BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

La lágrima obligada

El murmullo de la gente tratando de hablar en silencio se ha apoderado de la habitación. Son varias las personas que están llorando. Algunas lo hacen con medida reserva, tratando de ocultar la tristeza y otras lloran a moco tendido, con ataques de nervios incluidos. Algunas son sinceras; otras lo disimulan. Él no siente nada pero igualmente se ve en el compromiso de largar unas lágrimas. Piensa en perros vagabundos, en niños hambrientos y panzones, en habitaciones de hospital. Ni siquiera con esas imágenes siente la tristeza suficiente e insiste nuevamente con payasos tristes, cenas navideñas solitarias y amores no correspondidos. Nada. Recuerda entonces que tiene el corazón hambriento como los colibríes en otoño y aun así, las lágrimas son mezquinas. Observa que los recién llegados lagrimean en silencio. Presionado por la competencia hace un tercer intento. Esta vez mira dentro del cajón para inspirarse. El lagrimal apenas logra humedecerse.

7 comentarios

  1. Dice ser Clica aquí

    Supongo que a eso de cajón como dices es el ataud,Si mirando lo que hay en el ataud no le asoman las lágrimas es que nosentia nada por el contenido . Ahora pasa mucho.¡¡El muerto al hoyo y el vivo al boyo.

    26 Febrero 2011 | 12:23

  2. Dice ser Metamorfosis

    ¿No sufrirá este protagonista del sindroma de Asperger? Es bastante complicado, pero en resumen los que lo padecen, en realidad padecen poco. No son capaces de identificar sentimientos, o sentir empatia, con lo cual tampoco sufren. Yo soy todo lo contrario, soy absoluta y dolorosamente empática. No puedo ir a un funeral, aunque no conozca de nada al difunto, porque el dolor de la familia y de los amigos me llenan de tristeza y acabo llorando. Queda claro que lloro como una Magdalena en las películas tristes, que prefiero ver a solas. La única ventaja es que también se me alegra el corazón en compañía de gente alegre, rejuvenezco en compañía de gente joven, y me lleno de experiencia en compáñía de gente mayor…

    26 Febrero 2011 | 13:33

  3. Dice ser Michan

    Casi que parece un funeral eso… =O

    Clicka sobre mi nick!! ^^

    26 Febrero 2011 | 16:56

  4. Dice ser Ruperta

    La última vez que fuí a un hospital, empeoré al enfermo porque estaba yo peor que él. Espero que entienda que la próxima vez no vaya.

    Cuesta identificar sentimientos, cuesta implicarnos emocionalmente en la vida cuando hemos querido alejarnos por alguna razón. La cobardía se paga cara.

    26 Febrero 2011 | 18:06

  5. No es mi intención hacer aquí
    del llanto hoy, un chiste fácil.
    Hay situaciones en la vida,
    que a muchos hacen reír
    con sonoras carcajadas,
    a mandíbula batiente.
    Cuando debieran de dar pena,
    hacer de dolor gemir,
    y de llorar hasta con lágrimas.
    No es tampoco pretender,
    que seamos plañideras,
    profesionales del llanto,
    que a más plata, más llorera
    no, tampoco hay que llegar a tanto
    pero si, una lagrimita,
    aunque sea de vez en cuando,
    no hace mal ni daño a nadie.
    Es buena para la vista,
    es buena para la mente.
    y la sensibilidad mantiene.
    Llorando, el alma se desahoga
    y se ensanchan los pulmones.
    Llorar cuando la pena aprieta
    cuando te hacen mal y duele,
    llorar hasta de impotencia,
    o por un amor que se fue,
    es por lo que se debe hacer.
    Pero siempre con prudencia,
    ya que no hay que abusar,
    ni al manantial de las lágrimas
    nunca llegar agotar.

    26 Febrero 2011 | 19:08

  6. Dice ser noaguantoamijefe

    Así son las lágrimas para la gente honrada, cuando quieres forzarlas no vienen, cuando quieres disimularlas, te delatan. Hay quien sabe usarlas a su antojo y sacarle mucho, muchiiiisssiiiimo partido.

    26 Febrero 2011 | 23:18

  7. Dice ser bajar de peso

    Nada más latino que un velatorio: hambre de lágrimas y chismorreos.

    27 Febrero 2011 | 09:32

Los comentarios están cerrados.