BLOGS

Entradas etiquetadas como ‘borrachera’

¿Es recomendable dar café con sal a una persona borracha?

05 noviembre 2012

Posiblemente en más de una ocasión habréis escuchado que para que se le pase rápidamente la borrachera a alguien, que ha bebido más de la cuenta, lo mejor es hacerle tomar un café con sal. Pero en realidad eso es algo que está seriamente desaconsejado por todos los especialistas en medicina, por lo que la respuesta al enunciado de este post es categóricamente NO.

Si lo que queremos es que se le pase la cogorza lo más rápido posible, cuando una persona se encuentra en estado de embriaguez lo mejor que podemos hacer es no darle de beber absolutamente nada durante un buen rato… ni tan siquiera  agua y la razón es muy sencilla:  dependiendo de la constitución de cada persona, nuestro hígado  tan solo puede metabolizar (por media) aproximadamente  1,5 decilitros de una bebida con alcohol (estándar)  por cada hora transcurrida, por lo que tras una importante ingesta de licores si le seguimos suministrando más líquido hace que todo el proceso se ralentice y el alcohol consumido permanezca durante mucho más tiempo en el organismo.

El viejo mito de que el café con sal es bueno para que se le pase la borrachera a alguien surgió de dos conceptos diferentes que se mezclaron en la cultura popular y que con los años han ido unidos. Por un lado está el hecho de que el alcohol causa somnolencia, por lo que se asoció que la cafeína era un método eficaz para combatir la modorra que le entra a alguien tras pillar una buena melopea.  Por otro lado está el erróneo  y ampliamente difundido convencimiento de que provocando el vómito se expulsa gran parte del alcohol tomado y por lo tanto se va mucho antes la borrachera. El echar sal a casi cualquier bebida (en este caso el café) ya de por sí garantiza una buena arcada.

Dando de beber un café con sal lo único que conseguiremos es que la persona que se ha emborrachado, y a la que pretendemos ayudar, se encuentre mucho peor.

En realidad, si ya estamos notando que está bajo los efectos de la borrachera es porque el alcohol ingerido ya está en su sangre y por mucho café que tome (sea con o sin sal) lo único que conseguiremos es que se alargue aún más el tiempo de embriaguez y termine por causarle un mayor malestar general.

 

Fuentes de consulta: howstuffworks / chemistry.about.com20minutos.es / BBC

Fuente de la imagen: 20minutos.es

¿Sabes por qué ‘coger una turca’ significa emborracharse?

30 julio 2012

Según el diccionario de la Real Academia Española se le da el nombre de turca, coloquialmente hablando, al estado de borrachera o embriaguez.

‘Coger una turca’ es una de esas expresiones populares, ampliamente utilizada y cuyo origen parece algo confuso, siendo varias las teorías que los expertos se atreven a dar. Por este motivo nos podemos encontrar que, según quién lo explique, proviene de un lugar y/o motivo distinto. Aquí tenéis una recopilación de las más aceptadas y con más fuentes de referencia.

La explicación que vincula a la borrachera con la palabra turca parece residir en que antiguamente era habitual aguar el vino para que así cundiera más. Irónicamente se decía que cuando se echaba agua al vino “se le bautizaba” tal y como se hace con un recién nacido según la tradición cristiana. El vino puro sin aguar empezó a llamarse turco, ya que Turquía no profesaba la religión cristiana, era islámica, y por consiguiente este vino embriagaba mucho más que aquel que estaba rebajado con agua.

Otra variante señalada por Joaquín Bastús en ‘La sabiduría de las Naciones’, también relacionada con los turcos y su religión, explica que como la misma les tiene prohibido beber, cuando infringen este precepto lo hacen con tal desenfreno y exageración que cogen unas melopeas de órdago.

También hay quien nos dice que, debido al dominio del Imperio Otomano (turco) durante los siglos XVI y XVII y su gran  poderío naval, eran considerados una amenaza peligrosa y todo aquello que hacían era mal visto y ofensivo, por ejemplo beber alcohol excesivamente.

Existe un término parecido “piar el turco”, entendido como beber vino puro, que aparece en la novela de Miguel de Cervantes “Rinconete y Cortadillo” cuando ambos son admitidos en la cofradía de Monipodio y les comunican sus obligaciones y derechos

“Y a una voz lo confirmaron todos los presentes, que toda la plática habían estado escuchando, y pidieron a Monipodio que desde luego les concediese y permitiese gozar de las inmunidades de su cofradía, porque su presencia agradable y su buena plática lo merecía todo. Él respondió que, por dalles contento a todos, desde aquel punto se las concedía, y advirtiéndoles que las estimasen en mucho, porque eran no pagar media nata del primer hurto que hiciesen; no hacer oficios menores en todo aquel año, conviene a saber: no llevar recaudo de ningún hermano mayor a la cárcel, ni a la casa, de parte de sus contribuyentes; piar el turco puro; hacer banquete cuando, como y adonde quisieren, sin pedir licencia a su mayoral; entrar a la parte, desde luego, con lo que entrujasen los hermanos mayores, como uno dellos, y otras cosas que ellos tuvieron por merced señaladísima, y lo[s] demás, con palabras muy comedidas, las agradecieron mucho.”

 

 

Fuentes de consulta: funjdiaz / bucannegro / 1de3 / Historias extra-ordinarias

¿Beber una cerveza con una pajita (cañita) emborracha más?

05 diciembre 2009

¿Es cierto que beberse una cerveza con una pajita aumenta su poder alcohólico? La respuesta no puede ser otra que un rotundo no. Esto forma parte de los mitos y leyendas urbanas que corren alrededor del alcohol.

El único efecto que tiene tomar cualquier bebida alcohólica (incluida la cerveza) a través de una pajita o cañita, es que lo ingerimos mucho más rápido que si lo hiciésemos a tragos y directamente del vaso, de la lata o de la botella. Eso provoca que los efectos del alcohol de la bebida se noten con bastante mayor rapidez y que emborrache antes no quiere decir que emborrache más.

 
 

Ya está a la venta la edición de bolsillo del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’Esta curiosidad forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (366 curiosidades para descubrir el porqué de las cosas cada día) de Alfred López y publicado por la Editorial Léeme Libros

Compra el libro a través de la tienda online de Léeme Libros y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío.