BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Cómo restaurar una cantimplora metálica deformada por un golpe

¿Cómo restaurar una cantimplora metálica deformada?Imaginemos que nuestro hijo, hermano, o amigo se va de senderismo con una cantimplora de aluminio, que le encanta, y sin darse cuenta se sienta sobre ella y la chafa, y regresa de la ruta de senderismo muy enfadado y triste por este incidente. Pero no debemos preocuparnos, ya que se puede restaurar de una manera muy sencilla.

Basta con llenarla de agua y meterla en el congelador. Al congelarse el agua, aumenta de volumen, produciendo una presión que originará una fuerza que empujará a la abolladura hacia fuera, restableciendo la forma original de la cantimplora, con lo que una vez más vemos lo útil que es la ciencia para nuestra vida cotidiana.

Este pequeño truco también serviría para restaurar el depósito de gasolina de una moto, que, por ejemplo, al caerse al suelo o tras sufrir un golpe queda abollada. Le vaciaríamos la gasolina que lleva, lo desmontaríamos, y una vez suelto lo llenaríamos de agua y lo meteríamos en un congelador grande, para que la presión ejercida por el agua cuando congela (aumenta de volumen) le quitara la abolladura.

 

Extraído del libro: Fisiquotidianía de Cayetano Gutiérrez Pérez con expresa autorización del autor.

Los comentarios están cerrados.