BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘viaje’

Un sorprendente viaje a través de mi ADN

Un sorprendente viaje a través de mi ADN

A raíz de ganar el Premio Bitácoras 2016 al Mejor Blog de Arte y Cultura, Momondo, una de las empresas patrocinadoras de la edición, me regaló (junto al resto de galardonados) un análisis de mi ADN totalmente gratuito con el propósito de descubrir cuáles son mis orígenes y de cuántas partes de otros lugares del planeta provengo ancestralmente.

Tras realizar la prueba, enviar el kit a la empresa LivingDNA y esperar las pertinentes semanas, me llegaron los resultados en los que, tal y como se puede ver en la imagen que adjunto bajo estas líneas, el 57,8% de mi ADN proviene de la Península Ibérica y el restante 42,2% tiene los siguientes orígenes: 14,2% de la Toscana, el 9,4% del Reino Unido e Irlanda, 4,8% del País Vasco*, el 4,4% del Noroeste de Europa, 1,8% Cerdeña y un 1,2% del Norte de China.

Un sorprendente viaje a través de mi ADN

Cabe destacar que a nivel de análisis de ADN, no se engloba dentro de la Península Ibérica a Euskadi debido a la compleja genética vasca que, incluso, durante mucho tiempo fue ampliamente discutido el hecho de que los vascos descendían de una ‘raza propia’.

Es curioso comprobar cómo cada uno de nosotros podemos contener en nuestro propio ADN rastros genéticos de lugares y personas que nada tienen que ver con nuestra forma de ser y pensar.

Fue precisamente a través de la campaña publicitaria, ‘El viaje del ADN’ (The DNA Journey), puesta en marcha por el buscador de viajes Momondo a nivel internacional, en el que encuestaron a un grupo de personas que decían qué nacionalidades les causaban más rechazo. Tras realizarse una prueba de ADN la mayoría descubrieron que tenía mucho en común con aquellos a quienes tanto detestaban, llegándose a la conclusión de que si viajáramos más seriamos muchísimo menos intolerantes.

Este es el vídeo de la mencionada campaña (hay subtítulos en castellano):

Y Momondo no solo nos regaló a los ganadores del Premio Bitácoras 2016 la posibilidad de conocer nuestro rastro genético, sino que nos brinda la oportunidad de ganar a uno de nosotros un premio de 2.000 euros para poder confeccionar un viaje a aquellos países que forman parte de nuestro análisis de ADN. Tan solo había dos condiciones para poder optar a este fantástico premio: realizarse la prueba y publicar un post.

Así que deseadme suerte para que pueda ganar y poder planificar mis próximas vacaciones visitando el mayor número de lugares que aparecen en los resultados de mi análisis genético.

Si soy el afortunado que se lleva el premio tengo pensado hacer un viaje que me lleve a esos lugares y en los que aprender una nueva curiosidad o anécdota relacionada con su cultura, historia o personajes célebres, para así poder también conformar un viaje no solo a través de mi ADN sino por sus curiosidades.

Debo reconocer que soy un tardío pero apasionado viajero. No comencé a trotar por el mundo hasta hace poco más de una década, pero de momento ya he visitado los Estados Unidos, Italia, Francia, Grecia, Portugal, Reino Unido, México, Japón, Dubái, Isla Mauricio y un buen puñado de lugares de España.

Mi sueño es poder algún día dar la vuelta al mundo durante un año e ir escribiendo cada día un post en cada uno de los lugares que me encuentre, explicando alguna curiosidad relacionada con aquel lugar. Espero encontrar algún patrocinador que me ayude a financiar el proyecto y poder cumplirlo pronto 🙂

Fotos viajes Alfred López

Sí tengo suerte y Momondo cree que soy el merecedor del premio de 2.000 euros, mis siguientes vacaciones será a alguno de los lugares que forman parte de mi ADN genético ¿quizás por el Norte de China o el centro de Europa? 🙂

 

¿Cuál es el origen de las agencias de viaje?

¿Cuál es el origen de las agencias de viaje?

Hoy en día, gracias a internet, muchas son las personas que organizan y contratan las vacaciones y viajes por su cuenta, pero hasta hace relativamente poco tiempo rara era la ocasión en la que no se realizara todos esos trámites a través de alguna agencia de viajes.

El origen de estas empresas dedicadas a organizar, contratar y hacer de intermediario entre el viajero y los distintos servicios que necesita (transporte, alojamiento…) surgió de una forma casual en Inglaterra cuando, el 5 de julio de 1841, Thomas Cook, un emprendedor y ferviente religioso de la Iglesia Bautista, quiso ayudar a un colectivo de personas con problemas de alcoholismo y organizó para éstos (para 540 individuos) una viaje en tren entre las poblaciones de Leicester y Loughborough con motivo de asistir a una importante reunión del ‘movimiento por la templanza’ al que pertenecía y hacer pasar un día de campo y diversión a todas esas personas (la mayoría familias desestructuradas por culpa de los problemas con el alcohol de algunos de sus miembros).

La organización del viaje fue todo un éxito, algo que lo motivó a repetir la experiencia durante los siguientes años, pero cambiando los destinos (dentro de Inglaterra). A inicios de la década de 1850 varios eran los destinos y miles las personas que viajaban, ya no solo para acudir a reuniones del movimiento de la templanza o la Iglesia Bautista sino con carácter de ocio y turístico.

Así nacía la considerada como la primera agencia de viajes de la Historia  y cuyos destinos ya eran incluso internacionales: Egipto, Estados Unidos, Europa continental… Durante la segunda mitad del siglo XIX otras muchas empezaron a crearse y en 1865 Thomas Cook abría el primer local del negocio en pleno Londres.

Ese mismo año su hijo John Mason Cook comenzó a trabajar junto a él y en 1871 la agencia de viajes pasaría a llamarse ‘Thomas Cook & Son’; nombre que mantuvo durante un siglo, hasta que en 1974 la compañía lo cambió por el de ‘Thomas Cook Group’ que a día de hoy aún conserva.

 

 

Te puede interesar leer los posts:

 

 

 

Fuentes de consulta: thomascookgroup / arqhys / franciscojaviertostado
Fuente de la imagen: Wikimedia commons