BLOGS

Un microrrelato por día y cada uno de 150 palabras. Ni una más, ni una menos.

Comprando una vida

Fui a comprar una gaseosa y al entrar al negocio me atendió un anciano muy amable. Charla va, charla viene y junto con la gaseosa, terminé comprándole una mascota. Después de pagar, al abrir la puerta para retirarme, el anciano volvió a hablarme.
—Y ya que está, ¿por qué no se lleva una novia?
—¿Para qué quiero una novia? —le respondí.
—¿Para qué va a ser? Para que te acompañe a pasear al perro.
Me estaba yendo del comercio con mi novia, mi gaseosa y mi mascota cuando el vendedor volvió a ofrecerme algunas cosas más. Le compré un casamiento, una suegra, una casa, un par de hijos, unos nietos y cuando estaba por irme, el anciano, insistente, realizó su última oferta:
—Y ya que está, se puede llevar una muerte.
Ese sábado fui a comprar una gaseosa, y salí del negocio con una vida hecha y una muerte asegurada.

11 comentarios

  1. Dice ser Porlajeta güeb

    La vida es eso precisamente, un transito con un un final que todos sabemos..

    salu2

    http://www.porlajeta.es

    31 Julio 2010 | 08:37

  2. lo único que no tenemos que comprar es la muerte, eso ya lo tenemos todos sin necesidad de comprarla.

    obten intereses por tus ahorros. Consulta los mejores depositos en:
    http://www.miseuritos.com/depositos-bancarios/

    31 Julio 2010 | 09:15

  3. Dice ser Luis

    Yo me deshice de todas esas cosas menos de la muerte. Una pena. Me encantaba la gaseosa.

    31 Julio 2010 | 10:02

  4. Dice ser antonio larrosa

    Hola Walter, este relato es magnifico , no se que decir, me voy a retirar a mis aposentos a meditar a ver que se me ocurre, mientras tanto diles a estos amables , e inteligentes lectores que….
    Cliquen sobre mi nombre, que no pierden gran cosa , es gratis y muy breve cada cosilla allí escrita

    31 Julio 2010 | 10:39

  5. Dice ser Marta

    Mejor que hacer caso al anciano, que ya conoce el camino, es disfrutar de tu gaseosa tranquilamente y disfrutar tu misma del camino. Hay muchas cosas con las que gozar que aunque solo sean gaseosas nos aseguran la felicidad.

    Marta
    http://www.mivibrador.es

    31 Julio 2010 | 11:21

  6. Dice ser temasarte.com

    Cosas realmente necesarias en la vida, pocas, todas se van adquiriendo y esquivando por el camino.
    Momentos importantes, siempre se recuerdan y más si se simbolizan con el buen gusto y exquisitez de una escultura.

    31 Julio 2010 | 13:26

  7. Dice ser temasarte.com

    …Buen comerciante este.
    Con el cambio le abrió un fondo de pensiones para que cada día aportara todas las vueltas sobrantes.
    Posiblemente salió sin su gaseosa o dejándola a deber. Total…lo más insignificante de lo que iba a comprar era justo eso.
    Con respecto a comprar la muerte, nos tiramos toda la vida pagando funeraria.
    …Como si de muertos la fuéramos a necesitar.

    31 Julio 2010 | 14:00

  8. Dice ser Metamorfosis

    Buen vendedor el anciano, ofrecía lo que la vida te ofrece, lo que en ocasiones eliges y a veces rechazas. La compra se saldó con una buena vida, sencilla y completa. Supongo que también ofrecería una buena muerte, una de esas que llegan tranquilas, sin padecer demasiado ni morirse de repente, de las que permiten arreglar los asuntos y despedirse de los seres queridos. Entonces si que hiciste una buena compra…

    31 Julio 2010 | 16:44

  9. Dice ser antonio larrosa

    Un escalofrío de muerte sentí cuando vi salir a mi vecino Fernando Sandoval de la licorería del viejo Manuel. Ya hacia tiempo que se rumoreaba por la ciudad que el viejo no era trigo limpio, que sacaba el dinero a los jóvenes que vivían solos, volviéndolos medio locos, pero nada se pudo probar nunca contra él, por lo visto a los jóvenes los liaba, preguntándoles cosas y los invitaba a beber algún vino o licor que los trastornaba temporalmente, a mi amigo el efecto le duró casi una semana. Por las mañanas salía a pasear un perro invisible con una novia o mujer tanbien invisible a la que hablaba, mientras hacia ver que sujetaba al perro fuertemente y decía. Este perro es demasiado grande, mañana lo devolveré al que me lo vendió, Como que los tabiques de mi casa, son muy delgados y se oye todo, rara era la noche en que no gritaba porque los niños, también imaginarios no se dormían; una de esas noches lo escuché discutir con Ramona su suegra a la tampoco nunca vi, ni oí contestarle. Naturalmente, sé que todo era imaginario porque aunque no decía ni el cómo ni el porqué, yo me metía en su vivienda con cualquier escusa y podía comprobar su extraño proceder con su familia fantasma. Menos mal que el efecto de lo que fuera, como ya había sucedido con otras personas, desaparecía a los pocos días. La verdad es que no era cosa de hacer denuncias ni nada, pues durante ese tiempo los victimas parecían muy felices y hasta sentían una extraña satisfacción porque decían que morirían a los quinientos años y sin sufrimientos.
    Sin embargo la cosa se ha complicado y no sé que hacer, un vecino que tengo al otro lado, este, casado, tiene su familia y según oigo a través de las paredes, el otro día regresó de su trabajo de representante comercial, se acostó y a la mañana siguiente se había convertido en un gigantesco gusano, y eso ya es más grave pues parece que no es cosa de la imaginación y yo mismo lo he podido ver a través de mi balcón, que comunica con el suyo.
    Clica sobre mi nombre

    31 Julio 2010 | 17:23

  10. Dice ser o.O

    Eso te pasa por ir a comprar con tanto dinero en el bolsillo…

    31 Julio 2010 | 19:41

  11. Dice ser cambio dolar

    Pues si que tenia cosas que vender el anciano al final tanto vender salido caro

    http://preciodeldolar.info/

    31 Julio 2010 | 22:25

Los comentarios están cerrados.