BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Cuál es el origen de las “ordeñadoras”?

Los primeros intentos por sustituir la milenaria práctica de extraer la leche manualmente se iniciaron en 1836. En los comienzos se utilizó simplemente un tubo metálico o cánula inserta en el pezón para permitir la salida de leche por gravedad y aprovechando la presión intramamaria. La primera patente de esta máquina de ordeña le perteneció a Blurton en 1836, quien unía las cuatro cánulas a un embudo suspendido del propio animal. Aún cuando el riesgo de dañar el pezón era evidente, otros siguieron este ejemplo y la idea fue desarrollada comercialmente. En 1851 Hodges & Brockedon, inventores Británicos, fueron los primeros en incorporar el concepto de vacío al ordeño. Este concepto fue perfeccionado por Colvin en USA, quién en 1860 presenta en el mercado una máquina de ordeñar que consistía en una bomba de diafragma sobre la cual montó cuatro embudos. Los embudos quedaban adosados a la base de la glándula y al accionar la bomba los pezones quedaban sometidos a la acción del vacío, logrando de esta forma la abertura del esfínter por el aumento en la diferencial de presiones. En 1863, Luis Grosste, hojalatero francés, inventó una máquina de ordeña por vacío en la cual los embudos (pezoneras) y los tubos de leche son de caucho, los que conectan a un tarro lechero e incorpora una bomba de vacío a pistón accionada en forma manual. A partir de 1878 inventores de distintos países europeos y de Norteamérica pensaron en reemplazar la presión negativa por una presión positiva ejercida sobre el lumen del pezón, tratando de imitar el accionar de la mano. Se lograron distintos diseños, algunos de ellos muy ingeniosos como la patente conseguida por A.B. Crees, quién ideó un sistema de rodillos adosado a una cadena y movida por un juego de poleas que le permitía estrujar los pezones. Posiblemente los problemas higiénicos y el daño a los pezones hicieron desaparecer el uso de esta máquina ya en los años veinte. A partir de 1922 se produce un gran avance en el desarrollo de la máquina a través de los trabajos de Hosier, quién incorpora la idea del transporte de leche por cañería, los receptáculos de leche para más de una unidad de ordeña, el enfriamiento y el almacenamiento de leche en estanque. Por esta época comienza a desestimarse el uso de máquinas con pezoneras de una cámara, para dominar el mercado las pezoneras de doble cámara con sistemas de pulsación. El desarrollo desde 1920 en adelante tiene principios básicos que son la eficiencia en el uso de la mano de obra, y la facilidad para higienizar los equipos, manteniéndose siempre el principio básico al cual se le van introduciendo pequeñas modificaciones de forma y no de fondo.

(Fuente de la info e imágenes: Fedeleche)

Los comentarios están cerrados.