BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

El hombre y el ombligo

Al ser Adán y Eva los primeros seres humanos que habitaron el planeta, ambos personajes tendrían que haber carecido de ombligo. De haberlo tenido, no podríamos especular más que una cuestión puramente estética desprendida del antojo creativo del artista que modeló el barro. Aún así, desde aquel séptimo día el ombligo pasó a ser producto del desprendimiento del cordón umbilical. Una cicatriz inevitable para aquel individuo que aspire a nacer. Y como toda persona nace una única vez, sobre el centro de su abdomen se forma un único pupo. Al menos así sucedió hasta que Carlos fue alcanzado por una bala perdida que se incrustó a unos pocos centímetros de su ombligo. La herida fue tan grave que estuvo clínicamente muerto durante algunos minutos. «Ha vuelto a nacer», dijeron los médicos después de la operación y sin más, Carlos terminó convirtiéndose en el único hombre del planeta con dos ombligos.

8 comentarios

  1. La verdad, no me imagino a Eva sin ombligo. Inexplicablemente el ombligo es una de las partes más sensuales del cuerpo humano.

    03 Diciembre 2010 | 11:31

  2. Dice ser cacolain

    Buena teoría. El ombligo es una señal de identidad del ser humano. Por eso es imposible que una persona carezca de ombligo. Eso me lleva a la conclusión, una vez más, que el cuento de “Adán y Eva” es una cuestión sin fundamentos que se inventó la iglesia.

    03 Diciembre 2010 | 11:41

  3. Dice ser clica aqui

    Hay muchas persona que se creen el ombligo del mundo , yo no , yo me considero solo el el ombligo del Universo.

    03 Diciembre 2010 | 15:13

  4. Dice ser Paquita

    hay muchas personas como el de este tiparraco que nos da su “vitacora actualizada” . que asco

    03 Diciembre 2010 | 16:10

  5. Dice ser Metamorfosis

    El ombligo es el centro exacto de nuestro universo personal. Es la huella que deja el cordón que nos une a nuestro maravilloso aparato de soporte vital. Éste se desprende cuando el/la pequeñ@ astronauta llega desde su mundo cálido y húmedo a su destino, y es obligado a respirar el aire de nuestro Planeta, provocando fuertes gritos de frustración. A pesar de sus protestas, el nuevo ser se adapta finalmente a nuestro mundo y pasa a formar parte de nuestra especie.
    Pues pongamos que dos seres, uno masculino y otro femenino, se separaron de un soporte vital más grande y poderoso que una madre (ya sé, es inconcebible que algo sea más grande y poderoso que una madre) y se les dejara sobre la faz de la Tierra, destinados a dominar al resto de las especies. Entonces estos dos seres primigenios tendrían también ombligo.
    Ya, yo tampoco me lo creo, pero ¿y si hubiera sido así?…

    03 Diciembre 2010 | 17:12

  6. Dice ser xulita

    El ombligo no es sólo señal de identidad del ser humano.
    Lo es en cualquier mamífero.
    En el ombligo está el chakra relacionado con la emotividad, la creatividad y la sexualidad.
    Tener dos ombligos, como el protagonista del relato, debe ser agotador. 🙂
    Buen fin de semana a tod@s.

    03 Diciembre 2010 | 18:39

  7. Dice ser Al S.de Gomaranto

    Nunca en esa cicatriz remarqué,
    ni en el mío tan siquiera me fijé.
    Ningún ombligo llamó mi atención,
    hasta que nacieron mis hijos.
    Me tenía muy preocupado,
    el que pudieran coger infecciones.
    Yo creía ver en esos ombligos,
    como el talón de Aquiles de mis niños.
    Cuando la tripita se había desprendido,
    respiraba un poquito más tranquilo.
    Los temores míos eran debidos,
    a que una señora un día me contó,
    que ella carecía del ombligo.
    Ya que recién nacida se le infestó,
    quedando una cicatriz descomunal.
    Y llegada la mayoría de edad,
    no se pudo hacer una reconstrucción,
    Pero sí con un trasplante de piel,
    le dejaron su abdomen todo liso.
    todo, todo liso y sin ombligo.
    A partir de entonces comencé a mirar
    y a observar cómo eran los ombligos.
    Los hay con cicatrices muy distintas,
    algunos en formas de media luna,
    unas menguantes otras en creciente.
    Redondos, lisos como un sol radiante,
    Otros con cráteres y recovecos,
    como una luna llena en el invierno.
    Los hay cóncavos, y los convexos.
    Otros a los que llamo el tercer seno,
    son como un pezón erguido y tieso,
    Me han dicho algunas de las que los tienen,
    que son mucho más erótico y sensible,
    que lo de los dos pechos, los del senos,
    Y tienen otra muy buena ventaja,
    el no acumular la dichosa pelusa,
    Que siempre se les ve a todos los demás
    Al descubrirlos cuando se quitan la blusa.

    03 Diciembre 2010 | 21:54

  8. Dice ser Evangeline

    Many of the details of this write-up are great but had me personally wanting to know, did they really mean that? One thing I have got to say is your publishing expertise are very good and I will certainly be coming back for any fresh blog post you make, you may possibly have a new admirer. I saved the website for personal reference.

    30 Diciembre 2010 | 02:47

Los comentarios están cerrados.