BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

La llegada de la niebla

De vez en cuando una niebla tan densa y absoluta como la oscuridad envuelve el pueblo por completo. Llega siempre desde el norte, avanzando como una avalancha gigante, comiéndose la luz a su paso. Primero cubre las calles y aceras y luego se escabulle por todos los rincones del pueblo hasta que no existe lugar que quede sin ser rellenado. El extraño fenómeno dura apenas unos minutos en los que no vemos ni nuestros propios pasos y cuando la niebla se aleja hacia el sur, simplemente resta hacer el conteo para saber quién ha desaparecido. Hace varios años que perdemos habitantes, pero hoy el fenómeno cambió su rutina. Ya hace una hora y media que la niebla no se retira y si bien al principio tenía la esperanza de que estuviese tardando en seleccionar a su víctima, ahora la esperanza se ha desvanecido. No encuentro paredes. Nadie escucha mis gritos.

14 comentarios

  1. Dice ser Metamorfosis

    ¿Habeis escuchado cuando baja la niebla? Toda la naturaleza se paraliza. Los animales se quedan quietos, perplejos, a la espera. No hay cantos de pájaros. Los animales son más sabios, sólo es cuestión de esperar a que la niebla desaparezca. Si te mueves, hazlo con cuidado, despacio, porque cualquier cosa puede salirte al paso. Si te desplazas en automovil, el peligro es aún mayor. Aterrizar o despegar con niebla es practicamente imposible. Quedemos pues quietos, a la espera, como los sabios animales, sin prisas para movernos, pensando simplemente que flotamos entre nubes y disfrutando, porque en cualquier momento volveremos a la tierra…

    20 Enero 2011 | 11:31

  2. Dice ser El golpe

    La niebla me recuerda siempre la película, La increíble historia del hombre menguante.
    Hace que me sienta pequeño,muy pequeño.

    20 Enero 2011 | 12:59

  3. Dice ser 20 MINUTOS FACHA

    SERÁS PAJILLERO, TE HAS APROPIADO DE ´´ LA NIEBLA “, NOVELA DE STEPHEN KING, A VER SI SOMOS MÁS ORIGINALES.

    20 Enero 2011 | 13:10

  4. Dice ser Din A4

    Niebla la que tienes tú en la azotea. ¡Haztelo mirar!

    20 Enero 2011 | 14:25

  5. Dice ser Enmascarado

    Querido Walter, me temo que tras tantos y tantos avisos, esta vez te tocó.
    Bon Voyage.
    PD: Manda una postal y abrígate por si acaso.

    20 Enero 2011 | 14:34

  6. Dice ser pepe

    ¿Y se supone que esto es original?

    20 Enero 2011 | 16:24

  7. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    La niebla extraño fenómeno,
    que a los hombres miedo da,
    igual que a todo bicho viviente.
    Porque la humedad te cala,
    hasta llegarte a los huesos,
    pierdes visibilidad y orientación,
    y es el momento propicio,
    para que ataque el depredador.
    De este ataque se puede,
    alguna vez perder a un ser querido.
    Sea un familiar, un amigo,
    o simplemente un conocido.
    Y aunque no se pierda a nadie,
    siempre afloran del subconsciente,
    temores que hace milenios
    nuestros antepasados tuvieron,
    y que llevamos aún gravados
    los humanos en nuestros genes.
    Pero la que más peligro tiene
    es esa niebla que invade,
    algunas veces al alma,
    y al corazón muchas veces.
    Es siempre con esta niebla,
    cuando a más gentes se pierde,
    ya que del nebuloso se alejan
    y normalmente, para siempre.

    20 Enero 2011 | 16:34

  8. Dice ser Rubén

    He contado las palabras de este relato y me salen 158.. ya no son las 150 que dices que usas…

    A parte de esto decir que, efectivamente ir en coche cuando hay niebla es muy peligroso. Yo una vez las pasé putas. Nunca he visto una neibla tan espesa como ese día.

    Quizá tenga razón el que dice que deberiamos ser como los animales y quedarmos quietos, pues es lo más sabio, pero es el que el ser humano lo hace todo siempre al revés.

    Saludos.

    20 Enero 2011 | 17:12

  9. Sobre las nieblas Antonio Larrosa sabe muchas cosas que podría comentar, pero no se como hacerlo para que aparezca , parece que hay alguno, pero me temo que no es el , tal vez amigos que le hacen el favor de comentar para que cliquen en su nombre. yo también lo haré pues para eso soy un fan

    20 Enero 2011 | 17:22

  10. Walter de 150xdia

    Buen consejo, Metamorfósis. El problema es que cuando algunos se quedan quietos, otros aprovechan para moverse. En otras palabras: se aprovechan.
    Enmascarado, todavía no tienen esa suerte. Me quedo acá hasta terminar el año 😀
    Grande Gomaranto!
    Rubén, el texto está clavado en 150. A lo mejor te perdiste en el conteo. Acordate también que no se cuenta el título.

    20 Enero 2011 | 17:22

  11. Dice ser xulita

    Mira que estás tenebroso últimamente………

    WAAAAAAAAAAAAALLLLTEERRRRRRR….

    20 Enero 2011 | 18:32

  12. Dice ser xulita

    WAAAAAAAAAAAAAALLLTEERRRRRRRR….

    vuelveeeeeeeee..!!!!!!

    20 Enero 2011 | 19:14

  13. Dice ser Pedro Moreno

    La peor de las nieblas sin ninguna duda, son siempre, las que nublan el conocimiento, la razón, y la honestidad, de los seres humanos. Y peor aún, si dichas personas pertenecen, a un alto estrato social, en la política, y gobernabilidad de los pueblos. Pienso yo, que de esa circunstancia, han nacido y nacerán siempre, la mayoría de los conflictos, y mal entendimiento, entre la ciudadanía, tanto nacional, como internacional. Donde por desgracia, casi siempre nacen y terminas, en enfrentamiento bélico, tanto civil, como mundial, entre las distintas naciones, del mundo. Dichos aptos siempre se justifican, con la incomprensión, y el antagonismo, en las religiones, por lómennos en tiempo del pasado. Cuando en realidad, dichos enfrentamiento se han llevado, y se llevaran a cabo, por el egoísmo, y el ansia de poder, entre otras cosas, de sus gobernantes, y altos niveles sociales. Sobre todo, por la niebla negra, que les envuelve la mente, sin dejarles ver con claridad, la diferencia tan enorme que existe, entre el bien, y el mal….Un saludo….

    20 Enero 2011 | 21:54

  14. Dice ser Marisa G.S.

    Mira, pues le tengo pánico a la niebla esa que muchas veces tenemos por aquí. Me refiero a nuestra Castilla.
    Es espesa, tan tan que se palpa, que es un acto de quijotismo el tener que conducir, pero hay veces que no se tiene más remedio que coger carretera y manta, pues no queda otra.
    Hace unos años, en pleno enero, sería casi al final del mes, mi hija, un domingo tenía que ir a Burgos (desde Salamanca), es cierto que ahora todo es autovía, a una oposición. La noche anterior, viendo que caía una niebla impresionante y mi justificado temor a la carretera, me tomé la libertad de decidir (ya sé que no tenía derecho ya que era mayor de edad) que fuese su padre quien la llevase, claro, conmigo añadida. Y salimos, para esos más o menos 240 kms, 3 horas y media antes; mi marido, es que es un fenónemo conduciendo, pero en serio, no se veía un pijo (perdón por la expresión,es que aquí es corriente,no es que yo quiera poner groserías).Esa niebla, no levantaba nunca, llegamos a Burgos, que por cierto había sufrido unas nevadas impresionantes la semana anterior, y ahora estaba con las capas de hielo, que esa es otra, son peligrosísimas. Hala, la chica hizo el examen y nosotros mientras recorrimos el centro de la ciudad, a 5 bajo cero en coche y en cafería leyendo la prensa dominical.Por cierto, lo recuerdo ya que con el Mundo , entonces, venían dos libros de pintores, y guardo el de Goya y Velazquez. A éste con especial cariño ya que tuve la gran suerte de ver la exposición del Prado en la que también estaba la Venus del Espejo de la National Gallery (creo que sería en el 1989,no estoy segura),cuadro que vi cuando estaba estudiando turismo en Londres,en uno de nuestros viajes culturales
    PD: lo siento, me he ido por los cerros de Ubeda,Walter, he pasado de la niebla con una de mis experiencias, hasta uno de los cuadros más espectaculares que están en un museo inglés realizado por un genio de la pintura español
    Cachis,,,,, y mira que no recuerdo por qué se dice lo de “los cerros de Ubeda”,cuando se quiere dar a entender que uno divaga en un tema

    21 Enero 2011 | 12:18

Los comentarios están cerrados.