BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Quién es Bibendum?

Estamos acostumbrados a verlo  en infinidad de lugares y aunque, para muchos de nosotros, su nombre siempre ha sido “el muñeco de Michelín” realmente se llama “Bibendum”. Todo, en este mundo, tiene un origen y que mejor lugar que buscarlo en la propia web de Michelín. Allí encontramos con todo lujo de detalles la explicación y posterior evolución de este popular personaje.

Nacimiento de un mito:

Las grandes ideas son, a menudo, fruto del azar. Bibendum, sin duda el personaje publicitario más conocido del mundo, no es una excepción. Su peculiar silueta, su particular sentido del humor, e incluso su insólito nombre, todo en él es excepcional y surge de una serie de coincidencias en las que han tomado parte hombres tan diferentes como un ingeniero, un publicista, un cartelista, un poeta clásico y un piloto de automóviles.

En febrero de 1893, André Michelín defiende las ventajas del neumático en una conferencia en el Colegio de Ingenieros Civiles de París y lanza una frase que se convertiría en el lema de Michelín: “El neumático se traga los obstáculos“. Una frase histórica que dará sus frutos. Un año después, en la Exposición Universal y Colonial de Lyón, los dos hermanos Michelín observan en su pabellón una pila de neumáticos de diferentes tamaños que tiene una sugerente silueta. Dicen que entonces Édouard le comentó a André: “Si tuviera brazos parecería un hombre“.

Poco tiempo después, André Michelín recordará esta frase. En 1897 el ilustrador Marius Rossillon -¡que firma con el pseudónimo O’Galop!- presenta a los hermanos Michelín varios proyectos publicitarios. Entre ellos se encuentra un esbozo realizado para una cervecería que muestra a un bávaro levantando su copa bajo el lema “Nunc est bibendum” (Y ahora bebamos) retomando un verso de Horacio. A la fértil imaginación de André la cita le recuerda inmediatamente su frase “El neumático se traga los obstáculos“. Enseguida realiza una asociación de ideas entre el gran bávaro del boceto y la imagen de la pila de neumáticos de Lyón y encarga un cartel a O’Galop. En 1898 O’Galop diseña, siguiendo las indicaciones de André Michelín, un cartel en el que se ve en un banquete a un imponente personaje hecho de neumáticos que levanta su copa llena de clavos y de fragmentos de vidrio y brinda: “Nunc est bibendum” (equivalente a “¡Salud! El neumático se traga los obstáculos“).

Al igual que los escasos propietarios de automóviles de la época, “El muñeco Michelín”, enarbola con orgullo los signos manifiestos de cierta prosperidad: ¡anillo, puro y corpulencia! Las gafas, en cambio, las toma prestadas de André Michelín. Pero el auténtico bautizo de Bibendum tiene lugar algunos meses más tarde durante la carrera París-Ámsterdam-París. El piloto Théry, al reconocer a André Michelín exclama: “¡Mirad, Bibendum!“. El apodo pasará rápidamente de padres a hijos y desde ese momento el nombre “Bibendum” y el muñeco Michelín permanecerán unidos para siempre.

Fuente de la info: Michelín

1 comentario

  1. Hola, me parece sumamente interesante este tema. En lo personal el personaje siempre me parecio haber tenido un cierto aire enigmatico y mas bien dificil de comprender. Esta explicacion me parece de lo mas acertado pero seguire investigando. Y si no ocasiona molestias, lo citare en mi blog.

    Saludos!

    12 mayo 2010 | 22:09

Los comentarios están cerrados.