BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘El Caballo de Espartero’

Media docena de personajes ligados a alguna famosa expresión

 

Media docena de personajes ligados a alguna famosa expresión

Nuestro lenguaje cotidiano está lleno de frases hechas que utilizamos para referirnos a mil y una situaciones. Muchas de ellas llevan implícitas el nombre o apodo de algún personaje; unas veces mitológico, otros inventados por el colectivo popular y en infinidad de ocasiones que existieron en realidad y que tras protagonizar algún hecho histórico o anecdótico quedaron vinculados a dicha expresión.

En el post de hoy os traigo media docena a de famosas expresiones en las que se menciona a algún personaje, con la intención de explicaros quiénes eran o si tuvieron algún papel destacado en la Historia.

 

Ser más feo que Picio‘Ser más feo que Picio’

Personaje creado por una leyenda popular que explica que, en la población granadina de Alhendín, fue condenado a muerte un zapatero, llamado Picio, quien recibió la noticia de su indulto pocas horas antes de su ejecución.

Según esta historia, fue tal la impresión que tuvo al recibir la noticia que perdió el cabello y se le quedó una expresión facial que lo convirtió en un tipo extremadamente feo. A partir de entonces se ha utilizado el nombre de éste personaje, en la expresión ‘Eres más feo que Picio’, con la que hacer referencia a la fealdad extrema.

 

Eso lo va a hacer Rita la cantaora‘Eso lo va a hacer Rita la cantaora’

Personaje de la que existen infinidad de expresiones como ‘Eso lo va a hacer Rita la cantaora’, ‘Va a ir Rita la cantaora’, ‘Te lo va a pagar Rita la cantaora’, ‘Que lo haga Rita’ o ‘Que trabaje Rita’ (entre otras muchísimas versiones en las que no consta la coletilla ‘la cantaora’).

Rita la cantaora en realidad se llamaba Rita Giménez García, nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1859 y falleció en 1934, a la edad de 78 años. Tal y como apunta la coletilla que siempre acompañaba su nombre, Rita era cantaora de flamenco y actuó allá donde se le solicitó, haciendo funciones dobles cuando el cliente del tablao (o la fiesta privada para la que había sido contratada) lo solicitaba. Muchas fueron las ocasiones en las que otros compañeros se negaron a actuar por menos precio de lo estipulado, ofreciendo los servicios de Rita que era muy solícita para ello.

 

Ver menos que Pepe Leches‘Ver menos que Pepe Leches’

‘Pepe Leches’ es otro de esos personajes que no se sabe a ciencia cierta si ha surgido de una leyenda urbana o si existió realmente. Varios son los posibles orígenes para este tipo al que se le asocia con la miopía o ceguera parcial y cuyo nombre y mote se utiliza como clara referencia a aquel que no ve bien, pero un par los que lo localizan en determinadas poblaciones.

Una de ellas se refiere al personaje (evidentemente llamado Pepe) que trabajaba como repartidor de leche en la sevillana población de El Viso del Alcor durante el primer cuarto del siglo XX. Parece ser que padecía de cierta miopía que en cierta ocasión cayó a un pozo dándose lo que comúnmente se conoce como ‘una leche’. Desde entonces se asoció el nombre y mote con la poca visión.

Una segunda versión sobre este personaje lo traslada hasta Madrid e incluso le pone nombre y apellidos: José Fernández Albusac, guardia municipal del ayuntamiento de la capital de España (algunas fuentes indican que pertenecía al cuerpo de la Benemérita), algo miope y que era amigo de liarse a tortazos cada vez que había una confrontación callejera, todo ello hizo que se le conociera como ‘Pepe Leches’. Alrededor de éste existen numerosas anécdotas (la mayoría se ven claramente que son bulos) en las que se explican surrealistas situaciones en las que, debido a su mal carácter y pobreza de visión se metió en más de un embrollo.

 

Tiene más cojones que el caballo de Espartero‘Tiene más cojones que el caballo de Espartero’

Para hacer clara referencia a la valentía de una persona es común encontrarnos con la expresión ‘Tiene más cojones que el caballo de Espartero’.

Baldomero Espartero fue uno de los más famosos e insignes militares del siglo XIX, ocupando importantes cargos, entre ellos el de Presidente del Consejo de Ministros de España, Virrey de Navarra o Regente del Reino de España. Como homenaje a su persona se inauguró en 1886 (siete años después de su fallecimiento) una estatua que fue colocada en la madrileña calle de Alcalá, frente a la puerta que da acceso al Parque del Retiro. Dicho monumento (realizado por el escultor Pablo Gilbert) presentaba al caballo, sobre el que iba montado la estatua de Espartero, con unos grandes testículos, propiciando que, haciendo un símil con la valentía de la que se había caracterizado el militar y político, surgiese entre el pueblo un buen número de expresiones en las que se utilizaba los atributos testiculares del caballo de Espartero.

 

No ha venido ni el Tato‘No ha venido ni el Tato’

Muchas son las expresiones que podemos encontrarnos que nombran al Tato: ‘No ha venido ni el Tato’‘No está ni el Tato’‘No va a venir ni el Tato’

El Tato era el sobrenombre por el que era conocido un famoso torero llamado Antonio Sánchez, muy popular durante la segunda mitad del siglo XIX. Éste era asiduo a todo tipo de saraos y festejos, no habiendo evento al que no acudiese.

 

 

El coño de la Bernarda‘El coño de la Bernarda’

La Bernarda es otro de esos personajes de los que no se sabe realmente si existió o es fruto de folclore popular.

Hay quien la ubica en la granadina población de Atarfe, en el siglo XVI, señalando que se trataba de una santera que conseguía curar las dolencias de aquellos que introducían la mano en su vagina.

También hay quien indica que efectivamente era santera, pero que vivía en los alrededores de Sierra Morena (en la parte que da a la provincia de Ciudad Real) y en lugar de curar personas sanaba animales.

Entre las otras múltiples identidades que se le atribuyen a la Bernarda está la de ser hija de un rey musulmán llamado Aben Humeya e incluso una prostituta que se trasladó hasta Marruecos para ganar dinero dando placer a los soldados españoles allí destinados en la famosa Guerra del Rif (que tuvo lugar entre 1911 y 1927).

 

 

Lee y descubre en este blog más posts sobre otros Curiosos Personajes

 

 

Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons / gentedejerez / Paul Stevenson (Flickr) / Wikimedia commons / gestauro.blogspot.com  / Wikimedia commons

¿Por qué son tan famosos los atributos del caballo de Espartero?

La lengua española es rica en dichos, refranes y expresiones para referirse a cualquier cosa, habiéndose popularizado gracias al boca a boca que ha ido pasando de una generación a otra. Entre las muchísimas formas que existe para hacer referencia a la valentía que tiene una persona, es común encontrarnos con la expresión “Tiene más cojones que el caballo de Espartero”.

La palabra ‘cojones’ se utiliza con mucha frecuencia para catalogar la ‘hombría’ y/o ‘valor’ de alguien, siendo ésta la manera más popular, y a la vez malsonante, con la que muchas personas se refieren a los testículos.

Pero ¿por qué los atributos del caballo de Espartero se utilizan como referencia al súmmum de la valentía?

El Espartero al que se refiere la expresión es el apellido de Baldomero Espartero, uno de los más famosos e insignes militares del siglo XIX y que ocupó importantes cargos, entre ellos el de Presidente del Consejo de Ministros de España, Virrey de Navarra y Regente del Reino de España. En su honor y memoria se inauguró en 1886 (siete años después de su fallecimiento) una estatua que fue colocada en la madrileña calle de Alcalá, frente a la puerta que da acceso al Parque del Retiro.

No se sabe la causa pero Pablo Gilbert (escultor encargado de realizar dicho estatua ecuestre) la esculpió dotándole al caballo, sobre el que iba montado Espartero, de unos grandes atributos testiculares. Esto propició que rápidamente, y haciendo un símil con la valentía, bravura y gallardía del militar, se empezase a utilizar de modo popular expresiones como ‘tienes más cojones que el caballo de Espartero’, ‘le ha echado más cojones que el caballo de Espartero’ o ‘tener los cojones como el caballo de Espartero’ (por referenciar unas pocas).

En algunos casos se sustituye por la palabra ‘huevos’, otra forma (entre las muchas que hay) de llamar a los testículos.

Existen otras estatuas similares y dedicadas a Baldomero Espartero que se encuentran en las poblaciones de Logroño (localidad donde falleció) y en Granátula de Calatrava (su lugar de nacimiento).

 

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuentes de consulta e imágenes: nosolometro / wikipedia / icepeakbass / asotavento / laopiniondemurcia