BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Serie Comentarios Microrrelatados

Los más asiduos lectores de 150xdía continúan inspirándose en los microrrelatos del blog para escribir sus propias historias, con sus propios escenarios, con sus propios personajes, con sus propios desenlaces. Sean bienvenidos a la Serie «Comentarios Microrrelatados» del mes de junio, donde se recopilan las más destacadas historias desarrolladas por los lectores de las 150 diarias.

Comentario publicado en la entrada «Desenmascarando sueños».
Mis sueños suelen ir por otros caminos. Mucha gente, no nos conocemos, hay malentendidos, acabo entre los brazos, y a veces entre las piernas, de alguien que cada cinco minutos cambia de rostro, de sexo, de raza, de intenciones y me dejo llevar sabiendo que soy yo la que lleva las riendas.

Autora: Carla.

Comentario publicado en la entrada «Desenmascarando sueños».
Cuando no era una cosa era otra, pero la situación se estaba poniendo fea.
Todo comenzó con lo que comienza todo. Un día se sueñan cosas felices, o eso creemos, hasta que dejan de serlo y comienzan las pesadillas. ¿Qué culpa tengo yo de que cosas cotidianas me terminen afectando?
La consecuencia de todo esto fue que mis pesadillas comenzaron a tomar cuerpo a cualquier hora, tanto dormido como despierto, por tanto tomé la determinación de acudir a un experto. Al oír mis historias, quedó tan involucrado en mis problemas, que decidió aventurarse a mandar una expedición directamente a mi cerebro. Necesitaba recoger de primera mano todos los restos y muestras posibles a fin de dejar limpios mis sueños de todo tipo de malestar.
Ya en el primer viaje le costó llegar, pero según se iban haciendo rutinarias las expediciones, mi confianza y sus ansiolíticos lograron mi descanso con rotundidad.

Autor: Enmascarado.

Comentario publicado en la entrada «La ancianidad temprana».
No es la adversidad fortuita,
la que sin advertencia llega.
La que de improviso azota,
la que con ojos vendado,
va dejando en el camino
aquel, que se la ha tropezando,
que sin méritos ni desméritos,
tiene que cargar con su yugo.
Al que desde muy pequeñitos
tiene que trabajar ya duro
para ganarse el sustento.
El trabajo en la niñez
a nadie convierte en adulto,
ya que el niño que trabaja
sigue siendo solo un niño,
al que convierten en esclavo,
sin dejar de ser niño.
Al que roban la niñez,
sin darle nada de nada a cambio.
Ya que la poca comida
es para que continúe con vida,
y que a la mañana siguiente,
pueda seguir trabajando.
Que poco importa la escuela,
ni la formación escolar,
mucho menos la académica
y de la universitarios
de esa ya mejor ni hablar.
¿De cuántos millones uno,
prospera en estas condiciones?
¿Si de la mediocridad el salir,
es cosa arto difícil?
De la miseria es bien sabido
que el salir, es imposible.
En estas penosas condiciones
de niño se llaga a viejo,
unos antes otros luego.
Y cuando a viejo se llega,
aunque solo con diez años,
las espaldas que se encorvan,
se llenan de arrugas la piel,
entonces ya todo pesa tanto,
que un lápiz entre los dedos
cuesta mucho el sostener.

Autor: Al Sur de Gomaranto.

Comentario publicado en la entrada «La novela de la tarde».
Nunca me ha parecido más oportuno ese disparar la manguera a la jeta de alguien como cuando mi hijo lo hizo.
Después de 20 días en la incubadora que se pasó, con visitas de todo la parentela, cierto que a su ladito, en la número 8 estaba su hermana, que vino a casa 10 días después. Pero mi suegro nunca se dignó ir ver a sus nietos recién nacidos ¡Qué va!, el Don Rodrigo en la horca (como le llamaba mi madre) estaba por encima de ello. Cuando le dieron el alta a mi nene, con 2 kg 800 grms, vinimos a casa de mis suegros y tumbamos al niño en el sofá, mi suegra, que dicho sea de paso no dejó de ir a ver a sus nietos, le quitó el pañal, mi suegro, después de 20 días todo altivo el capullo, se acerca, se agacha y…… Olé mi nene, le dio con todo el chorro en su cara dura de impresentable. Me reí como se suele decir a “mandíbula batiente”, y le dije “chúpate esa, tu nieto te ha calado” (yo tenía 22 recién cumplidos), lo sigo recordando y haciéndolo recordar por su significado.

Autora: Marisa.

Comentario publicado en la entrada «Desde la terraza».
Me lancé al vacío y planeé con los brazos abiertos, evitando antenas y enormes anuncios de bebidas que invadían los tejados. La sensación era de un inmenso placer, con el viento en la cara y la ingravidez. Pero entonces me di cuenta de que los pájaros volaban a mi alrededor y parecían molestos por mi presencia. Yo les hablé como a hermanos, pero ellos graznaron, piaron y gritaron que no me querían allí en el aire, porque era un humano y no debía volar. Amenazado por la presencia de muchos pájaros que me expulsaban de sus dominios, aterricé en una plaza con buena visibilidad. Allí me esperaba una multitud de humanos, semejantes a mí, pero de los que no podían volar. Me señalaron con el dedo y me miraron como a un monstruo. Lo cierto es que ni yo mismo sabía lo que era. No era un gran pájaro ni tampoco un humano. No sabía qué hacer ni a donde ir, y en mi angustia desperté, cubierto de sudor. A mi lado, en pie y observándome estaban mi psiquiatra y una enfermera, diciéndome algo así como que había sufrido un episodio de delirios, no entendí muy bien la terminología. Me alegré de no hallarme en aquella plaza, rechazado por pájaros y humanos y les sonreí.
– Doctor, he decidido que ya no quiero volar más. He elegido ser humano.¿Puede cortarme las alas, por favor?.- Le dije, y ellos me sonrieron.

Autora: Metamorfosis.

Comentario publicado en la entrada «Después del Bip».
Cuando me enterraron nadie sabía que tenía un teléfono móvil en el bolsillo. Debí decírselo a Patricia, porque ahora estará muy asustada y no se cree que la llame desde el otro mundo, ella ignora eso de que me podía haber muerto letárgicamente, lo mejor que puedo hacer antes de que me quedes sin batería es que llame al teléfono de emergencias y les cuente mi problema. Debo darme prisa pues ya llevo al menos tres días sin comer y lo malo es que no recuerdo el número de emergencias.

Autor: Antonio Larrosa.

Comentario publicado en la entrada «La repentina ausencia».
Inmediatamente, el extraño suceso, alertó a entomólogos, biólogos, ecologistas, que comenzaron a buscar las causas, a estudiar posibles cambios en el suelo, el aire, el agua, ascensos o descensos en la temperatura, contaminantes, superpoblación de depredadores… Los resultados sorprendieron a algunos, aunque muchos ya lo sospechaban, la gente, se había quedado sin sangre en las venas…

Autora: Penélope G.

11 comentarios

  1. Dice ser antonio larrosa

    Quitando mi relato mal contado los demas merecen un aplauso ¡¡Plash!! plash!! plash!!

    Hasta luego amigos.

    08 Julio 2011 | 13:18

  2. Dice ser Enmascarado

    Gracias, como siempre, por este ratito de gloria que nos compartimos quienes como yo, tu labor admiramos (aunque respondones te salgamos).

    08 Julio 2011 | 13:28

  3. Dice ser Metamorfosis

    Gracias, Walter, por elegir una vez más uno de mis microrrelatos inspirado en uno de los tuyos. El mérito, como siempre, es todo tuyo. Si yo estuviese obligada a escribir un relato cada día, ajustándome a 150 palabras, no creo que fuera capaz. Enhorabuena a los demás comentaristas y buen fin de semana.

    08 Julio 2011 | 15:23

  4. Dice ser Marisa

    Cuando hace unos días Walter me pidió permiso para poner un comentario mío en su sección, algo que me parece muy caballeroso y que deja patente su exquisita educación y buen hacer, me dijo que era para el viernes.
    En ese momento no caí que el viernes era el 8 de Julio.
    Hasta hoy no me dí cuenta la coincidencia.
    En ese comentario, hablo de las dos personas a las que más quiero en el mundo:mis hijos.
    Ellos nacieron el 8 de Julio, el día más feliz de toda mi existencia.
    Ya sé que en mi comentario dejo un poco mal a mi suegro, pero eso fueron los hechos reales, de los que no cambio una coma aunque hayan pasado los años.
    Sí, hoy mis hijos cumplen años. Y como siempre, a uno le he felicitado a las doce menos diez y a la otra a las doce y cinco, como siempre he hecho.
    Susana, gracias por tu triple felicitación.Ya sabes dónde estoy, en remojo fresquito del agua serrana, claro que no creo que te dé tiempo a una visita, pero si eso, ya sabes, tengo el espumoso de la tierra enfriando y “yo también tengo en el congelador vasitos para los chupitos de agüardiente de guinda”, además de tarta helada de cereza(cosecha propia) y nata.
    Jopé, mira que se pica siempre contigo el que lo lee todo.
    Que hasta yo he caído en la trampa de poner cosillas de gastronomía, aunque podría extenderme un montón de fallitos que he visto en aquel pedazo tocho de hace días.
    Saludos a los que han escrito los comentarios que han servido para este post

    08 Julio 2011 | 16:16

  5. Dice ser detalpalo

    http://detalpalotalrisa.blogspot.com

    Gracias por visitar el blog!

    08 Julio 2011 | 16:22

  6. Dice ser xulita

    Geniales todos.Como siempre.

    Buen fin de semana.

    08 Julio 2011 | 17:23

  7. Dice ser Walter de 150xdía

    Chicos, gracias a ustedes por seguir participando en este espacio. Cada cuento nuevo que aparece en los comentarios es un grado de inclinación más en mi sonrisa.
    Marisa, que buena casualidad. 😀

    08 Julio 2011 | 17:31

  8. Dice ser Penélope G.

    Gracias Walter! Saludos, y buen viernes a todos!

    08 Julio 2011 | 17:49

  9. Dice ser ana...

    Llego tarde, pero llego!!!
    En primer lugar felicitar a todos los usuarios escogidos para este día, por sus aportes siempre estupendos.
    Felicitaciones atrasadas a Marisa pero llenas de cariño y para finalizar un gran beso a Walter.
    Y como noooo…para todos los demás, achuchones!!!

    09 Julio 2011 | 03:04

  10. Dice ser Marisa

    Ana……………. ¡¡¡¡¡¡¡¡Qué alegría saber de tí!!!!!!!!

    Te hago saber que Ely, en su último parte de felicidad nos preguntaba por ti.
    Que hace mucho que no escribías por estos andurriales, nena.
    Ya nos dirás en qué lugar estás, a qué te dedicas , a jajajjajjjjj, me parezco al Perales.
    Pero es cierto que te echábamos de menos. La pelirroja, que ahorita misma está aquí en Salamanca para el fin de semana, me decía el otro día , que tuvo que volver a Cascais, que el anterior fin de semana tomó al pie de la letra tu ruta romántica.
    Un beso hermosa, me voy a dar otro chapuzón en las aguas fresquitas de por aquí

    09 Julio 2011 | 17:49

  11. Dice ser Al Sur de Gomaranto.

    De nuevo darte las gracias
    Que otra vez debo de darte
    Por incluirme en tu serie
    Gracias desde Gomaranto
    Gracias desde el Sur a Walter.

    ana… nos alegramos leerte.

    10 Julio 2011 | 17:25

Los comentarios están cerrados.