Modern Family, el arte de hacer reír (I)

Gloria, Jay y Manny están grabando el cuento de Los tres ositos para Lily. Gloria imita al oso con una voz cavernosa. “¿Qué voz es esa? −dice Jay. –Soy un oso –dice Gloria− ¿Un oso? Iba a coger el crucifijo”. Si no reconoces la escena es que todavía no has visto la fabulosa comedia Modern Family. Avalada por el trabajo de los guionistas Christopher Lloyd y Steven Levitan, que trabajaron en Frasier, Wings y The Wonder Years, y por un flamante Emmy y un Globo de Oro a la Mejor Comedia, entre otros premios, Modern Family se ha convertido en un fenómeno mundial que recoge el día a día de los miembros de tres familias conectadas entre sí por lazos de sangre.

Destaca un guión fresco, original, lleno de escenas divertidas y golpes hilarantes, interpretado por un reparto de actores que ha logrado algo muy difícil: sacarle todo su jugo al texto y hacer que las escenas funcionen a la perfección. Eso sí: es de vital importancia verla en versión original, porque doblada pierde por completo la gracia. Modern family es una de esas raras avis en el mundo de las series que, como Doctor en Alaska o Las chicas Gilmore, nos dejan un buen sabor de boca con su perfecta combinación de sonrisas, ironía, un puntito de mala leche, ternura y finales edulcorados.

¿Qué es una familia?

En Modern Family coexisten diferentes fórmulas familiares: la prototípica familia americana (marido, mujer y tres hijos) con otras nuevas formas menos convencionales: una unión homosexual, con una hija adoptiva, y un hombre mayor divorciado y vuelto a casar con una mujer de la edad de sus hijos, que trae consigo a su hijo preadolescente.

Dejadme que os presente a los miembros de esta peculiar familia, si no tenéis el gusto: el patriarca es Jay Pritchett (Ed O’Neill), un adinerado hombre de negocios casado con la espectacular belleza colombiana Gloria (Sofía Vergara), madre de Manny (Rico Rodríguez). Jay tiene dos hijos: Claire (Julie Bowen), casada con Phil Dunphy (Ty Burrell) y madre de tres hijos, y el abogado Mitchell (Jesse Tyler Ferguson), que vive con su pareja Cameron (Eric Stonestreet). Ambos acaban de adoptar a una niña vietnamita llamada Lily.

Horror! Es un ‘cool dad’
Claire, Phil y sus hijos constituyen la familia americana por excelencia, con los típicos problemas domésticos y laborales: Phil es un vendedor de una inmobiliaria bastante tontorrón, que se define a sí mismo como un “cool dad”: «Estoy a la moda, navego por Internet, mando SMS, LOL (Laugh out Loud), OMG (Oh my God), WTF (Why the Face), me sé todos los bailes de High School Musical…» −dice a la cámara. Y en la escena siguiente lo vemos ataviado con una chaqueta de instituto, cantando y haciendo la coreografía de un número mientras sus hijos se arañan la cara de vergüenza desde el sofá.

Claire es un ama de casa controladora y algo maniática, que debe hacer frente a dos hijas adolescentes y a Luke, un niño un tanto especial y rarito (salta en la cama elástica en calzoncillos y con una caja de cartón en la cabeza). La hija mayor es Haley, la típica guapita algo descerebrada que sale con Dylan, un grunge border line enamorado de ella hasta la médula. El contrapunto de la familia es Alex, la hija mediana, una cerebrito que no acaba de encajar en el ambiente familiar de compras en centros comerciales y blockbusters.

Mitchell y Cam

¿Problemas heterosexuales? ¡No!
En último lugar (pero no menos importante) están Mitchell y Cam, la pareja gay que ha adoptado a Lily. Ambos tienen que lidiar con los prejuicios sociales y familiares, así como reorganizar su vida en función de su nueva situación. Es muy interesante y divertido ver cómo, a fin de cuentas, la problemática doméstica a la que se enfrenta este matrimonio, así como los roles que adopta, son básicamente los mismos que en una pareja heterosexual con hijos: quién trabaja y quién cuida de los niños, la renuncia a la vida social, la inseguridad de la paternidad, la relación de amor/odio con los demás miembros de la familia, política o no, las pequeñas rencillas cotidianas…

Respecto a este punto, los creadores de la serie han comentado lo bien que ha sido acogida en todo el mundo la historia de la familia gay (recordemos que Modern Family se exhibe hasta en el Vaticano) y que no han recibido ninguna queja furibunda por parte de los sectores más conservadores. En una rueda de prensa, Levitan comentó que es “bastante común que la gente esté en contra de los padres gay. Pero cuando lo conviertes en algo personal y le muestras que la gente tiene buen corazón y son padres extremadamente comprometidos y cariñosos, es difícil no quererlos”.

Si te ha interesado este post, quizás quieras leer
La comicidad en ‘Modern Family’ y algunas filias personales

2 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Sofía

    Muy bueno este post de presentación de la serie. Estoy deseando leer el resto! Es una de las series más divertidas de la televisión, a la que todo se le perdona incluidos esos finales, en ocasiones demasiado edulcorados.

    04 abril 2012 | 17:51

  2. Dice ser madseries

    Gracias!! Es una de esas series que quisieras que duraran y duraran y duraran… que siempre te levantan el ánimo y te hacen soltar alguna buena carcajada 😉

    04 abril 2012 | 18:42

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Antes de enviar su comentario lee atentamente las normas para comentar en 20minutos.es.
    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Información sobre el tratamiento de sus datos personales

    En cumplimiento de lo dispuesto en el Reglamento (UE) 2016/679 del Parlamento Europeo y del Consejo de 27 de abril de 2016 relativo a la protección de las personas físicas en lo que respecta al tratamiento de datos personales y a la libre circulación de estos datos, y Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales le informamos que los datos de carácter personal que nos facilite en este formulario de contacto serán tratados de forma confidencial y quedarán incorporados a la correspondiente actividad de tratamiento titularidad de 20 MINUTOS EDITORA, S.L, con la única finalidad de gestionar los comentarios aportados al blog por Ud. Asimismo, de prestar su consentimiento le enviaremos comunicaciones comerciales electrónicas de productos y servicios propios o de terceros.

    No está permitido escribir comentarios por menores de 14 años. Si detectamos el envío de comentario de un usuario menor de esta edad será suprimido, así como sus datos personales.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies.

    Los datos personales se conservarán indefinidamente hasta que solicite su supresión.

    Puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, supresión y portabilidad de sus datos, de limitación y oposición a su tratamiento, así como a no ser objeto de decisiones basadas únicamente en el tratamiento automatizado de sus datos, cuando procedan, ante el responsable citado en la dirección dpo@henneo.com

    Le informamos igualmente que puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de Datos, si no está satisfecho con en el ejercicio de sus derechos.