BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Por qué hay una réplica de la Giralda de Sevilla en la provincia de Tarragona?

Circulando por la carretera N-340 dirección sur, nada más entrar en la provincia de Tarragona te encuentras con la población de L’Arboç (Baix Penedés), en la que poseen una réplica a escala 1:2 de la famosa Giralda de Sevilla.

Alrededor del origen de la construcción de la réplica del minarete sevillano existe una simpática leyenda que es más popular que su verdadera historia, incluso entre muchos de sus habitantes, a los que conozco a través de haber vivido muy cerca de allí durante unos cuantos años.

La falsa historia sobre el origen de la Giralda de L’Arboç cuenta que un matrimonio de emigrantes sevillanos, tras varios años residiendo allí, echaban enormemente de menos a su Giralda, suspirando día y noche por volver a verla.  Pasaron los años y a base de esfuerzo y trabajo habían recogido un buen capital, pero eran tan importantes los negocios que allí tenían que les era imposible volver a su tierra de origen. Así que pensaron que si ellos no podían ir hasta el monumento éste iría hasta ellos, mandando construir una réplica a escala y disfrutarla todos los días de su vida.

Pero evidentemente esta historia, llena de romanticismo y nostalgia, es falsa. El verdadero origen de porqué hay una réplica de la Giralda de Sevilla en la provincia de Tarragona, es el siguiente:

Este llamativo monumento de algo más de un siglo de antigüedad, fue un homenaje que le quisieron rendir a su viaje por Andalucía en su primer aniversario de boda, Joan Roquer i Marí y Candelaria Negravernis.

El joven matrimonio recibió en 1886 una importante herencia por parte de un tío indiano de la muchacha que había hecho fortuna en América. Esto les llevó a invertir en varios proyectos culturales, entre ellos la construcción del Teatro Romea de Barcelona o el Teatro Arbosense, población de la que era originario Joan, aunque residían en Barcelona.

Su buena posición económica los llevó a viajar por Andalucía y disfrutar de las construcciones que dejaron los musulmanes durante el tiempo en el que estuvieron en Al-Andalus.

Tras varios años de viajes y negocios, en 1898 decidieron adquirir un terreno de considerables dimensiones en el que mandarían construir una réplica de todos aquellos  lugares que les había fascinado durante sus viajes por el sur.

Un año después comenzaron las obras, que se prolongaron hasta 1907 e inaugurada un año después  (la torre de la Giralda fue acabada en 1902).
Pero no solo el minarete se construyó allí. En su interior se puede encontrar una réplica del patio de los leones de la Alhambra de Granada  y un salón cubierto por una cúpula bizantina forrada con 30 kg de láminas de papel de oro, construida a semejanza del Salón de Embajadores de los Reales Alcázares de Sevilla.

Gracias al espíritu inquieto de sus propietarios, en los siguientes años la Giralda de L’Arboç se convirtió en un lugar de encuentro de personajes vincularos estrechamente con la cultura, donde se realizaban tertulias y festivales de música.

 

 

 

 

Fuentes, imágenes y más info: diaridetarragona (pdf) / lagiraldadelarboc

8 comentarios

  1. Dice ser Andreu Suriol

    L’Arboç es – simplemente – l’Arboç, no l’Arboç del Penedès. I el teatro no es Arbolense si no Arbosense. Por lo demás, bien.

    05 marzo 2012 | 8:06

  2. Dice ser MANUAC

    Efectivamente es un minarete al estilo de la giralda de Sevilla, pero cualquiera que haya visto la original sevillana se habrá dado cuenta de que las cuatro caras de la misma son diferentes (ahí reside la gran singularidad de esta construcción). Ni ésta de Tarragona ni la que existe en Estados Unidos son réplicas exactas de la giralda sevillana. Ello no quita el valor sentimental y arquitectónico de la misma.

    05 marzo 2012 | 9:00

  3. Dice ser toni

    A mí primero me habían dicho que era un Catalán que se había casado con una Sevillana, y era tanto lo que echaba de menos su tierra que él le mando a construir la réplica de la giralda. Luego en un articulo como este supe el verdadero origen.

    05 marzo 2012 | 9:00

  4. Dice ser Ignacio

    La pasta que tendría este hombre para hacer semejante capricho…eso mismo hacen hoy día los jeques árabes y los multimillonarios chinos…

    05 marzo 2012 | 9:24

  5. Dice ser juan

    si si pero a pequeña escala ………!!!

    05 marzo 2012 | 9:42

  6. Dice ser Interesante Post

    Bien interesante! Yo la he visto alguna vez en L’Arboç, pero no sabía que por dentro también hubiera réplicas del sur.

    Mirad que sois tocapelotas Andreu Suriol y MANUAC!

    05 marzo 2012 | 9:45

  7. Dice ser Fernando

    Antes que estas dos torres, está la Torre de Espantaperro o de La Atalaya en Badajoz, algo así como 50 años antes que la Torre del Oro, la cual es una réplica de la maravillosa Torre que se encuentra en Badajoz. Aunque la de Sevilla es 6 metros mas alta, pero las dos de lujo

    05 marzo 2012 | 12:51

  8. Dice ser JVrimbau

    Yo he estado por la zona un par de veces y no he sabido cómo se puede visitar el interior.

    07 marzo 2012 | 11:10

Los comentarios están cerrados.