BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿De qué están hechas las cintas autoadhesivas?

Las cintas autoadhesivas se componen de dos elementos principales: el soporte y el adhesivo. Los soportes pueden ser película de plástico, tela, papel, hoja metálica fina u otros materiales que proporcionen un soporte flexible para la masa adhesiva. Existen dos clases de cintas autoadhesivas: las que están hechas con goma (natural o sintética) y las fabricadas con polímeros sintéticos, como son los acrílicos. Los elementos constitutivos primordiales de estas cintas son los elastómeros, los agentes adhesivos y los plastificantes. Pueden incorporárseles, así mismo, otros aditivos tales como las cargas y los antioxidantes.

Elastómeros: constituyen la base de la cinta autoadhesiva. Los materiales elastoméricos son polímeros elásticos sólidos. Por lo general no son suficientemente pegajosos como para ser autoadhesivos.

Agentes que aumentan la pegajosidad (tackifiers): permiten que los elastómeros se unan con otros materiales mediante un breve contacto con leve presión, propiedad que en inglés es llamada “quick-stick” (pegado rápido).

Plastificantes: son líquidos o sólidos blandos a temperatura ambiente, que se agregan a los elastómeros para hacerlos más blandos y más adaptables a la superficie sobre la cual se aplica la cinta autoadhesiva.

Antioxidantes: son aditivos que estabilizan los adhesivos haciéndolos resistentes a la degradación producida por la luz y el calor así como también la oxidación.

Cargas: se agregan para incrementar la viscosidad del adhesivo y su gravedad específica, así como también para agregar color y reducir los costos de fabricación.

(Información extraida de: QuimiNet)

Los comentarios están cerrados.