1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Entradas etiquetadas como ‘Berkana’

Cuando ser padre gay no era legal: las familias homoparentales pioneras en España

 Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

No hace mucho tiempo, en este país, solo pensar en la posibilidad de poder tener hijos era una quimera imposible. Legalmente no tenías ese derecho, te cercenaban la posibilidad de la crianza y tenías que traducir la necesidad natural de la paternidad o la maternidad a otras aspiraciones personales que posibilitaran tu felicidad. La mutilación oficial de la procreación había que reconducirla para seguir en la vida e intentar sonreír.

Era eso o te convertías en un héroe y, traspasando lo legalmente establecido, le hacías un corte de mangas a la norma y afrontabas, no sin coste, la gran aventura. Lee el resto de la entrada »

Hombres gais separados de un matrimonio heterosexual

      Hoy escribe Bernardo Ruiz de Figueroa, autor del libro ‘Desde el tercer armario’ que se presenta en Madrid mañana sábado en la librería Berkana. Con el libro, Bernardo cuenta la historia de doce hombres que, tras una larga experiencia como heterosexuales, deciden rehacer sus vidas
como homosexuales
.

bernardo

Bernardo Ruiz Figueroa firmando ejemplares del libros ‘Desde el tercer armario’

Los hombres y mujeres homosexuales que viven en un matrimonio heterosexual son los grandes desconocidos de nuestro amplio y hermoso colectivo LGTB. El desconocimiento lleva al prejuicio y por tanto, somos no solo víctimas de los prejuicios de la sociedad heteropatriarcal, sino incluso de los de otros hombres y mujeres gays. Cuando un hombre, y hablo en masculino aunque presumo que la experiencia en femenino debe ser muy similar, sale de un matrimonio heterosexual y se reconoce como gay, afronta una reformulación de su identidad íntima y pública. Enfrentarse a la homofobia propia y ajena no es fácil en ese momento.

Cuando yo me enfrenté a esa situación, dos sentimientos brotaron con fuerza. El primero, el de haber sido un fracaso personal, un hombre que había engañado a su entorno y construido una familia discordante con su nueva realidad. La culpa te pesa y te dobla el cuello. El segundo, el miedo a no ser capaz de reconstruirme, de dejar de ser quien era o había construido, y ser otro cuya identidad desconocía. El miedo a enfrentarme a los demás, tus hijos especialmente, y decir “yo soy otro”. El miedo, entonces, te atenaza el cuello y paraliza. Lee el resto de la entrada »