BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Camino a la soledad

Para lograr una soledad plena, es necesario desprenderse de casi todo lazo afectivo. Perder contacto con la mayoría de las personas, ayudará a que todo individuo le sea indistinto y por lo tanto, les será imposible interferir en su vida. Habiendo logrado ese primer paso, el mundo le parecerá vacío, como si nadie existiese. Vivirá tan ideológicamente aislado que no será capaz de ver a las personas que caminan por las aceras. Chocar contra ellas será como chocar contra el viento. Tan solo se sentirá, tan felizmente solo, que podrá comenzar a hacer y deshacer sin vergüenzas, sin represiones, incluso hasta sin miedos. Nada importará cuando sienta aquellos dedos juiciosos señalando sus acciones. Muchos podrán tildarlo de loco, y lo harán, pero ya no tendrá oídos para escucharlos. Finalmente llegará un día en que sólo el sol le hará compañía. Será un buen momento para esconderse detrás de la luna.

10 comentarios

  1. Dice ser Clica aquí

    A veces es mejor estar solo , es muy triste pero viendo como es la gente nunca consideraría loco a uno que se aislara de todos , más bien una persona genial.

    13 Marzo 2011 | 10:35

  2. Dice ser Michan

    Desde luego, si una persona hace esto, pierde por completo su actitud humana…

    Clicka sobre mi nick!! ^^

    13 Marzo 2011 | 10:54

  3. Dice ser noaguantoamijefe

    Más que esconderse detrás de la luna, será un buen momento para suicidarse, ¿o no es solo la gente la que nos mantiene anclados?

    13 Marzo 2011 | 11:07

  4. Dice ser Ruperta

    Para allá que voy sin remedio. Me han dicho que la vida es muy larga y que después de la soledad tengo tiempo de volver a la compañía de las personas a las que yo elija.

    13 Marzo 2011 | 13:21

  5. Dice ser Harald

    Conocer mucha gente, habiendo renegado del rebaño, es el estímulo más eficaz para sonreír ante la soledad.

    13 Marzo 2011 | 14:00

  6. La soledad si es voluntaria
    por deseo o vocación
    y también por devoción,
    será cosa extraordinaria.
    Sera como no tener nada,
    que no sea para sí mismo,
    prescindiendo de los demás.
    No es que eso sea egoísmo,
    ni amor a la tranquilidad.
    Es una forma de vivir
    que aparte del que vive así,
    nadie puede comprender,
    ni se puede concebir
    que se pueda ser feliz,
    en absoluta soledad,
    aislados de los demás.
    Al ser soledad voluntaria,
    el que a la soledad llegó.
    Si un día se encuentra perdido,
    cansado o arrepentido,
    puede dejar de ser un solitario,
    anacoreta o ermitaño,
    abandonar su retiro
    integrándose al bullicio.
    Pero hay otras soledades diferentes,
    Una es la soledad impuesta,
    obligada y a la fuerza.
    A la que a muchos condenan,
    como sación o castigo.
    para que purguen una pena.
    De esa soledad forzada,
    siempre hay alguna esperanza,
    de que un día terminará.
    Hay muchos, muchísimos más,
    que sin delitos ni faltas
    se le olvida y relega,
    a una cruel soledad,
    en la que no quieren estar,
    con la que no están conforme,
    a la que tienen que soportar.
    Porque nada pueden hacer
    de ella no pueden salir.
    Es la soledad del anciano,
    que aunque viva entre los suyos,
    Aunque le alimenten y aseen,
    (que eso no siempre sucede)
    nadie les hace compañía.
    Viven en una cruel soledad
    día y noche, noche y día.
    Ya que llegados a esa edad,
    es poco lo que se duerme.
    Y no pudiendo nada hacer
    por remediar la situación
    Viven sus últimos años,
    En silencio, meditando
    Casi siempre cuestionando,
    ¿Qué dañó habré hecho yo
    para tener, que vivir esto?
    Y así un día tras otro día,
    hasta que el motor se pare
    por, agotamiento o avería.

    13 Marzo 2011 | 16:44

  7. Dice ser Metamorfosis

    Yo soy de las personas que se aislan gustosamente, de vez en cuando, lo he dicho más de una vez, Vuelo a mi base lunar, instalada en la cara luminosa, con vistas a la Tierra, y sin perder de vista a la humanidad, restableciendo el contacto cuando sea necesario. No puedo, por mucho que me guste aislarme de vez de cuando, vivir sin los demás. Cortar los lazos afectivos definitivamente para mí sería morirme.

    13 Marzo 2011 | 20:38

  8. Dice ser pilar

    LLega un momento en que todo es tan repetido, la gente, las conversaciones siempre parecidas…que, poco a poco, vas bajando el nivel de relaciones sociales hasta que de pronto encuentras en la soledad la perfecta compañía: uno mismo.

    Y a nada que tengas un cerebro despierto e imaginativo, vas ha sentirte de p. madre, porque no existe el aburrimiento ni los corsés cuando se está en buena compañía. Uno es libre!!!

    13 Marzo 2011 | 23:38

  9. Dice ser ana...

    El que corre por gusto no cansa!
    Y si la soledad es ese gustito… pues adelante.
    Pero el ser humano no nació para vivir siempre solo y en este caso si además de tener por única compañía el sol también se va esconder detrás de la luna en la más completa escuridad, no le auguro mucho tiempo sin que deje de ser un ser humano para pasar a ser NADA.

    Ruperta… ten cuidado en no demorar demasiado tiempo recluida en soledad.
    La vida no te brinda dos veces la misma oportunidad y los trenes pasan y no se devuelven…así que, puede que no tengas tiempo “de volver a la compañía de las personas a las que tu elijas” 🙂

    14 Marzo 2011 | 00:10

  10. Dice ser Ruperta

    Gracias Ana, estoy en ello, poco a poco. Creo que todo pasa de paso. El tren también, el mío no ha llegado y no es cuestión de cojer otro por cojones. 😉

    28 Marzo 2011 | 22:57

Los comentarios están cerrados.