BLOGS
Ya está el listo que todo lo sabe Ya está el listo que todo lo sabe

Curiosidades, anécdotas e historias sorprendentes para ser cada día un poco más listos.

Archivo de la categoría ‘Anecdotario’

La curiosa felicitación de cumpleaños de Eric Idle (Monty Python) al Primer Ministro John Major [Anécdota]

La curiosa felicitación de cumpleaños de Eric Idle (Monty Python) al Primer Ministro John Major [Anécdota]

Eric Idle es uno de los miembros más conocidos del grupo humorístico británico ‘Monty Python’. Su dilatada carrera como actor ha hecho que sean muchos los momentos estelares que de él se recuerdan pero, sin lugar a dudas, hay un sketch (interpretado por primera vez en septiembre de 1969 en la tercera temporada del exitoso programa ‘Monty Python’s Flying Circus’) llamado ‘Nudge nudge’ (Codazo codazo).

En dicho sketch Erick Idle interpreta a Arthur, un cansino joven que durante toda la conversación con otro hombre (interpretado por Terry Jones), que se encuentra tranquilamente tomando una jarra de cerveza en un pub, le va dando codazos al mismo tiempo que le dice (nudge nudge). Esta escena ha sido, posiblemente, una de las más representadas ya no solo por el grupo a lo largo de su dilatada carrera (en el cine, nuevas grabaciones de programas o en representaciones teatrales) sino por otros muchos humoristas, convirtiendo al personaje de ‘Arthur’ en un popular arquetipo del típico pelmazo en la cultura anglosajona.

La curiosa felicitación de cumpleaños de Eric Idle (Monty Python) al Primer Ministro John Major [Anécdota]Una de las coincidencias en la vida de Eric Idle es que nació un 23 de marzo de 1943, el mismo día que lo hiciera el político conservador John Major. El 12 de enero de 1993, poco más de dos meses antes de que ambos cumplieran los 50 años de edad, el actor envió una curiosa carta de felicitación a su coetáneo, quien en ese momento estaba ocupando el cargo de Primer Ministro del Reino Unido.

La felicitación decía lo siguiente:

Querido Sr. Major,
El 29 de marzo ambos estaremos en los cincuenta.
¿Se le ha ocurrido alguna vez que, por un giro del destino, yo podría ser Primer Ministro y usted podría haber sido el hombre del sketch Nudge Nudge de Monty Python?
Espero que no se sienta decepcionado.
Feliz cumpleaños de todas formas
Eric Idle

La curiosa felicitación de cumpleaños de Eric Idle (Monty Python) al Primer Ministro John Major [Anécdota]

Se desconoce cuál fue la contestación o reacción de John Major.

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente: More Letters of Note
Fuentes de las imágenes: Captura YoutbeWikimedia commons  / @LettersOfNote

‘Efecto Coolidge’, el fenómeno de comportamiento sexual que tomó su nombre del presidente de los EEUU

‘Efecto Coolidge’, el fenómeno de comportamiento sexual que tomó su nombre del presidente de los EEUU

Calvin Coolidge, trigésimo Presidente de los Estados Unidos (1923-1929), fue conocido por ser un hombre de pocas palabras y de trato difícil con los demás debido a su peculiar y reservada forma de ser. Sin embargo, a la hora de gobernar y legislar tenía mano dura y no dudaba ni un segundo en aplicar leyes impopulares, si estaba convencido que con ellas se solucionaría un problema, a pesar que eso le reportase ganar enemigos y perder votos.

A pesar de esta reservada forma de ser y proceder, al señor Coolidge se le atribuye, junto a su esposa Grace Goodhue, una divertida anécdota (más leyenda que historia) que dos décadas después sirvió para dar nombre a un curioso fenómeno sobre el comportamiento sexual en los mamíferos.

Pero primero vamos con una breve explicación sobre este fenómeno y finalizaremos el post con la curiosa anécdota…

El ‘Efecto Coolidge’, descrito en psicología y biología, hace referencia al comportamiento y respuesta de un mamífero ante sus relaciones sexuales con una o varias parejas y cómo el ‘periodo refractario’  (tiempo de recuperación entre una y otra relación sexual) puede aumentar o disminuir dependiendo de si va a repetir el acto con una nueva pareja o con la misma. Según los expertos, en los humanos esto afecta más a los hombres que a las mujeres.

Por poner un ejemplo… En condiciones normales, un hombre tras realizar el acto sexual necesita de ese periodo de recuperación para volver a ponerse en el asunto. Evidentemente, ese tiempo puede ser mayor o menor dependiendo del individuo, edad y otras circunstancias.

‘Efecto Coolidge’, el fenómeno de comportamiento sexual que tomó su nombre del presidente de los EEUUA través del bautizado como Efecto Coolidge se determinó que el tiempo de recuperación suele ser muchísimo menor cuando es con otra pareja con quien se va a realizar el acto y se retarda el periodo refractario post-eyaculatorio si por el contrario se trata de volverlo a hacer con la misma pareja.

Este fenómeno se debe a que ante una nueva pareja/relación sexual los niveles de dopamina se incrementan, como si de un nuevo reto/premio se tratase, lo que nos condiciona a estar activos mucho más rápido y con más ganas de satisfacer a esa nueva pareja sexual. Por el contrario, nuestro sistema límbico no recibe ese subidón de estímulos emocionales tan rápidamente cuando es con la misma pareja con la que queremos repetir el encuentro sexual, alargándose el mencionado periodo refractario que necesitamos para ponernos de nuevo en marcha.

Se ha determinado que en el caso de las mujeres el Efecto Coolidge es irregular y no todas se comportan del mismo modo ante situaciones en las que debe tener un encuentro sexual múltiple con una misma pareja o diferentes, sin embargo este patrón no suele fallar cuando se trata de un hombre el que tiene que tener ración extra de sexo.

Volviendo a Calvin Coolidge, con quien encabezaba el post  y sobre el porqué a ese fenómeno se le bautizó con su apellido, cabe destacar que todo se debe a una anécdota explicada (a modo de chascarrillo) por Frank A. Beach, famoso etólogo co-autor del estudio ‘Patrones de comportamiento sexual’, durante una conferencia ofrecida en 1955…

Resulta que el matrimonio Coolidge realizó una visita oficial a una granja experimental de gallinas y les mostraban por separado las diferentes áreas de aquellas instalaciones. En una de esas salas se encontraban varios gallos manteniendo relaciones sexuales sin parar, algo que llamó la atención de la señora Coolidge quien preguntó al encargado de la visita por la frecuencia de los apareamientos entre los gallos y las gallinas, siendo contestada que eran de una docena de veces al día aproximadamente. Sorprendida por la respuesta, la Primera Dama dijo:

«Cuénteselo al presidente cuando pase por aquí»

Cuando llegó el turno de Calvin Coolidge de pasar por aquella sala y tras explicarle la frecuencia con la que los gallos se apareaban, el presidente preguntó si esa docena de veces lo hacían con la misma gallina todo el rato y la respuesta de la persona que le estaba atendiendo fue que evidentemente no, que lo hacía con diferentes gallinas, a lo que Coolidge dijo categóricamente:

«Pues entonces cuénteselo a la señora Coolidge»

Evidentemente no hay constancia alguna de la veracidad de esta anécdota que más bien puede tratarse de un chiste que surgió a raíz del carácter reservado, áspero y taciturno del presidente y sobre todo a su profunda religiosidad.

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con Curiosidades de ciencia

 

 

Fuente de las imágenes: Wikimedia commons 1 /  Wikimedia Commons 2
Parte de este post forma parte de una colaboración que escribí para Naukas, el 8 de septiembre de 2014, con el título ‘El presidente estadounidense que dio nombre a un curioso fenómeno de comportamiento sexual’

Dos curiosas anécdotas (cara y cruz) en la historia de la esgrima olímpica

Dos curiosas anécdotas (cara y cruz) en la historia de la esgrima olímpica

En todos los eventos deportivos (ya sean unos Juegos Olímpicos, los campeonatos mundiales o un certamen local) suceden infinidad de anécdotas entre los participantes, pasando unas casi desapercibidas y otras a la posteridad.

En el post de hoy, y coincidiendo que se están disputando estos días los JJOO de Río 2016, he decidido rescatar dos pequeñas historias que ocurrieron en un mismo deporte: la esgrima (pero en juegos de diferentes años) pero que son la cara y cruz de lo que puede llegar a ser un deportista honesto de otro que no lo es.

Empezaré con la cara o anécdota positiva. Sucedió en los JJOO de Los Ángeles 1932. Aquella era la primera ocasión en el que en la modalidad de esgrima se permitía la participación de mujeres (como deporte es uno de los pocos que lleva desde los primeros Juegos Olímpicos de Atenas 1896).

En la categoría de Florete individual femenino disputaron la final Ellen Preis (representante de Austria) y Heather Seymour Guinness (por Gran Bretaña y conocida familiarmente como ‘Judy’). Durante el duelo decisivo los jueces otorgaron la victoria a Judy Guinness y por tanto la medalla de oro era para ella, pero en un gesto de deportividad advirtió a los jueces que su contrincante le había tocado dos veces en lugar de una, motivo por el que el oro pasó a ser para la austriaca y a la británica le correspondió finalmente la plata.

Ese gesto de ‘fair play’ hizo que Judy Guinness pasase a la historia del olimpismo como una de las deportistas más nobles.

Pero en el lado contrario se encuentra Boris Onischenko quien representó a la Unión Soviética en los Juegos Olímpicos de Montreal 1976 en la modalidad de ‘Pentatlón moderno’, una competición por equipos que constaba de cinco deportes: tiro deportivo (pistola), esgrima, natación, salto ecuestre y carrera a pie campo a través.

Para Boris Onischenko aquellos eran sus terceros JJOO, anteriormente había participado en México 1968 (donde ganó la medalla de plata por equipos) y Múnich 1972 (en la que ganó el oro por equipos y la plata individual). Era considerado como uno de los grandes deportistas de su nación.

En Montreal 1976, cuando llegó el turno de la esgrima (en el equipo de Pentatlón moderno) Onischenko fue el encargado de representarlos y quien tenía más posibilidades de ganar algún metal. Se enfrentó contra los representantes del equipo británico y uno tras otros cayeron fácil y rápidamente.

Tras imponer la delegación de Gran Bretaña una reclamación, ante la sospechosa rapidez con la que se registraban los toques que había dado el soviético a sus adversarios (por un sistema eléctrico por el que las espadas registran al entrar en contacto con el cuerpo) los jueces de la competición decidieron requisar la espada a Onischenko para examinarla con detenimiento, descubriendo que había sido modificada para marcar los toques sin haber ni tan siquiera rozado al contrario.

Boris Onischenko fue expulsado de los Juegos Olímpicos y se convirtió en la vergüenza de los deportistas soviéticos, siendo expulsado del equipo nacional e inhabilitándolo de por vida a practicar cualquier deporte profesional.

Para la posteridad quedó el mote ‘Boris, el tramposo’ con el que fue recordado a partir de aquel momento.

 

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Un puñado de libros recomendados para leer este verano

Un puñado de libros recomendados para leer este verano

La época estival es el momento en el que solemos tener más tiempo para dedicarnos al ocio y leer relajadamente todos aquellos libros que tenemos pendientes.

Al igual que ya he hecho en otras ocasiones, este año también quiero recomendar a través de mi blog un puñado de libros que, estoy convencido, será del agrado de todos vosotros.

Cabe destacar que todos ellos están escritos por personas a las que admiro y aprecio mucho, siendo la mayoría miembros del colectivo de divulgación científica Naukas al que también pertenezco.

 

  • Un puñado de libros recomendados para leer este veranoVamos a comprar mentiras de José Manuel López Nicolás

Ya por su cuarta edición, Vamos a comprar mentiras (Editorial Cálamo), es uno de los libros que más falta estaba haciendo.

José Manuel López Nicolás, al que muchos de vosotros conoceréis por su extraordinario blog Scientia (con el que lleva varios años ganando todos los premios habidos y por haber de la blogosfera hispana), nos acerca con este libro a todo aquello que permanece oculto o confuso en el mundo de las etiquetas en los productos de alimentación y cosmética que tantas veces consumimos pero que en realidad no sabemos qué es lo que estamos comprando.

 

  • Un puñado de libros recomendados para leer este veranoTodo es cuestión de química de Deborah García Bello

En un tiempo en el que parece que hay un rebrote de quimiofobia por parte de un sector de la sociedad nos encontramos con  Deborah García Bello quien nos invita a través del libro ‘Todo es cuestión de química’ (Editorial Paidós) a observar con otros ojos todo lo que nos rodea y nos ayudará a descubrir la belleza que se encuentra tras ello y todo gracias a la química.

Deborah también ha dado el salto desde su premiado blog Dimetilsulfuro y se ha convertido en una de las divulgadoras que más presente está actualmente en todos aquellos eventos de divulgación científica que se precie.

 

  • Un puñado de libros recomendados para leer este veranoLa ciencia en la sombra de JM Mulet

José Miguel Mulet es un auténtico fenómeno, convirtiendo en best seller todos los libros que escribe. En esta ocasión ‘La ciencia en la sombra’ (Editorial Destino) es su cuarto libro y, con apenas un mes desde que se publicó a mediados de junio, está arrasando en ventas y llenando las librerías donde realiza alguna presentación.

En esta ocasión Mulet ha dejado de lado los productos transgénicos, los mitos sobre la alimentación o los engaños de las pseudociencias para adentrarse en el apasionante mundo de la investigación realizada por los científicos forenses, tan de moda actualmente gracias a las series, películas y novelas policiacas. Si eres un apasionado de CSI no puedes perderte este libro.

 

  • Un puñado de libros recomendados para leer este veranoDISECCIONES: Diez relatos sobre la enfermedad (varios autores)

Detrás de ‘Disecciones’ (Next Door Publishers) se encuentra Oihana Iturbide, quien de forma impecable y con una edición exquisita ha sabido reunir en este libro a una decena de divulgadores primerísimo nivel y que han escrito cada uno de ellos una historia que tiene que ver con diferentes aspectos de la enfermedad (alzhéimer, cáncer, párkinson, alcoholismo, síndrome de capgras o coma cerebral).

Los divulgadores que están detrás de estos diez apasionantes relatos son: José Ramón Alonso, Fátima Casaseca, Juan Gracia Armendáriz, Marta Macho-Stadler, Xurxo Mariño, Javier Peláez; Angélica Pérez, Natalia Ruiz Zelmanovitch, Miguel Santander y César Tomé.

 

  • Un puñado de libros recomendados para leer este veranoAnatomía de la lengua de Elena Álvarez Mellado

Y como suelo decir en algunas ocasiones… ‘no solo de ciencia vive el hombre (y mujer, claro)’ por lo que esta quinta recomendación la he reservado para ‘Anatomía de la lengua’ (Editorial Vox) un entretenido e interesantísimo libro lleno de curiosidades sobre la lengua escrito por Elena Álvarez Mellado y puesto en marcha por el colectivo Molino de ideas.

Aquellos que sois asiduos a este blog sabéis de mi predilección por las etimologías y curiosidades que podemos encontrar a través de la lengua, por lo que si sois de los que os gusta ese tipo de post vais a disfrutar de lo lindo con este libro.

 

Y me vais a permitir que para terminar este post, en el que os he recomendado un puñado de libros para leer este verano, haga un poco de autobombo y aproveche para recomendar también mis dos libros de curiosidades ‘Ya está el listo que todo lo sabe’ y ‘Vuelve el listo que todo lo sabe’, publicados por la Editorial Léeme Libros en 2012 y 2015, respectivamente.

Un puñado de libros recomendados para leer este verano

 

Lee mis otras recomendaciones literarias que publico en la sección #UnoAlMes

 

Cuando el presidente Eisenhower se detuvo para recoger autoestopistas [Anécdota]

Cuando el presidente Eisenhower se detuvo para recoger autoestopistas [Anécdota]

Dwight D. Eisenhower fue nombrado 34º Presidente de los Estados Unidos tras haber pasado la mayor parte de su vida dedicado al ejército. Su intachable hoja de servicio (sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial) lo llevó a lo más alto del escalafón militar, algo que facilitó en gran medida que ganase las elecciones celebradas en 1952.

Pero a pesar de su nueva condición de presidente Ike (como era popularmente conocido) nunca se olvidó de su pasado militar y siempre que pudo ayudó a todo aquel que pertenecía o había formado parte de los ejércitos de EEUU.

Por tal motivo había sido muy frecuente, antes de ser inquilino de la Casa Blanca, que parase su automóvil cada vez que veía a alguien vestido de militar haciendo autoestop y lo recogiese.

Pero esa costumbre no la perdió durante su presidencia y a pesar de que ya no era él quien conducía, hubo más de una ocasión en la que yendo en el coche presidencial había ordenado a su chofer parar y recoger a soldados autoestopistas.

En las navidades de 1954, mientras se dirigía junto a su esposa Mamie Geneva Doud en el coche oficial a su residencia de invierno en Camp David, observó dos jóvenes uniformados en el arcén. Ordenó parar el auto y envió a su jefe de seguridad para que se informase quiénes se trataba y adónde se dirigían.

Sus nombres eran William L. Weaver y Harold D. Payne (de 19 y 20 años de edad) y estaban prestando servicio en la Base del Cuerpo de Marines Camp Lejaune en Jacksonville (Carolina del Norte). Les habían concedido un permiso navideño y se dirigían a sus respectivos hogares (William a Dewitt, Michigan y Harold a Akron, Ohio).

A pesar de que el destino de los jóvenes marines no estaba dentro del trayecto del presidente, Eisenhower ordenó que les hicieran sitio en uno de los coches de la comitiva y los acompañaron a lo largo de 65 kilómetros (hasta el punto en el que el séquito presidencial se desviaba hacia Camp David.

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons

Tres curiosas anécdotas ocurridas en ceremonias de entrega de los Premios Oscar

Tres curiosas anécdotas ocurridas en ceremonias de entrega de los Premios Oscar

Un año más, llega el día en el que se celebra la entrega de los Premios al Mérito concedidos por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, comúnmente conocidos como Premios Oscar (en esta ocasión es su 88.ª edición).

Unos premios que a lo largo de su historia (desde que comenzaron a entregarse en 1929) ha tenido un gran número de anécdotas y curiosidades relacionadas con las galas, los nominados o  ganadores.

A continuación os explico tres curiosas anécdotas ocurridas en ceremonias de entrega de los Premios Oscar…

La duración de los agradecimientos en los Oscars en 2001

Preocupados por la duración del tiempo que dedicaban los ganadores a dar los agradecimientos, ya que la anterior gala se había alargado cuatro horas, los organizadores de los 73º Premios Oscar decidieron premiar a quien diera el discurso más breve con un fantástico equipo de televisión. Se lo llevó Michael Dudok de Wit, quien utilizó tan solo 18 segundos para dar los agradecimientos tras recoger su Oscar al mejor corto de animación ‘Father and Daughter’. La anécdota la protagonizó Julia Roberts ganadora del Oscar a la mejor actriz por su interpretación en la película ‘Erin Brockovich’, pues lo primero que dijo cuando subió al escenario a recoger el premio fue:

‘Qué demonios, yo ya tengo tele, y como no sé si voy a volver a estar aquí arriba en toda mi vida, me voy a tomar el tiempo que necesite para agradecer el premio a quien quiera’

El Oscar rechazado por Marlon Brando

En 1973 se le concedía el Premio Oscar como mejor actor principal a Marlon Brando por su gran interpretación en la película ‘El Padrino’, pero a la hora de anunciar su nombre y subir a recoger la estatuilla la ceremonia Brando no estaba en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles donde se celebraba la ceremonia y en su lugar envió a una joven de ascendencia Apache llamada Sacheen Littlefeather, quien portaba con ella un contundente mensaje del actor que había decidido rechazar el premio como protesta por el trato vejatorio que la industria del cine (y la sociedad estadounidense en general) había dado a lo largo de los años al pueblo nativo americano (por aquel entonces llamados comúnmente ‘indios’). Sacheen portaba consigo un larguísimo discurso escrito por Marlon Brando que ocupaba 15 páginas y que debía leer desde el escenario, pero los organizadores de la gala se lo prohibieron (ante la amenaza de ser detenida), dándole tan sólo un minuto de tiempo para explicar el motivos de renuncia del premio por parte del actor.

El espontaneo que se paseó desnudo por el escenario

Durante la ceremonia de los 46ª entrega de los Premios Oscar en 1974, mientras David Niven (uno de sus cuatro presentadores) se encontraba dando paso a la intervención de la actriz Elizabeth Taylor un hombre llamado Robert Opel cruzó el escenario totalmente desnudo y haciendo el símbolo de la paz con su mano izquierda. Se trataba de un acto de protesta para reivindicar los derechos de los homosexuales. El espontaneo, fotógrafo de profesión, había podido llegar hasta el backstage del Dorothy Chandler Pavilion acreditándose como periodista. Muchos son los que, con el tiempo, han señalado que no fue algo espontaneo y que tras ese acto estaban involucradas varias personas de la organización. Muy recordara fue, también, la ingeniosa frase que soltó David Niven tras ver aparecer desnudo a Robert Opel (hay quien asegura que también estaba preparada):

‘Es fascinante pensar que, probablemente, la única carcajada que ese hombre ha arrancado en su vida ha sido mostrando sus pequeñeces’

 

Otras curiosidades relacionadas con los Premios Oscar:

 

 

Fuente de la imagen: prayitnophotography (Flickr)

La película a la que se le retiró el Oscar tres semanas después de ganarlo

La película a la que se le retiró el Oscar tres semanas después de ganarlo

Varias han sido las ocasiones en las que una nominación a los Premios Oscar se ha retirado de la competición tras descubrirse (antes de concederse el premio) que había algún tipo de irregularidad: optar al mejor guion original y ser realmente una adaptación, haberse utilizado una canción o banda sonora nominada por una película previamente en otra o no estrenarse dentro del año por el que se compite.

Pero hay un único caso en la historia de los Oscar en el que se ha concedido y entregado el premio y posteriormente se ha exigido al ganador que devolviese la preciada estatuilla…

La película a la que se le retiró el Oscar tres semanas después de ganarlo (cartel de Young Americans)El 14 de abril de 1969 se celebró en el Dorothy Chandler Pavilion de Los Ángeles la 41ª ceremonia de entrega de los Premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas (comúnmente conocidos como Premios Oscar). En el apartado de ‘Mejor largometraje documental’ la cinta premiada fue Young Americans’, película documental dirigida por Alexander Grasshoff y en la que se relataba la gira veraniega realizada por un grupo de adolescentes que pertenecían al coro musical llamado ‘The Young Americans choir’.

Pero tres semanas después, Alexander Grasshoff recibió una llamada telefónica que le dejó la sangre helada: el 7 de mayo Gregory Peck (en aquel momento Presidente de la Academia) comunicaba la fatal noticia de que el Premio Oscar que les habían entregado debía ser devuelto y quedaban despojados del mismo.

El motivo de tal decisión fue que a la Academia le había llegado de forma anónima un ‘chivatazo’ en el que les comunicaban que el documental ‘Young Americans’ se había preestrenado en octubre de 1967 en un pequeño cine de Carolina del Norte, algo que solo facultaba a la película a optar a los Oscars que se entregaban en 1968 (en el que no se había presentado la candidatura) y no en el año por el que participó y ganó.

El gran beneficiado de tal decisión fue ‘Journey into Self’ dirigido por Tom Skinner, un documental que retrata una sesión de terapia de grupo en el que participaban ocho personas muy diferentes entre ellas. El 8 de mayo, un día después de retirar el premio a ‘Young Americans’, desde la academia de cine se anunció que este otro documental era el ganador del Premio Oscar.

Vídeo con un pequeño fragmento de la película documental ‘Young Americans’

Vídeo del momento de la entrega del Premio Oscar a ‘Young Americans’ como ‘Mejor largometraje documental’

Vídeo con un pequeño fragmento de la película documental Journey into Self

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades y anécdotas del mundo del cine

 

 

Fuentes de las imágenes: Captura Youtube / Wikimedia commons

La broma que más le gustaba gastar al presidente Lyndon B. Johnson [Anécdota]

La broma que más le gustaba gastar al presidente Lyndon B. Johnson [Anécdota]

Varias eran las aficiones que tenía el presidente estadounidense Lyndon B. Johnson, pero entre ellas destacaban los automóviles y la pasión que sentía con todo lo relacionado con navegar, motivos más que suficientes para adquirir a mediados de los años 60 un ‘Amphicar’, un curioso automóvil anfibio fabricado en Alemania Occidental y del que tan solo se comercializaron 3.878 unidades.

El Amphicar era un coche de aspecto normal pero que si se  introducía en el agua flotaba y se desplazaba como si de una lancha se tratara.

Jugando con la ventaja de que casi nadie conocía la existencia de este tipo de vehículos, el presidente Johnson aprovechaba las visitas que le hacían a su rancho ‘Haywood’ en Texas para gastar una broma a sus conocidos.

Les invitaba a montar en su nuevo auto y decía que les iba a dar un paseo por la finca. Una vez tomado el camino que hacía pendiente e iba a parar directamente al embarcadero del lago, el presidente Johnson comenzaba a gritar y hacer aspavientos como si los frenos del coche se hubiesen estropeado.

Como es de imaginar, aquellos que iban montados en él (solía ser el propio Lyndon al volante más un par de acompañantes) entraban en pánico, sobre todo cuando el auto impactaba en el agua. Pero inmediatamente comenzaba a flotar y se deslizaba como una lancha, momento en el que el presidente comenzaba a reírse a carcajadas.

Evidentemente esta broma no le hacía gracia a casi nadie, por lo que rápidamente empezó a correr la noticia entre sus conocidos para que no picasen.

Uno de los momentos anecdóticos de esta broma fue cuando en el verano de 1965 se la gastó a su recién nombrado asistente para asuntos presidenciales, Joseph Califano, quien al ver que el auto iba a impactar contra el lago intentó saltar en marcha, algo que aprovecharía Lyndon B. Johnson para reprochárselo ante su secretaria Vicky McCammon (que también iba montada en el Amphicar):

‘Vicky ¿has visto lo que ha hecho Joe? A él le importa un comino su presidente. Solo quería salvarse y salir del coche’

 

 

Lee y disfruta de más anécdotas e historias curiosas como esta en el apartado Anecdotario de este blog

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons (en la fotografía que ilustra este post aparece Lyndon B. Johnson conduciendo el Amphicar junto a Eunice Kennedy Shriver –hermana de JFK-  y Paul Glynn –su asesor en asuntos militares- en el lago del rancho Haywood, tras gastarles a éstos también la broma.  La foto fue tomada el 10 de abril de 1965 por Yoichi Okamoto)

Cuando a Chaplin le concedieron un Oscar honorífico para no darle cuatro de diferentes categorías

Cuando a Chaplin le concedieron un Oscar honorífico para no darle cuatro de diferentes categorías

El 16 de mayo de 1929 se celebró, en el salón Blossom del Hotel Hollywood Roosevelt, la primera ceremonia de los Premios de la Academia al Mérito (no recibiría oficialmente el nombre de Premios Oscar hasta 1939) en la que se quería galardonar a aquellos profesionales y películas que más habían destacado entre todas las estrenadas desde el 1 de agosto de 1927 al 31 de julio de 1928.

Tres meses antes, en el momento de anunciar los ganadores (en esa primera ocasión se sabía quién ganaba con tres meses de anticipo), se encontraron con un pequeño problema debido a que el premio en cuatro categorías (de las doce que se entregaban) iba a ser claramente para una misma persona: Charles Chaplin, quien optaba por ‘El circo’ al de mejor director, actor, argumento y película (él era el productor).

Los 36 miembros de la recién creada ‘Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas’ estaban convencidos de que Chaplin merecía llevarse los cuatro premios pero temían que, al tratarse de la primera vez que se entregaban, el resto de profesionales que optaban a las mismas categorías no aceptasen de buen grado que una misma persona se los llevase y más cuando había actores o actrices que optaban al premio por varias películas y podrían quedarse sin la estatuilla (es el caso del actor Emil Jannings que competía al de mejor actor con las películas ‘La última orden’ y ‘El destino de la carne’ o la actriz Janet Gaynor que lo hacía con los films ‘El séptimo cielo’, ‘El ángel de la calle’ y ‘Amanecer’).

Así pues, el presidente de la academia Douglas Fairbanks (amigo personal de Chaplin y su socio en la productora United Artists) decidió que lo mejor que podían hacer era concederle a Charles Chaplin un único ‘Premio honorífico al mérito’ por su ‘versatilidad y genialidad en la actuación, guion, dirección y producción de El circo’.

De este modo resolvieron el problema para aquella primera ceremonia y pudieron ser unos premios más repartidos (Emil Jannings y Janet Gaynor pudieron llevarse sus correspondientes estatuillas).

 

 

Lee y descubre en este blog más posts con curiosidades y anécdotas del mundo del cine

 

 

Fuente de la imagen: Wikimedia commons 

Una docena de científicos y sus curiosas aficiones

Muchas son las ocasiones en las que, según qué tipo de profesional se trate, tenemos estereotipadas a ciertas  personas y les asignamos (quizás involuntariamente) ciertos clichés. Uno de esos colectivos es el de los científicos a quienes se les suele tener como tipos serios, vestidos con una bata blanca, metidos todo el día en un laboratorio y pensando siempre en sus investigaciones y descubrimientos.

Pero realmente los científicos no son así (o al menos la mayoría) y a lo largo de la historia ha habido un buen puñado que han sido insignes y famosísimas figuras de la ciencia pero que también han sabido pasárselo a lo grande gracias a sus curiosas aficiones.

A continuación tenéis una docena de ejemplos (comprobaréis que todos son científicos varones, pero, no os preocupéis, estoy preparando un próximo post con las curiosas aficiones de mujeres científicas).

Albert Einstein tocando el violín

Albert Einstein tocando el violín

  • Albert Einstein, entre el violín y las mujeres

Sin lugar a dudas, la afición más conocida del padre de la teoría de la relatividad era la música y su pasión por tocar el violín. Desde bien pequeño se sintió muy atraído por el violín, tomando clases particulares y tirando en una ocasión una silla contra su profesora, porque no veía que no avanzaba como él deseaba.

Pero hay otra afición que marcó la vida del genio de origen alemán: su debilidad por las mujeres. Le gustaban todas y siempre que tenía ocasión intentaba seducir alguna. Su característica imagen algo desaliñada, unida a su gran intelecto hacía que desprendiese una gran atracción hacia las féminas, hecho que el físico supo aprovechar en infinidad de ocasiones.

Tuvo romances con un gran número de mujeres, incluyendo a prácticamente todas las secretarias del Káiser Guillermo II. Esta afición le llevó a divorciarse de Mileva, su primera esposa.

Un hecho anecdótico de Einstein, antes de contraer matrimonio por segunda vez, fue cuando se sintió fuertemente atraído por llse, la hija de su prometida Elsa. La joven, que por aquel entonces contaba con 22 años escribió una nota a un amigo en la que le contaba:

“Ayer se planteó de pronto la pregunta sobre con quién debería casarse Albert, si conmigo o con mamá”.

John von Neumann junto a su esposa Clara

John von Neumann junto a su esposa Clara

  • John von Neumann, el rey de la fiesta

Conocido por ser uno de los matemáticos más brillantes de la era moderna, von Neumann era un gran amante de las fiestas y reuniones sociales. Su imagen de hombre serio y vestido con sus elegantes trajes de color gris, distaban mucho de la cara más divertida que ofrecía a sus invitados.

Era un gran entusiasta de la historia antigua y medieval, así como de todo lo relacionado con el Imperio Romano. Era frecuente verlo hacer un divertido ejercicio junto a su esposa Clara, en el que uno de sus invitados escogía una página al azar de la extensa biblioteca que poseía el matemático y éste era capaz de recitar de memoria el texto a partir de la línea señalada.

Muchas eran las semanas en las que se celebraban dos fiestas en la casa que el matrimonio von Neumann poseía en Plicenton, lugar donde John se encontraba en su salsa siendo un perfecto anfitrión y divirtiendo a los presentes con un buen número de chistes verdes o sobre judíos. Lee el resto de la entrada »