BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Nicolás Monardes y las ‘virtudes del tabaco’

Nicolás Monardes y las “Virtudes del Tabaco”Hubo un tiempo en que el tabaco fue considerado como una medicina para muchas enfermedades, incluyendo los dolores de cabeza, de muelas, la artritis, los dolores de estómago, heridas y el mal aliento. Se hacía con él un té y hasta unas píldoras para servir como hierba medicinal.

Nicolás Monardes famoso médico sevillano del siglo XVI escribió todo un tratado sobre el potencial medicinal del tabaco que iba incluido en el libro publicado en 1570

“La Historia Medicinal de las cosas que se traen de nuestras Indias Occidentales”:

“Del tabaco y sus virtudes”

Esta yerba que comúnmente llaman tabaco es yerba muy antigua y conocida entre los indios, mayormente entre los de Nueva España; que después que se ganaron aquellos reinos por nuestros españoles, enseñados por los indios, se aprovecharon della en las heridas que en la guerra recibían, curándose con ella, con grande aprovechamiento de todos.
De pocos años a esta parte se ha traído a España más para adornar jardines y huertos que con su hermosura diese agradable vista, que por pensar que tuviese las maravillosas virtudes medicinales que tiene. Agora usamos della más por sus virtudes que por su hermosura, porque cierto son tales que ponen admiración.
El nombre propio suyo entre los indios es picietl, que el de tabaco es postizo de nuestros españoles, por una isla do hay mucha cantidad dél llamada este nombre ‘Tabaco’…En pasiones de pecho hace esta yerba maravillosa obra, en especial en los que echan podres y materia por la boca y en asmáticos y otros males antiguos; haciendo de la yerba cocimiento y açúcar hecho xarabe y tomado en poca cantidad, hace expeler las materias y pudriciones del pecho maravillosamente. Y tomando el humo por la boca hace echar las materias del pecho a los asmáticos.”

Para leer el texto completo clica AQUÍ

 

 

 

Fuentes: García Cuervo / histsevilla / Universitat de Valencia 

Los comentarios están cerrados.