BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘color rojo’

¿Sabías que la ‘Plaza Roja de Moscú’ no se llamaba originalmente así por el color rojo?

¿Sabías que la ‘Plaza Roja de Moscú’ no se llamaba originalmente así por el color rojo?

Sin lugar a dudas, uno de los lugares más emblemáticos que existen en Rusia es la conocida como ‘Plaza Roja’ (Krásnaya plóshchad) que se encuentra en el kilómetro cero de su capital Moscú.

Una impresionante plaza que fue testigo, a lo largo de gran parte del siglo XX, de numerosos desfiles militares organizados por la extinta Unión Soviética y que, debido a su pasado comunista muchas son las personas que están convencidas de que el nombre ‘Plaza Roja’ la recibe debido a que este color es el que simbolizaba al socialismo soviético.

Pero ese no es el motivo por el que se le conozca por ese nombre y tampoco lo es por el color encarnado de los ladrillos de algunas de las edificaciones que en ella se encuentran.

Originalmente (en el siglo XV) aquel lugar fue llamado ‘Mercado Grande’ (Torg Veliky) debido a que durante largo tiempo fue el centro neurálgico en el que se realizaban las transacciones comerciales más importantes. Tras producirse un incendio quedar asolada dicha plaza, empezó a ser conocida como ‘Pozhar’ (cuyo significado es ‘Quemado’) y no fue hasta varias décadas después de la construcción de la famosa Catedral de San Basilio (que fue terminada a mediados del siglo XVI) cuando se cambió el nombre por el de  ‘Krásnaya plóshchad’, que literalmente significaba ‘Plaza bonita’ y que todavía conserva.

Y es que en aquel tiempo el término Krásnaya se utilizaba para referirse a algo que era bonito (en este caso la mencionada catedral) y no al rojo, pero el continuo uso y asociación de la plaza con el color que predominaba en ella provocó que con el tiempo el idioma ruso adoptara un nuevo uso para el vocablo Krásnaya y acabe utilizándose también para referirse al rojo.

Así fue como la Krásnaya plóshchad pasó de llamarse Plaza bonita a Plaza Roja sin haber cambiado el nombre en su grafía rusa (aunque sí en la del resto de idiomas).

 

 

Te puede interesar leer el post: ¿Dónde está el ‘Kilómetro Cero’ en otras capitales del mundo?

 

 

Fuentes de consulta: moscow.info / 21wonders / elrincondesele
Fuente de la imagen: Wikimedia commons

¿Sabías que no es sangre lo que sale de un filete de carne medio crudo?

¿Sabías que no es sangre lo que sale de tu filete de carne medio crudo?

Posiblemente te has encontrado alguna ocasión en que te han servido (o a alguien de tu alrededor) un filete de carne que estaba poco hecho y que estaba bañado por una cantidad de líquido rojo que había desprendido el cual recordaba a la sangre.

Para las personas a las que les gusta la carne cruda o poco hecha esto no suele ser ningún problema pero para las que la prefieren muy cocinada les puede llegar a ser realmente molesto e incluso dar asco. Pero debéis de estar tranquilos ya que en realidad ese líquido encarnado que ha asomado del filete no es sangre del animal sino agua.

La carne que consumimos es tejido muscular y como tal contiene una importante cantidad de agua. Cuando se procede a la matanza de un animal se deja desangrar a éste por completo (esa sangre es aprovechada para hacer embutidos como morcillas, chorizo o incluso para freír). Tan solo podemos encontrar que queda una pequeña cantidad de sangre acumulada en algunas vísceras, como los pulmones o el corazón.

Cuando las piezas de carne van a la carnicería (o comercio donde la vayan a vender) ya está desangrada por completo, pero sigue manteniendo el agua dentro de su tejido muscular. De no ser así esos filetes estarían duros como piedras; y así es como se ponen cuando se cocinan más de la cuenta, ya que pierden todo el líquido y por tanto la elasticidad y jugosidad (el conocido como ‘suela de zapato‘).

Y si no es sangre ¿por qué es de color rojo ese agua?:

Debido a una hemoproteína llamada mioglobina que contiene hierro y cuya función es almacenar oxígeno en las células musculares, esta proteína es la que se encarga de darle ese color rojo a la carne y acaba tiñendo también al agua del tejido muscular. Esta proteína es muy similar a la hemoglobina, la encargada de almacenar oxígeno en las células rojas de la sangre.

 

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

 

 

Fuentes de consulta: todayifoundout / exploratorium / cienciaonline / sabercurioso
Fuente de la imagen: Alfred López