1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Archivo de enero, 2018

El sendero oculto de Elena Fortún

Por Celia de la Cuadra

 

Poco antes de las navidades llegó a mis manos el interesante libro titulado “Oculto Sendero”, novela que dicen autobiográfica de la escritora Encarnación Aragoneses conocida como Elena Fortún, la maravillosa creadora del fantástico y crítico mundo de Celia y su familia.

Tocado su turno, he leído este durísimo testimonio de una mujer a la que, desde niña, se le negó el derecho a ser ella misma. No fue sólo la negación absoluta de libertad a una mujer que siempre necesitó respirarla, negación debida al hecho de haber nacido en una familia y una sociedad totalmente machista, sino la eliminación del derecho a definirse a sí misma y negarle el conocimiento de las palabras que podían explicarle su naturaleza, homosexualidad o lesbianismo.

Puesto que lo que no se nombra no existe, sólo podía sentir que no se adaptaba, que era diferente a las demás… Lee el resto de la entrada »

Historias de Vida Trans: el recurso de la mentira

Historia de Vida Trans es la serie de textos con lo acercamos la historia de mujeres transexuales que nacieron en una España que las criminalizaba y se hacen mayores es una España que sigue sin querer mirarlas de frente. Primero fue Judith, luego Monse, y hoy, Yaneli.

Por Nayra Marrero (@nayramar)

El DNI acorde al nombre y sexo sentido (y por tanto real) facilita la vida de las personas trans. Parece una verdad compartida, asimilada, que adquiere una dimensión distinta en boca de Yaneli.

Ella, que tiene 52 años, me dice que el DNI es lo que lo cambia todo para la juventud, porque si el DNI dice que eres mujer, lo eres, y además puedes demostrarlo. Ella, sin embargo, siente que se ha pasado la vida buscando recursos para que le permitieran ser ella sin pruebas, maquillando hasta compresas que introducía en unas braguitas para tener excusa para ocultar lo que no quería enseñar. Pero esconder, engañar o simular son recursos que aprendió en sus carnes porque ella es, también, lo que han hecho de ella.

Empecemos por el principio. Lee el resto de la entrada »

Los Obispos del Sur contra la Ley Andaluza LGBTI que se aprobó unánimemente

Por Juan Andrés Teno (@jateno_), periodista y activista LGTBI especializado en Diversidad Familiar

Miembros de la Asamblea de los Obispos del Sur

La Asamblea de los Obispos de Sur tiene miedo. La Asamblea de los Obispos del Sur sabe que el futuro, la razón y la democracia no están de su parte y por eso son capaces de redactar una nota dirigida no solo “al pueblo cristiano”, sino a “todos los ciudadanos”, denostando, mancillando y no respetando la voluntad del pueblo andaluz que, a través, de sus representantes en el Parlamento autonómico aprobó el pasado 19 de diciembre la Ley para garantizar los derechos, la igualdad de trato y no discriminación de las personas LGTBI y sus familiares en Andalucía.

Si se dirigieran únicamente a sus seguidores sería un asunto interno, pero dirigen sus palabras al conjunto de la ciudadanía (porque, señores Obispos y Arzobispos, además de ciudadanos hay ciudadanas y así quieren ser nombradas), con lo cual, desde ese puesto en la sociedad, es pertinente una respuesta.

Debe esta Asamblea estar estupefacta porque todos los grupos parlamentarios hayan apoyado sin fisuras tan necesaria norma: desde Podemos, pasando por Izquierda Unida, PSOE, y Ciudadanos, hasta llegar al Partido Popular. Unanimidad en el Hospital de las Cinco Llagas, sonrisas de diputadas y diputados, fotos con el activismo andaluz, satisfacción generalizara.

Habrán estimado estos señores que una realidad sideral se apoderó el pasado mes diciembre de la desacralizada iglesia del antiguo hospital de La Sangre, porque quienes allí estaban (muchas y muchos de ellos seguidores de la fe que ellos representan) se marcaron un baile a favor de la diversidad, la igualdad y la equidad a la que no solo no les invitaron, sino del que no saben un solo paso.

Los señores Juan José Asenjo Pelegrina, Rafael Zorzona Boy, Francisco Cases Andreu, Demetrio Fernández González, José Vilaplana Blasco, José Mazuelos Pérez, Bernardo Álvarez Afonso, Santiago Gómez Sierra, Francisco Javier Martínez Fernández, Adolfo González Montes, José Manuel Lorca Planes, Ginés García Beltrán, Amadeo Rodríguez Magro y Jesús Catalá Ibáñez utilizan en más de una ocasión el término “ideología de género” cuyo origen y significado tan acertadamente desentrañó Andrea Puggelli hace unos días en estas páginas. Leánlo, es una delicia y muy clarificador.

Emplean en este escrito las palabras matrimonio y familia de manera reiterada. Y lo hacen con frases como “la vida matrimonial y familiar sólida, permanente en el tiempo, compuesta por un padre, una madre y unos hijos”. Ya teníamos asumido, en contra de lo dictado en nuestra Constitución y en el ordenamiento jurídico español, que no contemplaban como tal el matrimonio entre personas del mismo sexo; pero, atención, según se deduce de esta frase quedan excluidas también las personas que integren familias de progenitores separados o divorciados, las familias ensambladas o reconstituidas, las familias monoparentales, las familias sin descendencia e incluso aquellas que solo tienen un niño, una niña o un niñe. (Explicarle el uso de la vocal “e” a estos señores cuando aún no tiene asumido utilizar la vocal “a” se me antoja un ejercicio tan irreal que mejor lo dejamos para dentro de unos años).

Por tanto (aviso a navegantes), estos señores en su misiva han dejado fuera de la legitimidad familiar, como mínimo, al 66,2% de los hogares españoles. Esta capacidad de no salir a la calle y comprobar como sienten, viven y palpitan las familias de este país, es lo que acrecienta su temor y el hecho de que desde su masculinidad asexuada se otorguen la capacidad de juzgar los modos de convivencia de millones de personas de este país, obviando conceptos tan necesarios para el desarrollo armónico de una sociedad democrática como la diversidad. Eso sí, el resto, la mayoría, los demás son quienes intentan “deconstruir el cuerpo humano, el matrimonio y la familia”.

La realidad es muy tozuda señores Obispos del Sur. La riqueza cromática de las familias españolas es espectacular. Desde hace décadas conviven en perfecta armonía en las calles, en las plazas donde juegan sus hijas e hijos, y leyes como esta sólo pretenden que nadie arrebate a nadie su dignidad.

Andalucía ha conseguido dotarse una herramienta muy poderosa para proteger a las personas LGBTBI y a sus familias, así en plural, que familia no hay una, que hay tantas como ejemplos de convivencia puedan desarrollar personas adultas y menores. Y aunque inviten “a todos (…) a no permanecer pasivos” (¿no estarán ustedes instando a la rebelión ciudadana ante normas democráticas?) el pueblo andaluz, como el del resto del país, viene demostrando desde hace años una capacidad innata a la convivencia, a la aceptación de la diversidad, a mirar a los iguales desde el corazón y no desde el dogma y los prejuicios decimonónicos. Solo resta una minoría intransigente y adoctrinadora ante la que son obligadas leyes como la andaluza.

Estos señores se han otorgado a sí mismos la “responsabilidad de promover la vida de la familia”, aunque, en todo caso, lo hagan desde una visión teórica y no empírica. Y no son capaces de adivinar que las familias de este país  se promueven a sí mismas en el ejercicio diario de sus labores cotidianas de amor, responsabilidad, apego y crianza. Y lo hacen de manera libre, esencial, porque les nace de sus entrañas, de lo más íntimo.

No intenten ustedes ponerles puertas al campo, ya saben que no es posible. Sus cantos de sirena caen día a día en el olvido porque han perdido la perspectiva de la cotidianeidad porque no han visitado alguno de los miles de colegios donde las niñas y los niños juegan y conviven en los patios de recreo sin darle importancia a si tienen una papa y una mamá, dos papas, dos mamas, una sola mamá o papa… o ninguna de estas figuras.

Los señores Obispos del Sur tienen miedo, y mucho, cuando afirman que esta Ley “promueve el totalitarismo del pensamiento único”.

¡Que necesario es un curso rápido, básico y gratuito de los principios fundamentales de los estados democráticos!

No echaré de menos a Avelina

Por Carolina Laferre (@TSM_es), de Trans·socialmedia – Identidades 3.0

Imagen de la serie de Mediaset emitida en Tele 5: “Ella es tu padre”

Lo que hace que una serie tan espantosa “transite” entre la ineptitud ordinaria y lo patético más sublime (mientras trataba de impresionar o captar a unos espectadores a través de una mirada tan sensacionalista como sórdida) son las atrocidades y confusiones continuas que dan origen a falsas oportunidades de hacer empatizar con la población trans. Una realidad excesivamente estigmatizada, en una situación laboral casi inexistente y con una vida socialmente complicada, como para hacer un mayor esfuerzo en informar y educar sobre lo que es y representa a día de hoy las transdiversidades.  Simplemente y en todo caso, es alejarse de un derecho legítimo de SER con esa misma normalidad que irónicamente sucede en la trama de Ella es tu padre.

Me sorprende esta mala, mala, mala imitación de Tootsie que parece que se ha cancelado definitivamente tras estas Navidades. Durante su emisión, me sorprendió  que nadie hubiese contemplado cualquier punto de inflexión sobre el tratamiento de sus personajes. Una serie pésima en una búsqueda para encontrar lo peor que puede ofrecer una serie de estas características. Ya lo intentaron con otra serie, LaLola (que afortunadamente no pasará a la historia de la televisión como la serie del año). Ambas habitan en un espacio disonante compartido. Eso sin olvidarnos de Alba Recio, el personaje más ridículo, si cabe, de La que se avecina.

Diálogos absurdamente emocionales enchufados a un ciclo de centrifugado continuo. Me sorprende que estos tipos de dramas, supuestamente cómicos, generen exclusivamente carcajadas rancias. Muy fuera de lugar. Además de una falta discernible de talento y recursos aprovechables, los guionistas podrían haber aderezado los capítulos de Ella es tu padre con una pica de invasión alienígena para terminar de sorprenderme. En serio, se hubiera convertido en una realidad más creíble, sin duda.

Poco convincente como sustituto de Tootsie o La señora Doubtfire (interpretadas por dos de los monstruos de Hollywood). Ella es tu padre tiene un guión descafeinado de confección hilarantemente mal aderezado y risas pretenciosamente deliberadas. Es cierto, Ella es tu padre ha sido una mala, mala versión de esas películas originales (creo que ya lo he dicho), incluso peor que ninguna otra versión de las propias películas. Desfasado. Distorsionado. Patético.

¿Ha habido algún momento en el que se contemplara con dignidad ser un fracaso interpretativo? Para eso no es necesario escribir una serie sobre personas trans, bastante tenemos defender nuestra dignidad a día de hoy. Probablemente, de haber sido otra tele-serie (en donde este mismo personaje hubiera cumplido su papel como simple segundón -en lugar de convertirlo en protagonista) nadie lo hubiera permitido y se hubiera liado parda.

Ha nacido otro actor -muy pobre- que intenta parecerse a Hoffman y no lo logra por más que recurra a los chistes encadenados. Sin gracia, sieso, pasado de rosca. Lo peor es que la gente de a pie de calle piensa, efectivamente, que la transexualidad es lo que ven reflejado en esas imágenes tan cicateras como irreales. Con lo que nos ha costado cambiar mínimas impresiones desde un trabajo arduo, difícil, complicado de entender, demasiado complejo como para escribir sobre ello sin convertirlo en un guión espinoso y dañino. Yo personalmente no la echaré de menos.

Historias de Vida Trans: conjugando la vida en presente

Después de Judith, seguimos con la serie Historias de Vida Trans, una serie de textos que nos acercarán a mujeres transexuales que nacieron en una España que las criminalizaba y se hacen mayores es una España que sigue sin querer mirarlas de frente. 

Por Nayra Marrero (@nayramar)

Cuando una llega a la adolescencia no piensa en mañana, ni en pasado mañana. Piensa en que las hormonas le sientan bien, la ponen guapísima y crece el pecho. Así que Monse, según cuenta, con 14, 15 años, ya tenía un carro puesto.

Entonces vivía con su hermana en El Polvorín, barrio de fama en Las Palmas de Gran Canaria por lo conflictivo, al que se mudó cuando la quitaron de estudiar para trabajar. En esa época ella, que ya empezaba a salirse del tiesto, vio la oportunidad de ser ella, porque siempre fue mujer, me dice, y actúo como tal.  Monse es, cómo explicarlo, una señora. En su saber estar, en sus andares, con su calidez y su gestos, con la profunda mirada que me sostiene ahora, a nada de cumplir 60, en la que además de cariño encuentro siempre un halo de tristeza.

Pero Monse no suele mostrar debilidad, se guarda lo malo y mira al mundo de frente. Eso lo heredó de su madre, como la genética, el cutis fino y el vello escaso, y ese no quedarse callada, que es sello de familia. Lee el resto de la entrada »

Historias de Vida Trans: la profesión de la risa del mundo

Uniéndonos a la iniciativa de dedicar 2018 a los derechos y la visibilidad de las realidades trans, como ha propuesto la FELGTB, durante las próximas semanas los lunes publicaremos Historias de Vida Trans, una serie de textos que nos acercarán a mujeres transexuales que nacieron en una España que las criminalizaba y se hacen mayores es una España que sigue sin querer mirarlas de frente. Sus  historias son parte de la Historia del colectivo LGTB, su futuro, responsabilidad de todas y todos.

Por Nayra Marrero (@nayramar)

Su último año no ha estado mal, sobre todo teniendo en cuanta los 13 anteriores. Lleva unos meses haciendo un curso de costura en un proyecto de empleo gestionado por un colectivo LGTB. Los 6 meses anteriores los pasó barriendo las calles en el primer trabajo normalizado que ha tenido en sus 54 años de historia.

La historia de quien según ella tiene más nombres que las infantas.

El primero que me refiere es el de marica o maricona, que se lo ganó teniendo 8 años en las calles de su barrio, Escaleritas, en lo que entonces era la periferia de Las Palmas de Gran Canaria. Ella, que no sabía lo que significaba eso, sí sabía que no quería serlo, aunque a los 12, y con lo aprendido con otras del barrio con la misma pluma que ella, en esa comunidad generada a base de miradas y sonrisas de reconocimiento, lo asumió y se lo contó a su madre.

Pero te prometo que no me voy a meter a mujer, mamá, te lo juro.

¡Ay, la inocencia infantil! Esa que invita a hacer promesas imposibles de cumplir. Lee el resto de la entrada »

¿Qué es y para qué sirve la “ideología de género”?

Por Andrea Puggelli (@aikkomad1), activista LGBTIQ

Foto: kismihok

El término ‘ideología de género’ (en singular y sin ninguna otra especificación) es una etiqueta utilizada por el Vaticano desde el comienzo de la década de 2000 para oponerse al movimiento feminista, LGBT y a las luchas que estos movimientos han producido y siguen produciendo. El discurso que se dirige contra el concepto de género comenzó a circular con la publicación del Lexicon en 2003 bajo los auspicios del Consejo Pontificio para la Familia y de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Es un diccionario enciclopédico dedicado a las cuestiones sexuales y de “bioética” se compone de un centenar de voces, procedentes de más de setenta “expertos” de una veintena de países, asesores y colaboradores de las Academias y los Consejos Pontificios.

El libro volvió a poner en marcha una polémica contra el concepto de género, que había empezado unos pocos años antes, a mediados de los 90, en respuesta a dos importantes acontecimientos políticos: la Conferencia Internacional sobre la Población, organizada por la ONU en El Cairo en 1994, y la Conferencia Mundial sobre la mujer, celebrada en Beijing en 1995. A estas reuniones asistió a una delegación del Vaticano, junto con muchas ONG feministas, representantes de algunas asociaciones contra el aborto y LGTB de Estados Unidos y se habló de los derechos sexuales y reproductivos. “El género” fue el concepto clave utilizado para nombrar las desigualdades de género como un producto, no como un orden natural, sino como un sistema de poder y de dominación. Lee el resto de la entrada »

Cuando las realidades trans salen del gueto

Por Jesús Generelo (@JesusGenerelo) presidente de la FELGTB

Cabalgata de Vallecas (Foto: EFE)

El pasado mes de noviembre, las 44 asociaciones que componen la Federación Estatal LGTB (FELGTB) decidieron dedicar el 2018 a la reivindicación, visibilización y los derechos de las Realidades Trans. Se trata de establecer unas estrategias comunes para lograr unos objetivos básicos y fundamentales: dotar de existencia social y legal a unas personas que reivindican su derecho a vivir su identidad sin tutelas, sin presiones, sin patologización, sin normativizaciones. Con dignidad y plenos derechos. Como recoge la Constitución Española, ni más ni menos.

Apenas ha comenzado el año 2018 y la realidad, tozuda como lo es siempre, ha dado la razón a la FELGTB. La polémica suscitada por la aparición de La Prohibida en una carroza del séquito de sus majestades de oriente en la cabalgata de Reyes del barrio madrileño de Vallecas ha trascendido la mera anécdota navideña y ha demostrado que el Año de las Realidades Trans no solo era necesario, sino también urgente. Lee el resto de la entrada »

Estos Reyes regala ‘Presencia’, el poemario de Sonia Martinez

Por Carolina Laferre (@TSM_es), de Trans·socialmedia – Identidades 3.0

Ilustración de Aintzane Alastruey Marchena en el poemario ‘Presencia’ de Sonia Martínez

Hay un tipo de poesía que comienza y se proyecta en la vida misma. Es como la nieve que cae suavemente. La poesía de Sonia Martínez ha llamado su atención relativamente tarde. Por supuesto, probablemente no es la única mujer sensible que “garabateara” poesía desde temprana edad, pero ha tardado su tiempo en producir de forma clara, es decir, claramente suya. Porque la poesía de Sonia te invita a caminar por un parque, es deliciosa y reluciente.

No cabe duda que la poesía es una de las formas más fáciles de inspirar a las personas que amas. Presencia obsequia a su lector una sensación de desconexión personal que bien podría extenderse a comprender mejor la percepción humana. En sus poemas, el romance, la sensibilidad, la feminidad y otros asuntos de la vida cotidiana, responden desde el interior de sus propios sentimientos personales. Lee el resto de la entrada »

2018, un año histórico para las Realidades Trans

Por Mané Fernández, coportavoz de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) y experto en Políticas Trans

Foto: torbakhopper

Como hombre transexual, que en FELGTB, tras el voto de todas las entidades que la conforman, hayamos decidido dedicar el 2018 a las Realidades Trans me llena de alegría. Ya son varios los años que venimos trabajando de manera prioritaria sobre un tema. El recién terminado 2017 lo dedicamos a la defensa de los derechos LGTBI en todo el mundo, aprovechando que organizamos el WorldPride Madrid; y 2016 fue el de la Visibilidad Bisexual en la Diversidad. Dedicar un año temático a visibilizar la diversidad de las realidades trans es una deuda histórica de todo el colectivo LGTBI. No nos cansamos de recordar que las personas trans estuvimos desde el primer momento manifestandonos por los derechos de todo el colectivo, liderando las protestas, tanto en el Stonewall de Nueva York en 1969 como en Barcelona en 1977. Gracias a ello, en España conseguimos hace 39 años la despenalización de la homosexualidad y la transexualidad, y dejamos de ser delincuentes. Sin embargo, mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS) despatologizó la homosexualidad en el año 1990, la transexualidad sigue siendo considerada una enfermedad por este mismo organismo. Lee el resto de la entrada »