BLOGS
1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Archivo de diciembre, 2017

Libre autodeterminacion del género para todas las personas.

Por Marcos Ventura Armas (@MarcosVA91) Licenciado en Derecho y activista Gamá, Colectivo LGTB de Canarias

 

Foto: kgroovy (Creative Commons vía Flickr)

La proposición de Ley de Igualdad LGTBI que se tramita en el Congreso de los Diputados va a suponer sin duda un paso de gigante en el avance de las instituciones y la sociedad hacia la igualdad real de las personas lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales. Sin duda una de las mayores innovaciones de la ley es el reconocimiento del derecho a la autodeterminación del género. Las personas transexuales ya no necesitarán ningún requisito, no estarán sujetas a ninguna autoridad médica o legal, para poder ser reconocidas en su género. Lo cual supone por fin el reconocimiento de la igualdad entre las personas cisexuales, a las que nunca se les pone en duda su género, y las personas transexuales.

Otra de las innovaciones importantes de la Ley es la inclusión, como sujetos del derecho a la igualdad real y efectiva, de las personas transgénero e intersexuales, recogiendo demandas históricas de colectivos que hasta fechas recientes no han encontrado su hueco en las siglas LGTB, como la prohibición de las cirugías de reasignación de sexo a recién nacidos intersexuales.

La proposición define a las personas transgénero de una forma vaga y ambigua, pero sin duda haciendo referencia a identidades no normativas. Para mí, en mi recorrido en el activismo, transgénero ha sido el término para designar el género de las personas que no se ajustan a ninguno de los dos géneros binarios. Es decir, de forma simple, transgénero son aquellas personas que no son ni hombres ni mujeres. Lo que en algunos entornos más alternativos o menos cercanos a los colectivos LGTB tradicionales se conoce como género no binario.

Sin duda, las realidades de género no binarias son un ámbito donde aún queda mucho que conceptualizar y desarrollar desde los ámbitos académicos y activista. Pero ese trabajo pendiente no impide que las personas transgénero estemos aquí, y vivamos en este mundo que no concibe nuestra realidad. Un mundo que nos obliga a fingir que nuestro género es otro, so pena de rechazo y discriminación si no lo hacemos, si intentamos simplemente vivir conforme a nuestro género sentido, un género que no es  que no puedan, sino que no quieren entender.

La proposición de Ley de Igualdad LGTBI que se debate en el Congreso sin duda será un revulsivo para nuestra situación. Nos concederá no solo una garantía de nuestro derecho a la no discriminación, sino visibilidad a la que es probablemente la más invisibilizada de las realidades de la diversidad sexual y de género.

La proposición de ley, en sus disposiciones adicionales, modifica otras leyes para garantizar la efectividad de su contenido, entre otras, las normas relativas al registro civil, para que las personas transexuales puedan cambiar su sexo registral conforme al derecho a la libre autodeterminación del género, y para permitir la inscripción registral de los bebés intersexuales. Sin embargo, esa modificación no permite la inscripción registral de las personas transgénero. Nosotras seguimos teniendo que elegir entre registrarnos como hombres o como mujeres, cosa que no somos. Lo que significa que el derecho a la libre autodeterminación del género queda limitado para las personas transgénero, en tanto en cuanto existe reconocimiento oficial de la existencia de nuestra identidad de género en la ley LGTB, pero no en el ámbito registral.

Esto, que puede tener su explicación en la falta de articulación de un auténtico activismo transgénero a nivel estatal, tiene fácil solución. La proposición de ley aún está en trámite de enmiendas. Solo es necesario que la FELGTB apoye hasta sus últimas consecuencias lógicas el derecho a la libre autodeterminación del género de las personas transgénero, a las que su propia propuesta de ley reconoce, y que algún partido (o incluso varios o todos los partidos) presenten una enmienda en este sentido.

Al alcance de la mano está reconocer plenamente la dignidad y los derechos de las personas transgénero. Ojalá no perdamos la oportunidad histórica que supone esta proposición de ley LGTB. Porque les confieso que no puedo esperar al día en que mis documentos oficiales dejen de tratarme como hombre y me traten como realmente soy: una persona transgénero orgullosa de serlo.

Homofobia y SIDA

Por Jesús Generelo (@JesusGenerelo) presidente de la FELGTB

Tras la avalancha de buenos propósitos y escasas políticas que acompaña al Día Mundial de la Lucha contra el Sida parece un buen momento –en realidad, siempre lo es– para reflexionar sobre una de las causas que han dificultado que la pandemia tuviera la respuesta colectiva, unánime y poderosa que merecía: la homofobia.

No están tan lejos los tiempos en los que los muertos por sida se contaban por millares mientras que el presidente de los EEUU no se dignaba a mencionar jamás la temida palabra. Ni la época en la que nuestro país encabezaba las cifras europeas de infecciones por VIH mientras la respuesta del Ministerio de Sanidad era un anuncio con un chico y una chica del brazo que abrían un paraguas. Eso, cuando no se producía un escándalo mayúsculo por unos dibujos de circulitos fornicadores. Lee el resto de la entrada »

En Canadá, el 13% de la población se identifica como homosexual, bisexual o trans

Por Andrea Puggelli (@aikkomad1), activista LGBTIQ

Una encuesta sobre la diversidad sexual señala que mientras el 13% de lxs canadienses se identifican como lesbiana, gay, bisexual o trans (LGBT), muchxs se sienten incómodxs revelando su identidad en el ambiente mas cercano.

Más de la mitad de los encuestados que se identificaron como LGBT han indicado que no habían “salido del armario” en el lugar de trabajo y que ni tampoco no lo han dicho a sus compañeros de clase.

Aunque el 81% de los encuestados LGBT creen que “la sociedad canadiense está dispuesta a comprometerse a integrar a las personas de estas comunidades”, el 73% cree que “aún queda mucho por hacer para detener el comportamiento LGTBfóbico y el acoso”. De hecho, el 54% de los encuestados de la comunidad LGBT sintió que “la vida será o habrá sido más difícil que la de una persona que no es una minoría”.

Poco más del 80% de los encuestados dijeron que sienten o sintieron la sensación de desorientación, de soledad y de aislamiento relacionadas con su orientación o identidad de género, y el 75% afirmó haber sido víctimas de intimidación, amenazas o comentarios feroces ( 60% en la escuela, 33% en el trabajo, y un “sorprendente” 20% en círculos LGBT). Por ejemplo, la mayoría de los encuestados (78%) consideró que “en algunos grupos LGTB hay endodiscriminación”.

La encuesta se realizó para la Fondation Jasmin Roy que lucha contra la discriminación, el acoso y la intimidación relacionadas con la diversidad sexual

 

Día 2, seguir luchando contra la discriminación y el estigma del SIDA

Por Jesús Grande (@Jesús_M_Grande), presidente de COGAM 

Acto anual ‘In Memoriam’ en la Puerta de Alcalá de Madrid / Foto: EFE

Un año más, la ciudadanía madrileña se reúne la víspera del 1 de diciembre, Día Mundial del Sida y de solidaridad con l@s afectad@s en un lugar emblemático de nuestra ciudad, la Puerta de Alcalá, para recordar a los que ya no están y para exigir un país y un mundo libre de cualquier estigma y discriminación contra las personas con VIH.

El SIDA llegó a nuestro mundo a principios de los años 80 para dejar un rastro de devastación y muerte. Los grupos contrarios a los derechos humanos y a los avances sociales aprovecharon lo que era una enfermedad para atacar los pilares de las sociedades democráticas, pretendiendo imponer nuevamente su estrecha visión del mundo. Pero por
mucho que se empeñaron no pudieron ya que se ha demostrado que el SIDA nada tenía que ver con grupos de riesgo puesto cualquier persona puede ser víctima de este virus. El SIDA ni era ni es sólo cosa de homosexuales, transexuales, bisexuales, hemofílicos, usuarios de drogas por vía intravenosa….. el SIDA afectaba y afecta a toda la sociedad en su conjunto a todas y a todos nos corresponde combatir su expansión. Lee el resto de la entrada »

Si eres una persona con VIH conoce tus derechos

Por Charo Alises (@viborillapicara)

El estigma que  recae sobre el  VIH, puede dar lugar a insultos, amenazas y agresiones  por razón del estado serológico de una persona. Cuando esto sucede estamos ante un delito de odio, ya que el acto delictivo se comete en base a un motivo discriminatorio que menoscaba la dignidad de la persona agraviada. En estos casos, se aplicaría la circunstancia del 22. 4 del Código Penal que contempla como agravante cometer el delito por la enfermedad que padezca la víctima.

Igualmente, nuestra legislación (artículo 511.1 del Código Penal) castiga con la pena de prisión de seis meses a dos años y multa de doce a veinticuatro meses e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de uno a tres años, al particular encargado de un servicio público que denegare a una persona con VIH una prestación a la que tuviese derecho por razón de su estado serológico. Si los hechos los cometiese un funcionario público, la pena aplicará en su mitad superior (artículo 511.2 del Código Penal). Por ejemplo,  si te  deniegan un servicio sanitario por ser una persona con VIH. Lee el resto de la entrada »