BLOGS
A ver series A ver series

Cuando la pequeña pantalla se comió a la grande

Hablando con mi doppelgänger sobre los estrenos otoñales

Uno de mis entretenimientos favoritos es conversar sobre series con mi doppelgänger. Además de algo quisquillosa, Doppel, como cariñosamente suelo llamarle, es hipercrítica y no me deja pasar ni una cuando me reblandezco. Si yo le digo: «Démosle una nueva oportunidad a Elementary», o «habría que ver otro capítulo de Revolution», ella me mira con sorna mientras eleva hacia mí su dedo corazón. No tiene compasión.

A veces me entretengo tanto hablando con mi otra mitad malvada, que mi marido asiente con la cabeza mientas murmura con media sonrisa: «Ya está otra vez». El otro día por la noche, después de ver algunos pilotos de los nuevos estrenos del otoño, mantuve una interesante charla con ella que, incluso, llegó a tener algún momento de tensión tipo Anne-Mariló (aunque sin llegar a sacar las uñas de gata rabiosa).

Eso sí. Mi doppelgänger, cuando le pillas el punto, es de lo más maja, y sus maledicencias me hacen reír. En el fondo es buen chica, aunque tanta serie de la HBO le ha convertido es una seriéfila algo sesuda e intransigente. Yo, sin embargo, puedo tragar otras cosillas más edulcoradas y divinas, aunque es cierto que su poder gana terreno día a día y cada vez soy menos yo y más mi otra mitad oscura.

Pues bien, aquí paso a relataros la última conversación que tuvimos (por cierto, quiere que le abra una cuenta en Twitter y no sé si hacerle caso). De Revolution no dijo más que lindezas. Y las otras sobre las que debatimos amigablemente fueron The Mindy Project, The New Normal, Go On y Vegas. ¿Queréis conocerla? En las distancias cortas es suave y gana en ternura… además de gustarle a rabiar la cerveza.

Cecilia: Veo un gesto hosco en tu rostro, ¿es que estás pensando en los estrenos del otoño?

Doppelgänger: Pues sí, y mis pensamientos son lúgubres.

C: Explícate un poco más, que el espacio en Internet es infinito… Venga, yo te doy un empujoncito: ¿Revolution?

La hiedra es como una plaga

D: Oh, me gusta muchísimo toda esa hiedra exuberante. Enredadera por todas partes. Tan verde y salvaje como cierta isla hawaiana… ¿A qué me recordará? Es que hoy estoy un poco lenta… Es una idea tan original y tan distinta a todo lo que ha hecho anteriormente Jota Jota que estoy emocionada.

C: Tu sarcasmo me entretiene terriblemente, Doppel. ¿Y qué me dices de los actores? Salen algunos buenísimos como Giancarlo Esposito.

Doppel se lleva un imaginario pañuelo a los ojos y comienza a sollozar histriónicamente. Luego suelta una carcajada maligna.

D: Eso sí que me sumió en la tristeza −dice con media sonrisa cínica−. Bastante tiene la pobre criatura con ver a Aaron Paul arrebatándole su Emmy, que encima tiene que hacer ese papel de villano de serie Z… Jota Jota es un hombre sin piedad.

Doppel comienza a arrastrarme hacia su terreno maligno. Le pego un sorbo a la birra que compartimos y le incito:

C: ¿No te parecen todos muy limpitos y maquilladitos para no tener electricidad?

D: ¡JA! −exclama−. Pues lo mismo que en Lost, que hasta las manchas de sudor de las camisetas eran estilosas

C: Cuenta, cuenta lo que me dijiste de los pelos…

Doppel sonríe de satisfacción y se frota las manos, gesto que siempre hace al relatar una anécdota de la que se siente especialmente orgullosa.

D: Bah, no, si eso ya lo sabes. −Le encanta que le insistan−. Bueno, allá va: ¿sabéis lo que era fantasioso de verdad en la isla (y no ese malvado humaco negro), ¡que las nenas tuvieran las pantorrillas más rasuradas que el coco de Locke! (en realidad serían más parecidas a la melena de Sayid).

C: LOL! Esa tontería siempre nos hace reír. Aunque al menos la premisa de que se vaya la electricidad en el mundo tiene aspectos positivos. Es muy misterioso. ¿No te apetecería saber qué ocurrió?

D: Pues aparte de que no haya retransmisiones de Tele 5 y TVE (thank you, Lord), no le encuentro ninguno. Yo, sin Internet, soy una Doppel muerta.

C: Ya veo. ¿Y qué te ha parecido la nueva de Sherlock (Elementary), con Lucy Liu como Watson? Es una vuelta de tuerca original, ¿vemos otro?

Doppel sonríe con sorna, lo que acostumbra a hacer cuando va a cometer un acto inadecuado e irreverente. Le encanta asustarme y mostrarse políticamente incorrecta. Pero sabe que no voy a detenerle. Habla, digo.

D: Lucy Liu no está nada vieja. Se mantiene tan joven y crujiente como cuando salía en Ally McBeal. −Ahora empieza a reírse bajito, con un creciente jijiji que hasta asusta un poco−.

Lucy Liu, una jovenzuela

C: Eres una doppel maligna…

Jijiji… Cuando empieza con sus risitas no hay quien la pare.

D: ¿Me pones otra birra? Y ahora en serio: Hugh Laurie sí que sería un Sherlock excelente. Cumberbatch  no está mal, pero si le encargan un caso en España, con esa piel de tritón blanquecino que tiene, ¡palma sin intervención de Moriaty!

C: Pues ahora reniegas, pero bien que te tragaste el piloto sin pestañear.

D: Bien, sí, lo confieso. A veces tengo momentos de debilidad, pero lo cierto es que he borrado los otros episodios que bajaste…

C: ¿En serio? Bueno, supongo que no me será muy difícil perdonarte… Sobre todo si ahora me dices alguna barbaridad de Mathew Perry en Go On… C’mon Dop, que sé que te encanta!!

The Mummy

D: No me gusta que predispongas mis respuestas… −me guiña un ojo−. Ejem… Tú sabes que A D O R O  a ese tío, sobre todo después del millón de episodios de Friends que me hiciste tragar.

C: ¡¡¡Ja, ja, ja!!! Tan malo no es… Tiene muchos fans, ¡y en Studio 60 estaba muy bien!

Doppel me mira fijamente a los ojos y mueve la cabeza de un lado a otro.

C: No tienes compasión. Y encima el pobre Perry, tan gracioso, sufriendo con la pérdida de su mujer… ¡Es la alegría de la terapia en grupo!

D: Lo único que me motiva es contemplar su cara, tan rabiosamente joven y atractiva como la de Lucy Liu…

C: ¡Ya sabía yo que al final ibas a ser grosera!

D. Entonces, ¿para qué preguntas?

C: Ok, ok… cambiemos de tema −el ambiente se ha enrarecido por momentos−. ¿Qué tal The Mindy Project? Ésta sí que promete, ¿no?

D: ¿Una tipa india con un traje de lentejuelas tirándose borracha a una piscina? Yeah, tremenda diversión.

Un discurso muy elocuente

C: Pero te gustaron los primeros diez minutos, con la niña pegada a la pantalla repitiendo las frases de las comedias románticas…

D: Sólo fueron diez minutos. Esperando a Lena Dunham estoy.

C: Pues hasta enero te vas a aburrir un poco…

D: ¿Aburrirme? ¡Para nada! −dice sorbiendo con avidez su birra−. Si con Treme estoy que me salgo. Y más ahora que sé que tendrá cuarta temporada (aunque sea breve). Y está The Bridge (Bron / Broen), que es muy buena. ¡Y en nada empieza Dexter y Homeland! Y tenemos Misfits, Entourage, How to Make it in America, 30 Rock, etcétera, etcétera…

C: No me has contado nada de The New Normal… ¿la salvamos?

D: Pues mira, quizás ésta sea la menos aburrida. ¡Hasta he visto el 1×02!

C: Será porque gira entorno a la maternidad y eso te toca tanto como a mí.

Doppel me lanza una mirada asertiva y mira embelesada la foto de su (nuestro) bebé.

D: Lo que más me gusta es cuando el médico gay protagonista dice: «Un niño te cambia la vida hasta donde tú quieres» y todos se descojonan… −Doppel comparte conmigo el estrés de la crianza−. Aún así, tampoco me vuelvo loca por ver otro episodio… La niña rarita, estilo Katharine Hepburn en Suddenly, Last Summer, también es un personaje estupendo, pero… no sé, no sé.

C: Eres muy exigente…

D: ¿Y eso es malo? ¡Es todo culpa de la HBO!

C: Sí, je, je. Después de ver The Wire, The Sopranos, Six Feet Under y otras maravillas la verdad es que cuesta. ¿Qué es lo que más te ha gustado últimamente?

D: ¡Oz! −Doppel se entusiama. Es muy salada cuando se emociona−. Me gustaría invitar a Tom Fontana a lo que él quisiera… Le haría cous-cous o una paellita, que me salen muy buenas… Y ahora estoy viendo The Corner. Es buenísima, pero menudo drama. Eso sí, me encanta ver de nuevo a Clarke Peters, Khandi Alexander… Y esos guiones… ¡bocatto di cardenale!

Ahora me toca pincharle un poco a mí…

C: Te pones muy trascendental…

Simon, guilty!

D: Es que es mentarme a Simon y me pongo n e r v i o s a. Ja, ja, ja.. −Doppel sabe cómo encajar una broma−.

C: ¿Alguna otra cosa interesante?

D: Pues un amiguete (tú ya sabes quién) me recomendó The Booth at The End. Es una serie sencilla con un guión muy bueno… Sólo diré una cosa: un hombre sentado en un dinner se encarga de hacer realidad los deseos de la gente a cambio de… ciertas cosas. ¡Y qué cosas!

C: Y Vegas, ¿qué te ha parecido? Tiene buena pinta… Aunque sale Dennis Quaid, que también está hecho un chaval…

D: Cuando logre sincronizar los subtítulos te lo cuento.

C: No hemos hablado todavía ni de las series de la BBC ni de libros…

D: ¡La BBC! Estos ingleses saben cómo hacer las cosas, aunque su plato estrella sea el fish and chips… Tengo muchas ganas de ver The Secret of Crickley Hall, un drama con caserón lleno de fantasmas, y The Girl, la historia de cómo le ponía a Hitchcock Tippi Hedren mientras rodaban Los pájaros, una de mis pelis favoritas.

C: ¿No me dices nada de tu última pasión, el creador inglés Paul Abbott? Hasta le enseñas a tu (nuestro) hijo de dos años a decir A B B O T T…

Mr. Paul Abbott, un genio

D: Sí, je, je. Este hombre es un portento. Exile es genial, sólo superada por la gran Hit & Miss. Pero claro, después vi State of Play y aluciné. ¡Es una pasada de thriller!

C: De Abbott te falta Shameless.

D: ¿No ves cómo no me voy a aburrir nada?

C: Ya veo, ya… Por cierto, ¿estás leyendo algo interesante?

D: Sabes perfectamente que estoy disfrutando como una loca con Danza de Dragones

C: Ja, ja, ja, lo sé. Diles a todos quién es tu personaje favorito, anda.

D: Fácil: ese enano tan inteligente y triste, aunque la historia de Bran es apasionante. Si con algo disfruto más que con las series es leyendo un buen libro.

C: Y para acabar, ¿qué piensas de la situación política que estamos viviendo? Sé que te encabrona mucho y luego usas las series para desconectar cuando te apetece retorcerle el pescuezo a alguien…

D: Pues que si a la casta política les gustara más las series y menos joder al personal, estaríamos todos mucho más contentos. Todavía falta por hacer una gran serie sobre la corrupción y el mafioseo en este país. Sólo Crematorio ha tocado el tema, pero si David Simon estuviera aquí le daría para hacer tres The Wire.

C: Completamente de acuerdo.

D: Claro, ¿qué vas a decir tú?

(Risas)

C: ¿Les contamos un secreto a nuestros amables lectores?

D: Es mejor preservar un poco de misterio para mantener la chispa…

C: Bueno, pues entonces decimos adiós.

D: Sólo hasta la próxima ^^ 


PS ¡Os esperamos mientras bajamos los subtítulos de Last Resort (si están ya)!

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Iván

    Qué daño ha hecho J.P. Friedrich!!! Gran post.Un saludo

    28 septiembre 2012 | 20:21

  2. Dice ser Cecilia García

    Jajaja!!!!! Sí!! Aunque también me gusta mucho el doppelgänger de Los elixires del diablo, de Hoffmann (y, claro, el malvado Mr. Hyde!!). Un abrazo y mil gracias!

    29 septiembre 2012 | 11:00

Escribe aquí tu comentario






    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Normas y protección de datos.