi experiencia personal y en mis preferencias. Un saludo y gracias por el comentario

    15 marzo 2014 | 09:13

  33. Dice ser Abuelo Igor

    Mientras tanto, un canal de TV tan emblemático como Cinematk decide borrar su historia de casi 17 años de cine en versión original subtitulada imponiendo el doblaje, sin subtítulos opcionales de ningún tipo, en casi todo el cine no hispanoparlante que emiten. Dudo mucho que los que ven el cine marroqui, yugoslavo, libanés o de países donde no se habla inglés, ni francés, ni italiano, ni alemán, estén dentro de ese 82% de españoles amantes del doblaje según ese sondeo, por cierto, pagado por un colectivo que es parte interesada. Pero en fin.

    18 marzo 2014 | 23:37

  34. Hola Abuelo Igor: ¡No sabía lo de Cinematk! Me das un disgusto. Menuda pena. Si había poco, ahora menos todavía. Está claro lo que nos invitan a hacer, ¿no? Respecto al otro tema, lo del doblaje es un asunto de educación. Si desde pequeños se acostumbrara a ver a la gente VO otro gallo nos cantaría. Un saludo

    20 marzo 2014 | 10:16

  35. Dice ser Marcelo Esteban Mauricio

    Yo voy a discrepar:
    Siempre, SIEMPRE, prefiero ver cosas (sean series o películas) dobladas al español. Pero no al español de España, sino al español latino, que es el que se maneja aquí, también conocido como “español neutro”. La verdad pienso que, si uno ve algo, aunque sea en VOSE, pasa más tiempo leyendo subtítulos que a veces están peor que el doblaje que viendo la acción en pantalla. Voy a darles un ejemplo para que vean de lo que hablo:

    En el capítulo 5 de la primera temporada de Glee, cuando alguien que creo que es Rachel canta la canción “Last Name” de Carrie Underwood, ella canta justamente “And I don’t even know his LAST name” mientras que, en el subtitulado, aparece “Y ni siquiera sé su NOMBRE”, como si esta chica hubiera cantado “And I don’t even know his FIRST name”, ¿lo ven? A veces hasta los subtítulos están mal realizados…

    20 marzo 2015 | 18:28

  36. Dice ser Marcelo Esteban Mauricio

    Escuchar las voces japonesas NO causa (ni causará) dolores de cabeza, si quieres aprender el idioma a través de un anime, bienvenido sea. Esto lo digo por experiencia porque la verdad vi en una página llamada JKanime.net los primeros 3 episodios de One Piece en VOSE y me quedé enganchado, aún sin saber japonés. Sobre todo me enganchó el opening 1 llamado “WE ARE!” (literalmente “¡Somos!” o “¡Estamos!” pero Ricardo Silva, cantante mexicano, lo adaptó como “¡Juntos!”) y eso fue lo que me impactó, en cuanto pueda lo sigo viendo

    20 marzo 2015 | 18:35

  37. Hola Marcelo. Es verdad que a veces los subtítulos están equivocados y que el doblaje es más cómodo. Pero sus ventajas no me aportan tanto como ver las verdaderas actuaciones de los actores (sobre todo en series y pelis buenas). Otra cosa son los blockbusters, que da un poco igual. Por cierto, yo hablo de lo que prefiero, pero también pienso que doblaje y VOS pueden coexistir, aunque me gustaría que hubiera más oportunidad de ver en el cine VOSE. Un saludo y gracias por comentar.

    25 marzo 2015 | 09:12

  38. Dice ser Anónimo

    que cansinos, que cada uno vea lo que quiera y como quiera, llevo 50 años disfrutando del CINE en todos los formatos,Sala, tv, video, dvd, internet, doblado, subtitulado, a pelo (original sin subtitulos), y no tengo ni papa de ingles, y jamas se me ocurriria decirle a nadie como tiene que ver una peli o serie.

    12 agosto 2015 | 11:26

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.