¿Para cuándo un orgullo hetero?

Por Charo Alises (@viborillapicara)

Foto: TC Moore

¿Para cuándo un orgullo hetero? Todos los años por estas fechas hay quienes hacen esta pregunta. Pero no pasa nada, todos los años por estas fechas respondemos pacientemente a tan sesuda cuestión.

En España, las personas LGTBI, aún no han alcanzado la igualdad real de derechos:

  • Según el Ministerio del Interior, la orientación sexual y la identidad de género se encuentran entre las principales causas de delitos de odio .
  • Casi 50 jóvenes LGTBI se quitan la vida al año  y al menos 950 lo intentan, según el Observatorio Español contra la LGTBIfobia. Los intentos de suicidio entre la juventud LGTBI son de tres a cinco  veces más numerosos que la juventud en general. Entre las causas se apuntan la falta de apoyo en el entorno familiar y escolar y el bullying.
  • Solo el 40% de las personas LGTBI están completamente fuera del armario en sus centros de trabajo. Así se recoge en el informe “La diversidad LGTB en el contexto laboral en España” elaborado por la consultora  Mpatika. El principal motivo de la invisibilidad de las personas LGTBI es el temor a ser discriminado ya que según el estudio citado, el 86% de las personas entrevistadas ha escuchado alguna vez chistes, comentarios homófobos o rumores acerca de su orientación sexual o la de algún compañero.
  • Un estudio de la Universidad Rey Juan Carlos ha constatado que la principal causa del sinhogarismo entre la población  LGTBI es la expulsión del hogar de referencia por discriminación, ya que sus miembros no asumen la orientación sexual o la identidad de género de esa persona.
  • Las personas mayores LGTBI con frecuencia se ven obligadas a volver al armario cuando tienen que ingresar en una residencia.
  • Las personas trans siguen teniendo que declararse enfermas para ver reconocida su identidad en documentos oficiales como el DNI.
  • Todavía hay quienes ofertan –y practican- terapias para “curar” a las personas LGTBI,  a pesar de que los colegios de médicos y de psicología de España han reiterado que la homosexualidad no es una enfermedad y han censurado esas terapias por ser innecesarias y  causar graves daños a la salud.
  • Las mujeres lesbianas están obligadas a casarse para que ambas puedan acceder a la filiación de sus hijas e hijos.

En el  balance mundial,  la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays. Bisexuales, Trans e Intersexuales (ILGA), hizo público su informe de Homofobia de Estado.

Según este informe,  actualmente 70 Estados miembros de la ONU criminalizan las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo: 68 de ellos tienen leyes que tipifican directamente estos actos y 2 más penalizan de facto estas relaciones   .

Hay 6 Estados miembros de la ONU que imponen la pena de muerte a quienes tengan relaciones sexuales con personas de su mismo sexo, 3 en Asia ( Irán, Arabia Saudita y Yemen) y 3 en África ( Nigeria, Sudán y Somalia). Además, existen otros 5 Estados en los que ese castigo es técnicamente posible: Afganistán, Catar, Emiratos Árabes Unidos, Mauritania y Pakistan.

31 Estados de la ONU imponen penas de hasta 8 años de prisión.

26  imponen penas que oscilan desde los 10 años a la cadena perpetua.

De los 70 Estados miembros de la ONU que penalizan las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo, 26 lo hacen exclusivamente respecto a actos entre varones . El resto de los 44 Estados que penalizan lo hacen sin importar el género.

Además, otras jurisdicciones que no son Estados de la ONU también criminalizan tales actos (Gaza, las Islas Cook y ciertas provincias de Indonesia).

Al menos 32 Estados miembros de la ONU han establecido disposiciones que limitan la libertad de expresión de las personas incluyendo leyes de propaganda que prohíben la  promoción  de la homosexualidad o de las relaciones sexuales “no tradicionales”.

41 Estados ponen barreras a las ONG que trabajan en temas de orientación sexual para que sean registradas o funcionen regularmente,  poniendo en mayor peligro a quienes defienden los derechos humanos.

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha concluido que las personas LGTBI tienen un 7% menos de posibilidades de acceder a un empleo y cuando lo hacen ganan un 4% menos. Las opciones de escalar a un puesto directivo también se reducen en un 11% y haber trabajado en el ámbito LGTBI penaliza a la hora de tener un puesto de trabajo.

Las personas que  se preguntan qué para cuándo un orgullo hetero deberían estar  agradecidas por no tener que salir cada año a la calle para exigir  respeto a su dignidad.

Los comentarios están cerrados.