BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Sabes qué es una poya?

 

¿Qué es una poya? (Horno de poya)

Posiblemente a muchos de los lectores y lectoras de este blog, tal y como han leído la palabra ‘poya’ en el título del post, le ha venido a la mente y lo han relacionado con el órgano sexual masculino, pero no, el modo de llamar al pene de forma vulgar es polla, con doble ele (o ‘elle’ como algunos, consciente aunque incorrectamente, la llamamos) y el término del cual voy a hablar hoy en esta entrada nada tiene que ver y además es con i griega (la RAE se empeña en llamarla ‘ye’).

La ‘poya’ era el pago que se realizaba por utilizar un horno común.

Muchos eran los pueblos en los que antiguamente no se permitía disponer de horno en las casas particulares, por lo que para hornear el pan debían acudir a uno comunitario. Ese lugar era conocido como ‘horno de poya’.

Este tipo de locales donde se encontraba el horno para uso común surgió alrededor del siglo XVI y solía estar en una casa propiedad de uno de los señores feudales o del Concejo municipal siendo una persona (el hornero) la encargada de mantener el horno encendido y preparado (durante todos los días del año) para su uso por todos aquellos lugareños que lo necesitasen, teniendo éstos que pagar por el derecho de uso (que podía ser en especies: parte del pan horneado o con dinero), este acto de remunerar al hornero es lo que se conocía como ‘poyar’.

Anualmente, mediante subasta pública, se elegía al hornero que se ocuparía de tener el horno de poya listo durante todos los siguientes 365 días.

Etimológicamente el término poya tiene la misma procedencia que poyo -del que os hablé en el post ¿Cuál es el origen de la expresión ‘Montar un poyo’?– (podĭum en latín)  y cuyo diferentes significados son podio (tribuna/tarima en la que subirse), banco de piedra junto a la pared a la entrada de muchas casas de campo/pueblo y también (que es la que nos interesa en este caso) la tabla o banco de piedra utilizado como encimera que se colocaba en las cocinas (seguro que más de uno/a le llamáis o habéis escuchado a alguien llamarlas poyos o poyetes).

En los hornos de poya esa encimera (poyo) estaba colocada junto al horno y ahí era donde se dejaba la masa para que se asentase antes de introducirla para ser horneada.

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

 

 

Nota: Este post es mi aporte a la iniciativa #LunesPollas convocada por Francis R. Villatoro (@emulenews) a través del portal Naukas y en el que un gran número de blogueros y divulgadores publicaran posts relacionados con el pene (desde el lado científico del tema, evidentemente). Se trata de la continuación del de la semana pasada #LunesTetas y en el que publiqué el post “¿De dónde surge la expresión ‘Tiran más dos tetas que dos carretas’?”. En esta ocasión he querido aprovechar la confusión y juego que trae dicha palabra (polla/poya).

10 comentarios

  1. Dice ser Inma

    Hay un error donde dices “pagar por el derecho de uso (que podía ser en especias: parte del pan horneado o con dinero)”. Lo correcto es “pagar en especie”, como podrás comprobar rápidamente en http://www.rae.es

    19 Enero 2015 | 11:05

  2. Dice ser Inma, muchas gracias por el aviso. Ya está corregida la errata, que evidentemente se ha tratado de un despiste tecleando y no me he dado cuenta a la hora de revisar el post para publicarlo (lo fácil sería echar la culpa al maldito autocorrector) 😉
    Un saludo

    19 Enero 2015 | 11:06

  3. Dice ser DKV

    Alfred, últimamente estás muy verderón, jajaja http://goo.gl/OUXqnD

    19 Enero 2015 | 11:25

  4. Dice ser ferrantt

    La poya podría ser también un poyo construido por una mujer o bien con adornos femeninos.

    19 Enero 2015 | 11:27

  5. Dice ser El Dóctor

    Lo que tengo entre muslo y muslo.

    19 Enero 2015 | 12:46

  6. Dice ser Carmen

    Las lestras “elle” y “che” se excluyeron del abecedario español en 1994, en el X Congreso de la Asociación de Academias de la Lengua Española y desde entonces se incluyen en los lugares que le corrsponde dentro de la “c” y la “l” .

    19 Enero 2015 | 13:36

  7. Dice ser Hemos Visto

    Muy curioso, aunque a pleno siglo XXI es más parecido al “poya” suena y mucho al organo sexual masculino, y más teniendo en cuenta como escriben muchos: “vaya – valla” / “haver – aver – haber – a ver ” … eje

    http://hemosvisto.blogspot.com/2012/03/shame.html

    19 Enero 2015 | 14:58

  8. Dice ser Antonio Larrosa

    YO Creia que era la mujer o hija de un gilipollas

    19 Enero 2015 | 16:23

  9. Dice ser Anónimo 2

    Me parece muy impropio el comentariorío de: “la RAE se empeña en llamarla ‘ye’. En su momento se decidió eliminar la “ch” (che) y la “ll” (elle), así como para evitar confusiones se renombro la “v” de ve pequeña se pasó a llamarla uve, no veo porque no aceptar que esta letra se llame ahora “ye”, si al final con este nombre se le conoce desde hace mucho en otras partes del mundo.

    20 Enero 2015 | 17:51

  10. Dice ser Anónimo 2

    Entiendo que la idea de renombrarla es que no haya dos letras llamadas “i” así como la idea era que no existiesen dos letras llamadas “ve”.

    20 Enero 2015 | 17:54

Los comentarios están cerrados.