BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Una clase de matemática

Ya habían pasado varios minutos desde el comienzo de la clase y el profesor seguía ejerciendo, sin pausa alguna, la tediosa labor de enseñarles a sus alumnos un poco de álgebra. Después de cubrir la mayor parte de la superficie del pizarrón, se dispuso a borrar el contenido para poder garabatear las fórmulas matemáticas que le quedaban por explicar. Con el paso del borrador sobre el pizarrón, algunos alumnos, desconcentrados, se entretenían observando las pequeñas nubes de tiza que se formaban alrededor de su maestro. Mientras el polvo blanco —que previamente había sido parte de algún signo matemático— comenzó a descender pausadamente hacia el suelo, al docente se le apagó el pulso, su cuerpo dejó de funcionar y cayó inconsciente casi tan pausadamente como las partículas de tiza. Así de repentino y sin previo aviso fue el golpe de dios, que dejó al profesor con un 54 a medio escribir.

20 comentarios

  1. Una muerte repentina, rapida y haciendo lo que te gusta. Lo único malo es que seguramente era demasiado jovern…

    ¿que te da el banco por tu nómina? consulta las mejores ofertas por domiciliar la nomina en
    http://www.miseuritos.com/ofertas-domiciliacion-nomina/

    10 Agosto 2010 | 07:48

  2. Dice ser Metamorfosis

    Veo que eres de letras, ¿no es así? ¿Quién si no mataría a media explicación al profesor de matemáticas? A los profesores que yo tuve no les llegaron mis maldiciones. Por lo visto no les odiaba tanto como para fulminarles. Al fin y al cabo me torturaban con sus números, pero al final me aprobaban y les perdonaba, hundiéndoles en el olvido junto con sus fórmulas y sus ecuaciones.

    10 Agosto 2010 | 08:06

  3. Dice ser juanillo

    tedio.

    (Del lat. taedĭum).

    1. m. Aburrimiento extremo o estado de ánimo del que soporta algo o a alguien que no le interesa.

    2. m. Fuerte rechazo o desagrado que se siente por algo.

    3. m. desus. Gran pesar.

    pues creo que para el profesor no seria tediosa labor, probablemente para el alumnado si. Teniendo en cuenta que era lo unico que yo aprobaba las MATEMATICAS. POR FAVOR ESTE BLOQ NO VALE UN EURO.

    10 Agosto 2010 | 08:30

  4. Dice ser taapas.es

    Salir de tapas en toda España es posible, mira en http://www.taapas.es

    10 Agosto 2010 | 08:36

  5. Dice ser ALGEBRUS

    Por favor, díme lo que te pagan por escribir esto. Por poco que sea me dará para unas cañas. A ti te han dicho: “tienes que escribir diez líneas” y ni siquiera pones lo primero que piensas. Así no es que me haga un blog, es que me hago 200. Ya sólo falta que venga el Da Rosa a decir alguna gilipollez y el blog estará completo.

    P.D. no me extraña que doblara la servilleta el profesor. Lo raro es que pudiera llenar una pizarra entera de fórmulas matemáticas y no hubiera muerto antes. Y todavía más raro es que no haya muerto de sopor algún alumno. Yo tenía un profesor de filosofía al que le contábamos las veces que decía “evidentemente” durante una clase (una máquina: más de 200. Pero no se murió por eso)

    10 Agosto 2010 | 08:37

  6. Dice ser CR

    No es tediosa la labor de enseñar, ni tampoco lo son las matemáticas, especialmente el álgebra. ¿De donde has sacado esa absurda idea?

    10 Agosto 2010 | 09:07

  7. Dice ser lucas

    Sin dolor no hay gloria

    10 Agosto 2010 | 09:15

  8. Dice ser Ruben

    “La insoportable realidad del ser”. Por que llenar otra pizarra de ecuaciones?, por qué atentar otra hora contra la ignorancia que lucha por quedarse?….cuantos no entienden?, cuantos están aqui?..pero todos me odian, en esa idea se revuelcan juntos entre risas y apodos…y si me voy porque quiero?, y si fuera tan fácil como borrar la pizarra?…si deseo que termine…si escribo un último número….un deseo en un número, un deseo de dos cifras que le diga al universo cuántos años he soportado de existencia y ya no más?

    10 Agosto 2010 | 09:20

  9. Dice ser Ruben

    La historia, el drama no es algebra o enseñanza, es ALGUIEN que se desvanece y se apaga porque asi es siempre, antes o despues. Lo que uno hace casi nunca es un motivo, es una circunstancia porque esta ahí,día tras día.

    10 Agosto 2010 | 09:30

  10. Dice ser antonio larrosa

    Estoy casi seguro que en ese preciso momento su señora estaba comprando un pastel para celebrar su 54 cumpleaños , es más, estoy seguro que el profe los cumplió en ese preciso instante. Luego os contaré el porque..

    Clica sobre mi nombre

    10 Agosto 2010 | 09:34

  11. Dice ser lisxis

    una lastima

    quieres saber que te depara el futuro?

    http://www.tarotbrujita.com/

    10 Agosto 2010 | 09:36

  12. Dice ser ...

    Al final están todos muertos y es un sueño de Resines.

    10 Agosto 2010 | 10:04

  13. Dice ser juanillo

    Ya habían pasado varios minutos desde el comienzo de la clase y el profesor seguía ejerciendo, sin pausa alguna, su maravillosa labor de enseñarles a sus alumnos un poco de álgebra, que sin embargo para alguno de nosotros era tediosa. Después de cubrir la mayor parte de la superficie del pizarrón, se dispuso a borrar el contenido para poder garabatear las fórmulas matemáticas que le quedaban por explicar. Con el paso del borrador sobre el pizarrón, algunos alumnos, desconcentrados, se entretenían observando las pequeñas nubes de tiza que se formaban alrededor de su maestro. Mientras el polvo blanco —que previamente había sido parte de algún signo matemático— comenzó a descender pausadamente hacia el suelo, al docente se le apagó el pulso, su cuerpo dejó de funcionar y cayó inconsciente casi tan pausadamente como las partículas de tiza. Así de repentino y sin previo aviso fue el golpe de dios, que dejó al profesor con un 54 a medio escribir

    10 Agosto 2010 | 10:18

  14. Dice ser PiPO

    ¿Golpe de dios?, ¿no será golpe de Dios, paleto?.

    Y Dios no existe, ni se lleva a la gente, la gente se muere, porque si, porque está enferma, de accidente, por imprudencia, por suicidio…

    10 Agosto 2010 | 10:43

  15. Dice ser Monesvol

    No fue un golpe de Dios, fue un golpe de calor.

    10 Agosto 2010 | 11:13

  16. Dice ser Nikko

    Pero por favor, acaso no puede serle tedioso también al profesor. Ya se cuestionan cualquier detalle, por más irrelevante que sea. Este micro trata sobre un momento en la historia de un profesor al que le resulta tedioso enseñar, ¿o acaso no existen profesores así? Vamos, dejen de discutir pavadas, háganme el favor.

    10 Agosto 2010 | 15:21

  17. Dice ser xulita

    He recordado mis clases de matemáticas en la escuela.
    El profesor, el Sr. Gili ( si, ese era su apellido) era competamente miope y se acercaba muchisimo a la pizarra, casi la tocaba con la nariz.
    Sus números eran diminutos y nadie ,ni la 1ª fila era capaz de saber que tipo de operación estaba realizando.
    Todavia no sé como aprobé las matemáticas de ese curso
    .Debía ser un buen hombre.

    10 Agosto 2010 | 16:37

  18. Dice ser Walter de 150xdía

    No creo que tenga que justificar los textos, pero en este caso no entiendo por qué se cuestionan si el personaje es o no feliz haciendo lo que hace. Obviamente que tampoco es mi intención hacer un juicio de valor sobre las matemáticas. A este profesor en particular le resulta tedioso dar clases de álgebras; sencillamente porque no todos los docentes disfrutan de su trabajo.

    Juanillo, tu versión me parece totalmente válida.
    Rubén, me parece fantástica la idea de una muerte a voluntad.
    Antonio, al igual que Rubén, me alegra que hayas observado el detalle de los 54.

    10 Agosto 2010 | 16:39

  19. Dice ser Enmascarado

    Boquiabiertos, con ojos abiertos como soles, no daban crédito a la escena.
    Don Joaquín, el profesor de matemáticas se había esfumado bajo una nube de polvo blanco.
    -Tal vez ha sido abducido al haber encontrado la incógnita válida a la última ecuación… -Exclamó Inocencia.
    … ¡La leche! Se fue de sopetón (dijo el repelente Carlos, el empollón).
    Del polvo esparcido comenzó a formarse una figura femenina que terminó concretándose en la Sta. Mini, la profe de gimnasia las chicas de quinto, que justo se estaba vistiendo tras una sesión.
    Al mismo tiempo, al fondo del pasillo, en las duchas, se oyeron gritos despavoridos tras salir Don Joaquín, con cara blanca de asombro.
    Desde la última fila, Arturo, ya comprendía por qué su papá, cada noche, antes de acostarse siempre visitaba con el extraño mando a distancia a su abuelita. Ella siempre afirmaba que en sus sueños, dormía en otra cama.

    10 Agosto 2010 | 19:40

Los comentarios están cerrados.