Entradas etiquetadas como ‘Miedos’

¿Quién teme a lo queer? – La educación sentimental: afectividad, poliemoción y otras inercias

Por Victor Mora (@Victor_Mora_G ‏)

Si quieres mandar preguntas o comentarios a Víctor Mora puedes escribir DM o de forma anónima a: https://curiouscat.me/Victor_Mora_G

“Wondering around in Malta” by Hembo Pagi is licensed under CC BY-NC 2.0

Nos ha salido regular

Brigitte Vasallo

Volvíamos del seminario en el autobús, con muchas ideas en la cabeza. Me enseñaste su IG después de decirme lo mucho que te gustaba. ‘Siempre pone esta cara de payasa’, dijiste más embobada que yo viéndote a ti. ‘Pero, ¿no somos hipócritas?’, preguntaste.

‘¿Hipócritas por qué?’, te dije.

Y ahí, como siempre haces, lanzaste la pregunta que materializa los miedos que sobrevuelan el común, como si nada, como si no te hubiera casi costado pensarlo: “Nos gusta mucho pensar en una educación en la afectividad, en la que se tiene en cuenta el cuerpo y la interacción y tal; pero luego nos cerramos en banda a la vulnerabilidad que supone abrirnos a alguien con quien empezamos a establecer un vínculo.” Lee el resto de la entrada »

Diario de dos papás: “mi hija, hijo o hije” (página 2)

Cada domingo Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar, escribe este Diario de dos papás. Estamos en la página 2.

Foto: Claudia Heidelberger

Soy un hombre, soy gay, estoy casado, tengo un hijo, próximamente seré padre de nuevo y tengo miedo. No esa clase de miedo que te paraliza y te embota el brillo de los ojos, no el miedo que te hace huir para refugiarte en el cálido confort de tu trinchera. No, no es ese miedo. Tengo miedo del dolor ajeno, del daño causado a quien no puede defenderse, de las lágrimas de pesadumbre que se amasan en los ojos de quien no comprende la maldad ajena. Tengo miedo de algunas personas, tengo miedo de ti.

Escribo desde la más absoluta libertad personal y del mismo modo que lo haría si estas páginas no fueran a ser leídas jamás por nadie, con esa desvergüenza torera que te impulsa a ser sincero más allá de lo políticamente correcto, más allá de lo que es conveniente a mi imagen pública, más allá de lo que debiera. Lee el resto de la entrada »

El temido momento: la vuelta al cole o al instituto

Por Violeta Herrero (@VioletaHerrero3), vocal de COGAM y madre orgullosa de chica trans.

Foto: violetaferrero (vía Flickr)

Otra vez, como cada año, llega el temido momento: LA VUELTA AL COLE o al instituto. Como activista, ya sé lo que esto supone para las personas trans: problemas burocráticos para que se respete el nombre y la identidad del peque o adolescente trans; llamadas de las familias por las trabas que reciben por parte de las Administraciones, las secretarías, las direcciones y las AMPAS; avisos del profesorado sobre la situación del alumnado en riesgo por rechazo de las propias familias a aceptar la identidad de sus hijos e hijas… Un auténtico caos.

Lo más característico de esta época es la desinformación por parte de las Administraciones, la ausencia de implantación de protocolos, la escasa formación y las pocas ganas que se percibe en ocasiones por parte del profesorado y de las AMPAS a abordar este tema o la nula empatía de muchos actores educativos (incluyendo la política educativa) con respecto a la situación de desamparo en la que viven los menores trans. Lee el resto de la entrada »

Soy una niña… ¿por qué tengo nombre de niño?

Celia López Valero, psicóloga y orientadora educativa, autora del libro Trans-fondo

Foto: Elizabeth Albert

Si oyéramos esta frase, ¿sabríamos entenderla?.

A un niño le puede gustar disfrazarse de princesa, adornarse el pelo, jugar con muñecas o el color rosa; del mismo modo que una niña puede ser ruda, que le gusten los juegos de contacto, prefiera pantalones a faldas o quiera tener pelo corto. Estas conductas no definen a un menor transexual, simplemente a un niño o una niña que no sigue los patrones que la sociedad se empeña en atribuir necesariamente a hombres y mujeres.
Los menores trans, desde muy temprana edad, comunican a los adultos que no se identifican con el sexo que le asignaron al nacer. Lo hacen de muchas maneras pero es frecuente que el adulto no sepa interpretar sus señales. Nos centraremos en los ejemplos más frecuentes que aparecen en la etapa del segundo ciclo de infantil (3 a 5 años). Lee el resto de la entrada »