BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Entradas etiquetadas como ‘cambio climatico’

¿Es cierto que los koalas no necesitan beber agua?

¿Es cierto que los koalas no necesitan beber agua?

El koala es un simpático y pequeño mamífero marsupial originario de Australia y que es común verlo viviendo en soledad subido en una rama.

La mayor parte de su tiempo la pasan durmiendo y las pocas horas que están despiertos (alrededor de cuatro horas al día) las aprovechan para comer hojas de eucalipto (que es de lo que se basa generalmente su dieta alimenticia), aunque a falta de este árbol pueden comer hojas de otras especies.

Comúnmente se dice que los koalas no necesitan beber agua para subsistir, pero esta es una afirmación correcta solo en parte.

Gracias a la gran cantidad de agua que posee el eucalipto (se calcula que este tipo de árboles pueden llegar a consumir más de veinte litros de agua al día), al alimentarse el koala de sus hojas cubre de este modo y en gran medida la cantidad de líquido elemento que necesitaría para subsistir.

El hecho de tener poca actividad (y por ende un consumo de energía mínimo), además de poseer un metabolismo lento, hace que precise de poca agua, por eso las koalas hembras no suelen necesitar beber agua adicionalmente.

Pero en los koalas machos la cosa cambia un poco, porque sí que suele necesitar algo más de agua de la que las propias hojas le proporcionan, por lo que beben el líquido que sale tras arañar el tronco del eucalipto.

Cada vez es más común ver a un koala bebiendo agua y ello es debido a la subida de temperatura consecuencia del cambio climático.

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades sobre animales

 

 

Fuentes de consulta: nationalgeographic / The University of Sydney / cienciaenfurecida / koalainfo
Fuente de la imagen: pixabay

¿Qué es el ‘reloj del Juicio Final’ (Doomsday Clock)?

El Reloj del del Juicio Final (Doomsday Clock), también conocido como “Reloj del fin del mundo” o “Reloj del Apocalipsis”, es un reloj virtual creado por el Bulletin of Atomic Scientists (BAS) para representar lo cerca que nos encontramos de un desastre nuclear, científico o medioambiental   -ocasionado por el hombre-  que elimine la vida humana en la Tierra.

Cuando se realizó este post (2010) el BAS había colocado, el 14 de enero de ese mismo año, las agujas del reloj a las 11:54 pm (23:54) o, dicho de otro modo, a 6 minutos de la medianoche. Tras la fuga radioactiva en la central de Fukushima de 2011 se preveía un adelantó hasta las 11:57 pm (23:57), a 3 minutos para la medianoche, pero el reloj del Juicio Final no fue modificado hasta el año 2012, en el que se colocó las agujas marcando las 11:55 pm (23:55), o dicho de otro modo, a 5 minutos para la medianoche.

En la modificación de 2010 se le otorgaba un minuto más de vida a nuestro planeta respecto a la medición anterior que fue en el 2007, gracias al programa y compromiso de reducir su arsenal nuclear por parte de Estados Unidos y Rusia, que ayudaron al retraso en el reloj.

Pero en poco más de un año las cosas cambiaron radicalmente. Los acontecimientos acaecidos en Japón tras el terrible terremoto de 8,9 grados, el posterior tsunami y las fugas radioactivas causadas por las explosiones en la central nuclear de Fukushima, hicieron pensar que el Reloj del Juicio Final (Doomsday Clock) sería revisado anunciando un adelanto drástico de la hora, algo que finalmente no sucedió.

Desde su creación en 1947, el Doomsday Clock solo ha sido ajustado 18 veces. En 1995 el reloj estaba a 14 minutos de la medianoche. En 2002, tras los atentados del 11-S de 2001, bajó hasta los 7 minutos. La última vez que se había modificado fue, como he comentado, el 14 de enero de 2010 en el que se atrasó el reloj hasta las 11:54h debido a la cooperación mundial para reducir el arsenal nuclear y las promesas para limitar las emisiones de gases del cambio climático.

Podéis seguir todas las noticias que van publicando desde el Bulletin of Atomic Scientists (BAS) a través de las páginas web: thebulletin.org / turnbacktheclock.org y el timeline de todos los cambios de hora realizados al ‘reloj del Juicio Final’, y su explicación, en el siguiente enlace: http://www.thebulletin.org/content/doomsday-clock/timeline

 

ACTUALIZACIÓN 2017: 

Pero la amenaza que representa al planeta el cambio climático hizo que en 2015 volviera a adelantarse el reloj dos minutos hasta las 11:57 pm (23:57).

Pero el año 2017 ha empezado con mal pie y el hecho de que Donald Trump haya ganado las elecciones presidenciales y el anuncio de sus políticas ha provocado que se volviera a adelantar el Doomsday Clock, en este caso 30 segundos, fijando la hora en las 11:57:30 pm (23:57:30) y por tanto solo quedan dos minutos y medio para la medianoche.

‘reloj del Juicio Final’ (Doomsday Clock) en 2017

Post publicado el 19 de enero de 2010 y posteriormente actualizado cada vez que el reloj ha sufrido alguna modificación

¿Se debe el aumento del nivel del agua del mar a la descongelación de los casquetes polares?

Cuando se habla de la subida del nivel del agua del mar, como consecuencia del cambio climático, muchas personas piensan que esto se debe solamente al agua procedente de la descongelación parcial de los casquetes polares, glaciares, y la nieve existente en la Tierra, pero esto no es totalmente cierto.

La mitad de la elevación del nivel del mar se debe a la expansión térmica de los océanos, y la otra mitad a la reducción de las capas de hielo del planeta. A pesar de todo, si se descongelase, por ejemplo, toda la Antártida el nivel del agua del mar subiría unos 75 m.

Por último, conviene resaltar que el hielo, que se encuentra sobre el mar (iceberg, etc.) no contribuye a la subida del agua del mar, como podríamos comprobar con el siguiente experimento: Si tenemos un vaso lleno de agua, hasta el borde, con unos cubitos de hielo flotando en el mismo, al descongelarse el hielo no se derramará ni una gota de agua, ya que el volumen de todo el hielo coincide con el volumen del agua líquida desplazada por éste.

Vemos pues, que la subida del agua del mar también se debe a la dilatación del agua de los mares y océanos, que como todos los cuerpos se dilata al aumentar su temperatura, incrementándose su volumen, en una cantidad suficientemente apreciable como para suponer subidas de centímetros o metros según sea el incremento de la temperatura.

 

 

Extraído del libro: «La actuación frente al cambio climático» de Cayetano Gutiérrez Pérez (Licenciado en Ciencias Químicas y Catedrático de Física y Química) con expresa autorización del autor.