‘Nashville’, lucha de gatas y musicón

Ya sabes, querido lector, que ésta que escribe es de gustos refinados. ‘The Wire’, ‘Los Soprano’, ‘Breaking Bad’, ‘Treme’… bien, muy bien, grandes series, mucha complejidad, muy molón todo. Pero, ojo, que tengo mi lado oscuro y muy horrible que me impulsa a meterme entre pecho y espalda maratones de ‘MasterChef’ e, incluso (oh, my God, voy a hacer una confesión), SERIES ESPAÑOLAS (suena música de terror) como ‘Hay alguien ahí’, que me la vi la mar de contenta bajo la mirada estupefacta de mi santo esposo.

Dicho esto, refinado lector, respira tranquilo, porque no voy a apuñalarte con una review sobre la mentada y fantasmagórica serie, sino sobre ‘Nashville’, un culebrón vacíacocos tremendamente entretenido que, al igual que la primera temporada de ‘Revenge’, ha conseguido encandilarme con sus historias huecas de amor y odio, trajes country de muchos brillos, botas vaqueras rosa pasión, madres y guitarristas a los que les gusta tener el morro caliente y amores imposibles enfangados en el pasado. ¿Y qué tiene ‘Nashville’ para conseguir que sonriera como el gato de Cheshire cada vez que bajaba un capítulo? Pues en realidad nada. Y todo. Vamos por partes. (ATENCIÓN, SPOILERS)

 

PULGAR EN ALTO

1. Lucha de divas 
Esto me pirra. Tenemos a una Connie Britton que encarna a Rayna James, una estrella de la música country con melenaza pelirroja y jeans apretados, que ya necesita mucha crema Ponds para tener el cutis terso. Como en su papel de ‘Friday Night Lights’, la chica es maja, honesta, un punto pelma y, todo sea dicho, algo calienta braguetas. Pobre Deacon. Lo ha pasado mal. Y encima va y descubre QUE SE LE HA NEGADO LA PATERNIDAD POR SER UN BORRACHÍN. Mal, Rayna, mal. Que aunque Deacon sea el hombre al que le susurran las botellas, no decirle que tiene una hija es digno de Alexis Colby, hombre ya.

La diva con ínfulas (momento botas)

En el bando contrario tenemos a Juliette Barnes (Hayden Panettiere), una petarda insufrible, una niñata de pasado oscuro que, en su interior, esconde a una dama del country en potencia. La niñata tiene talento, pero no lo podrá explotar de verdad hasta que alguien le de una buena somanta palos, así, uno detrás del otro, hasta que el culo le arda. La Panettone (como ha sido bautizada en el bar de Twitter) necesita MANO DURA. Eso sí, el personaje ha sido el mejor de la serie, el más intenso, el que se comía la pantalla cuando aparecía y, en el último episodio, ha podido lucirse haciendo que se nos encoja el corazón frente al ataúd abierto (maldita costumbre, no la entenderé nunca) de su madre. En fin, que esta lucha de gatas nos recuerda a los buenos momentos Alexis-Krystle, sus indirectas y sus sonrisas falso-pérfidas, que son el perfecto puñal de una buena Queen, ya sea Victoria Grayson, Rayna James o whatever. En esto ‘Nashville’ mola. ¡Y cómo!

2. Una música cojonuda
A raíz de lo anterior, cabe mencionar un asunto importante: cómo he flipado con los números musicales de la serie. Tanto, que me voy a poner mi playlist en modo bucle durante un tiempo. He amado ver a Juliette sobre el escenario cantando ‘Boys And Buses’, con esa minifalda de infarto, esas lentejuelas, esos taconazos, esa melena rubia ondeando al viento… Tampoco han sido moco de pavo los momentos intimistas de las divas con sus guitarras, componiendo. Sobre todo las escenas de Juliette descubriendo lo que hay en su interior, dejando atrás a su personificación de la Miley Cyrus más comercial, dejándonos atisbar quién se esconde bajo esa coraza y… llevándose al huerto al vaquero Deacon. Y, oh Lord, cuando las divas se suben al escenario juntas, enfundadas en sus ceñidísimos vestidos, listas para matar a golpe de tacón, ya me pueden decir que Undargarín ha sido encarcelado que no le doy al ‘pause’ ni que me asesinen.

También he disfrutado muchísimo de los duetos entre la pavisosa Scarlett O’Connor (Clare Bowen) y chicobueno Gunnar Scott (Sam Palladio), porque, aunque sean unos personajes más planos que una sartén (con la risible bajada a los infiernos de chicobueno, después del fade out de su hermano ‘el dangerous’), las canciones han sido maravillosas. Y, claro que sí, las historias de jóvenes talentosos que luchan para conseguir el éxito siempre me gustan a poco que estén bien hechas. El dueto que me dejó sin habla fue ‘If I Didn’t Know Better’, un TEMAZO con el que pensé, «oh, wait, atención a ‘Nashville’».

Otro de los grandes aciertos y, sin duda, uno de los platos fuertes de la serie, son las apariciones estelares de las hijas de Rayna en la serie. Estos ángeles cantores, que en realidad se llaman Lennon y Maisy, tienen 13 y 8 años, y son hijas de The Stellas, un grupo country canadiense bastante bluf, me HAN FASCINADO. Aquí os dejo el momentazo con el tema ‘Ho Hey’, que se marcan dejando al personal con la boca abierta, aunque ya sabíamos de lo que eran capaces al escucharlas en el Talent Show del cole cantar ‘Telescope’. Las niñas, cuyo nombre artístico es Stella Sisters, ya tienen club de fans y página web para que podamos cotillear a gusto. Ahí van un par de vídeos para que te deleites.

¡A LOS LEONES!

1. La trama más aburrida que he visto hace mucho en una serie: la de Lamar Wyatt, el padre de Rayna, que sabemos que es un político corrupto pero ni cómo ni por qué (ni ganas, oye). Este estereotipo viviente de villano J.R. no sólo le ha restado muchos puntos a la serie, sino que me ha hecho bostezar más que ‘El libro gordo de Petete’. Por dios, señores guionistas, ¿por qué lo han resucitado después del infarto? ¿Ya eran muchas muertes de progenitores para la primera temporada? Yo sólo digo: sin piedad y al cuello.

2. Avery Barkley (Jonathan Jackson), otro pseudomalo que me hubiera gustado que sufriera al conseguir la fama, ¡pero no! En el fondo es un buen tipo y tiene que perseguir a la pavisosa de peluca Barbie. ¡Y encima va de cantautor al piano después de su vena más rockera! ERROR. Ver al gilipollitas sufrir los infortunios de la ansiada fama hubiera estado bien. Y si el negro productor con pasta le hubiera tirado los trastos, mejor aún (muahahahaha).

Scarlett, todo estilo y glamour

3. Entiendo que, para explicar la personalidad paleto-sensible de la pavisosa Scarlett, el pelo y ropaje tuvieran que ser lo peor. Pero sus atuendos de mercadillo y ganchillo de la abuela en combinación con ESAS BOTAS con flecos (y sin flecos), me perturban hasta extremos insospechados y me hacen reflexionar sobre los abismos de mal gusto adónde se puede precipitar el ser humano.

4. Los cliffhangers finales (la gafitas descubre la identidad de su verdadero papi, Rayna y  Deacon se la pegan en el coche y la rubia explosiva gana premios pero se amorra al pilón cada vez más) han sido demasié hasta para este formato culebrónido-musical. Se les ha ido la mano de todas, todas.

En fin, que a pesar de todos estos defectos, me lo he pasado bomba y ¡quiero más! Esperemos que no se les vaya la pinza a los guionistas como en ‘Revenge’ (menuda S02 más soporífera, ni llegar al episodio cuarto pude) y nos sigan entreteniendo como hasta ahora. Y, por favor, ¡más actuaciones de Stella Sisters! 

PD ¿He dicho ya que ‘Nashville’ ha sido renovada para una segunda temporada?

Nota en Mis Puntuaciones

Ficha técnica
Título original: Nashville
Cadena: ABC
Año de creación: 2012
Creada por: Callie Khouri
Temporadas: 1 (21 episodios)
Website

Si te ha interesado este artículo, quizás quieras leer (y reírte) con
Smash, del éxito del piloto a la vergüenza de Bollywood
Revenge, algo más que un culebrón (primera temporada)

9 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Genial, genial. No has podido describir la serie mejor. Una gran crítica.

    29 mayo 2013 | 13:50

  2. Dice ser elclubsilencio

    Totalmente de acuerdo con casi todo! Ya sabes que yo soy muy fan de Nashville, pero la música no me gusta nada (y suele gustarme el country light), excepto un par de canciones de Scarlett y Gunnar (Casino es genialérrima). El personaje que ha acabado gustándome más, aparte de Rayna porque Connie está siempre sembrada (aunque dicen que ha actuado muy desganada porque el guión, como vemos, es basura), ha sido Scarlett, creo que ha sido la que más ha evolucionado y la que más cómoda se ha sentido en su personaje.Un saludo! Larga vida a Nashville!

    29 mayo 2013 | 14:52

  3. Gracias, Marien. Me alegro que te haya gustado. A mí me encanta escribir esta clase de review, me lo paso pipa! Y me gustan mucho estas series ligeritas si tienen un mínimo de calidad 🙂 Un abrazo!

    29 mayo 2013 | 16:30

  4. Ayyy, la pavisosa… Nada más que verla con esas pintillas y ya estaba yo encantada de la vida, jejeje. Su historia a mí también me gusta (lo digo en el post) y los momentos Bluebird son de lo mejorcito de la serie. Rayna es que pone siempre el mismo careto, y cuando se pone en plan nice es súper falsa… A ver si en la segunda temporada Scarlett se desata y nos dan una historia de esas de cambio de look (me lo huelo) que tanto nos gustan. Un saludo y gracias por el comentario!!

    29 mayo 2013 | 16:34

  5. Dice ser Selva Iris

    JAJAJA! Sos graciosísima!! XD !! Me reí más con tu review que con cualquier capítulo de sitcom.Concuerdo con todo lo que decís de la serie, me entretuvo mucho y ya estoy esperando ansiosa la 2da temporada; deseo como vos que le resten importancia al personaje del padre, y también al de la hermana y al del ex-marido! (no hace falta matarlos) Mi personaje preferido es la Panettiere!! ya que me resulta increíble que con esa estatura, semejante cabezota y en general todo su locolook, lo mismo logre tener tanto carisma 🙂

    30 mayo 2013 | 19:12

  6. Gracias Selva Iris! No hay nada que me guste más que saber que te has divertido leyendo la review! Me apunto lo de “locolook”, que me parece genial, jajaja. Para la hermana y el ex (que han sido tediosos) podríamos sugerirles a los guionistas un par de temporadas en la trena si la muerte te parece demasiado drástico! xDDD Por cierto, ¿escribes desde Argentina? Ay, qué ganas tengo de visitar ese maravillo país… Un abrazo y gracias de nuevo por comentar!! 😀

    31 mayo 2013 | 10:40

  7. Dice ser Selva Iris

    Sí, escribo desde Argentina, más precisamente desde la ribera del río Paraná, cerquita de Rosario. Si me prometes seguir escribiendo entradas tan divertidas, te ofrezco un tour gratuito por la city rosarina cuando vengas de visita, si te gustan los loco-lugares no te lo podés perder!! JA!! Saludos 🙂

    31 mayo 2013 | 16:45

  8. ¡Prometido! Y más si me haces ese tour!! Los loco-lugares me pirran, así que estaría más que encantada (ya estoy buscando la ciudad en el mapa, jeje). ¡Un abrazo y gracias por ser tan agradable!! 😀

    31 mayo 2013 | 18:25

  9. Dice ser micaela

    hola!!! te escribo desde argentina, nose como cai en la pagina pero dejame decirte … oh lord! jajaja lo describiste muy bien, una macana que no hallan firmado abc para serie 3, OJALA que si, pero parece q no, las canciones son grandiosas, sobre todo “a life thats good”, saludos!

    08 mayo 2014 | 21:35

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.