BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

La broma que más le gustaba gastar al presidente Lyndon B. Johnson [Anécdota]

La broma que más le gustaba gastar al presidente Lyndon B. Johnson [Anécdota]

Varias eran las aficiones que tenía el presidente estadounidense Lyndon B. Johnson, pero entre ellas destacaban los automóviles y la pasión que sentía con todo lo relacionado con navegar, motivos más que suficientes para adquirir a mediados de los años 60 un ‘Amphicar’, un curioso automóvil anfibio fabricado en Alemania Occidental y del que tan solo se comercializaron 3.878 unidades.

El Amphicar era un coche de aspecto normal pero que si se  introducía en el agua flotaba y se desplazaba como si de una lancha se tratara.

Jugando con la ventaja de que casi nadie conocía la existencia de este tipo de vehículos, el presidente Johnson aprovechaba las visitas que le hacían a su rancho ‘Haywood’ en Texas para gastar una broma a sus conocidos.

Les invitaba a montar en su nuevo auto y decía que les iba a dar un paseo por la finca. Una vez tomado el camino que hacía pendiente e iba a parar directamente al embarcadero del lago, el presidente Johnson comenzaba a gritar y hacer aspavientos como si los frenos del coche se hubiesen estropeado.

Como es de imaginar, aquellos que iban montados en él (solía ser el propio Lyndon al volante más un par de acompañantes) entraban en pánico, sobre todo cuando el auto impactaba en el agua. Pero inmediatamente comenzaba a flotar y se deslizaba como una lancha, momento en el que el presidente comenzaba a reírse a carcajadas.

Evidentemente esta broma no le hacía gracia a casi nadie, por lo que rápidamente empezó a correr la noticia entre sus conocidos para que no picasen.

Uno de los momentos anecdóticos de esta broma fue cuando en el verano de 1965 se la gastó a su recién nombrado asistente para asuntos presidenciales, Joseph Califano, quien al ver que el auto iba a impactar contra el lago intentó saltar en marcha, algo que aprovecharía Lyndon B. Johnson para reprochárselo ante su secretaria Vicky McCammon (que también iba montada en el Amphicar):

‘Vicky ¿has visto lo que ha hecho Joe? A él le importa un comino su presidente. Solo quería salvarse y salir del coche’

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons (en la fotografía que ilustra este post aparece Lyndon B. Johnson conduciendo el Amphicar junto a Eunice Kennedy Shriver –hermana de JFK-  y Paul Glynn –su asesor en asuntos militares- en el lago del rancho Haywood, tras gastarles a éstos también la broma.  La foto fue tomada el 10 de abril de 1965 por Yoichi Okamoto)

2 comentarios

  1. Dice ser venus

    jajaj que bueno, no tenía ni ida de la existencia de estos coches en aquella época.
    Anda que no me lo pasaría yo bien con uno de esos.

    18 febrero 2016 | 17:08

  2. Dice ser infmad

    Buena broma si señor, me hubiera gustado ver sus caras… Qué pèna que no se vean coches así todos los días.

    18 febrero 2016 | 23:06

Los comentarios están cerrados.