‘Ray Donovan’, una serie magistral sobre los secretos de familia

‘Ray Donovan’ debería titularse ‘Mickey Donovan’. Esto es un hecho para los que hemos visto (y disfrutado) esta serie excelente, una de las apuestas más sólidas que ha lanzado Showtime últimamente (ya hablaremos de ‘Masters of Sex’ cuando finalice su primera entrega). ¿Y a qué se debe el cambio de título?, os preguntaréis. Pues os responderé fácilmente: porque, en esta historia, el protagonismo absoluto lo tiene Jon Voight interpretando uno de los papeles de su vida. La impresionante actuación de Voight como Mickey, el cínico, carismático, gamberro, violento y seductor progenitor de Ray, que sale de la cárcel tras veinte años y regresa a la vida de sus hijos trastocándola por completo, traspasa la pantalla y se come todo lo que le rodea.

El otro gran aliciente es la presencia del gran James Woods como Sully, un papel breve pero de una fuerza colosal, el único capaz de hacerle la sombra al maduro ‘Midnight Cowboy’. Este tándem mítico, unido a un guión que transforma una serie de detectives privados en un drama con gran carga psicológica, personajes con trasfondo, toques de humor negro y algunos momentos de un surrealismo delirante, y donde se cuecen secretos de familia que han estado ocultos en el fango durante demasiado tiempo, hacen de ‘Ray Donovan’ una propuesta imprescindible que me ha enganchado por completo.


Con un estilo que revisita el género negro y actualiza algunos de los clichés que tantas veces hemos leído/visto en novelas y películas, en ‘Ray Donovan’ el protagonista (Liev Schreiberes un tipo duro y parco en palabras, que tiene que sacudirse de encima a las atractivas féminas que se le presentan mientras investiga el caso. Y que, por supuesto, recorre la ciudad en su coche con una petaca de whisky en el bolsillo interior de la chaqueta. Si habéis visualizado a Humphrey Bogart, ahora cambiadlo por un cachas fornido (más en el estilo de Rusell Crowe en ‘L.A. Confidential’) y tendréis a Ray Donovan, aunque sin cigarrillo colgando de los labios. La esencia del personaje es la misma, pero introduciendo los rasgos del antihéroe contemporáneo (pasado turbulento, “issues” familiares, conflictos personales y laborales), que lo hacen más atractivo y matizado.

El campo de acción es Hollywood, porque Ray es un experto en finiquitar los conflictos sexuales, de drogas e, incluso, homicidios, que ponen en peligro la imagen y el estatus de los famosos, un «fixer» que trabaja para la poderosa firma de abogados Goldman & Drexler y que utiliza métodos poco ortodoxos. Pero la serie va más allá y, bajo este envoltorio poco novedoso, presenta un drama de gran intensidad emocional, con fuerza en las historias y personajes bien construidos. La columna vertebral de la narración es la conflictiva relación entre Ray y su padre. Voight está magistral como Mickey Donovan, un extraficante de inteligencia viva, mentiroso, juerguista, seductor, bailarín y un punto macarra, que, después de veinte años, sale de la cárcel para volver a irrumpir en la vida de su retoño y en la de sus otros dos hijos, que regentan un club de boxeo. «No dejes que el lobo entre en casa», le dice Ray a su mujer cuando se entera de que Mickey se ha puesto en contacto con ella para ver a sus nietos.

Ray, a diferencia de sus hermanos Terry (Eddie Marsan), un exboxeador con parálisis y problemas para relacionarse con el sexo femenino, y Bunchy (Dash Mihok), un muchacho con graves conflictos psicológicos, impotente e incapaz de emanciparse, es el único que ha conseguido escalar en la pirámide social y escapar de los barrios bajos de South Boston donde se crió. Además, Ray ejerce como padre y protector de sus hermanos. ¿Qué es lo que ocurrió en esa familia para que exista un odio tan grande entre Ray y su padre? Esta es la premisa principal sobre la que se construye la serie, y que sirve para profundizar en las historias de vidas de los hermanos, todos ellos con graves taras emocionales provocadas por las heridas de la infancia.

Mickey Donovan y sus hijos

Tensa ambigüedad (Atención, SPOILERS)

Una de las cualidades de ‘Ray Donovan’ es la de hablar sobre el problema de la pederastia de una manera sutil, haciendo hincapié en cómo han afectado los abusos sexuales en el desarrollo emocional de la persona, sin caer en el morbo sensacionalista. De hecho, el tema de los abusos (y su planteamiento ambiguo), es una de las bazas decisivas en la evolución de la historia. También es interesante cómo los hermanos Donovan, marcados por su educación católica, enfrentan sus temores y sentimiento de culpa. El perdón, el pecado y la condena son temas que también están presentes, así como la dificultad social (tanto de Mickey como de sus hijos) para reprobar y oponerse a la conducta criminal de un párroco amparado por el poder de la Iglesia, con una gran influencia en los barrios populares y desfavorecidos como South Boston.

Aunque más adelante descubramos que Mickey no fue el causante directo de los abusos sexuales, sino el padre Danny, durante los episodios iniciales subyace la insinuación de que algo más pudo haber pasado. La latente homosexualidad de Mickey (recordemos que se va de juerga a un club de ambiente donde su hijo no quiere entrar), el suicidio de su hija, la insistencia de Mickey para contactar con sus nietos adolescentes, penden, durante todo el tiempo, como una espada de Damocles sobre el espectador, que espera que el lobo llame a la puerta de los cabritillos en cualquier momento. Asimismo, estas insinuaciones nos predisponen a creer que todavía quedan más secretos que no han salido a la luz, una cuestión que nos mantiene en tensión y abre la puerta a una interesante segunda temporada.

James Woods está enorme como Sully

Humor negrísimo y duelo interpretativo

Otro de los puntos fuertes de la serie son la ironía y el humor negro que destila, y que consiguen aliviar los momentos más dramáticos. El personaje de Sully (James Woods), ese psicópata con gorra y pantalones vaqueros que Ray contrata para matar a su padre, es un hallazgo en sí mismo, y sus escenas violentas (cuando se carga a su novia en la habitación del motel con el cinturón o cuando le pega con la zapatilla a su ayudante y después le dice: «Ahora irás al centro comercial y me comprarás deportivas nuevas» porque las ha llenado de sangre) logran sacarnos una sonrisa y mantenernos con los nervios a flor de piel.

De hecho, la recta final de temporada, con el viaje de Boston a Los Angeles, donde Avi debe lidiar con Sully y sus sangrientas excentricidades, y el encuentro entre Sully y Mickey, es lo mejor de la serie, y las escenas protagonizadas por los veteranos actores un ‘tour de force’ de titanes interpretativos. Mención aparte merece el surrealista episodio ‘Housewarming’ (1.6) donde Avi (Steven Bauer), la mano derecha de Ray, suministra LSD en el café al agente Miller del FBI —que persigue a Ray y a su equipo—. Las alucinaciones, el patetismo del vídeo grabado (que resta por completo credibilidad al pobre Miller a la hora de denunciar a Ray) y la manera tan delirante e irónica de trasladarlos a la pantalla, transforman un típico conflicto perseguidor-perseguido en narrativa audiovisual de primera. Por cierto, también ha sido estupendo encontrarme con Bauer después de haberlo visto encarnar a Don Eladio, el jefe del cartel mexicano en ‘Breaking Bad’.

Ahí va un vídeo con el momento «LSD monkey» que no tiene desperdicio.

Tampoco hay que dejar de mencionar el estupendo elenco de personajes recurrentes, donde encontramos a un excelente Elliott Gould como Ezra Goldman, el jefe y mentor de Ray; Rosanna Arquette como Linda o Brooke Smith en el papel de Frances, entre otros. Si algo hay que objetar a esta serie magnífica es la relación entre Ray y su mujer e hijos. La fuerza y tensión de los conflictos con su padre desdibuja en cierta medida la trama del desgaste matrimonial entre Ray y Abby (Paula Malcomson) y la relación de Ray con sus vástagos, que no llega a cuajar del todo. A pesar de esta trama poco consistente, ‘Ray Donovan’ es una serie que trasciende su género, muy adictiva, narrada de una manera muy inteligente y original, y que merece la pena ver sin demora (sobre todo teniendo en cuenta que disponemos de más tiempo debido a los pésimos estrenos del otoño).

Showtime ha renovado la serie para una segunda temporada.

Nota en Mis Puntuaciones

Ficha técnica
Título original: Ray Donovan
Cadena: Showtime
Año de creación: 2013
Creda por: Ann Biderman
Temporadas: 1 (12 episodios)

17 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lledó Horne

    Cómo siempre maravilloso post! 🙂 FAV y RT

    16 octubre 2013 | 12:42

  2. Jo, muchas gracias ^^

    16 octubre 2013 | 18:33

  3. Dice ser Conquer

    Pues que voy a decir que no haya dicho ya, genial post! pero que no quede ahí la cosa. Hay que seguir recomendando y dando a conocer la serie, porque el día que (ójala) lleve 3 ó 4 temporadas se acordarán de este momento en el que se forjó una gran serie. Me ha gustado mucho el símil lobo-cabritillos. No hace falta decir quienes son unos y OTRO.En general me ha dejado muy buenas sensaciones, incluso el tema familiar (los niños) que es lo más prescindible, han sabido dejarlo bien de lado. Quizás me haya faltado un cliffhanger, pero se lo voy a perdonar porque me ha sabido a mucho la temporada. Pues nada más, que siga rulando Ray Donovan o como tu bien dices la serie de Mickey Donovan o si hace falta, The Donovan Family.

    16 octubre 2013 | 20:18

  4. Dice ser Efibi

    Fantástico post. Muy bien analizado todo.Sólo por hacer un añadido: me ha chirriado un poco que introdujeran la trama del “Black Justin Bieber” para luego olvidarse por completo de ella. Supongo que la retomarán pero ha sido como raro, ¿no?Un saludo

    16 octubre 2013 | 21:14

  5. Hola Conquer,es verdad lo que dices del cliffhanger, aunque esa imagen de la familia reunida de nuevo en la playa me gustó (momento tumbona), pero sí hubiera sido estupendo que nos dejaran con la cara :0. Me interesa mucho cómo va evolucionar la relación entre Ray y Mickey. Además, hay unos cuantos asesinatos que deben resolverse todavía… También me gustaría ver más en escena a los hermanos de Ray, que han sido una de las cosas más interesantes de esta temporada (geniales actores ambos). Esperemos también que la trama de la mujer e hijos cobre más fuerzas, porque preveo tormenta tras la calma. Ah, y creo que ‘The Donovan family’ también hubiera sido un buen título para la serie ;)) Gracias por comentar!!

    17 octubre 2013 | 09:20

  6. Jajaja. ¡Es verdad! El Black Justin Bieber es un poco pegote, pero sirve para crear tensión entre los hermanos. Veremos lo que le tienen reservado los guionistas para la próxima temporada. Muchas gracias por el comentario, me alegro ver que hay gente que aprecia esta serie que ha pasado un poco desapercibida. ¡Aquí se está forjando algo bueno! Un saludo 🙂

    17 octubre 2013 | 09:23

  7. Bueno, Efibi, ya hemos hablado de que el Justin Bieber era el joven negro cantante… xDD Resuelta la confusión! :)) A ver qué pasa con él en la segunda temporada, seguro que a Ray le vuelve a sacar de quicio!

    18 octubre 2013 | 10:09

  8. Dice ser Criticon

    Hola, Me recomiendas esta para calmar mi adiccion a breaking bad?

    24 octubre 2013 | 02:38

  9. Hola! La adicción a Breaking Bad no se puede calmar con nada, jejeje Por cierto, ¿por dónde vas? Ray Donovan es fantástica y claro que te la recomiendo, pero no es una serie ligerita para alternar. Hay que disfrutar de ella como primer plato, porque es sabrosa, sabrosa… Oye, cuéntame que has visto últimamente además de BB. ¿Terminaste Yo, Claudio? Un saludo

    24 octubre 2013 | 07:26

  10. Dice ser Sergio

    Buen post para una gran serie sin duda, apostamos por ella en su momento y no nos equivocamos. Ahora toca esperar la 2ª temporada que puede llevarnos a terrenos aún más oscuros, o perderse en tramas menores. Como bien apuntas supongo y espero que le de un protagonismo más trascendental a los dos hermanos ya que por lo que hemos visto en ésta 1ª pueden dar más juego si cabe. Y espero también que arreglen lo de la familia insulsa por parte de Ray (esposa e hijos), porque me recuerda a una que también tardó en arrancar, pero que luego nos dejó momentos memorables, creo que de apellido eran Soprano ;-). Un saludo

    24 octubre 2013 | 15:52

  11. Dice ser Criticon

    Hola Cecilia… descubrí BB gracias al blog de Hernan Casciari en el diario el País. En aquella esa época, eramos pocos la que la veíamos.(Costaba conseguir los subtitulos). Luego la abandoné en la 4 temporada y me enganche con The wire, etc. Ahora voy por el cap 10 de la 5 temporada. (Tratando de no leer ni escuchar de que va, aunque aqui, estan todos como locos).Aunque conseguí “Yo, Claudio” todavía no la empecé. Estoy con BB; Mad Men (6 temporada); y terminé hace poco la 1era de Treme.Es que hay tanto para ver y tan poco tiempo para estar tranquilos!!! jajaja… Vos en que estas?Vi algunos caps de Modern Family por consejos del blog y me reí mucho.

    24 octubre 2013 | 22:56

  12. Hola Sergio,sin duda estamos ante una excelente serie que espero nos siga dando tantas sorpresas y grandes actuaciones como ha sucedido en esta primera temporada. Me gustaría mucho que concedieran más tiempo a las historias de vidas de los hermanos, porque han sido el gran descubrimiento de la serie. Que incidan más en los secretos del pasado, en las relaciones familiares y que sigan con esos “casos” que también han estado muy bien y le dan un toque ameno. Creo que todavía es pronto para compararla con Los Soprano, aunque a mí (excepto el piloto que me costó), me cautivó desde el primer instante. Pero es verdad que ambas tienen ese tono de humor negro que tanto me gusta. Un saludo y gracias por comentar! 🙂

    25 octubre 2013 | 10:56

  13. Hola Criticon! Estás viendo ahora mismo una obra cumbre de la televisión. La recta final de Breaking Bad es de lo mejor que se ha hecho nunca. Disfrútalo. Después podrás leer los posts que hice al respecto 🙂 Me alegra mucho que hayas visto The Wire y Treme. Esta última es una de mis preferidas, ya lo sabes. David Simon dice que, en cuanto a personajes femeninos, es lo mejor que ha escrito. Disfruta también con ‘Mad Men’, otra serie maravillosa. Y no te preocupes. Paladea esas series excelentes, disfrútalas, que no hay tantas tan buenas. Ya tendrás tiempo de ver más cosas. Respecto a lo que estoy viendo yo, te diré que, como los estrenos del otoño han sido tan malos, estoy con una de las grandes que tenía pendientes: The Shield. Hasta el momento me está gustando mucho. Ya te contaré. Un saludo y gracias por visitarme y comentar.

    25 octubre 2013 | 11:02

  14. Dice ser Sergio

    La comparativa iba tan sólo encaminada a la parte de esposa e hijos. Sin duda no se pueden comparar ambas ni ahora ni creo que en un futuro, pero si darle la merecida atención como buena serie que parece.

    31 octubre 2013 | 11:53

  15. Dice ser Tagliaferro

    He dado con este blog buscando el guión de los capítulos de Ray Donovan, coincido totalmente con el comentario. Por supuesto que Breking Bad es incomparable y, hasta ahora, insustituíble. Quisiera profundizar un poco más en parte de la trama porque la sigo al minuto y llevo 8 capítulos de la 2ª T, si conocen alguna web donde se encuentren los guiones de las distintas tramas lo agradeceré mucho. Sigo series de este tipo, mafia, humor negro, espías de distinto pelaje. Por cierto ya llega la 5ª T de Boardwalk Empire. Un saludo.

    02 septiembre 2014 | 18:01

  16. Hola Tagliaferro, pues ayer pregunté en Twitter y me pasaron este enlace con las transcripciones de todos los episodios (http://www.springfieldspringfield.co.uk/view_episode_scripts.php?tv-show=ray-donovan&episode=s02e01). Espero que te sirva y bienvenido al blog. Las series que te gustan son las que más me gustan a mí, así que te invito a visitarme. Puedes encontrar en el blog la sección de Mis Puntuaciones, que espero te sirva de guía para conocer buenas series. Un saludo

    03 septiembre 2014 | 07:57

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.