BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Los fantasmas del objeto muerto

Mi hermano pegó un pelotazo imposible de atajar y la pelota entró por el ángulo derecho imaginario del arco, metiéndose por la ventana de casa que estaba entreabierta. Lo que no se salvó fue el florero que había adornado las mesas de tres generaciones. La antigua pieza de cristal había pasado de madre a hija hasta llegar a las manos de mi madre, a la que casi le agarra un ataque al sentir la explosión y desintegración del objeto sobre el suelo. La inmensa cantidad de fragmentos de cristal pertenecientes al florero, yacían desparramados sobre la alfombra y desde ellos comenzaron a emerger pequeños espíritus traslúcidos —casi invisibles a la vista— con la forma original de su antigua función. Nosotros veíamos desde el patio cómo los espectros del florero se elevaban hacia el cielo mientras mi mamá, entre llantos y gritos, hacía un esfuerzo inútil por atrapar los minúsculos fantasmitas.

12 comentarios

  1. Dice ser 13 zodiac signs

    Por desgracia los del otro lado nunca vienen a visitarnos: crearía alteraciones en en este mundo de imprevisibles consecuencias.

    15 Enero 2011 | 11:54

  2. muy imprevisibles…..

    clica mi nombre y mira un saludo por bulerias 😉

    15 Enero 2011 | 14:23

  3. Dice ser Al Sur de Gomaranto

    Estoy falto de casi todo,
    menos de imaginación.
    Esa es gratis e inagotable,
    o eso es lo creía yo.
    Pero desde hace unos día
    me lo pones muy difícil,
    para escribir comentarios.
    Dudas comienzo a tener,
    de poder hilvanar algo,
    que pueda plasmar aquí,
    para poder enviártelo.
    Que no desentone tanto,
    como para que tengas que borrarlo.
    Hoy va de fantasmillas,
    de espectros transparentes.
    De un jarrón que hizo añicos
    un balonazo imprudente.
    Florero que venía de herencia,
    como viene el apellido.
    Pasando de madre a hijas,
    al parecer desde siglos.
    Posiblemente el jarrón
    era en crista de Bohemia.
    O puede ser, de que fuese
    un noble cristal español.
    Fabricado en el Real Sitio de
    La Granja de San Idelfonso.
    Quizás fue lo mejor
    que al jarrón pudo ocurrirle.
    Ya que al romperse quedaron
    y por fin fueron liberados,
    miles de espíritus pequeñitos,
    que en el jarrón al parecer
    se encontraban recluidos,
    y al cielo volar pudieron,
    cual banda de pajaritos.

    15 Enero 2011 | 16:20

  4. Dice ser Penélope G.

    Tendría algo que ver con la lámpara de Aladin?

    15 Enero 2011 | 16:29

  5. Dice ser Michan

    Juas, un florero se cae al suelo y de allí salen fantasmas… un poco subrealista, pero esta bien 🙂

    Clicka sobre mi nick! ^^

    15 Enero 2011 | 18:05

  6. Dice ser xulita

    Tal ves eso haya supuesto la liberación de esas pobres criaturas.
    Años y años encerradas.
    Si quieren ……..¡ ya volverán!
    Y buscarán un sitio más cómodo y seco, por ejemplo el cajón de los calcetines.

    15 Enero 2011 | 20:04

  7. Dice ser xulita

    Tal ves NO
    Tal vez SI 🙂

    15 Enero 2011 | 20:05

  8. Dice ser Pedro Moreno

    Te refieres a la gran cantidad de recuerdos de vidas, y generaciones, de esta familia, que en forma de fantasma, ya que de manera física, por imperativo del tiempo y del espacio, hubiere sido imposible. Se avían acumulado dentro, del, susodicho jarrón. Que igual a presos encadenados, escaparon, se evaporaron, y desaparecieron, de inmediato, nada más estallar la cárcel de cristal en mil pedazos, junto a las frágiles cadenas del tiempo, donde se mantenían prisioneros en forma de jarrón. Menos mal que la fatalidad, el destino, o la mala calidad futbolera, o lo que fuera. Terminaron con la esclavitud, de tantos años, quizás siglos, dando rienda suelta, a tantas almas esclavizadas y condenadas, a no poder ejercer su misión, de vigilar, asustar, o dejarse ver en forma translucida. Lo que al fin y al cavo, es el cometido de cualquier buen fantasma, que se precie….Buen fin de semana a tod@s….

    15 Enero 2011 | 22:02

  9. Dice ser Metamorfosis

    Los objetos recogen parte de la energia que ha formado parte de su trayectoria, desde que se fabrican hasta que se rompen. Así, las antiguedades poseen en parte los espíritus de sus dueños, o de quienes utilizaron el objeto. No compro jamás antiguedades porque no sé a quien han pertenecido a lo largo del tiempo, y si la energia contenida en el objeto es beneficiosa o perjudicial. Lo que si me gusta es conservar recuerdos de gente que he conocido, como la cámara de fotos de mi padre o sus libros, porque sé que nada malo tiene que venirme de ellos.
    @ Al Sur de Gomaranto: Menos mal que no anda usted inspirado ultimamente, porque de lo contrario, no quiero ni pensar con qué pedazo de obras maestras nos deleitaría. No deje nunca de regalarnos sus poesías.

    15 Enero 2011 | 22:47

  10. Dice ser anillo de saturno

    sigue intentándolo…

    “…Mi hermano pegó un pelotazo imposible atajar y la pelota…”

    Me duelen los ojos al intentar descifrar tu estilo literario..

    15 Enero 2011 | 22:48

  11. Walter de 150xdia

    Anillos de saturno, faltaba el “de”. Gracias por avisar el error.
    Gomaranto, si hay algo que te sobra, es talento y perseverancia.
    Penélope, esa podría ser otra historia.
    El cajón de los calcetines está bien, Xulita, aunque yo preferiría el de las “bombachas”.
    Claro Pedro, fatalidad del destino, pero según para quién.
    Metamorfosis, es muy buena la teoría de la acumulación de energía en los objetos. Ahora no puedo evitar pensar —y esto es para agotar el chiste— en las bombachas de Marilyn Monroe.

    15 Enero 2011 | 23:14

  12. 😉 clica mi nombre 😉 y conoce 😉 el saludo por bulerías 😉

    16 Enero 2011 | 00:58

Los comentarios están cerrados.