BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿De dónde surge la costumbre de tirar una moneda a una fuente para pedir un deseo?

¿De dónde surge la costumbre de tirar una moneda a una fuente para pedir un deseo?

A través del apartado de contacto, Belén Borrás me hace llegar una consulta en la que me pregunta de dónde surge la costumbre de tirar una moneda a una fuente para pedir un deseo.

Esta costumbre, a la que podríamos llamar también superstición, viene de lejos y tiene su origen en una antiquísima tradición por la que se creía que el agua que estaba estancada, ya fuese en un pozo, lago, fuente, cueva, etc…, tenía propiedades curativas. No debemos obviar que los tratamientos termales ya se realizaban hace varios milenios.

Esa creencia se popularizó rápidamente debido a que estaban convencidos de que en el interior de esos lugares habitaban algunas divinidades, las cuales concedían deseos.

El pueblo Celta era uno de los que más ayudó a difundir este tipo de creencias, surgiendo entre sus costumbres la de lanzar una piedra en uno de esos pozos (o lugares con agua estancada) y ver cuántas burbujas brotaban o escuchar el ruido que hacía, dependiendo del número creían que les iría mejor o peor.

Les pedían a las deidades deseos, pero siempre estaban relacionados con la salud (al menos en la antigüedad).

Según como fueron pasando los siglos se fue afianzando esa tradición, pero al mismo tiempo se fue modificando: ya no solo se pedía por la salud sino que al abanico de deseos se le comenzó a unir peticiones para encontrar pareja, trabajo, ganar premios de azar…

También se cambió el lanzar piedras a tirar monedas. Este cambio radica básicamente en que es más fácil que una persona lleve una moneda encima que no una piedra (aparte de que lo de las monedas se convirtió en todo un lucrativo negocio para muchos de esos sitios). Cabe destacar que en algunos lugares también se volvió una tradición el tirar alfileres.

Se ha convertido en una costumbre que va ligada al hecho de visitar como turista algún lugar, encontrarse con una fuente y tener la necesidad de lanzar la moneda para pedir el deseo.

Se calcula que anualmente la recaudación de todas las monedas que se lanzan en todas las fuentes, pozos o cualquier otro lugar turístico (aunque no haya tradición alguna en aquel lugar) repartidas por todo el planeta puede superar los diez millones de euros.

 

Lee y descubre más historias como esta en el apartado ‘Destripando Mitos, Leyendas Urbanas y Supersticiones’ de este blog

 

Fuente de la imagen: HerrBerta (Flickr)

2 comentarios

  1. Dice ser Roberto

    Aqui en Brasil, frente al Palacio de gobierno, existe un espejo de agua del cual sacan anualmente unas cuatro bolsas enormes de monedas (dicen guardarlas, pero a saber).

    12 diciembre 2014 | 12:09

  2. Dice ser Antonio Larrosa

    Este post ha convulsionado mi espíritu al rememora viejos recuerdos de mi lejana juventud. En Badalona , junto al mar había un local que se llamaba Marfil, que los dias de fiesta se convertía en salon de baile y al otro lado del paseo una fuente de la que yo sacaba las monedas que durante la semana habían echado las románticas parejitas que por alli paseaban y gracias a eso me pagaba la entrada al susodicho salón donde bailaba y conquistaba a alguna de las que entonces me hacian tilin en mi atormentada y misera existencia de obrero y estudiante de electrónica.

    Clica sobre mi nombre

    12 diciembre 2014 | 14:02

Los comentarios están cerrados.