Entradas etiquetadas como ‘anécdotas’

Audio de la sección de curiosidades en ‘Esto me suena’ [21-7-14]

21 julio 2014

Audio de la sección de curiosidades en 'Esto me suena' de Radio 1El programa ‘Esto me suena’ de Radio 1 (RNE) ha empezado su versión veraniega, presentada por David Sierra, contando con mi colaboración al frente de una sección de curiosidades que hemos titulado ‘El listo que lo sabe todo, todo, todo’ y que realizaré cada lunes hasta el 25 de agosto (a las 17:30h aprox.), tal y como os explicaba en el último post.

Aquí os traigo el podcast correspondiente a la primera emisión del 21 de julio 2014 en el que he explicado el origen de la expresión ‘Estar de Rodríguez’, cuándo se empezó a pagar la ‘paga extra’, la ‘crema de protección solar’ y los inicios de ‘la canción del verano’.

Podéis escucharlo a través del reproductor de Goear que hay bajo estas líneas o accediendo al enlace: http://www.goear.com/listen/0e0d839/seccion-curiosidades-alfred-lopez-programa-esto-me-suena-radio-1-alfred-lopez
Espero que lo disfrutéis

Este verano escucha las curiosidades de Ya está el listo que todo lo sabe en ‘Esto me suena’ de Radio 1

21 julio 2014

Este verano escucha las curiosidades de ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ en ‘Esto me suena’ de Radio 1

A partir de hoy, 21 de julio, y durante las próximas seis semanas, todos los lunes a partir de las 17:30h (aprox) podréis escucharme explicar un buen puñado de curiosidades en una nueva sección que comienza en la versión estival del programa ‘Esto me suena’ de Radio 1 (RNE) que este verano será presentado por David Sierra.

Selfie de David Sierra y el equipo de Esto me suena

Selfie de David Sierra y el equipo de Esto me suena

La sección llevará el título ‘El listo que lo sabe todo, todo, todo’ y su duración será de unos doce minutos, en los que explicaré curiosidades, anécdotas y alguna que otra historia que seguro que es de vuestro interés.

Hemos dividido la sección en tres bloques: ‘De boca en boca y lo digo porque me toca’ (etimologías y expresiones famosas), ‘El momentazo histórico’ y ‘Aquel invento que cambió nuestras vidas’. Ah! Y si sobra tiempo, podría caer algún bonustrack ;)

Os espero todos los lunes (de aquí hasta el 28 de agosto) y deseo que la sección sea de vuestro agrado, al igual que lo son todos los post que publico en este blog. Podéis decidme qué os ha parecido a través de los comentarios, ya que será de gran ayuda para mejorar semana a semana.

Sintoniza el dial de Radio 1 o escúchalo online a través del siguiente enlace=> http://www.rtve.es/radio/esto-me-suena-rne

 

Tal y como vaya consiguiendo los podcast los iré publicando en el blog.

 

Fuente de las imágenes: Esto me suena (Radio 1)

Explica una anécdota vivida junto a tu padre y gana un ejemplar del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

09 marzo 2014

Explica una anécdota vivida junto a tu padre y gana un ejemplar del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

Se acerca el Día del Padre y todos siempre hemos querido que el nuestro fuese ‘el papá más listo del mundo’.

Desde este blog y la página en Facebook de  ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ he organizado  un concurso en el que podréis ganar un ejemplar dedicado de mi libro de curiosidades.

Para optar al premio tan solo debéis seguir unos sencillos pasos:

1-Acceder a la página de la promoción: https://www.facebook.com/Yaestaellisto?sk=app_79458893817
2-Dar a ‘Me gusta’ a la página en Facebook de ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ que allí mismo encontaréis.
3- Deja tu nombre y explica una anécdota o recuerdo curioso vivido junto a tu padre (no importa cuándo ocurrió, si eras pequeño o de adulto, si fue hace mucho tiempo o recientemente…)
4- Compártelo en tu muro de Facebook y pide el voto entre tus amistades

Las diez anécdotas/recuerdos más votados pasarán a la final, ganando el premio aquella historia que más guste al jurado.
El jurado estará compuesto por Alfred López, autor de ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ y un miembro de la Editorial Léeme Libros.

El periodo de participación está abierto entre el 09/03/2014 y el 19/03/2014 a las 23:59h. Tras la deliberación, el domingo 23/03/2014 se anunciará el nombre de la persona ganadora a través de un post en este blog y nos pondremos en contacto con el ganador vía email con el fin de que facilite una dirección postal donde enviar el ejemplar del libro ganado.

La participación es exclusiva para personas residentes en España (no se realizará envío del libro fuera del país).
Puede participar cualquier persona registrada en Facebook y mayor de 13 años (edad mínima para registrarse en esta red social).

Aquellos mensajes que no se adapten al espíritu del concurso, contengas lenguaje soez o que pueda herir la sensibilidad de otras personas, serán retirados y dicha participación cancelada.

Explica una anécdota vivida junto a tu padre y gana un ejemplar del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

Accede a las bases legales de la promoción clicando AQUÍ

 

Para comprar el libro impreso (tapa dura) por 19,90€ sin gastos de envío:http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/ya-esta-el-listo

Para comprar el libro en edición de bolsillo por 12,90€ sin gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/ya-esta-el-listo-que-todo-lo-sabe-ed-bolsillo

Para comprar el ebook (por tan solo 5,99€):

https://www.shoplocket.com/products/0BGDs-epub (e-Pub)

https://www.shoplocket.com/products/evA3n-version-mobi (Mobi)

Cinco curiosas anécdotas de actores y actrices

14 enero 2014

El mundo de la escena ha dado infinidad de simpáticas y curiosas anécdotas protagonizadas por actores y actrices. En este post os recojo cinco que espero que sean de vuestro agrado.

 

Clark Gable  (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

Clark Gable (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

¡Viva el rey!… de Hollywood

Clark Gable fue ampliamente conocido con el apodo de El rey’ el cual se lo puso de una manera casual su amigo y compañero de reparto Spencer Tracy, durante el rodaje del film ‘San Francisco’.

En aquellos tiempos Clark era el galán de moda en Hollywood y docenas eran las admiradoras que se agolpaban diariamente a las puertas de los estudios de la Metro-Goldwyn-Mayer para verlo llegar. Cierto día, al llegar a los estudios de grabación Tracy se encontró con un tumulto de alocadas fans que rodeaban el automóvil de Gable, lo cual le impedía el paso a él, por lo que soltó un sonoro:

«¡Viva el rey!»

Algo que dejó perplejos a todos los presentes, por lo que aprovechó para hacerse paso y llegar a su destino.

La anécdota llegó hasta oídos del periodista Ed Sullivan, quien lo difundió y popularizó el apodo con el que a partir de entonces fue conocido Clark Gable

 

Sarah Siddons (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

Sarah Siddons (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

Ignorando las advertencias de papá

Siendo todavía una adolescente, Sarah, la hija del director de una compañía de teatro ambulante del siglo XVIII, llamado Roger Kemble, soñaba con poder ser actriz, por lo que continuamente andaba metida entre bastidores observando los ensayos que dirigía su padre, pero éste no era partidario de que su hija se dedicase a la interpretación y mucho menos que pudiese ennoviarse o tener relaciones con alguno de los actores de su compañía, ya que la mayoría eran pelagatos que no tenían ni talento ni donde caerse muertos.

Por tal motivo le tenía terminantemente prohibido a la muchacha que se acercara a los jóvenes actores con los que trabajaba, ya que pretendía para ella “un buen matrimonio con alguien de posibles”.

Cierto día, Kemble se enteró que la jovencita se estaba viendo a escondidas con uno de sus actores por lo que la reprendió diciéndole:

«¡Pero si es el peor actor de la compañía!»

«Exacto, padre- replicó Sarah -Nadie podría decir de él que es actor. Así que no he incumplido en absoluto sus normas»

 

Cabe destacar que de adulta se convirtió en la afamada primera actriz Sarah Siddons y contrajo matrimonio con el también actor William Siddons.

 

 

W. C. Fields  (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

W. C. Fields (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

Zumo de piña con poca piña

El actor cómico W.C. Fields tenía un acuciante problema de alcoholismo que no quería reconocer y múltiples eran las ocasiones en las que se presentaba en los estudios a rodar con una turca considerable, algo que provocó que los productores y directores le prohibiesen beber alcohol durante los rodajes.

Pero Fields hacía caso omiso a dichas órdenes y portaba siempre consigo un termo que contenía Martini, pero si alguien le preguntaba qué era lo que estaba bebiendo él siempre contestaba lo mismo:

«Zumo de piña»

En cierta ocasión, quisieron gastarle una broma y alguien del equipo decidió cambiar el contenido del termo. De repente, en uno de los descansos del rodaje se escuchó el grito angustiado de Fields que decía:

«¡Alguien ha puesto zumo de piña, en mi zumo de piña!»

 

 

Burt Reynolds  (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

Burt Reynolds (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

La confusión que más molestaba a Burt Reynolds

Varias fueron las ocasiones en las que Burt Reynolds fue rechazado para interpretar un papel debido a su parecido con Marlon Brando, algo que no llevaba nada bien y que le enojaba enormemente, sobre todo si alguien lo confundía con su compañero.

Estando en un aeropuerto a punto de embarcar se le acercó a Reynolds una pareja, quienes lo felicitaron efusivamente por su carrera, creyendo que estaban hablando con Brando.

Debía coger el vuelo, por lo que no quería entretenerse desmintiendo que no era quien creían que era y tan solo se dedicaba a negar con un movimiento de cabeza. Pero ante la insistencia de la mujer que no paraba de enumerar todas y cada una de las películas protagonizadas por Marlon Brando, Burt dijo gritando:

«Por Dios bendito, señora ¡No soy Brando!»

Acto seguido la mujer sonrió y maliciosamente concluyó:

«Ahora sí que no me engaña. Estoy completamente segura que usted es Marlon Brando»

 

 

Ewan McGregor  (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

Ewan McGregor (Fuente de la imagen Wikimedia commons)

Herencia paterna

Desde que empezó su carrera cinematográfica, cada vez que Ewan McGregor rueda una película su padres tienen la costumbre de reunirse con un grupo de amigos y asistir orgullosos al estreno.

En 1996, tras rodar el film ‘The pillow book’, pidió a sus padres que no fuesen a verla acompañados, debido a que salía completamente desnudo en algunas escenas.

Días después recibió una nota de sus progenitores en la que lo felicitaban por su actuación en la película. Como posdata, su padre escribió:

«Me alegra comprobar que has heredado uno de mis mayores bienes»

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas como estas en el apartado Anecdotario de este blog

Fuentes y más anécdotas

El rollo que escribió Jack Kerouac [Anécdota]

07 noviembre 2013

El rollo que escribió Jack Kerouac [Anécdota]Cuando contaba con 25 años de edad, Jack Kerouac inició un viaje que, durante tres años (1947-1950) lo llevaría a recorrer gran parte de los Estados Unidos y México. Iba acompañado de amigos que le sirvieron de inspiración a la hora de escribir la novela ‘En el camino’ (On the road) considerada por muchos críticos como una de las cien mejores obras en inglés escritas en el siglo XX.

Durante el viaje tomó notas en unos cuadernos que siempre llevaba consigo. Ya de regreso a su casa en Manhattan, en 1951 decidió escribir la novela, para lo que pegó con cinta adhesiva todos los folios que iba a utilizar y mecanografió durante tres semanas todo el texto sin dejar márgenes ni párrafos, siendo el resultado final un largo rollo de papel de varios metros.

Kerouac llevó ‘el rollo’ (como él llamaba a su novela) al editor Robert Giroux, quien quedó perplejo por no saber qué hacer con dicha obra y viendo casi imposible poder editarlar; algo que enfadó al joven novelista, que se marchó de la oficina dando un sonoro portazo.

Tuvieron que pasar varios años hasta que Jack Kerouac conoció al agente literario Sterling Lord. Enseguida nació una buena química entre ambos y en 1957 la novela fue publicada  por la editorial Viking Press.

 

 

Fuente de la imagen: Wikipedia

El encéfalo y la personalidad, según Franz Joseph Gall [Anécdota]

16 octubre 2013

El encéfalo y la personalidad según Franz Joseph Gall  [Anécdota]El anatomista y fisiólogo de origen alemán Franz Joseph Gall, creador de la frenología, se vanagloriaba de conocer el carácter y aptitudes de las personas según la forma de la cabeza de éstas. Entre otras muchas cosas también fue conocido por ser autor de la famosa “protuberancia de las matemáticas”, con la que intentaba demostrar que la persona que poseía determinado tipo de cráneo tenía unas dotes innatas para el cálculo numérico.

En cierta ocasión realizó una visita al manicomio de Bicêtre con la intención de demostrar cómo era capaz de acertar sobre las tendencias criminales de los enfermos allí recluidos con un simple y rápido estudio de la forma del encéfalo.

Mientras exploraba a uno de ellos le preguntó:

«¿Por qué está usted aquí? En su cráneo no encuentro ningún tipo de locura»

«No le extrañe, doctor,- contestó el enfermo – porque esta no es mi cabeza, sino una que me puse para sustituir la que me cortaron durante la Revolución»

 

Fuente de la imagen: wikimedia commons

Nijinsky y su infalible técnica para quedar suspendido en el aire [Anécdota]

29 agosto 2013

Nijinsky y su infalible técnica para quedar suspendido en el aire [Anécdota]Vaslav Nijinsky (1890-1950) fue sin lugar a dudas uno de los bailarines de ballet más brillantes y admirados de la historia.

Se hizo sumamente famoso por un tipo de salto que realizaba en el que lograba quedar suspendido en el aire durante un instante (como si desafiase a la mismísima ley de la gravedad), algo que llegó a tener embelesada tanto a la crítica, como al público  e incluso a sus propios compañeros de profesión.

En cierta ocasión, tras unos ensayos se le acercó otro bailarín que le preguntó intrigado por la técnica que utilizaba para lograr esos prodigiosos saltos:

«Vaslav ¿cómo logras realizar eso?»

Nijinsky sin darse la menor importancia contestó despreocupado:

«Muy sencillo. Basta con dar un salto y quedarse parado un momento en el aire»

 

 

Fuente de la imagen: chilambalam2013

Media docena de divertidas e ingeniosas anécdotas de Groucho Marx

22 noviembre 2012

Si hay un personaje peculiar y que generó un gran número de anécdotas a lo largo de toda su vida, ese es sin lugar a dudas Groucho Marx.

En el post de hoy he realizado una selección de media docena de divertidas e ingeniosas anécdotas protagonizadas por el célebre y polifacético Julius Henry Marx (tal y como se llamaba en realidad) y que además no son de las más conocidas.

 

Inspección en la aduana

Tras regresar de un viaje junto a su esposa, Groucho Marx tuvo que rellenar el típico formulario de inspección aduanera. Haciendo gala de su irónico y peculiar humor contestó algunas de las preguntas con respuestas de lo más absurdas, entre las que indicó que su profesión era la de contrabandista.

Eso hizo sospechar a los agentes, por lo que decidieron cachearle y registrar su equipaje. Tal y como acabaron su trabajo de inspección, Groucho se giró hacia su mujer y le preguntó:

«¿Qué has hecho con el opio? ¿Todavía lo llevas encima?»

 

El valor de la propiedad

En cierta ocasión Groucho se encontró con un conocido que estaba exultante de felicidad tras haberse comprado una fabulosa propiedad frente al mar. Tras ser preguntado sobre su opinión respecto a la importancia de la adquisición, el actor contestó:

«No creo que valga mucho. Le quitamos el océano y ¿qué tienes?»

 

Hijos a porrillos

Durante la etapa en la que compagino su carrera de actor con la de presentador del concurso “You Bet Your Life” (Apueste su vida), Groucho Marx entrevistó a una concursante que había dado a luz 22 hijos.

«Amo mucho a mi marido» explicó la orgullosa madre y feliz esposa.

A lo que Groucho replicó:

«A mí también me gusta mi puro, pero me lo saco de vez en cuando»

 

El amable director del banco

Tras recibir una carta del banco, el director de la entidad se despedía con extrema amabilidad y cordialidad, emplazando a Groucho Marx a llamarlo si necesitaba cualquier cosa de él.

Ni corto ni perezoso, el humorista escribió la siguiente carta de respuesta:

«Estimado señor, lo mejor que podría hacer por mí, si es su deseo servirme, es robar un poco de dinero de la cuenta de uno de sus clientes más ricos e ingresarlo a la mía»

 

Un jardinero sin precio

Un día, mientras Groucho Marx se encontraba trabajando en su jardín, equipado con un desgastado atuendo de jardinería, una mujer detuvo su Cadillac frente a la casa y trató de convencer  al “jardinero” para que trabajara para ella.

«¿Cuánto le paga la señora de la casa» le preguntó la mujer.

A lo que Groucho respondió:

«Oh, no me paga en dólares. La señora de la casa tan sólo me deja dormir con ella»

 

Las visitas del viejo Groucho

Con ochenta años y ya retirado del mundo del espectáculo, Groucho Marx adquirió la costumbre de ir cada día a visitar a su amigo y vecino Sidney Sheldon (célebre escritor y guionista premiado en multitud de ocasiones).

Entre las rutinas del anciano Groucho estaba la de tomar un aperitivo en casa de su amigo, que consistía en una manzana y un trozo de queso.

Ya podía llover, nevar o hacer un sofocante calor, que Groucho estaba allí cada día.

Pero al matrimonio Sheldon le surgió la ocasión de ir a vivir una temporada a Roma, por lo que decidieron alquilar la casa durante su periodo de ausencia. Al cabo de unos días Sidney Sheldon recibió una carta de su inquilino que decía:

«Estimado Sidney, nos encanta la casa, pero hay una cosa extraña, ya que todas las tardes se presenta aquí un viejecito, de entre 85 y 90 años, que llama a nuestra puerta y pide un poco de queso y una manzana. Va demasiado bien vestido para ser un vagabundo. Por favor ¿puede decirnos quién es?»

 

Fuentes de consulta: Anecdotage.com / Anecdotas.com.es
Fuente de las imágenes: Wikimedia Commons

Cinco divertidas anécdotas de famosos escritores

15 noviembre 2012

La gente no escucha

Algunas crónicas cuentan que Oscar Wilde estaba convencido de que, en un gran número de ocasiones, la gente no escuchaba cuando se les hablaba, por lo que para demostrarlo explicaba a sus conocidos la anécdota sobre el día que tuvo que asistir a una importante fiesta a la que llegó tarde.

Para justificar su tardanza ante la anfitriona, Wilde puso como excusa que se había demorado debido a que ‘había tenido que enterrar a una tía suya a la que acababa de matar’.

La dama sin inmutarse contestó al escritor irlandés:

«No se preocupe usted. Lo importante es que haya venido»

 

 

Rectificar es de sabios

Bien conocida era la animadversión que sentía Ramón María del Valle-Inclán hacia el polifacético  José de Echegaray, contra el que soltaba, cada vez que podía, más de un improperio en público.

Cierto día, en una de esas acaloradas discusiones que el escritor mantenía  con asiduidad en las tertulias a las que asistía, perdió la paciencia con uno de los contertulios al ver que éste defendía con fervor las obras escritas por el Premio Nobel.

Ni corto ni perezoso, el dramaturgo gallego espetó al hombre un sonado «¡pedazo de bruto!» a lo que el ofendido espetó :

«¡Retire usted esas palabras!»

Valle-Inclán quedó pensativo, se acarició su larga barba y dijo con toda la tranquilidad del mundo:

«De acuerdo, retiro solamente lo de “pedazo”»

 

El médico ni de lejos

Jean-Baptiste Poquelin, más conocido como Molière sentía autentica aversión hacia los médicos, por lo que trataba de no pisar ni una consulta, pero en cierta ocasión cayó enfermo, teniendo una fiebre muy alta, por lo que su esposa, ni corta ni perezosa, hizo llamar a un galeno para que visitase en casa a su marido.

Cuando el doctor se presentó en el domicilio, Molière llamó a su esposa y le dijo:

«Querida, no dejéis que entre; decidle que estoy enfermo y que ya iré yo a visitarle cuando mejoré»

 

Ganarse la vida como uno puede

En 1906, tras ser elegido Armando Palacio Valdés nuevo miembro de la Real Academia Española, apareció en todos los diarios del país la noticia del nombramiento junto a su retrato.

Sin darle mayor importancia de la que tenía, el académico entró en su cafetería habitual con la intención de tomar su desayuno. El camarero que sirvió su mesa se plantó frente al novelista y le preguntó.

«¿Es usted el que ha salido en los papeles de hoy?»

A lo que el escritor respondió afirmativamente.

«¿Y escribe novelas de esas?»

A lo que volvió a dar como respuesta un sí.

«Bueno, pues no se apure, que cada uno se gana la vida como puede»

 

Contando cornudos

El escritor Narciso Sáenz Diez Serra (más conocido como Narciso Serra) paseaba en cierta ocasión con un amigo cuando le preguntó:

«¿Cuántos cornudos te parece que viven en esta calle sin contarte a ti?»

El acompañante indignado contestó:

«¡Cómo sin contarme a mí! Esto es un insulto…»

A lo que el dramaturgo reformuló la pregunta:

«Bueno, no te enfades. Vamos, contándote a ti, ¿cuántos te parece que hay?»

 

 

 

Fuentes y más anécdotas

Fuentes de las imágenes: Wikimedia Commons 1-2-3 / enciclopedia.us.es / insulabaranaria