Heisenberg o el descenso a los infiernos

Hace ya tiempo escribí un post que generó mucha polémica: ¿conseguiría la quinta temporada de ‘Breaking Bad’ superar el nivel de la cuarta una vez concluida la épica lucha entre Mr. White y Gus Fring? Tenía mis dudas, porque el final de la temporada anterior había sido sencillamente apoteósico. Sin embargo, la calidad del trabajo de Vince Gilligan me impulsaba a pensar que no sólo tenía, sino que debía, darle un generoso voto de confianza. Y que si la quinta temporada conseguía igualar a la cuarta, me quitaría el sombrero y haría una triple reverencia. Lo ha conseguido, dicho queda, aunque con algunos peros.

ATENCIÓN, SPOILERS A TOPE! Vayamos por partes. En primer lugar quiero dejar claro que esta midseason me ha parecido absolutamente brillante cuando la trama se ha centrado en las emociones de los personajes. Hemos visto escenas magistrales como la de Skyler en la piscina, tan ida y abrumada por el miedo a un marido fuera de control y por la integridad física de sus hijos, que no encuentra más salida que sumergirse para alejarse de todo. El gesto distante, el pelo como una nebulosa, la larga falda hinchándose bajo el agua azul… Y fuera, la sombra de una familia feliz que se ha convertido en una trampa, peligrosa e imprevisible.

Skyler, lejos, en el cielo azul


La alargada sombra del sombrero
El personaje de Skyler, desde mi punto de vista uno de los más anodinos de ‘Breaking Bad’, ha cobrado fuerza y expresividad con una evolución moral muy convincente. E, incluso, ha rozado momentos de perversión absoluta al desear el regreso de la enfermedad para acabar con el problema que representa Walter en su vida y en la de sus hijos. Como madre puedo entenderla, porque Walter ya no es Walter, sino un Heisenberg despiadado, completamente desquiciado, cuyo único deseo es redimirse de una vida de frustración y curar su ego herido. La sombra de su sombrero es demasiado alargada.

Sin embargo, no podemos evitar sentir cierta indignación hacia el comportamiento de Skyler, porque sabemos que, aunque Mr. White se haya equivocado, lo ha hecho (en parte y sólo en parte) por el bien de su familia. Recordamos a aquel amable profesor de química, que sólo quiere reunir la cantidad suficiente para que sus seres queridos no pasen penalidades (además de las otras motivaciones personales que hemos comentado), y sentimos empatía. Pero no podemos olvidar el título de la serie: Breaking Bad significa “camino equivocado”, “decisión incorrecta”, y es muy iluso suponer que uno puede jugar en el tablero del crimen sin mancharse las manos.

Un alegre silbido
Walter, como le ocurre al doctor Jekyll, no puede evitar sentir cierta atracción hacia su oscuro pasajero. El poder, el control, las inmensas posibilidades que se abren cuando uno renuncia a la ética, a los límites legales, son drogas mucho más potentes que esa bluemeth con un 90% de pureza. Y su ego de profesor resentido, poniendo en jaque a la autoridad, al sabueso de su cuñado, al cartel entero de la droga, va creciendo hasta explotar en su propia cara y arrastrarlo hacia a una zona negra de la cual no hay retorno.

Así se vio en una de las secuencias más impresionantes y terroríficas de la serie, que me impactó profundamente haciéndome sentir retortijones en el estómago: ese silbido tranquilo y alegre de Heisenberg tras matar, descuartizar y disolver en el bidón al muchacho de la moto. Todavía veo la mano del chico entre la tierra del camión, una visión sanguinaria del infierno.  Jesse no puede soportar los remordimientos, pero Heisenberg, aunque asegure que lo lamenta, no parece sentir demasiado pesar. Sabemos que considera la muerte del chico un daño colateral y, en ese punto, deja de ser humano. Aunque en el último capítulo asegure a su esposa que ha dejado los funny games, lo cierto es que nadie puede creerlo, pues la metamorfosis experimentada es demasiado profunda. 

Jesse, desesperado

Jesse versus Heisenberg: ¿duelo épico?
El desarrollo del personaje de Jesse es, sin duda, otro de los puntos fuertes de esta temporada. Su toma de contacto con la paternidad, su implicación sentimental con su nueva familia, ha hecho crecer a este exyonqui y camello de poca monta. Aún con sus lugares comunes, con esa cháchara que no revela ni cultura ni saber estar, Jesse ha madurado. Y no puede soportar lo que está ocurriendo. Ese tiro a sangre fría de Todd lo conduce hacia una desesperación que lo humaniza, a diferencia de lo que ocurre con Mr. White.

Me parece −creo que estaréis de acuerdo conmigo− que Jesse tiene que jugar todavía un importante papel en la historia. De alguna manera se enterará de lo que ocurrió con su pequeño hijastro y entonces… Entonces Mr. White puede prepararse para correr, para escapar de la justa ira de su compañero…

El lirismo de la danza macabra
No quiero terminar esta reflexión sin hacer alusión a la secuencia genial de la matanza en las cárceles con… ¡cepillos de dientes! Los amantes de series como ‘Oz’ saben de sobra que, en la prisión, toda clase de objetos de uso cotidiano como cepillos de dientes, peines o lápices, pueden convertirse en armas mortíferas. Pero lo que quiero destacar no es sólo la idea de la utilización de un objeto tan aparentemente inocuo para perpetrar un asesinato, sino ese montaje magistral donde la música, con ese suave swing de Pick Yourself Up, de Nat King Cole, se contrapone a las violentas imágenes de sangre y fuego, y contribuye a la creación de un ritmo delirante, una danza macabra dulce y abyecta, que dentro de su terrorífico sentido tiene un lirismo hermoso y perverso.

Por último, el capítulo 5×07 nos deja una secuencia para la historia. La muerte de Mike. Mirando pacíficamente el atardecer, aceptando su destino irremediable. A su lado Heisenberg, con una mirada alucinada, nerviosa. El tiro en el coche todavía resuena en nuestros oídos.  Mr. White ya no existe. Y Mike  lo sabe. Aunque Walter diga que lo lamenta, que habría podido evitarse. Una vez traspasada la frontera del mal ¿qué más da un nuevo acto de crueldad? Las últimas  palabras de Mike «Cierra la puta boca. Déjame morir en paz». Y, luego, ese sonido al caer el cuerpo, que sólo entrevemos desde la distancia pero sentimos en la garganta. Brutal.

Tras el éxtasis de estas escenas, hay que juzgar también los defectos, que han sido lo suficientemente relevantes para tenerlos en cuenta. Los errores se centran, principalmente, en los primeros capítulos, con algunas escenas que no sólo desafían la verosimilitud sino que, incluso, pueden provocar la carcajada entre los más avezados en ciencias. La escena del imán gigante para borrar los ordenadores es, desde el punto de vista científico, imposible. Y la escena del robo al tren, aunque nos mantuvo al borde del infarto, analizada con un poco de cordura no se aguanta tampoco, al igual que otros trucos MacGyver que no acaban de estar a la altura. Pero este es un defecto que Breaking Bad ha tenido a lo largo de todas las temporadas, aunque en esta ocasión se les haya ido un poco más de las manos.

Happy birthday, Mr. White

Sin embargo, en resumen podría decirse que esta midseason ha ido in crescendo, como una sinfonía que se reserva los mejores compases para el final. Y cuando eso ha sucedido, hemos disfrutado como enanos.

Sabemos cómo será el futuro de Walt. Lo vimos celebrar con melancolía su siguiente cumpleaños, desaliñado y muy lejos de casa. Ese beicon que marcaba un 52 era triste, triste, triste… Qué inicio más excepcional.

Walter, nos vemos el próximo verano.

Si te gustado este post, quizás te interese leer
El delirante universo de Breaking Bad

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Lledó AP

    Totalmente de acuerdo… Una de las finales más impresionantes que he tenido el gusto de ver… Espero que la sexta temporada continúe con el nivel de obra maestra en la que se está convirtiendo… Al finalizar la cuarta temporada pensé en dejarla pero creo que hice bien en continuar…

    06 septiembre 2012 | 11:40

  2. Dice ser Cecilia García

    Creo que Breaking Bad está consiguiendo algo muy importante: colocarse en el podio de las mejores series que ha parido la televisión. Aunque algunos defectos no la consoliden como una verdadera obra maestra a la altura de The Wire, Sopranos y Oz, BB es una serie magnífica que consigue atraparte y hacerte pedir más, más y más. Gracias por el comentario!! 😉

    06 septiembre 2012 | 11:49

  3. Dice ser Anonymous

    A mi me ha encantado. Es cierto que todo el rollo de los imanes y del tren fue una cagada, una bajada de categoría. Como si fueran unos pirados cualquiera que acaban de empezar y que han tenido simplemente la suerte de sus vidas. En un momento de iluminación con los últimos capítulos de la 5ª temporada he pensado que todo tangazo a la ética tiene sus consecuencias. Al principio de los tiempos, Walter era un profesor de química en un instituto, pluriempleado en un lavadero de coches que soportaba donnadieando a un cabezón cabrón y cejudo que terminó justificando toda esa mierda con retaila de creído gran empresario, engañado y mal vendiendo su estimado negocio de treinta años. Está bien que nuestro Walter lo mandara al carajo, se pusiera manos a la obra y lo viviera a tope con un yonki follalas-déjalas. Un cambio brusco, a mejor se supone. Pero terminó cual criminal. Ningún asesinato es justificado, pero en esta trama algunos pueden pasarse por lo alto, otros fueron simplemente para regocijo del business y del bolsillo (y, claro, para no ir a la cárcel). Todo parecía que iba a terminar tan idílico: sus fardos incontables, su Skyler, su pobrecico pero pícaro hijo y su niñita, todos bajo la calorcita de billetes de a 100, tantos como para limpiarse el culo con ellos. Pero no, su cuñado ha descubierto algo, y ese adelanto del primer capítulo en el cual se le ve tan penoso, greñoso, sólo y desalmado, esa antítesis del polvo, de olor a cadáver pululante en su quimérico negocio, buscando algún resquicio de amor y dignidad en un bareto cutre, colocando el bacon tal y como su ¿mujer? se lo colocaba (aunque claro, la última vez, con justificadas pocas ganas)y teniendo delante a una joven en su puesto de trabajo. Qué escena. ¿Queda algún resquicio de aquel Walter bueno y equitativo que amaba ante todo a su familia? ¿O es ahora un cabrón sabuesote malo que sigue con lo mismo? ¿Que podemos pensar de ese penoso 52 cumpleaños? Creo que de todo.

    10 septiembre 2012 | 21:54

  4. Dice ser Cecilia García

    Estimado anónimo, me ha encantado tu comentario que casi podría ser un post por sí mismo! (me gustaría saber tu nombre, eh?). Totalmente de acuerdo con tus apreciaciones. Nos encantaba Walter cuando toma las riendas de su vida y manda a tomar por culo a capullos como su jefe, pero como bien dices “todo tangazo a la ética tiene sus consecuencias”. Yo tampoco espero nada bueno para Walter, ha traspasado fronteras demasiado peligrosas. Ahora queda saber si morirá luchando contra (Hank?, Jesse?, ambos?) como Heisenberg o habrá cierta redención final para este gran personaje. Me gustaría que la hubiera, pero no sé si concordaría con el rumbo de los acontecimientos. Gracias por un comentario tan completo y espero que la próxima vez pueda llamarte por tu nombre para agradecértelo. Un saludo!

    11 septiembre 2012 | 08:12

  5. Dice ser jokinlar

    Hola, nos hemos zampado la 5T de BB en una semana, y me gustaría aportar mis opiniones sobre la misma – un placer haber podido leer tu post, al fin :)Empezaré por lo que menos me ha gustado:principalmente, sobre todo al principio, el ritmo baja un poco (imposible seguir la caña que llevaba el final de la 4T), y los primeros capítulos se me hicieron un poco lentos,…. también destacar que las notas de humor han ido desapareciendo, exceptuando las frases sarcásticas de mike -me encanta(ba) (los colegas de jesse apenas salen, los protas son cada vez más profesionales…) y la serie toma un rumbo cada vez más gris y turbio, en consonancia con la transformación de walt – al cual ya casi ni nos imaginamos sin su sombrero,…lo que más me ha gustado, pues todo el resto … me sigue encantando el guión, como enganchan la primera escena con el capítulo, cómo se mueve la cámara en ocasiones (el abogado metiendo la pasta) cómo se van definiendo los personajes, como crece skyler, como crece la maldad en walter, y la cordura en jesse,… y mike, que curiosamente consigue no caernos tan mal, pese a ser una asesino sin compasión,…y en especial algunas escenas (das en el clavo en el post) ; la secuencia de la matanza con nat king cole de fondo es increible, la muerte de mike y su frase final antológica, la tensión que crean en el robo del tren,…destacaría también las aterradoras miradas de auténtico cabrón de bryan cranston, impensables al principio de la serie (en especial una con el cañón de mike en la sien); y tal como le ocurrió a jesse, el silbidito que se pega walter marca un antes y un después en la terrible certeza de que heisenberg domina por completo el personaje; y directamente lo pasas a odiar y casi hasta desearle el mal,… (no cáncer como skyler, pero sí el mal,…)así como al final de la 4T quería(mos) que walter ganara, ahora me apetece más que pierda; que no sea ni capaz de comerse ese bacon que nos anuncia sus 52 años y ese sea el último día de su vida por orgulloso, vanidoso y mala persona,… que jesse se alíe con hank para machacarlo,… que no le pase nada a walter jr (siempre he pensado que algo le pasaría),… que le persigan los espíritus de gale, fring, el niño, mike, y muchos más … hasta el infierno, del cual ha querido formar parte,…claro está, que no siendo una serie convencional, realmente lo que espero es un final original, demoledor, que probablemente nos siga rompiendo los esquemas, (a tener en cuenta que hasta ahora walter siempre se ha salido con la suya, cuidado,…) y nos haga disfrutar hasta la última escena. Seguro que sí.Un saludo, jokin

    24 septiembre 2012 | 13:31

  6. Dice ser Cecilia García

    Hola Jokinlar!! me ha parecido extraordinario tu comentario y me alegro de que, finalmente, tu mujer y tú hayáis disfrutado de esta intensa midseason. Totalmente de acuerdo con lo de la lentitud del arranque, que fue lo más flojo, junto con lo que comento en el post del imán, etc. Aún así, estaban calentando motores… Lo mejor: estamos de acuerdo en que Heisenberg ha tocado fondo (¿o todavía no?) y sus motivaciones lo están convirtiendo en un auténtico monstruo. Yo, al igual que tú, confío en un final original, porque Vince Gilligan es un portento de escritor, aunque creo que el destino que le reserva a Walt es más bien oscuro… Y lo merecerá, porque tiene demasiadas muertes sobre su conciencia. Se le ha ido completamente de las manos… El cáncer es en su alma más que en su cuerpo. Skyler en esta midseason me ha parecido un personaje extraordinario, con esa secuencia de la piscina tan inmensa. Y ese terrorífico silbido es una de las escenas más impresionantes que he visto nunca!! Ya veremos que sucede. Como bien sabes, aún tendremos que esperar un poquito (mucho) para ver el tan ansiado desenlace. (Por cierto, un lector del blog llamado Iván te dejó un comentario en la sección de Mis Puntuaciones, no sé si lo has visto). Un saludo y, como siempre, un placer saludarte!!

    25 septiembre 2012 | 08:21

  7. Dice ser jokinlar

    hola,acabo de ver el comentario de iván y ya le he contestado (gracias),su comentario está totalmente de actualidad para nosotros, porque tenemos previsto empezar HOY a ver “The wire”,…. es un momento emocionante,…ya comentaremos, un saludo

    25 septiembre 2012 | 10:17

  8. Dice ser Cecilia García

    MOTHER OF GOD!!!! Estáis a punto de internaros en una de las historias más alucinantes que ha parido la pequeña pantalla. David Simon es un maestro. Sólo cuando acabéis la serie os daréis cuenta de lo completa, compleja, entretenida y brillante que es The Wire. ¡Mucha envidia!!!!! Por cierto, si no habéis visto Treme es otra obra alucinante del gran Simon, ¡y no vais a parar de bailar!!!!! Os la recomiendo encarecidamente. ¡Feliz viaje a BALTIMORE!! (supongo que en VOSE, please!!)

    25 septiembre 2012 | 10:37

  9. Estupendo post. Esta season es además de todo lo que dices, muy deudora de El Padrino I y II. Más concretamente, Walter White es una suerte de Michael Corleone, un hombre bueno metido a gangster capturado para siempre por el lado oscuro. Es muy palmario esto en su relación con su esposa, clavada de la que se describe en El Padrino. Por otro lado, te apuntaría que si Walter “rompe a malo”, Jessie lo hace a bueno, en itinerarios de sentidos inversos, ocurriendo como en el Quijote, en donde asistimos en juego narrativo inverso a la quijotizacion de Sancho y a la sanchificación del Quijote. Aquí hablamos del transito de WW a la condena y de Jessie a la redención. Bueno, me he marcado un rollo impresionante… pero es que BB me apasiona. Sin dudas, la mejor serie de TV del momento.Harry Callahan

    12 diciembre 2012 | 19:48

  10. Dice ser Cecilia García

    Totalmente de acuerdo, Harry!! No había pensado en El padrino y es cierto al cien por cien el parecido de la deriva hacia el lado oscuro de una persona supuestamente honrada. Además, parece que el contraste entre lo que fue y lo que es acentúan su maldad y falta de escrúpulos. También tienes razón en tu comentario sobre El Quijote. De nuevo es un juego de contrastes, de cambio de tornas, y estoy segura que Jesse va a jugar un importante papel en el desenlace. Al final, las grandes obras comparten temáticas que son universales con distintos estilos. Gracias por tu interesantísimo comentario y espero que podamos seguir conversando sobre esta impresionante serie. Un abrazo!!!!!

    13 diciembre 2012 | 11:29

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.