1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Como puta por mi casa, haciendo feminismo desde Ecuador

Pixu Bueno (@pixubueno) quiso mejorar el mundo desde muy joven. Es activista lesbiana, feminista, filósofa y especialista en establecer espacios de diálogo y de trabajo desde el cuidado y desde el cariño, y quizá por ese cariño que desprende y que reparte entre quienes comparten sus luchas y su vida nos hace especial ilusión leer su experiencia con el movimiento feminista en Ecuador, donde se ha establecido desde hace unos meses. 

marchadelasputas2014
Marcha de las Putas en Quito. 2014

Viajar a otro continente para buscar nuevas oportunidades te expone a situaciones difíciles. Pero hacerlo con tu pareja y que te acoja una familia estupenda lo hace más fácil. También lo hace más fácil el feminismo. Al mes de instalarnos en Quito decidimos ir a una reunión de la Marcha de las Putas. ¿Putas? Sí, la primera vez que leí que se autodenominaban así a mí también me chocó, pero decidí investigar un poco más.

El movimiento de las Putas surge en Canadá en abril de 2011, a raíz de las declaraciones del policía Michael Sanguinetti durante una conferencia sobre seguridad ciudadana en Toronto, donde aseguró que “las mujeres deben evitar vestirse como “putas” para no ser víctimas de violencia sexual”. Así, la Marcha denuncia todas las formas de violencia hacia todas las mujeres e incide en los discursos que nos colocan como responsables y “provocadoras” de la violencia contra nosotras mismas.

¿Por qué putas? Porque así nos han llamado. Putas, por salir a trabajar, por tener más de una pareja, por proponer sexo, por tener una pareja del mismo género, por andar con minifalda,  por ligar, por abortar, por andar sola de noche, por decir no, por reírse a carcajadas, por gozar el placer sexual, por usar anticonceptivos, putas, en suma, por negarnos a cumplir los roles establecidos. Si ser putas es hacer lo antes descrito, nos apropiamos y reivindicamos la palabra puta como actitud de resistencia feminista.

En esa primera reunión conocí a algunas de las putas de Quito. Conocí a Génesis que a sus 16 años había acudido a la Marcha a escondidas. A Blanquita, una vieja puta de 65 años que acudía a las reuniones con su nieto Kevin, un traidor del patriarcado. A Ana y a Eli dos activistas incansables que empoderan con sus ideas y sus cuidados. A Mónica, una chica sueca que había decidido hacer sus prácticas universitarias con la Marcha, encantadora esta puta foránea.

La lucha es tan común, tan cotidiana que enseguida nos sentimos interpeladas. Hay diferencias, por supuesto, no es lo mismo vivir en en el Albaycin granaíno, que en el barrio de Quitumbe al sur de Quito. La violencia se manifiesta de formas muy diferentes, pero la empatía y la sororidad feminista puede océanos.

Sentada entre todas ellas, y a más de 10.000 km de donde nací, me volví a sentir en casa. En el hogar de los pensamientos, de las emociones, del cuestionamiento de lo establecido, del cuidado de las otras. Así es como feminismo se convierte en un hogar y aquí, me hace sentir como puta por mi casa.

Este año, la Marcha de las Putas caminará por el centro de Quito el 21 de marzo. El recorrido finaliza en la Plaza Foch donde tendrá lugar el Festival Emputado. El festival, que reivindica la libertad estética, sexual y de género contará con diversas artistas, desde la hiphopera ecuatoriana Black Mamma, hasta la española Furia Soprano. La Marcha es un movimiento autogestionado, por ello, para cubrir los gastos del festival se ha creado una campaña de crowfunding a la que os invitamos a aportar.

10 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser Jorge portal

    Vaya experiencia! Tiene que ser tan duro hacer esa lucha en un escenario tan complicado como es la sociedad ecuatoriana, por tradición, evidentemente, conservadora. Es bonito ver como esa plataforma ha ido avanzando y creciendo. Aplausos!

    13 marzo 2015 | 09:39

  2. Dice ser mare miat

    no creo que se os llame putas por ir a trabajar, por proponer sexo….ANDA YA¡¡¡¡ vete a alpedrete tia…una cosa es que odies a los hombres y otra es k digas MENTIRAS¡¡¡¡ no la creais nada de nada, esta ahi para vivir del cuento y de las subvenciones porque claro, siendo feminista y lesbiana, pues aqui que todo el mundo diga AMEN¡¡¡

    13 marzo 2015 | 13:15

  3. Dice ser Daniel

    Putas por tener mas de una pareja… pues, si, y con mayúsculas

    Como puto sería el hombre con varias parejas también.

    No use el feminismo para justificar el ir poniendo cuernos a diestro y siniestro

    13 marzo 2015 | 13:50

  4. Dice ser Jimmy

    Y sin emabargo luego las feministas son las primeras que se enfrentas a las propias “putas”, a las que verdaderamente se les llama asi, diciéndoles lo que pueden o no pueden hacer hacer con su propio cuerpo (curiosamente lo que reclaman que no hagan otr@s con ellas mismas).

    Y oponiendose a la opinión de las propias “putas”.

    Y no, no estamos hablando de personas usadas como mercancia sexual (personas, que explotados sexualemente de todo hay), sino incluso de mujeres que la ejercen libremente.

    13 marzo 2015 | 14:12

  5. Dice ser Inmoldeable

    Vamos a ver, dijo un tuerto, que aquí hay pa`toas:

    Jimmy: hay muchos tipos de feminismos, así que corrige “las feminsitas son las primeras que se enfentan a las propias….”. Como en toda corriente política y de pensamiento hay muchísimas vertientes, y el feminismo no es menos, hay feministas con discursos sobre las putas de todo tipo, así que no generalicemos, que suena burdo a la par que ignorante.

    Daniel: que bien que refutes el argumento de la compa Pixu. Hay que apropiarse del puta que se nos llama por tener varias parejas. Oleeeeeeeeeeeeee por Pixu.

    Mare miat: que yo sepa en ningún momento del artículo se ha nombrado a los hombres, ni ningún odio hacia ellos, que pena que tu prolongación fálica te anule la vista y solo te permita ver insultos a los hombres cuando la compa solo habla de empoderamiento.

    13 marzo 2015 | 19:59

  6. Dice ser Inmoldeable

    Pixu me ha encantado, mucha razón, y mucha fuerza que tienes. Cuídate hermosa!

    13 marzo 2015 | 20:00

  7. Dice ser Vértigo

    Aquí vemos las reacciones de miedo y prepotencia por parte de quienes han interiorizado sus privilegios machistas como si fueran naturales y ven que ahora se cuestionan… Qué pena que vuestra testosterona mal entendida os impida aprender de reflexiones tan interesantes como ésta.

    Me encanta que hayáis recogido lo que se nos lanza como insulto y lo hayáis transformado y apropiado, eres una grande, Pichu!

    14 marzo 2015 | 12:09

  8. Dice ser Marisa

    Es obvio que aún queda algún dinosaurio pero actualmente las cosas no son así, no hay más que leer el ejemplo <>.
    ALGUNAS decís luchar por la igualdad pero se ve a una legua que realmente buscais la superioridad y eso tampoco está bien.
    https://docs.google.com/document/d/1Rjq47nY37plZCIxFq3MEOqWMK9UyC5LN4YWKG3BUwug/edit?hl=en_US&pli=1

    15 marzo 2015 | 15:02

  9. Dice ser asd

    Otro colectivo reclamando sus derechos…y yo sigo desprotegido por ser simple.

    Masones!!! que sois todos unos masones!!

    23 marzo 2015 | 09:58

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.