BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Un puñado de curiosidades y datos sobre las donaciones y transfusiones de sangre

Un puñado de curiosidades y datos sobre las donaciones y transfusiones de sangreUno de los actos de mayor solidaridad que existe es la donación voluntaria de sangre, órganos y tejidos, pero en el post de hoy voy a centrarme en explicaros un puñado de curiosidades que tiene que ver con el mundo de las donaciones y transfusiones de sangre.

Diariamente son miles las personas necesitadas de sangre o plaquetas, siendo un 10% las que tras ser hospitalizadas (ya sea para una intervención programada o a través del servicio de urgencias) necesitan algún tipo de  transfusión.

Según las estadísticas, cada año en el todo el mundo se donan cerca de 80 millones de litros de sangre, que es el equivalente a 40 piscinas olímpicas.

Estos datos también nos arrojan unas cifras en las que se indica que el 54% de los donantes de sangre son hombres, correspondiendo el  46% a las mujeres. Si diferenciamos por edades, el  41% de los donantes tienen entre 31 y 45 años, el 35% corresponde a los que abarcan la franja de 18 a 30 años y 24% restante a los de 46 a 65 años.

Una reciente encuesta entre personas que habían donado sangre en alguna ocasión mostró que un 45,4% de los preguntados dado sangre por solidaridad y altruismo y un 19,8% porque lo había necesitado un familiar y/o conocido.

El periodo del año en el que las reservas del banco de sangre están más bajas es tras las vacaciones, sobre todo las de Navidad. Por un lado nos encontramos que muchas personas no donan al ser unos días en los que se bebe más de lo habitual y están por otros menesteres. Por otro lado, el periodo vacacional y los desplazamientos por carretera hacen que ocurran más accidentes de tráfico, aumentando las transfusiones, lo que hace que al haber mayor demanda/necesidad y menor donación muchos de los bancos de sangre queden bajo mínimos al empezar el año.

La donación de aféresis permite obtener un 140% más de plasma que la donación de sangre convencional. Esta consiste en separar desde un principio los diferentes componentes de la sangre, retornando al donante, de manera inmediata, aquellos componentes que no se necesitan.

¿Pueden donar sangre las personas con tatuajes?Entre las muchas ‘desinformaciones’ que corren en referencia a las donaciones de sangre, una de las más populares es la que hace referencia a las personas que llevan algún tipo de tatuaje. Cabe destacar que SÍ QUE PUEDEN DONAR SANGRE AQUELLOS QUE LLEVAN ALGÚN TATUAJE, pero para ello deberán esperar tan solo 4 meses desde que se lo hicieron, tal y como explico en el post publicado en este blog tiempo atrás: ¿Pueden donar sangre las personas con tatuajes?

Uno de los factores que más confundió a muchas personas en relación a los tatuajes y las donaciones fue un viral que corrió como la pólvora por la red que aseguraba que Cristiano Ronaldo declaró en cierta ocasión: “No tengo tatuajes porque me impediría donar sangre” o al menos así lo recogieron varios medios, blogs y redes sociales.

Y para acabar este post, adjuntar un vídeo de algo menos de dos minutos en los que se explica de una forma bonita y divertida cómo y a quién se puede ayudar donando sangre.

Por cierto… ¿sabíais que los donantes de sangre tienen su propio himno? La letra es de José Villar Casanova y la música la compuso Manuel Vílchez Martínez. Aquí la podéis escuchar:

Este post ha sido realizado aprovechando el inicio de la campaña #MaratoDonantsCAT organizada por el Banc de Sang i Teixits y que se lleva a cabo la tercera semana de enero.

Un puñado de curiosidades y datos sobre las donaciones y transfusiones de sangre - #MaratoDonantsCAT

Fuentes de las imágenes: Banc de Sang i Teixits

6 comentarios

  1. Dice ser MadDisector

    Otra confusion realmente desafortunada se refiere a las donaciones de medula. Ya he dejado de contar el numero de gente de a pie que, en respuesta a mi declaracion de estar inscrita como donante de medula, me responden en las lineas de “pero no te da miedo? y si te quedas paralitica? porque si te extraen parte de la medula te quedas paralitico”.
    Aun cuando les explicas que eres donante de “medula osea”, no de “medula espinal”, te intentan meter miedo.

    17 Enero 2014 | 13:54

  2. Exacto @MadDisector, muchas gracias por tu aporte.
    En los próximos días tendré la suerte de visitar las instalaciones del Banc de Sang i Teixits de Barcelona y comprobar en persona cuál es todo el proceso desde que se extrae la sangre al donante, cómo se divide en plasma, plaquetas, etc… y llega a una persona necesitada de una transfusión.
    También tengo pendiente de hacer lo mismo con las donaciones de médula ósea y también publicaré un post explicándolo detalladamente.
    Saludos!

    17 Enero 2014 | 14:04

  3. La creciente demanda de técnicas médicas y quirúrgicas sin sangre.–
    “Todos los que trabajan de algún modo con la sangre y se preocupan por los pacientes quirúrgicos deberían plantearse la cirugía sin sangre.”—Doctor Joachim Boldt, profesor de Anestesiología, Ludwigshafen (Alemania). La tragedia del sida ha impulsado a científicos y médicos a adoptar más medidas para aumentar la seguridad en el quirófano. Como es obvio, han tenido que realizar análisis más rigurosos. Con todo, los especialistas señalan que ni siquiera estas pruebas garantizan una transfusión absolutamente libre de riesgos. “Aunque la sociedad destine muchos recursos a lograr que los bancos de sangre sean más seguros que nunca —señala la revista Transfusion—, creemos que algunos pacientes todavía procurarán evitar las transfusiones de sangre alogénica [donada] por la sencilla razón de que el suministro nunca puede ser totalmente seguro.”
    No es de extrañar que buen número de facultativos asuma una actitud recelosa ante la administración de sangre. “En esencia, las transfusiones no son buenas, por lo que hacemos lo sumo posible para evitarlas en todos los casos”, señala el doctor Alex Zapolanski, de San Francisco (California). La ciudadanía es cada vez más sensible a los peligros de las transfusiones. Un sondeo realizado años atrás reveló que el 89% de los canadienses prefiere alguna alternativa a la sangre donada. “No todos los pacientes rechazan las transfusiones de sangre homóloga —señala el Journal of Vascular Surgery—. No obstante, los riesgos de enfermedades de transmisión sanguínea y de inmunomodulación constituyen una clara indicación de que debemos hallar alternativas para el tratamiento de todos los pacientes.”

    17 Enero 2014 | 16:46

  4. Los tratamientos médicos y quirúrgicos sin sangre. Muchos pacientes no los consideran el último recurso, sino la opción preferencial, y con buenas razones. Stephen Geoffrey Pollard, cirujano consultor británico, señala que los índices de morbilidad y mortalidad entre los operados sin transfusiones son “al menos tan buenos como los de los pacientes que reciben sangre, ya que en muchos casos se libran de las infecciones y complicaciones postoperatorias atribuibles con frecuencia a esta”. El incremento en los casos de hepatitis entre los receptores de transfusiones durante los años setenta indujo a muchos facultativos a buscar alternativas. Ya para la década de los ochenta existían grandes equipos médicos que realizaban intervenciones quirúrgicas sin sangre. Más tarde, al declararse la epidemia del sida, estos equipos atendieron las consultas de otros, que estaban deseosos de adoptar las mismas técnicas. En los años noventa, muchos hospitales implantaron programas que ofrecen a los pacientes opciones que no incluyen transfusiones sanguíneas. Muchos médicos ahora emplean con éxito técnicas sin sangre durante operaciones y procedimientos de emergencia que tradicionalmente la requerían. “La cirugía mayor cardíaca, vascular, ginecológica y obstétrica, ortopédica y urológica puede llevarse a cabo con éxito sin el empleo de sangre ni de hemoderivados”, señala D. H. W. Wong, en la revista Canadian Journal of Anaesthesia.

    17 Enero 2014 | 16:49

  5. Una de las ventajas de la cirugía sin sangre es que promueve una atención sanitaria de mejor calidad. “La habilidad del cirujano es de importancia máxima para la prevención de pérdidas de sangre”, señala el doctor Benjamin J. Reichstein, director de un servicio de cirugía de Cleveland (Ohio, E.U.A.). Una revista jurídica sudafricana señala que, en ciertos casos, la cirugía sin sangre puede ser “más rápida, limpia y económica”. Luego añade: “Ciertamente, el tratamiento postoperatorio ha resultado en muchas ocasiones más barato y menos largo”. Estas son tan solo algunas razones por las que unos ciento ochenta hospitales de todo el mundo tienen en la actualidad programas especializados en técnicas médicas y quirúrgicas sin sangre.

    17 Enero 2014 | 16:51

  6. Dice ser ANTONIO LARROSA

    Parece que has escogido otros temas más importantes que la mera curiosidad por cosas intrascendentes y eso me parece muy bien , A veces los cambios son muy necesarios sobre todo con la que está cayendo, Lástima que no todos hagan lo mismo . Te sigo leyendo aunque no diga nada para evitar falsas especulaciones que se notarían en las visitas a mi humilde web. Un abrazo cordial.

    17 Enero 2014 | 20:06

Los comentarios están cerrados.