1 de cada 10

Contamos historias extraordinariamente cotidianas que nombran cada una de las realidades de la diversidad sexual y de género.

Querían a su hijo pero mataron a su hija

Por Violeta Assiego

Leelah-Alcorn
Autoretratos de Leelah Alcorn en su blog LAZERPRINCESS/TUMBLR

 

“Mi muerte tiene que significar algo; mi muerte tiene que servir para contar el número de personas trans que se suicidaron este año”.

Esta frase es parte de la carta de suicidio que Leelah Alcorn dejó publicada en su blog de Tumblr antes de lanzarse a las ruedas de un camión y morir arrollada por este. Era 28 de diciembre, tenía 17 años y vivía en Ohio.

Su caso ha conmocionado a Estados Unidos hasta el punto de haber recibido una cobertura mediática inaudita para ser el suicidio de una adolescente trans*. Tristemente pudiera parecer que la muerte de Leelah ha servido, precisamente, para hablar de las cifras y los datos, como por ejemplo el que un 41% de las personas trans* de EEUU hayan intentado alguna vez suicidarse a lo largo de su vida. Pero lo cierto es que ese eco mediático por si solo no es suficiente para que las personas trans* dejen de ser uno de los grupos de mayor riesgo, no solo de suicidio sino también de agresiones y violencia.

“El único modo de que yo descanse en paz será si un día las personas transgénero no son tratadas de la forma en que yo lo era, el día en que ellos sean tratados como seres humanos, con sentimientos válidos y derecho humanos. El género debe ser enseñado en las escuelas, cuanto antes mejor”.

Leelah hubiera sido una gran activista si hubiese logrado sobreponerse al sufrimiento que supone no ser aceptada ni comprendida por quienes dicen quererte más que nadie en el mundo pero que en realidad te rechazan y abandonan a tu suerte si no eres como ellos quieren. En este sentido, un estudio del Center for American Progress calcula que en Estados Unidos el 45% de los jóvenes sin hogar que viven en la calle se encuentran en esa situación al haberse fugado de sus casas o haber sido expulsados de estas por ser gays, lesbianas, bisexuales o trans.

Lo que muchos y muchas adolescentes no saben, no sienten y no logran comprender es que a medida que creces las cosas se van colocando y pueden ir a mejor; la edad y las experiencias nos ayudan a ir cogiendo las riendas de nuestras vidas; y en todo caso no hay lucha que merezca más la pena que la de enfrentarse a las dificultades para hacerse cargo de la propia vida. La inspiración y el apoyo de otros que ya han recorrido los mismos caminos nos sirven de referencia, pero con la madurez llega un momento en que ya no se necesita la aprobación de nadie para vivir ‘tu vida’:

En la defensa de los derechos LGBTI los retos se multiplican a medida que se nos van reconociendo derechos y vamos teniendo una mayor visibilidad pero en el caso concreto de los derechos de las personas trans* la sensación es más bien que está todo (o casi todo) por hacer. No solo en el reconocimiento de derechos sino sobre todo, y ante todo, en la aceptación en el ámbito familiar y en el escolar de una realidad que no se puede negar por mucha carta pastoral que saque el obispo Reig Plá (a quien por cierto invito a leer los sentimientos que la propia Leelah expresó dos meses antes de suicidarse en su blog respecto al rechazo que sentía por parte de sus padres estrictamente cristianos.)

Una de las mujeres trans que acudieron a una de las tres vigilias que se celebraron en Ohio cinco días después de morir Leelah decía:

“Ser transgénero no es algo nuevo. Es algo que siempre ha estado con nosotros. No es algo anormal”

Sin embargo, cuando las sociedades optan por definir sus leyes y sus culturas en función de las ‘aparentes’ mayorías sin contemplar la diversidad que existe, sucede que la ignorancia y la discriminación campan a sus anchas hasta provocar sufrimiento y violencia. La homosexualidad, la transexualidad,.. la diversidad sexual ha existido siempre y existirá y mientras las personas LGBTI sigamos teniendo este sentimiento de pertenencia y comunidad alzaremos la voz para decirle a la sociedad: ¡ni un suicidio más!.

Entre tanto creo que es importante recordarle a cada persona que sufre hostigamiento y discriminación que la necesitamos aquí y ahora, luchando por ella y por todas nosotras. Porque la vida es sorprendente, ya lo creo que lo es.

Vigilia por Leelah Alcorn
Vigilia por Leelah Alcorn

 

Aprovechamos para recomendar un libro imprescindible, publicado recientemente y que se presenta en La Central de Callao en Madrid el próximo día 15 de enero: Trans*exualidades, acompañamiento, factores de salud y recursos educativos de Raquel (Lucas) Platero

16 comentarios · Escribe aquí tu comentario

  1. Dice ser ana

    Pues con ello cargarán en sus conciencias para siempre. Si es q la tienen…

    08 enero 2015 | 09:52

  2. Dice ser Navegante

    Si su familia no le quería, debería haberlos dejado y haberse ido, en vez de haberse suicidado.

    08 enero 2015 | 10:22

  3. Dice ser fox terrier

    VIVE Y DEJA VIVIR,es algo que todos deberiamos hacer ,no entiendo quien es capaz de hacer la vida a otra persona porque no le guste que sea transexual,gay,lesbiana ,hay que pensar que lo importante en la vida es que no seas un delincuente,un asesino,un violador ,un terrorista……………. pero sentirte mujer ,hombre ,gay ,lesbiana deberia NO IMPORTAR NADA A NADIE,como muy bien ha dicho esta pobre CHICA porque era lo que se sentia ,habria que EDUCAR EN EL COLEGIO AL RESPETO A LOS DEMAS ,asi muchas personas en el mundo no encontrarian mas que el rechazo ,gentuza que se divierte haciendoles daño ,metiendose con ellos verbalmente y hasta fisicamente un acoso que hace que muchos de ellos prefieran la muerte .

    Descanse en paz ,tenia solo 17 años ,ahora algunos les hace pensar UN MUNDO HIPOCRITA que tiene que aprender a RESPETAR .

    este donde este esta pobre chica que asi es como se sentia ,espero que pueda sentirse lo que es sin que le señalen y le critiquen .

    08 enero 2015 | 10:40

  4. Dice ser fox terrier

    Perdon ,no entiendo quien es capaz de hacer la vida IMPOSIBLE a otra persona……………

    08 enero 2015 | 10:41

  5. Dice ser Hemos Visto

    Actuaciones como las de estos padres y supuestos “amigos”, es vergonzosa, y sinceramente espero que no se lo perdonen nunca.
    Una vida es una vida, con independencia de la orientación sexual y género. Respeto a la diferencia, repeto a la gente que nos respeta … solo así pareceremos y seremos una sociedad un tanto más avanzada

    http://hemosvisto.blogspot.com

    08 enero 2015 | 10:56

  6. Dice ser Lio

    Lo peor es que sus padres (su madre concretamente) aun despues de su muerte siguen en sus trece sin reconocer que tenían a su hija y no un hijo.
    No la mató el camión, la mataron sus padres.

    08 enero 2015 | 11:39

  7. Dice ser fox terrier

    Los padres deben querer a sus hijos y aceptarlos como son ,en este caso era su hijo que se sentia una mujer,tenian una HIJA y no la aceptaron,su rechazo ,la burla y el odio de otros hizo que se suicidara no soportando la presion a la que fue sometidA .

    En la conciencia de esos padres quedara el haber hecho a su hijo la vida tan dura para llegar a tomar esta decision ,una decision que nunca hubiera tomado si le hubieran querido de verdad y hubieran aceptado su condicion femenina .

    Los padres son los primeros que deben aceptarlos ,y la sociedad no ser tan cruel con quien no son como ellos .

    No le doy las condolencias a esos padres,espero que su conciencia les haga ver las cosas de otra manera
    Es duro leer noticias asi ,la intolerancia hace sufrir a muchas personas y muchas son sus victimas .

    08 enero 2015 | 12:28

  8. Dice ser Sicólogo Astrál

    Nacér anormál es lo peor que te puede pasár en la vida porque serás siempre centro de atención y de rechazo.

    08 enero 2015 | 14:06

  9. Dice ser nube44

    Eso pasa por no seguir tratamiento psiquiatrico en vez de querer cambiar de sexo.
    El problema lo tienen en la cabeza, no fuera de ella.

    08 enero 2015 | 14:31

  10. Dice ser malandro

    No tuvo tolerancia ni de si mismo difícil la habría tenido hacia sus padres, descanse en paz.

    09 enero 2015 | 00:55

  11. Dice ser Sandra

    nube44, personas con tu limítadísima capacidad de entendimiento son las que provocan situaciones como las que han llevado a la protagonista de éste artículo a tan lamentable desenlace. Sentirse hombre o mujer, desear a un hombre o a una mujer o a ambos, es algo innato, no es un transtorno ni una “moda”.

    09 enero 2015 | 01:13

  12. Dice ser DrLaMar

    Navegante. ¿con 17 años?

    ¿Abandonarías o aconsejarías a tu hijo/a que se vaya, con 17 años?

    Aparte de que las leyes -aquí- te responsabilizan como padres o tutores de un menor hasta su mayoría de edad, está la obligación moral de los ascendientes a comprender y amparar a sus hijos. ¿Debemos desechar a nuestros hijos cuando bajo nuestro criterio no es conforme a lo que esperábamos? va ser, que no. No es una propiedad moldeable, es una persona, un ser.

    Lo hijos no se encargan por un modelo de catálogo, es una prolongación de nuestros genes, y sus defectos físicos psíquicos -si los hubieres, que no es este el caso- se los hemos transmitido nosotros, y son tan nuestros como de ellos, renunciar a ellos es condenarnos como humanos, personas y padres.

    La personalidad de cada uno es única, abstracta, singular, y de hecho no existe un modelo de personalidad a qué adherirse para ser socialmente y absolutamente correcto, todos adolecemos de alguna desviación o trasgresión interna o externa que los demás no aceptarían, sin embargo, todos cohabitamos en un mundo gregario y a la vez depredador intolerante con las teóricas faltas del prójimo.

    Esta persona, nacido chico pero con mentalidad ambivalente debería de haber recibido ayuda, fundamentalmente en su ámbito familiar, sobre todo amor, amparo y apoyo; mucha comprensión.

    09 enero 2015 | 09:20

  13. Dice ser DrLaMar

    A esto me refería sobre la intolerancia, y además no saber leer es un plus para +.

    No suelo volver por caminos encadenados.

    09 enero 2015 | 09:41

  14. Dice ser Tuky

    Que estemos en el siglo XXI y sigamos así, de verdad, que vergüenza. A las personas hay que quererlas tal y como son. Valorar su interior y sus sentimientos. Si todos aprendiéramos a respetar todo sería tan diferente… Todo mi cariño y mi apoyo a aquellas personas que están pasando por ese difícil momento de su vida de inseguridad y desconcierto. Sólo recordaros que existen asociaciones que pueden ayudaros.

    09 enero 2015 | 10:05

  15. Dice ser Claudio

    Lamento grandemente en mi corazón, la sufrida y dolorosa vida, que a tenido que pasar, desde su nacimiento, esta pobre chica. Mi más sincero pésame. Y decir que como ser humano y como cristiano, siento indignación, y desprecio, y repulsión, hacia los padres de esta pobre chica. Que como cristianos que se creen, saben muy poco de DIOS y su palabra. Porque para el somos todos iguales y el nos ama y nos hacepta tal como somos. Fallaron como cristianos, como padres, y peor aún como seres humanos. Para los padres de Leelah :les suena de algún lado, las siguientes palabras : DIOS nos ama y nos hacepta tal como somos, DIOS no hace hacepcion de personas, DIOS no discrimina, etc, y ama a tu prójimo como a ti mismo. Esto es para los padres de Leelah, y para todos los que piensen como ellos. Gracias por permitirme expresarme.

    09 enero 2015 | 19:27

  16. Dice ser Lola

    Mis padres tenían unos vecinos que tenían un hijo gay, al chico, un adolescente, lo echaron de la casa, se quedaba sentado en las escaleras del edificio esperando a que sus padres le permitieran entrar en la casa. Mi madre le daba comida y lo dejaba pasar a la casa para que se aseara. ¿Cómo se puede llegar a hacer algo así?

    10 enero 2015 | 15:45

Escribe aquí tu comentario





    Normas para comentar en 20minutos.es

    • Esta es la opinión de los internautas, no la de 20minutos.es.
    • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes.
    • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
    • Por favor, céntrate en el tema.
    • Algunos blogs tienen moderación previa, ten paciencia si no ves tu comentario.

    Normas para enviar su comentario e información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal

    Antes de enviar su comentario lea atentamente las normas para comentar en 20minutos.es. La opinión de los autores y de los usuarios que realizan comentarios no es responsabilidad de 20 Minutos Editora, SL. No está permitido realizar comentarios contrarios a la normativa española y europea ni injuriante. 20 Minutos Editora, SL se reserva el derecho a administrar y eliminar los comentarios que consideremos puedan atentar contra las normas, resultar injuriosos, resulten spam o sencillamente no estar relacionados con la temática a comentar.

    Le informamos que, de conformidad con lo establecido en la normativa nacional y europea vigente en materia de protección de datos personales y de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, al enviarnos el presente formulario Ud. está dando expresamente su consentimiento a 20 MINUTOS EDITORA, SL para que trate los datos recogidos en este formulario con la finalidad de gestionar el servicio de recepción de su comentario, así como para enviarle comunicaciones electrónicas informativas o comerciales o dirigirle publicidad electrónica de productos y servicios propios o de terceros. No está permitido el registro de menores de 13 años.

    Algunos datos personales pueden ser objeto de tratamiento a través de la instalación de cookies y de tecnologías de tracking, así como a través de su acceso a esta web desde sus canales en redes sociales. Le rogamos consulte para una más detallada información nuestra Política de Privacidad y nuestra Política de Cookies

    Para la finalidad anteriormente indicada 20 Minutos Editora, SL puede ceder estos datos a otras empresas de Grupo Henneo o a terceros proveedores de servicios para la gestión de comunicaciones electrónicas y otros servicios de gestión comercial o publicitaria, incluso aunque se hallen fuera del territorio de la Unión Europea en aquellos casos que legalmente garanticen un nivel adecuado de protección que exige la normativa europea.

    Los datos personales solicitados deben ser exactos para que puedan tratarse con las finalidades indicadas. En el caso de dichos datos dejen de ser exactos, necesarios o pertinentes para las finalidades para las que han sido autorizados (por ejemplo, en caso de comunicaciones electrónicas devueltas por error o cancelación de dirección electrónica), 20 Minutos Editora, SL procederá a su bloqueo, conservándose los datos únicamente a disposición de las Administraciones Públicas, Jueces y Tribunales durante el plazo de 4 años, transcurridos los cuales 20 Minutos Editora, SL procederá a su supresión. Sus datos se conservarán por 20 Minutos Editora, SL mientras sean exactos y Ud. no retire el consentimiento que explícitamente emite con el envío de este formulario o durante los años necesarios para cumplir con las obligaciones legales.

    En cualquier momento Ud. puede retirar el consentimiento prestado y ejercer los derechos de acceso, rectificación, supresión, portabilidad de sus datos y limitación u oposición a su tratamiento dirigiéndose a 20 Minutos Editora, SL enviando un correo electrónico a dpo@20minutos.es o mediante comunicación escrita al domicilio en Pº Independencia, 29. 50001 Zaragoza, indicando en cualquiera de ambos casos la Ref. Datos personales y el derecho que ejercita así como adjuntando copia de su DNI o documento identificativo sustitutorio.