BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

¿Cuándo somos conscientes de tener nuestro primer recuerdo?

Buscando información para contestar a un par de cuestiones sobre la consciencia y los primeros recuerdos, que me realizó a través de un email Alexander Romero, encontré en el blog GPS (Guía Para Sobrevivir) la interesante entrada:

¿Cuándo recuerdas la infancia, partes de una edad concreta o cada persona es diferente?

Según la RAE :

Consciencia:
(Del lat. conscientĭa).

1. f. conciencia.
2. f. Conocimiento inmediato que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones.
3. f. Capacidad de los seres humanos de verse y reconocerse a sí mismos y de juzgar sobre esa visión y reconocimiento.

Conciencia
(Del lat. conscientĭa, y este calco del gr. συνείδησις).

1. f. Propiedad del espíritu humano de reconocerse en sus atributos esenciales y en todas las modificaciones que en sí mismo experimenta.
2. f. Conocimiento interior del bien y del mal.
3. f. Conocimiento reflexivo de las cosas.
4. f. Actividad mental a la que solo puede tener acceso el propio sujeto.
5. f. Psicol. Acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo.

A raíz de ahí me puse en contacto con la Profesora Eva María Arroyo-Anlló, neuropsicóloga de la Universidad de Salamanca y le planteé las siguientes cuestiones:

¿Cuándo somos conscientes de tener nuestro primer recuerdo?
¿Cuándo comenzamos a tener conciencia?

Muy amablemente y de manera instantánea me hizo llegar la respuesta a este tema tan complejo:

El tema de la consciencia es un clásico, presente en la Historia de la Psicología, que en un principio se la definía como la ciencia de la consciencia.
En 1958 Ortega y Gasset diferenció entre el ESTAR CONSCIENTE ( estar despierto) y SER CONSCIENTE ( ser capaz de percibirse a uno mismo de forma objetiva, imprimiendo un sello personal subjetivo).
El sustrato de la consciencia es el cerebro. La mayoría de los autores consideran los circuitos tálamo-corticales como el sustrato esencial del « estar consciente » y los lóbulos frontales como el sustrato del « ser consciente ».
El “ser consciente” no puede tratarse como un concepto unitario, sino multifactorial que se va formando a lo largo del desarrollo del individuo. Su nivel de complejidad dependerá esencialmente de la consciencia que el sujeto tenga de sus percepciones, su propio cuerpo, su historia personal, sus recuerdos, sus proyectos futuros, su moral/ética y su interacción social. Así, el “estar consciente” se produce desde los primeros años de vida, permitiéndonos estar alerta y realizar aprendizajes, pero el “ser consciente” de un recuerdo por ejemplo, necesita más tiempo, debido a que la maduración de su sustrato cerebral (lóbulos frontales) se produce en último lugar con respecto a otras regiones cerebrales, es decir alrededor de los 11 años. Por lo tanto, a partir de los 4-5 años, se pueden tener nuestros primeros recuerdos, por ejemplo que nos caímos hace unos meses, pero “ser consciente” de que estamos recordando esa caída, no se podría llevar a cabo hasta alrededor de los 11 años. Es decir, una cosa es “ver una rosa” (equivaldría a “estar consciente”) y otra cosa es “saber que se está viendo una rosa” (equivaldría a “ser consciente”).

 

 

1 comentario

  1. Dice ser BRENDA

    normalmente si aki te explican algo es para aclararte alguna cosa

    16 Enero 2011 | 5:48

Los comentarios están cerrados.