BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿De dónde surge llamar ‘bautismo de fuego’ a la iniciación en alguna práctica?

¿De dónde surge llamar ‘bautismo de fuego’ a la iniciación en alguna práctica?

Hoy en día se ha generalizado a cualquier ámbito el utilizar la expresión ‘bautismo de fuego’ para referirse al hecho de que alguien hace algo por primera vez, sea cual sea la dificultad. Podemos encontrarnos con frases como: ‘El jugador del filial ha tenido su bautismo de fuego tras debutar con en el primer equipo’, ‘Hoy es su bautizo de fuego como conductor, empieza las prácticas en la autoescuela’

Hasta no hace demasiado tiempo esta expresión estaba reservada para referirse únicamente a aquellas primeras experiencias que comportasen algún riesgo o peligro, pues originalmente el modismo comenzó a utilizarse hace un siglo y medio para indicar que un soldado iba a combatir en un campo de batalla por primera vez. El fuego al que se refiere la expresión es el de las armas que se utilizaban en la guerra y esta acepción de la locución se extendió desde el francés ‘baptême de feu’ que aparece referenciado por primera vez y bajo este mismo sentido en el año 1857.

Pero realmente el concepto es muchísimo más antiguo, señalando la mayoría de expertos que la expresión ‘bautismo de fuego’ fue extraída de unas palabras pronunciadas por San Juan Bautista que hacían referencia a aquellos que se iniciaban en el sacramento del bautismo recibiendo la gracia del Espíritu Santo y por tanto iniciándose en la fe de Cristo. Dichas palabras fueron recogidas en los evangelios de Mateo y Lucas:

Yo, en verdad, os bautizo en agua para arrepentimiento; mas el que viene tras mí, es más poderoso que yo; cuyo calzado no soy digno de llevar; Él os bautizará con el Espíritu Santo, y con fuego (Mateo 3:11)

Respondió Juan, diciendo a todos: Yo a la verdad os bautizo en agua; pero viene uno más poderoso que yo, de quien no soy digno de desatar la correa de su calzado; él os bautizará en Espíritu Santo y fuego (Lucas 3:16)

 

Lee y descubre el curioso origen de otras conocidas palabras y expresiones

 

Fuente de la imagen: johnragai (Flickr)

2 comentarios

  1. Dice ser Antonio Larrosa

    Yo siempre había creido que era bautismo de fuego cuando entrabas por primera vez en una batalla bélica.Como siempre dicen ¡hagan fuego ! fue un fuego cruzado, estuvimos bajo el fuego enemigo … etc

    Clica sobre mi nombre

    08 Junio 2015 | 9:42

  2. Dice ser Ric

    Me parece que no has tenido en cuenta la tradición griega (incluso egipcia), uno de cuyos ritos o pruebas iniciáticas que en ocasiones se prolongaban en el tiempo y culminaban en un rito llamado así, (al modo de los cristianos posteriores que sí citas) era el bautismo de fuego, como el paso que certificaba la renovación/purificación por el fuego de los neófitos, que así se convertían en iniciados.

    08 Junio 2015 | 12:31

Los comentarios están cerrados.