BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

La curiosa procesión profana conocida como ‘El entierro de Genarín’

La curiosa procesión conocida como 'El entierro de Genarín'

El 28 de marzo de 1929, Jueves Santo, Jenaro Blanco ‘Genarín’ cenó una sopa de ajo, un trozo de bacalao y lo regó todo ello con unos buenos lingotazos de orujo, bebida de la que era un gran aficionado. Tras cenar decidió realizar su habitual recorrido por las diferentes tacas del casco antiguo de León (población donde residía) empezando por las que se encontraban en la Plaza de Santa María del Camino, popularmente conocida como ‘Plaza del Grano’.

Cuando llevaba un buen rato bebiendo y, como era habitual en él, decidió ir a orinar junto a la muralla que delimita el casco antiguo (conocido como ‘Barrio Húmedo’) con tal mala fortuna que, cuando se encontraba miccionando, pasó el camión de la basura y se lo llevó por delante, con el fatal desenlace de fallecer a causa del atropello. Según parece, una prostituta que por allí rondaba y que era conocida como ‘la Moncha’ fue testigo de lo ocurrido, acercándose hasta el cuerpo ya sin vida de Genarín y, según cuentan las crónicas, cubriéndolo con las hojas de un periódico.

Un año después, en la noche del Jueves al Viernes Santo (madrugada del 17 al 18 de abril de 1930), cuatro compañeros de juergas de Genarín (que con el tiempo fueron conocidos como ‘los evangelistas’) quisieron homenajear a su añorado amigo y decidieron hacer el mismo recorrido que él hizo en su última noche. Cenaron lo mismo que Jenaro y visitaron las mismas tascas, mientras recitaban poesías y cantaban alguna que otra copla en su memoria.

Así fue como poco a poco y año tras año ese homenaje a Jenaro Blanco en la madrugada del Jueves al Viernes Santo se fue convirtiendo cada vez más popular e incorporándose nuevos integrantes a esa cada vez más multitudinaria ‘procesión profana’.

Parece ser que con el paso de los años y la popularización de este particular homenaje, el carácter festivo que tenía el mismo no sentó demasiado bien a algunas influyentes personalidades de la vida política, social y, sobre todo, religiosa de la ciudad de León, motivo por el que se presionó al gobernador civil para que la prohibiese, algo que se consiguió en 1957 y que duró (dicha prohibición) hasta finalizada la dictadura franquista.

Cofradía de Nuestro Padre GenarínDos décadas después, con la llegada de la democracia, se retomó la peculiar procesión del entierro de Genarín y con el correspondiente ritual de la ‘última cena’, el recitado de poesías y la ronda de bar en bar tomando orujo y otros licores, a la que con el tiempo se le agregó unos muñecos de cartón piedra que representaban al homenajeado Genarín, a la Moncha y una cuba e incluso cuatro cabezudos que representan a los ‘evangelistas’, los cuatro amigos de Genarin que iniciaron en 1930 este curioso homenaje que a día de hoy reúne en la Semana Santa leonesa a miles de fieles devotos que participan en la más famosas de las procesiones profanas y que es organizada por la conocida como ‘Cofradía de Nuestro Padre Genarín’.

 

 

Otras curiosidades relacionadas con la Semana Santa:

 

 

Web de la ‘Cofradía de Nuestro Padre Genarín’
Fuentes de las imágenes: Wikimedia commons / ‘Cofradía de Nuestro Padre Genarín’ en twitter: @cofradiagenarin

1 comentario

  1. Dice ser Gloria

    Que historia más interesante, y te quería agradecer también por la info, sobre la razón de porque Semana Santa cae en distintas fechas

    28 Marzo 2016 | 5:51

Los comentarios están cerrados.