Aquí tienes un ejemplo de cómo trabajar la diversidad sexual, de género y familiar en el aula

Por Ana Vargas, profesora del IES La Rosaleda (Málaga), coordinadora del proyecto LGTB at School

Alumnos del programa Erasmus+ junto a la bandera arcoíris en el IES La Rosaleda

LGTB at School es un proyecto Erasmus+ Ka229 en el que participa el IES La Rosaleda de Málaga junto a tres centros más: el instituto alemán Friedensburg-Oberschule (Berlín), el belga GO! Atheneum Centrum (Ostende) y el rumano LIceul Teoretic “Aurel Lazar” (Oradea). El objetivo es normalizar y visibilizar al colectivo LGTB en los institutos, así como prevenir y combatir el bullying, ciberacoso y abandono escolar.

La idea de este proyecto surgió hace unos años, al reparar en que “maricón” es uno de los insultos más empleados en un instituto. Nos parece inconcebible que las opciones sexuales puedan emplearse como ofensa a estas alturas; pero no es solo eso. La adolescencia es un periodo difícil, lleno de inseguridades para todos y sentirse parte de una minoría cuestionada lo hace más duro aún. Aun así, lo que nos acabó de hacer ver la absoluta necesidad de este proyecto fue leer el informe de UNICEF de 2018 según el cual el 50% del alumnado LGTB ha sufrido bullying o ciberacoso durante la secundaria. Así que es necesario actuar. A los profesores nos encanta enseñar matemáticas o filosofía; pero más nos gusta enseñar respeto, responsabilidad, tolerancia. En definitiva, ayudar a formar alumnos comprometidos con su sociedad y libres, porque, además, creemos que solo así se está en condiciones reales de aprender.

Este proyecto está dividido en cuatro grandes bloques temáticos: La situación de los derechos LGTB en nuestros países, la contribución del colectivo al arte y la cultura europea, el acoso y los nuevos modelos de familia. Pensamos que es necesario visibilizar al colectivo, así como sus aportaciones a nuestra cultura. Dotar de modelos LGTB al alumnado es importante para romper estereotipos, para comprender que la identidad de género o la orientación sexual no nos condiciona ni intelectual, ni laboral ni socialmente. Y esto es importante que lo aprendamos todas las personas, las no LGTB especialmente, ya que normalmente es la ignorancia la que crea los problemas a aquellas personas que por sí mismas no los tendrían.

Con la intención de ser lo más eficaces posibles, hemos contactado con distintos colectivos que colaboran con nosotros de manera desinteresada y absolutamente generosa: profesores LGTB, Chrysallis (asociación de padres de menores trans), Apoyo Positivo, la asociación de estudiantes Erasmus (ESN) o la abogada y activista Charo Alises Castillo. Todos ellos nos han transmitido distintas sensibilidades y necesidades porque somos muy consciente de que, incluso con las mejores intenciones, es fácil cometer errores.

A partir de ahí, hemos pretendido diseñar actividades divertidas al tiempo que formativas: juegos inclusivos, talleres, documentos de investigación. Todos ellos los publicamos libres de derechos en nuestro blog lgtbatschool.blogspot.com para que cualquiera que lo desee pueda descargarlos. Es nuestra manera de contribuir a tanta generosidad como nos hemos encontrado. Además, y dado que la gente joven se mueve en las redes, hemos creado un Instagram en el que subimos lo más destacado (@lgtb_at_school).

Pero, sin duda, lo más gratificante de este proyecto es ver el grado de implicación del alumnado, españoles y extranjeros. La naturalidad con la que aceptan la diversidad y sus ganas de trabajar. Nos gusta saber que estamos colaborando a que nadie se sienta juzgado. Nos gusta verles ser con orgullo quienes son, cis-heterosexuales, trans o lo que elijan, nos agrada pensar que cuando intenten ligar en el instituto, puede que su autoestima salga un poco dañada si les dan calabazas; pero que no estarán afrontado un acto de valentía porque no estarán asumiendo más riesgos que el de ser rechazados; pero nadie se meterá con ellos. Y nos gusta escuchar a los padres decir que les encanta el proyecto y que deberían hacerse más así. Sobre todo, nos gusta porque creemos que contribuimos a crear centros donde todos se sienten seguros y eso es lo primero que cualquier padre busca. Una vez seguros, orgullosos de ser quienes somos, podemos aprender muchas otras cosas, todas las que queramos en esta vida.

Si queréis contribuir, podéis ayudarnos a difundir este proyecto. Además, en Instagram hay una story llamada Collaborators donde publicamos fotos con la profesión de la persona y un breve comentario de por qué educar en diversidad es importante. Pretendemos con ello mostrar que somos una gran cantidad de personas diversas las que apoyamos y nos apoyamos. Si quieres mandar tu foto y un comentario, la dirección de correo es lgtbatschool@gmail.com

Los comentarios están cerrados.