BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de la categoría ‘Curiosidades sobre Halloween’

Don Juan Tenorio, un clásico del teatro para la noche de Halloween

Don Juan Tenorio, un clásico del teatro para la noche de Halloween

Posiblemente a más de un lector en estos momentos le estén sangrando los ojos (metafóricamente hablando) al leer el título de este post y haber metido (premeditadamente) en una misma línea los conceptos ‘Don Juan Tenorio’ y ‘Halloween’. Pero tranquilos, todo tiene su explicación.

Lo primero que os habrá venido a la cabeza a algunos de vosotros es que la tradición de representar el Tenorio en la noche del 31 de octubre (víspera del Día de Todos los Santos) nada tiene que ver con la ‘moderna’ costumbre lúdico-festiva de celebrar la Noche de Difuntos.

Pero nada más lejos de la realidad si nos ponemos a tirar del hilo y encontramos que los orígenes del Halloween no son otros que una amalgama de antiquísimos ritos y celebraciones paganas –la más conocida la llamada Samhain y de origen Celta- que con los años derivaron en lo que hoy se ha convertido y que, tal y como os explicaba en el post ‘¿Sabías que en España ya se celebraba ‘Halloween’ muchos siglos antes de ponerse de moda en EEUU?’ el término Halloween no deja de ser una contracción de la expresión en inglés ‘All Hallows’ Eve’, que literalmente significa ‘Víspera del Día de Todos los Santos’.

Don Juan Tenorio, un clásico del teatro para la noche de Halloween (Santa Compaña)Pues bien, en esa tradición que heredamos desde el antiguo rito del Samhain (o Samaín) y que se extendió por buena parte del norte de la Península Ibérica (lo que hoy conocemos como Galicia y Asturias) dio lugar a celebraciones dedicadas a los muertos y espíritus -como la Santa Compaña gallega o la Güestia asturiana- extendiéndose posteriormente por otras regiones con la expansión de los pueblos Celtíberos. Con la llegada del cristianismo la Iglesia Católica, en su afán de ‘cristianizar’ todas las fiestas de origen pagano, aunó todos esos ritos y celebraciones bajo la festividad de Todos los Santos (o Tosantos como es llamado en numerosísimos lugares de España).

A través de los siglos son muchos los actos que se realizaban para celebrar la noche de difuntos y uno de ellos fue el representar, en la práctica totalidad de teatros españoles, la obra escrita por el dramaturgo José Zorrilla ‘Don Juan Tenorio’ (cuyo estreno tuvo lugar en marzo de 1844).

No fue hasta finales del siglo XIX en que se convertiría en una ‘obligada tradición’ la representación anual del Tenorio en la Noche de difuntos, pero no en todos los lugares se realizaba en la noche del 31 de octubre, sino en la del 1 de noviembre, debido a que esa era precisamente la víspera del Día de los Fieles Difuntos (que cae realmente el 2 de noviembre, aunque en nuestro calendario actual no es festivo), por lo que, con los años, se trasladó dicha representación a la noche del 31 de octubre por sí ser víspera de un día festivo.

La obra ‘Don Juan Tenorio’ se estuvo representando ininterrumpidamente en esa fecha durante los tres primeros cuartos del siglo XX, siendo su representación discontinua, en muchos lugares, a partir de las últimas décadas de ese siglo.

Don Juan Tenorio, un clásico del teatro para la noche de HalloweenParece ser que en estos últimos años se ha recuperado la costumbre de representar el Tenorio en la noche de difuntos en un gran número de poblaciones, gracias al empeño y sacrificio de un gran número de personas que han trabajado para rescatar esas tradiciones que, como puede comprobarse, hoy en día conviven y son totalmente compatibles con los actos lúdico-festivos de la noche de Halloween que, recordemos, no es más que la forma anglosajona de llamar a la Víspera del Día de Todos los Santos (al igual que nosotros lo hemos contraído en la forma de Tosantos).

 

Lee otros posts relacionados con Halloween

  

 

Fuente de las imágenes: Wikimedia commons / Terry Tyson (Flickr) / Wikimedia commons

¿Por qué las calabazas son el símbolo de Halloween?

¿Por qué las calabazas son el símbolo de Halloween?

Cuando los cientos de miles de inmigrantes irlandeses llegaron a los Estados Unidos a mediados del siglo XIX se encontraron que en su nueva tierra de acogida no se sembraban ‘nabos’, una hortaliza que era imprescindible para una de sus celebraciones: el  “All Hallows Eve” (Víspera de Todos los Santos) una antiquísima y tradicional fiesta de origen celta conocida como “Samhain” y en la que se evocaba a los fallecidos y se celebraba el final de las cosechas.

Para ello se realizaban unos rudimentarios farolillos utilizando nabos que se vaciaban y se encendía su interior como si de linternas se tratase y las cuales debían permanecer encendidas toda la noche, con el fin de procurar no hacer enfadar a los espíritus (cabe destacar que el pueblo celta era muy supersticioso y basaba muchas de sus historias y creencias en leyendas, dioses y difuntos, algo que se heredó en todas aquellas regiones que recibieron su influencia).

Al encontrarse los irlandeses que no disponían de nabos, y ante la imposibilidad de celebrar los primeros Halloween sin éstos hasta que pudieran tener una producción propia plantada por ellos, echaron mano de un producto de temporada y que se cosechaba ampliamente en todos los Estados Unidos: la calabaza.

Así fue como la calabaza se hizo un sitio en esta antiquísima celebración que mucho ha cambiado desde entonces, convirtiéndose en una fiesta totalmente lúdica.

Cabe destacar que la tradición también habla de un personaje imprescindible en la celebración de Halloween: “Jack el tacaño”, el cual portaba una calabaza hueca a la que se le añadía una vela y se utilizaba como linterna, de ahí su nombre: Jack-o’-lantern (linterna de Jack o Jack el de la linterna). Inicialmente, tal y como explica el cuento en el que está basado, esa linterna se realizaba con los mencionados nabos.

 

Lee otros posts relacionados con Halloween

 

Fuente de la imagen: Terry.Tyson (Flickr)

¿Cuál es el origen del famoso ‘truco o trato’ de Halloween?

¿Cuál es el origen del famoso ‘truco o trato’ de Halloween?

Truco o trato [trick-or-treat] es una divertida actividad que se celebra la noche de Halloween y que está protagonizada por los niños y niñas disfrazados que se presentan en las casas colindantes a las suyas en busca de algunas golosinas o regalos. Tras el grito de «¡Truco o trato!», el vecino visitado debe obsequiarles con algo y de no ser así se expone a ser molestado con alguna que otra travesura por parte de los pequeños.

Muchas son las fuentes en las que erróneamente vinculan el origen de truco o trato a las persecuciones de los protestantes por parte de los católicos y el intento de atentado para destruir el Palacio de Westminster, en la Inglaterra del rey Jacobo I (inicios del siglo XVII). Pero nada tiene que ver este hecho histórico con la celebración del Halloween y mucho menos con el acto de ir los niños disfrazados por las casas, ya que se trata de la Guy Fawkes Night [Noche de Guy Fawkes] que se conmemora el 5 de noviembre. En realidad es una tradición muy diferente y que nada tenía que ver en su origen con el Halloween y que con los años ha acabado acoplándose a esta celebración.

En la Edad Media era una costumbre muy extendida por muchos países el hecho de que la noche de cada 1 de noviembre (Día de Todos los Santos y víspera del Día de los Santos Difuntos) pasar por las casas en busca de alimentos y limosnas a cambio de rezar unas oraciones por el alma de los muertos de cada familia. Esto era realizado por personas adultas (mayoritariamente mujeres) quienes iban acompañadas de sus hambrientos hijos. Muchos son los lugares en los que esta tradición perduró y en el que se encontró por el camino con una celebración (Halloween) que se extendió por un gran número de países.

Pero el truco o trato tal y como lo conocemos actualmente no empezó a realizarse hasta finales del siglo XIX (el escrito más antiguo en el que se menciona esta práctica corresponde al año 1895 en Escocia). El traslado y popularización de la fiesta de Halloween a Estados Unidos también puso de moda el hecho de ir los pequeños por las casas a pedir dulces, pero hasta 1911 no hay ninguna anotación en la que aparezca mencionado. Los años 20 fueron los de la expansión de la celebración, pero cuando realmente se hizo popular (a nivel mundial) fue a partir de 1950, año en el que una familia de Pensilvania inició una campaña de recogida de dulces y alimentos a favor de la UNICEF, utilizando para ello el truco o trato. A partir de entonces, la aparición y mención de esta campaña por parte de múltiples medios de comunicación lo convirtieron en uno de los ejes centrales de la celebración de cada Halloween.

 

Lee otros posts relacionados con Halloween

 

Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

 

Fuente de la imagen: Kevin Rivoli (saturdayeveningpost)

Samhainofobia: el miedo atroz a la fiesta de Halloween

Samhainofobia el miedo atroz a la fiesta de Halloween
Tal y como os explicaba  en el post sobre el origen e historia de Halloween, esta antiquísima festividad comenzó a celebrarse de modo multitudinario a partir de ponerse de moda Estados Unidos, donde llegó a mediados del siglo XIX, tras la masiva inmigración de irlandeses que fueron los que llevaron hasta allí esta celebración que era una mezcolanza de la fiesta cristiana de la Víspera de Todos los Santos y la tradición celta del Samhain y que tiene lugar cada 31 de octubre.

No todo el mundo disfruta de Halloween de la misma forma, ya que existe un grupo de personas que padecen un miedo atroz e injustificable a todo lo que rodea a esta celebración y son conocidos como ‘samhainofóbicos’, que es el término que se le ha asignado para definir a esta fobia. Curiosamente los expertos han utilizado para acuñar a esta fobia el modo antiguo del nombre de la celebración celta (Samhain).

Todo aquello que tiene que ver con la fiesta de Halloween crea fobia a los que la padecen, no pudiendo soportar la decoración, las calabazas y músicas tétricas, los disfraces y sobre todo los sustos que se realizan.  Cada vez es mayor la presencia de elementos decorativos y la duración de los festejos del Halloween (algunos parques temáticos comienzan a celebrarlo a finales de septiembre),  un hecho que acentúa más el miedo de estas personas ya que está muy presente en muchas rutinas del día a día (anuncios y programas de televisión, decoración en centros comerciales y/o tiendas…).

La samhainofobia está mucho más extendida de lo que realmente se cree, pues esta misma patología aúna a otras fobias a elementos que están presentes en la celebración del Halloween: fantasmas (espectrofobia),  oscuridad (nictofobia), gatos (ailurofobia), cementerios (coimetrofobia) o arañas (aracnofobia), por citar unas pocas.

También podemos encontrarnos con aquellas personas que, por motivos religiosos, están totalmente en contra de la celebración del Halloween y todo lo relacionado con ésta les causa malestar y ansiedad.

 

Lee otros posts relacionados con Halloween

 
Portada Vuelve el listo que todo lo sabe

 

Curiosidad que forma parte del libro “Vuelve el listo que todo lo sabe” de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/vuelve-el-listo-que-todo-lo-sabe

 

Fuentes de consulta: fobias.net / phobia-fear-release.com
Fuente de las imágenes: giarose (Filckr) y Terry.Tyson (Flickr)

¿Cuál es el origen de la fiesta de Halloween?

En España se popularizó el término Halloween gracias al éxito que obtuvo la película ‘La noche de Halloween’ dirigida por John Carpenter en 1978. Hasta entonces había sido una celebración que la sentíamos (erróneamente) bastante ajena a nuestra cultura y costumbres, más habituados a llamarla ‘Víspera de Todos los Santos’ y en la que se comen castañas, boniatos, panellets, huesos de santo e incluso se acude a las tradicionales representaciones de Don Juan Tenorio.

El origen de la fiesta de Halloween es antiquísima y proviene de la unión de dos celebraciones totalmente diferentes. Por una parte la cristiana del Día de Todos los Santos y por otra el Samhain, una celebración celta en la que celebraban el final de la época de las cosechas y se iniciaba un nuevo periodo, el Año Nuevo Celta. Esa mezcla entre lo viejo y lo nuevo hacía que, los mitos y leyendas acerca de espíritus que regresaban y se mezclaban entre los vivos en aquella celebración, tomase un carácter misterioso, teniendo a la muerte como protagonista de la fiesta.

Existía la creencia que decía que los muertos se mezclaban con los vivos con la intención de llevarse algunas almas. La solución que tenían los humanos para engañarlos y no ser llevados era disfrazándose de espíritus malignos.

El término Halloween proviene de la frase ‘All Hallows’ Eve’, que significa ‘Víspera de Todos los Santos’. La importante inmigración que hubo a partir de mediados del siglo XIX en la que más de 3 millones de irlandeses se trasladaron hasta los Estados Unidos, hizo que éstos se llevasen consigo sus tradiciones y costumbres, siendo la de Halloween una de las más aceptadas y populares (fueron los propios irlandeses quienes acuñaron el término, mucho antes de viajar hasta EEUU).

La fiesta de Halloween, en la que tanto adultos como niños se disfrazan y pasan una divertida a la vez que terrorífica noche, ha adquirido una popularidad inesperada, celebrándose en la actualidad prácticamente en todos los rincones del planeta y compartiendo espacio con otras muchas tradiciones locales que se realizan en la Víspera de Todos los Santos.

 

Lee otros posts relacionados con Halloween

 

Ya está a la venta la edición de bolsillo del libro ‘Ya está el listo que todo lo sabe’

 

Curiosidad que forma parte del libro “Ya está el listo que todo lo sabe” (366 curiosidades para descubrir el porqué de las cosas cada día) de Alfred López publicado por Editorial Léeme Libros.
Compra el libro online y recíbelo a través de un mensajero en tan solo 24 horas y sin pagar gastos de envío: http://latiendadeleemelibros.bigcartel.com/product/ya-esta-el-listo