BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘reloj de bolsillo’

El curioso e histórico origen de llamar ‘peluco’ al reloj

El curioso e histórico origen de llamar ‘peluco’ a un reloj

Son muchas las personas que utilizan el término ‘peluco’ para referirse a un reloj. De hecho, muchos son los que creen que ésta es una palabra surgida de la jerga juvenil, pero, en realidad, tras el vocablo hay una larga historia que nos sitúa en pleno siglo XVIII.

En 1728, bajo el reinado de Felipe V, se ordenó que a partir de aquel momento las monedas de 8 escudos (que eran de oro) serían acuñadas con el escudo real en el reverso y la efigie del monarca en el anverso (hasta entonces en esas monedas se había representado una cruz en lugar de la imagen del rey).

El curioso e histórico origen de llamar ‘peluco’ a un reloj - Moneda pelucona de 8 Escudos de Felipe VResulta que Felipe V (y su Corte) había adoptado la moda de su Francia natal en la que los Borbones portaban unas grandes y vistosas pelucas, por lo que su efigie en la moneda de 8 escudos aparecía con ella, algo que provocó que el pueblo llano comenzara a llamar a dichas monedas con el apelativo de ‘peluconas’.

A lo largo de algo más de un siglo tanto Felipe V como los reyes que lo sucedieron (Fernando VI, Carlos III y Carlos IV) aparecieron con pelucas en las monedas (Fernando VII ya no la llevó), haciéndose cada vez más popular el término ‘peluconas’ para referirse a algo caro y ostentoso (en clara referencia al modo de vida de los monarcas).

Tas el derrocamiento de Isabel II (hija de Fernando VII) la peseta pasó a sustituir a las ‘monedas peluconas’ de 8 escudos como moneda única nacional, a partir de la aprobación del Decreto del 19 de octubre de 1868.

Los términos ‘pelucona’ y ‘pelucón’ ya estaban totalmente establecidos en el lenguaje coloquial de la población y cada vez que se quería hacer alusión a algo grande, caro o lujoso se utilizaba dichos vocablos.

Algunas fuentes indican que fueron las personas de etnia gitana (aunque otras señalan que fue la población en general) quienes utilizaron por primera vez el término ‘peluco’ para referirse a los relojes de bolsillo, ya que algunos de éstos eran grandes y ostentosos y con el tiempo acabó generalizándose a cualquier tipo de reloj (sobre todo los de pulsera).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

 

Fuentes de consulta: RAE / elsalondecris / relojes-especiales / arkeologia
Fuentes de las imágenes: maxpixel / Wikimedia commons

¿Cuál es el origen de los bolsillos en las prendas de vestir?

¿Cuál es el origen de los bolsillos en las prendas de vestir?

Hoy en día es habitual tener cualquier prenda de vestir a la que se le ha añadido algún bolsillo con la intención de hacernos más cómodo el poder llevar algo dentro de él.

El término bolsillo proviene de bolso (más el sufijo ‘illo’ que viene a significar bolsa pequeña) y ya recibía este nombre cuando la ropa todavía no llevaba incorporados los bolsillos y se refería a una especie de bolsa que se llevaba prendida del cinto o la ropa y donde se guardaba las pertenencias. Muchas eran las ocasiones en la que dicha bolsa iba metida por el interior de la ropa para salvaguardarla de robos.

Hay constancia que ese tipo de bolsos colgantes ya se utilizaba en la antigüedad.

En el siglo XIII a algunos vestidos, camisolas y jubones se les hacía una hendidura lateral cosiéndoles en el interior una pequeña bolsa de tela para portar las pertenencias.

Pero para que aparecieran los bolsillos en los pantalones tuvo que pasar bastante tiempo más…

¿Cuál es el origen de los bolsillos en las prendas de vestir?No fue hasta el último cuarto del siglo XIX cuando Levi Strauss y su socio Jacob Davis comenzaron a confeccionar sus famosos vaqueros a los que le introdujeron un par de bolsillos (tal y como los conocemos hoy en día). Uno era un bolsillo pequeño que iba por debajo del cinturón y que servía para introducir el reloj (que hasta entonces se había llevado colgando de una cadena) y otro bolsillo más grande (justo por debajo del pequeño) cuya utilidad era el meter dinero, alguna herramienta o documentación que se debía llevar encima. Era una manera de ahorrarse el tener que coser o colocar la bolsa anexa mencionada al inicio del post.

 

Lee y descubre en este blog otros post sobre curiosos inventos

 

 

Fuente de las imágenes: pixabay 1 / pixabay 2